Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

¿Es Putin comunista? El comunismo, desprestigiado, se oculta en todo el mundo


Nota

Putin es comunista, pero lo oculta porque el comunismo está tan desprestigiado que se considera un estigma. Nadie en el mundo se proclama hoy comunista, pero hay comunistas por todas partes, hasta en la sopa.

El planeta está lleno de "déspotas" y "autócratas" que son opresores y enemigos de la libertad, que adoran el Estado, que desprecian la libertades y derechos individuales y que en el pasado eran llamados "comunistas".

El comunista Putin, hoy un autócrata, un déspota o un tirano, tiene todos los rasgos del viejo comunismo soviético, pero huye de ser llamado comunista: odia la libertad, tortura y asesina a sus enemigos, es apoyado por los comunistas del mundo, escupe contra la democracia y los países occidentales que defienden ese sistema y hasta es capaz de amenazar al mundo con la Tercera Guerra Mundial.
---



Putin es comunista, pero odia reconocerlo
Putin es comunista, pero odia reconocerlo
El comunismo ha muerto por fin, pero sólo como denominación. Está tan desprestigiado y cargado de suciedad que los comunistas ahora se llaman populistas, nacionalistas, patriotas y hasta demócratas del pueblo. Sin embargo, a pesar de que no existen comunistas, el viejo comunismo está más presente que nunca en nuestro mundo, de nuevo dividido en dos bandos: por un lado los que se autoproclaman demócratas y defienden un sistema de libertades, que en realidad son más aparentes que efectivas, pero que son libertades al fin y al cabo, y el mundo de los autócratas, opresores y tiranos, que odian la democracia, la libertad y adoran el Estado, del que se apropian y lo utilizan para perpetuarse en el poder y aplastar a sus adversarios, sobre todo al pueblo que no se somete a la tiranía.

El venezolano Maduro no se considera un comunista, pero lo es, ni el nicaragüense Daniel Ortega, ni los autócratas rusos y chinos. En muchos países, los viejos partidos comunistas han cambiado su nombre y ahora se denominan populistas y hasta asumen falsamente la democracia, como hacen algunos socialismos. En España, los comunistas ahora se llaman "Podemos".

Casi no existen los comunistas viejos del pasado porque todos ellos han asumido que el capitalismo es el único camino para que el pueblo pueda comer y sus países prosperen. Solo en Cuba se sigue respirando el comunismo rancio del hambre y la opresión visible en las calles, con sus dosis completas de cárceles, torturas y muerte para los adversarios.

Ser comunista hoy consiste en ser tirano, sátrapa y asesino, además de enemigo de la libertad y de los derechos. Te apoyas en un Estado fuerte e implacable que colocas a tu servicio y que somete a todos los ciudadanos. Gracias a ese Estado, el dueño del mundo eres tú.

El comunismo es un vicio y son comunistas los que lo contraen, aunque se cambien de nombre. Sus síntomas son la crueldad, el egoísmo, la violencia, el desprecio al ser humano, la mentira, el odio y la plena incompatibilidad con las libertades y la democracia.

Putin es comunista porque lo fue cuando era un joven oficial del KGB, el aparato represor del Estado Soviético, y nunca dejó de serlo, porque hoy gobierna de manera casi idéntica a como lo hicieron Stalin, Breznev y otros líderes de la extinta Unión Soviética.

Los países dominados por déspotas se unen y fraguan alianzas que se oponen a los occidentales. Hoy ya constituyen un bloque dominado cada día más por China, con Rusia como gran potencia decadente y con otras incorporaciones, como Corea del Norte, Irán, Argelia, Venezuela, Cuba, Nicaragua y otros países que han votado temerariamente a déspotas y autócratas, como Chile, Perú, Colombia y algunos más que dudan o se colocan de perfil porque tienen la cartera en Occidente y el alma en Rusia.

El mundo vuelve a ser bipolar, como lo fue en tiempos de la Guerra Fría, pero hoy todo es mas confuso y es mas difícil discernir quienes son mejores y quienes peores. Al final se trata de una lucha entre la libertad y la opresión, como lo fue en el pasado, aunque muchos defensores de la libertad hoy sean gente despreciable.

El ciudadano asiste a este mundo desgarrado y confuso lleno de estupor y de dudas. Su reacción es odiar a los políticos, que les están construyen un mundo deplorable y malvado, donde siempre hay dos bandos, tanto entre los demócratas como entre los autócratas: el bando de las élites, que son los que gobiernan y disfrutan de los privilegios, el poder y el dinero, y el bando de los simples ciudadanos, aplastados, esquilmados con impuestos y utilizados siempre como carne de cañón, ratas de laboratorio, borregos torpes y escoria prescindible.

Sin la menor duda, esa es la más auténtica y verdadera división del mundo: el de las élites privilegiadas, que son dueñas de todo, incluso de las haciendas y vidas, y el de los parias del pueblo, siempre aplastados y esquilmados.

Francisco Rubiales


- -
Viernes, 16 de Septiembre 2022
Artículo leído 739 veces




Comentarios:

1.Publicado por Eduardo Diaz el 16/09/2022 07:47
Desde mi punto de vista, lo de que que la situación es “confusa”, solo ocurre con los dirigentes de occidente, que no han sabido anteponer los intereses de sus votantes a largo plazo, ante las propuestas “guays” de la hidra bajo la que se escondido el comunismo.

2.Publicado por vanlop el 16/09/2022 08:47

Si escupir contra la democracia de estos países que nos rodean, es comunismo, creo que yo soy comunista.

Como dice, la cuestión está entre la libertad y la opresión. Desgraciadamente, los países donde se puede encontrar una, más o menos, auténtica libertad son muy escasos. Veamos España, una democracia formal y sin embargo con un tirano al frente. porque la diferencia entre este y cualquiera de los tiranos de América, está en que tiene que mantener ciertas formas. Pero eso también ocurre en algunos países, por ejemplo Perú, donde el presidente, comunista, se enfrenta a la Justicia y al Congreso. En realidad, sólo hay unos pocos países donde la opresión sea absoluta, como en Cuba o Nicaragua, pero en todos, la opresión se deja sentir y la democracia no es tal, como aquí.

Entonces, que nosotros nos pongamos a criticar a otros porque nos han dicho que son malos, me parece un ejercicio de sumisión bastante importante. Anoche escuché un poco la tertulia de El gato al agua y don Alejo, se entretuvo en pontificar sobre la tiranía de Rusia y las masacres que hacen los rusos en Ucrania. Aquello fue un ejercicio de propaganda barata, completamente indigno de una persona, que por su profesión, catedrático de Física Nuclear, debería utilizar el razonamiento lógico y sopesar los pros y los contras.

Fue una defensa de la otan en plan propaganda. Pero da la casualidad que la otan ha destruido varios países, en estos últimos años y no me vale que eran países gobernados por tiranos, porque en esos países había unas sociedades razonablemente estables y se han convertido en estados en lucha permanente. Caso de Libia, en la que había un tirano, desde nuestro punto de vista, sin embargo para los libios, acostumbrados a la política tribal, no lo era, porque, de alguna manera, estaba sometido a los jefes de las tribus. Pero en cualquier caso, se ha pasado de una sociedad ordenada en la que todo el mundo comía y tenía unas prestaciones más o menos básicas, a una sociedad dividida, en la que la vida no vale nada. Y eso fue la otan y la víbora de la entonces secretaria de estado useña. Y en estos años, que más o menos coinciden con el gobierno de Putin, Rusia no ha invadido a nadie ni ha destruido ningún país.

Excepto Ucrania. Pero veamos los antecedentes de esta guerra. Durante el comunismo, le fueron cedidas a Ucrania tres provincias de origen ruso. Los ucranianos se dedicaron a presionar a los habitantes rusos de esas provincias para que renunciaran a sus orígenes. En 2014 se firmaron unos acuerdos donde se concedía autonomía a esas provincias, dentro de Ucrania, pero los ucranianos siguieron con la limpieza étnica, matando a muchos. De forma que se formó una guerra civil en esas provincias, con desplazamientos de población y todo lo que lleva una guerra. Y Rusia se mantuvo tranquila, sin intervención directa, a pesar de que todos los días morían rusos.

Cuando Ucrania decidió entrar en la otan, con la consecuencia a más o menos corto plazo, de poner los misiles a dos minutos de Moscú, fue cuando Rusia intervino. Esa intervención se hubiera evitado si se hubieran respetado los acuerdos de Minsk y no hubieran decidido entrar en la otan. Nadie les impedía entrar en Uropa, que ya explicaron en la tertulia de anoche, que era cosa de un montón de años, por la economía de Ucrania y sus posibilidades de homologación. Pero insistieron en la otan, para provocar la guerra abierta con Rusia, que guerra ya había.

Con estos antecedentes, me parece un sarcasmo que los países occidentales tachen a Rusia de tiranía y ellos se pongan los laureles de la democracia, especialmente con tanto puchero como hay.

Luego tenemos al hijo del presidente cobrando de Ucrania, también cobra de China, pero eso de momento no nos interesa. ¿Y es tipo se atreva a contarnos las bondades de la democracia? ¿Y a decirnos que hay que morir por Ucrania?

Por cierto que en la tertulia, alguien dijo que no era fácil decir a los españoles que tendrían que morir sus hijos en Ucrania, alguien dijo que no había problema, que eran soldados profesionales. Sin comentarios.

No entraré en la posición de España, porque estamos hablando si Putin es comunista o no.

Seguramente le quedará un poso comunista, pero desde luego, la sociedad rusa se mueve como si el comunismo hubiera desaparecido y si quedan nostálgico comunistas, son completamente minoritarios, mucho más minoritarios, en proporción, que aquí.

El problema es que como Occidente decidió que Rusia era el enemigo, cuando vieron que no se dejaban dominar, no tenemos más que una información sesgada de como es aquella sociedad y no sabemos lo que ocurre. También olvidamos que los rusos tienen, como todos los pueblos, sus peculiaridades, que en algunos casos, chocan con las nuestras.

El resultado es que no sabemos a ciencia cierta, si Putin es un tirano que machaca a su pueblo o es un gobernante que mira por su pueblo.

Pero en cualquier caso, nadie en occidente puede dar lecciones de democracia a nadie.

Pasmao

Son las dos patas del banco. Son necesarios los dos para alcanzar el objetivo que señala. Porque ese ha sido desde siempre el objetivo. La creación del socialismo y como consecuencia el comunismo, no ha sido más que un camino para conseguir el poder absoluto. A nosotros nos ha tocado ver los pasos finales de esto, Sin embargo, la cosa no la tienen tan fácil y es posible que se les caiga el negocio en el último momento. O eso espero.

3.Publicado por vanlop el 16/09/2022 08:57

Se me ha olvidado, decir que la otan ocupa un trozo de nuestro territorio, al fin y al cabo, Gibraltar es una base de la otan. ¿Y estos son los puros y los santos? ¿Y estos nos van a dar lecciones de democracia? Y mucho más cuando mantienen cuidadosamente ambigua la defensa de España ante Marruecos, al que miman con entusiasmo.

Cierto que en esto la culpa es de la chusma que ocupa el poder y que se supone que ponemos ahí con nuestros votos, pero eso no quiere decir nada, si somos aliados, hay que tratarnos como a tales. Y los fervorines otanísticos de muchos de nuestros políticos, desde vox a podemos, que estos mucho criticar a la otan, pero ninguna propuesta para ponernos en nuestro sitio, resultan contrarios a nuestros intereses. porque si somos aliados, eso es de doble sentido, no que nosotros hagamos el gasto y otros se lo lleven.

4.Publicado por Gallego prosaharaui el 16/09/2022 16:09
Me extraña que en la lista de países gobernados por déspotas no mencione usted a Marruecos.
Supongo que ha sido un olvido, y no se trata del miedo a sufrir represalias que muestran los partidos españoles PSOE y PP, y muchos Medios.

5.Publicado por Pasmao el 16/09/2022 16:19
Buenas tardes Don Francisco

No se si Putin será un comunista vergonzante.

Si se que los "nuestros" se postulan detrás de un "no tendrás nada y serás feliz" que si lo hubiera dicho Putin todo el mundo diría que es comunismo puro, pero como se dice en Davos, bajo el paraguas de la Agenda 2030 hay que bendecirlo.

También se que los "nuestros" abominan de la religión cristiana, hasta el punto en que el Papa y el Vaticano cada día que pasa nos dan una "sorpresa" mas, también en la dirección de esa misma Agenda, apostando por un panteismo y un sincretismo que tira de espaldas. Y Putin quiere que la religió cristiana ortodoxa sea parte fundamental de la nación rusa. Y eso muy comunista no me parece.

Y en occidente, desde esas elecciones USA, sobre todo; no estamos para dar lecciones a nadie ni de libertad y ni de democracia.

Veremos en que acaba el "comunismo" ruso. Pero me da mucho mas miedo en que acaba lo "nuestro".

Les dejo un link muy interesante, aunque algo dsolador, al respecto.

https://www.fpcs.es/el-declive-de-la-razon-en-occidente-1/

Un cordial saludo

6.Publicado por Blogger el 16/09/2022 17:00
Sr. Gallego pro Saharahui: no le tengo miedo ni al mismísimo diablo. Si no he mencionado a Marruecos es por olvido, porque tenia la Diana en países comunistas y populistas de izquierda.

7.Publicado por Pasmao el 16/09/2022 17:06
Buenas tardes otra vez

Les dejo un link sobre una reflexión sobre el Doctor y su poder de seducción.

Me ha parcido interesante. Un caso claro de ponerología aplicada.

https://elmanifiesto.com/tribuna/145672274/La-anagnorisis-de-Pedro-Sanchez.html

Copy/pego una parte

"... Descubrí el otro día una de las claves del éxito sanchista, en un delicioso libro, el de las conversaciones de Goethe con Johann Peter Eckermann, que fue su secretario e hizo el compendio. Hablando sobre Napoleón, apuntaba Eckermann el excepcional poder de seducción que debió de tener Napoleón para que todos los hombres se pusieran de inmediato a sus órdenes y se dejasen llevar por él. Entonces Goethe responde que ello no es así, que su poder de atracción residía en que esos hombres estaban seguros de conseguir bajo Napoleón, y sólo con Napoleón, los fines que se habían propuesto. Y que por ese instinto se le adherían, como se adhieren a quien les infunde similar creencia, porque nadie sirve a otro porque sí, sino porque sabe o cree que sirviéndolo se sirve a sí mismo. Añade Goethe que Napoleón conocía perfectamente a los hombres y sabía sacar de sus debilidades el partido conveniente...."






8.Publicado por Gallego prosaharaui el 16/09/2022 18:00
#6 Gracias por la respuesta y aclaración. Enhorabuena por su actitud y x su trabajo.
Salud2

9.Publicado por mentalmente el 16/09/2022 23:45
Buenas a todos,

¿Qué es el comunismo? Es una pregunta que no tiene una fácil respuesta, ya que según quien reponda dice algo diferente. Sobretodo según si se refieren a:

1. Sistema social/político (comunismo).
2. Ideología que promueve o promete dicho sistema social/político.

La mayoría de la gente está de acuerdo en que el comunismo como tal en la definición 1 no existe, porque viene a significar, un tipo de utopía. Lo que sí que existe es la gente que cree en esa utopía, y de alguna manera absorbe elementos conceptuales en como dicha utopía debe realizarse según Marx y otros autores posteriores seguidores de la corriente marxista.

Tomás Moro acuñó el término utopía, que significa etimológicamente, "lugar que no existe". Pero todos entendemos que significa un modelo de sociedad ideal.

Pero, ya que un lugar que no existe, puede ser mucho peor que el que ya conocemos, podemos hablar también de Distopía, el término fue usado por primera vez por John Stuart Mill representante de la escuela económica clásica y teórico del utilitarismo. En una intervención parlamentaria.

La usó para denunciar la política de tierras del gobierno irlandés: "Quizás sea demasiado elogioso llamarlos utópicos, deberían llamarlos distópicos o cacotópicos. Lo que comúnmente se llama utópico es algo demasiado bueno para ser practicable; pero lo que parecen favorecer es demasiado malo para ser practicable”.

Creo que es importante seguir el hilo de esta idea de una sociedad ideal, y también la contraria a la ideal. Esto en mi opinión es clave para entender el comunismo. Y el motivo de porque fracasa, o porque de una idea utópica, viene a significar en la práctica, algo que sí se parece a una distopía en la realidad.

Algo que se asemeja mucho lo que criticaba John Stuart Mill, que no es que sus ideas fueran demasiado buenas para realizarlas, si no que eran demasiado malas para poder realizarlas.

De alguna manera el comunismo trata de producir una utopía, el problema es la ideología marxista a la que va asociada, que de alguna manera lleva a agredir primero a la humanidad, como quien intenta hacer pan primero machacando los granos de trigo hasta convertirlos en harina. Y luego darles la forma del pan que quieren.

El comunismo básicamente dice que un mundo mejor es posible, pero primero tiene que acabar con todos nosotros como somos actualmente, tiene que reducir la humanidad a la simplicidad más absoluta, y con el poder de la doctrina del estado, del partido comunista, moldear esa sociedad que ha sido machada, hasta que tenga la forma ideal.

Así que el [socialismo marxista], está asociado a toda la parte mala del comunismo, a todo el horror que es capaz de justificarse con tal de acercar la sociedad, teóricamente, más cerca al ideal, y esa manera de pensar, de humillar y machacar la sociedad, está incluido el nazismo y fascismo, ramificaciones del socialismo marxista. Colectivismos que están emparentados con la doctrina marxista.

- La República (Platón 370 a.C)
- Utopía (Tomás Moro 1516)
- Socialismo pre-marxista (Principales autores: Robert Owen, Henri de Saint-Simon, Flora Tristán, Charles Fourier y Étienne Cabet a principios del siglo XIX)
- Nosotros (Zamiatin en 1924) obra a la que se le atribuyen el origen del concepto de la distopía, que influiría en Un mundo feliz de Aldous Huxley, 1984 de George Orwell y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury.
- Un mundo feliz (Aldous Huxley 1932)
- 1984 (George Orwell 1947)
- Farenheit 451 (Ray Bradbury 1953)
- Manifiesto del Partido Comunista (Karl Marx y Friedich Engels, 1848)
- El primer uso de la palabra "distopía" se atribuye a John Stuart Mill en el marco de una intervención parlamentaria en 1868.

Con todo esto, Vladimir Putin, a mi modo de ver, tanto por su gobierno, como por lo que dice en sus discursos, no encaja en ninguna de las maneras clásicas de lo que entendemos por comunismo tradicionalmente. Falta el componente utópico en los discursos de Putin. Tampoco veo que encaje dentro de las concepciones de socialismo anteriores al marxismo. Porque sigue faltando el elemento utópico. Lo que Vladimir Putin promociona de sí mismo y de su gobierno es que se hace cargo de la defensa, de la seguridad y el interés general de la nación.

Yo a Vladimir Putin lo veo más parecido a alguien más bien de ideología conservadora y nacionalista. Justifica el poder del Estado, principalmente como defensor, como elemento de seguridad. Después como capaz de interferir con la economía, pero no de apoderarse de ella, salvo aquellos sectores que considere estratégicos desde el punto de vista de la seguridad y el interés nacional. Por ejemplo la energía. Yo creo personalmente que es un elemento que seguramente nunca se liberará de la economía rusa. Exista o no exista Putin. Hay un discurso de Putin en el que él mismo dice que el socialismo (como se entiende tradicionalmente) no volverá a Rusia, y que no funciona porque lleva la sociedad a un límite. Sería raro que alguien que fuese socialista o comunista dijera algo así.

Los países que han vivido más intensamente el socialismo, y a gran escala, como fue la URSS y China, sufrieron millones de muertos, por culpa de esa ideología y de esa economía que no podía funcionar. Esos millones de muertos, son los que producen que, sería muy raro que ambas naciones quisieran volver a implementar esa manera de pensar política y económica. Así que han tomado un camino nuevo que a veces no resulta fácil de catalogar dentro de las concepciones clásicas. Mientras en China el gobierno sigue considerándose comunista y defensor del socialismo no lo aplica de ninguna manera a la idea original del marxismo, como la de Mao, que produjo hasta 60 millones de muertos de hambre principalmente. En Rusia, directamente, el partido comunista es el principal de la oposición, y alguno más, el partido de Putin se considera a sí mismo de centro, sería como el PP. No se considera de derechas ni de izquierdas.

Yo personalmente veo un cierto parecido entre lo que defiende Putin para Rusia y lo que defendía Franco para España. Incluso con el componente religioso que para ambos fue o es muy importante. Ambos fueron o son militares y se centran en la seguridad.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros