Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

El sueño independentista de los vascos y catalanes se ha acabado


Nota

El independentismo vasco y catalán está herido de muerte después de que el Parlamento europeo votó, el 26-N del 2020, en contra de una enmienda, presentada por la diputada Diana Ribas (ERC), en la cual proponía el reconocimiento del derecho de autodeterminación. La derrota fue estruendosa, por 487 votos en contra, 170 a favor y 37 abstenciones. A partir de ese momento, los proyectos independentistas de vascos y catalanes están heridos de muerte.

En España, donde hay un gobierno opaco y de intenciones oscuras, se han dado órdenes a los medios y periodistas sometidos para que esa importante resolución del Parlamento Europeo pase inadvertida. Esa votación crucial en Europa, debería haber sido festejada por los que aman España y sueñan con su unidad, regeneración y avance hacia el futuro en unidad y paz, pero Pedro Sánchez, cuya ausencia de patriotismo y de respeto a la unidad y la grandeza de España son evidentes, no quiere que los independentistas que le sostienen en el poder se desanimen y que sus propuestas de romper España desgajando Cataluña y Vascongadas, se vayan al traste.

En Cataluña y el País Vasco, donde esa derrota de la autodeterminación debería haber provocado llanto y decepción, también se ha intentado esconder la derrota porque a los nacionalistas radicales que promueven la ruptura con España no les interesa que el pueblo sepa que los procesos independentistas están muertos o en agonía real.
---



El sueño independentista de los vascos y catalanes se ha acabado
En Europa hay un antes y un después para los que aspiran a romper las naciones con la independencia, sentimiento que es fuerte en Vascongadas, Cataluña, Flandes, el Tirol y algunas otras regiones. El derecho de autodeterminación ha sido derrotado en el Parlamento Europeo y ahora cualquier intento de independizarse carece de viabilidad.

Los independentistas vascos y catalanes, sin argumentos, buscan desesperadamente nuevas salidas para conservar el poder y mantener encendida la llama del odio a España que les da poder y votos. Lo tienen difícil porque la única ruta que les queda es peligrosa y nada popular: abandonar la Unión Europea para, una vez fuera, independizarse.

Aunque no se diga, ser independentista en Cataluña o en el País Vasco significa hoy estar en contra del proyecto europeo. Los líderes de los procesos de ruptura rumian la derrota en silencio y meditan que camino tomar.

El siniestro exiliado Puigdemont ya ha marcado la ruta, pero la perspectiva del de Waterloo no gusta al catalanismo radical. Puigdemont ha dicho que “No negociaremos con la UE la independencia de Cataluña, porque la UE es un sindicato de Estados y, allá, quien determina es el Estado español”. Y ha añadido, enigmático como siempre: “Es verdad que hay vida más allá de la UE”.

Lo que Puigdemont propone, ante el frio silencio de sus seguidores del "proces", es que los catalanes avancen claramente por la ruta antieuropea, como proscritos de la legalidad vigente en la Unión, enfrentados no sólo al Estado Español sino también a la totalidad de la Unión.

Aunque lo escondan porque le tienen pánico, las próximas elecciones catalanas tendrán que dilucidar si Cataluña sigue manteniendo su fe en el proyecto europeo de unidad y mercado o se pasa claramente al anti europeísmo, con todas las consecuencias dramáticas que ese camino tendría para Cataluña, su economía y su prosperidad.

¿Van a sumar su esfuerzo al independentismo, como ha hecho hasta ahora gran parte de la burguesía catalana, y el empresariado, si el camino que eligen los políticos es la guerra contra Bruselas? Por muy independentista que sean, apostar por la salida de Europa y del euro representa para cualquier empresario catalán la ruina inmediata.

Si se impusiera la cordura, los catalanes regresarían a la ruta de la unión con España, de cuyo Estado han conseguid la autonomía más amplia y generosa de toda Europa. Ese camino les ha resultado rentable y es el que ha cimentado la actual prosperidad de la región. Internarse en las veredas oscuras y peligrosas del anti europeísmo es estéril, como lo es también el grito de "lo volveremos a hacer", que conduce claramente al abismo.

Aunque lo nieguen, la votación europea del 26 de noviembre es una derrota del proceso independentista catalán, convertido en motor y protagonista de la turbulenta vida política y económica de Cataluña en los últimos años.

Si el espíritu pragmático y sensato (seny) de los catalanes se impone y logra marginar la locura de los nazis disfrazados de independentistas, infiltrados en el proceso, bastaría con declarar "Queremos ser europeos" y renunciar a la independencia unilateral, una ruta que ahora mas que nunca conduce a la destrucción de la prosperidad y el progreso de los catalanes.

El problema es que los políticos nacionalistas se han acostumbrado a vivir y a dominar estimulando el independentismo y el odio a España y ahora tendrán que cambiar sus planteamientos. Nadie sabe si el radicalismo catalanista querrá o podrá reciclarse y cambiar de ruta. Lucharan el "seny" y la locura y de esa lucha dependerá el futuro de los catalanes.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 14 de Diciembre 2020
Artículo leído 8295 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 15/12/2020 11:09
Buenos días Don Francisco

Hoy tengo que discrepar de usted.

Está muy bien que en Uropa voten en contra de los intereses separatistas, todo eso queda muy bonito. Se echa en falta que no lo hubieran hecho un poco antes y aunque Yugoslavia no perteneciera a la UE.. igual nos habíamos ahorrado una guerra civil. Ídem con lo que ahora pasa en Kosovo-Albania..

El problema separatista es apoyado desde fuera, sin duda. Por muchos que ahora han votado "eso"; sin duda. Pero nace desde dentro y crece porque es apoyado desde dentro. Y es apoyado por gentes muy poderosas que no necesariamente pertenecen a esas regiones ni que a priori sean nazionalistas.

Usted mismo ha dicho que esa noticia, no ha salido en los medios nacionales.

¿Cree usted que todos esos que han censurado su difusión son estrictamente separatistas?

Lo único que realmente acabará con el separatismo vascongado y catalán son dos cosas, y en éste orden:

1/ Cortar su fuente de financiación. Es decir que el resto de España dejemos de financiarlos. Lo mas complicado es que de esa financiación también viven muy bien otros en España fuera de esos sitios.

2/ Cortar sus apoyos ideológicos exteriores. Y hay dos .. Uno toda esa Agenda Globalista y dos todo ese poder Vaticano, sobre todo desde mediados los 60, aunque también antes (Carlismo y antes). Lo mas terrible es que ahora el segundo parece depender del primero; y eso es algo que deben de entender muchos de los que siguen pensando que desde esa Iglesia que salvó Franco se pueda esperar apoyo alguno.

Y si se pudiera obrar el milagrito de los dos primeros pondría un tercero:

Hacer ese túnel que conecte España con Francia por el Pirineo Aragonés. Esa Travesía Central Pirenaica (un túnel de verdad no lo del Canfranc), que facilite el tráfico terrestre de mercancías y personas de España sin tener que pasar por las Vascongadas, Navarra o Cataluña.

Pueden estar seguros que de existir ese túnel el "problema" catalano-vascongado y su extensión cual cáncer a Baleares, Valencia, Galicia.. y el resto de las Taifas.. se diluirá y desaparecerá. Porque todos los otros nazionalismos se alimentan del tema vascongado-catalán.

Un cordial saludo

2.Publicado por TONY el 15/12/2020 11:54
Eso desgraciadamente está por ver, y perdonen mi éscepticismo que es un realismo informado, a Herri Batasuna le reconoció Europa como organizacion terrorista, Estados Unidos no dejó entrar a Oteguí en USA.

De nada sirve que en el extranjero te den la razón al estado y en España legitimen a partidos terroristas por parte de jueces y politico, se imaginan Al Qaeda, reconocida terrorista en el extranjero y legal en Estados Unidos donde produjo muchos muertos, ese es el gran problema de España EL ENEMIGO LO TENEMOS DENTRO

3.Publicado por mentalmente el 15/12/2020 13:27
Buenas a todos,

He estado algo distraído en otras cosas, por lo que no he visto que se publicaba otro de mis comentarios, del que hablo al respecto de como el socialismo es peor que el comunismo. Me siento muy halagado tanto por que se publique como por los calificativos, especialmente viniendo de quien vienen.

Entonces quisiera comentar algo más, para completar ese análisis que hago por si alguien no lo entendiera. Cuando dije tal cosa, me refiero, en etimológico, de dichas palabras. Cosa que para mí es importante. La etimología, la raíz de las palabras, con tintes políticos, suele significar lo contrario del significado popular. Por lo que entrar en discusiones lingüísticas por esta confrontación no es extraño.

Por ejemplo cuando unos defienden la democracia, refiriéndose a estos sistemas de mayor libertad social que conocemos, es el significado popular. Etimológicamente la democracia implica que el pueblo gobierna, no que un sistema partidista que sea "receptivo" al pueblo, pero piensa y decida en su lugar, porque eso en definitiva es igual que una monarquía. Al rey también se le pueden pedir cosas, y luego él hace lo que le parezca. ¿Entienden por que la partitocracia no es democracia? Porque el pueblo ni en principio, ni finalmente, está planteado el sistema, para que decida, ni para que sea representado, si no para que otros decidan por ellos, y digan que les representan, pero sin representarlos, ya que no deben rendir cuentas a la justicia cuando no lo hacen.

Así que en cierta manera hay una contradicción etimológica entre el uso popular y el etimológico, que es el que nadie suele mirar.

Y nunca faltará el socialista que cada vez que el socialismo fracasa, o sea, siempre, critique diciendo "esto no era verdadero socialismo". Y siga defendiendo el socialismo. Este socialista defiende el socialismo en otros países. Sin antes preocuparse de haber devuelto a esos países destruidos por el no-socialismo a un estado liberal: tres poderes, elecciones libres, libertad de prensa, expresión, asociación y reunión. Lo "normal", por así decirlo.

Sin embargo mi análisis no trata sobre criticar a estas personas. Que ya bastante crítica merecen.

Esta es la raíz del asunto al que me refería:

Es curioso como desde algo tan ideal, como la creencia en una utopía, salgan personas tan poco ideales, personas sin principios. Esa utopía puede ser el comunismo, pero también puede ser el paraíso en el islam.

Pero si uno profundiza tiene sentido.

Si todo el bien de una persona se empuja, se extrema, se radicaliza hacia un fin último social o sobrenatural que debe perseguir. Se consigue que ese bien que esa persona tiene naturalmente, no quede nada en el presente, ni en la memoria de su pasado.

Así se hacen que las personas buenas se vuelvan malas. Haciendo que crean que el bien es un ideal en otro tiempo, en otra realidad, al que, con sus actos sirven, y a veces no importa que estos actos estén "fuera de la ética". No les remuerde la conciencia porque en su fuero interno hacen lo correcto por ese fin especial.

Cuando la política defiende resultados finales, y los defiende cada vez con más urgencias, con extremismo, peores personas son quienes colaboran con esos planes.

Por supuesto que hay que pensar en que estamos produciendo con nuestras acciones en el presente, pero hacer que el bien del futuro controle el bien del presente es injusto, es manipulación. El pasado es importante, porque están todas las claves, todos los desastres sociales que se han producido por culturas y personas que han antepuesto un bien futuro hipotético a un bien presente. Y que llevan a sistemas totalitarios que sobreviven en nuestros días.

Se le puede pedir al utopista, que no anteponga la utopía a la realidad. Que convierta la utopía en principios.
Si el fin último es, en cierto modo, la libertad, la censura en internet, por ejemplo, nunca será un medio adecuado para conquistarla. La libertad es el camino, no el fin.

Como conclusión, son los principios que se defienden son los que determinan el fin de una sociedad. Y no es la insistencia en defender el fin de dicha sociedad, lo que determina su fin.

Un saludo

4.Publicado por Julia Herrero el 15/12/2020 17:03
Hablando de Nazis, ayer pude ver una película que refleja la vida y la ejecución de un granjero Alemán que se reveló contra el Nazismo hitleriano por no admitir el genocidio de razas que emprendió el ejército Aleman. La película duró tres horas y nunca perdí la esperanza de que ese humano granjero fuera perdonado...de ahí que tres largas horas no se me hicieran largas y más siendo un formato extrañamente narrado. Los nazis catalanes y vascos y de otras comunidades no están siendo derrotados, simplemente se están rearmando para seguir con su matraca cuando se relaje esta brutal pandemia. De todas maneras el nazismo no solo es peligroso en cuanto a pérdida de libertades de los seres humanos, que es mucha pérdida, es peligroso en cuanto al método que se utiliza para introduirlo en el cerebro del humano por estos pacientes políticos que son capaces de esperar siglos, si procede. Los catalanes perdieron la paciencia, pero jamás han sido derrotados y si no, al tiempo....

5.Publicado por simarro el 15/12/2020 19:35
Sólo entro como lo hago cada día del año para leer voto en blanco de Don Francisco Rubiales, un placer leerle y si por algún motivo me retraso no estoy satisfecho.
Responder de igual parecer que "pasmao" en cuanto los "interesados" de la España que llamo de intereses...Si del €.
El problema vasco, catalán, navarro y ahora se apuntan Baleares y Valencia es para tener muy en cuenta la opinión de "pasmao".
Soy asiduo a esos lugares del Pirineo que llamo central Aragonés, tan centrado como necesitado para poder Librarnos de esa Opresión imperativa de gente acostumbrada a dominar a la España de..."ya me lo arreglaran" y asi llevamos un siglo casi.
La comunicación Europa Portugal se hace imperativa para no desguazar España y por Aragón sería su solución final.
Muchos Portugueses y empresarios del sur de España respiraran aliviados de saberse seguros.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros