Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Destacados

El Defensor del Pueblo, la institución más desvergonzada y corrupta del sistema


Nota

De todas las instituciones y chiringuitos creados por los políticos en la falsa democracia española, ninguno es tan indecente, engañoso y corrupto como el del Defensor del Pueblo. Cualquier política de regeneración en España debe colocar la reforma del Defensor del Pueblo en primera línea porque es una institución llena de carencias, engaños, trucos y traiciones al pueblo y a la democracia.

Esa figura está cargada de descaro y constituye una provocación del sistema que en cualquier país de Europa seria intolerable. Creados para defender a los ciudadanos de los políticos, dependen, sorprendentemente, de los políticos, que son los que lo eligen y controlan. Los defensores del pueblo son fantoches creados para engañar a los ciudadanos, que en lugar de defender al ciudadano contra los abusos de los políticos y sus partidos, defienden a la clase política de los ciudadanos, que miles de veces son maltratados con impunidad y sadismo.

Los defensores del pueblo más complacientes con los políticos son reelegidos una y otra vez, mientras que los combativos sólo duran un periodo y son rápidamente reemplazados. Esa es la prueba más sólida para demostrar la falacia que envuelve a la figura estafadora del defensor. Si alguien lo duda, que le pregunte a Chamizo, antiguo defensor del pueblo de Andalucía, reelegido una y otra vez hasta que un día tuvo la osadía de criticar a sus amos.
---



Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo español
Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo español
Todas las Autonomías tienen su propio Defensor del Pueblo, conectados con el Defensor del Pueblo a nivel nacional. Las decisiones y dictámenes que adoptan los defensores no son vinculantes y por lo tanto son papeles mojados, que no se tienen en cuenta. Son meros informes, recomendaciones y observancias, con los únicos objetivos de llamar la atención a los poderes públicos y políticos. Los defensores son elegidos por los partidos que conforman cada parlamento, sin participación alguna de los ciudadanos y su labor se despliega en la política, de espaldas a la sociedad civil.

Es otra falacia y mentira más de los políticos españoles, por cuanto supone, para los ciudadanos y contribuyentes, múltiples gastos inútiles y superfluos, despilfarros, y nidos de políticos fracasados y sin perspectivas. Ningún defensor del pueblo ha aportado nada positivo a la democracia en España. Operan con opacidad y falta de transparencias, lo que agrava su estafa a los ciudadanos. Son tan marginales, que ni siquiera los dictámenes que emiten tienen fuerza jurídica ni autoridad moral alguna y mucho menos pueden ser determinantes en las decisiones políticas. Es otra más de las muchas Instituciones públicas, creadas por los políticos que no sirven para nada. Son potencialmente geniales y necesarias en las democracias, pero en la práctica sólo son instituciones deficitarias, costosas, vacuas y pusilánimes para los nulos y deficientes resultados que obtienen.

El actual defensor del pueblo en España es Francisco Fernández Marugán, un socialista histórico de lealtad indiscutible a su partido. El andaluz es Jesús Maeztu, un antiguo sacerdote muy cercano al PSOE, pero su labor ha gustado tanto a la derecha, que ahora gobierna Andalucía, que lo ha reelegido. He preguntado a varios miembros del PP, en el gobierno, sobre por qué no se cambiaba al defensor del pueblo andaluz y la respuesta siempre fue la misma ¿Para qué cambiarlo si funciona?. Por supuesto nadie preguntó nunca al pueblo andaluz si su defensor funciona o no. Los políticos son los únicos amos del defensor.

Jesús Chamizo y llevaba casi dos décadas como Defensor del Pueblo Andaluz, demasiado tiempo en el cargo en democracia. Fue reelegido una y otra vez por la anterior administración socialista hasta que un día cometió el error de criticar a sus amos. Entonces, a pesar de que ese fue quizás el único día que cumplió con su deber, fue fulminantemente destituido. Si hubiera defendido de verdad a un pueblo como el andaluz, oprimido como pocos, atrasado y vejado por el clientelismo, la dependencia excesiva del poder y los abusos corruptos de gente que se llevó casi décadas mandando en Andalucía, los políticos le habrían echado del cargo muchos años antes. El dato es incuestionable.

El sistema es perverso, corrupto y está viciado en su origen porque el Defensor del Pueblo debería ser elegido por ese pueblo al que debe defender. Sin embargo, en España, un país sin ciudadanos donde la democracia fue asesinada cuando nació, son los políticos los que le eligen y destituyen. Es una aberración intolerable del sistema que permite que los defensores del pueblo, que deberían ser "fieras" incómodas en su defensa de los mil veces violados derechos ciudadanos, sean gente cómoda que en realidad defiende el poder. Todo un esperpento en democracia.

¿Qué defensor del pueblo ha alzado la voz para defender a los millones de vascos y catalanes que viven asustados y acosados por el nacionalismo feroz sólo porque quieren ser españoles? ¿Qué defensor del pueblo ha denunciado el robo de herencias que practican los gobiernos de izquierda en España y la vigencia de impuestos confiscatorios e indecentes, como el del Patrimonio, a pesar de que España es el único país de Europa que lo mantiene?.

En teoría los defensores del pueblo son independientes y los políticos deben respetar su independencia a la hora de defender a los humildes de los abusos e injusticias de las administraciones, pero esa independencia es inexistente y los defensores están, vergonzosamente, bajo estricto control de los políticos.

Hay muchos ejemplos de injusticias afrontadas por los defensores del pueblo con dejadez, falta de brío y traición, pero ninguna es tan elocuente y clara como lo ocurrido con el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Las plataformas que luchan contra ese impuesto en Andalucía, Asturias, Aragón y otras regiones han inundado las oficinas de los defensores del pueblo con argumentos que reflejaban el dolor y la injusticia de ese tributo y con miles de firmas de protesta ciudadana sin obtener resultado alguno.

Son más de un millón las firmas recogidas contra ese impuesto ladrón de herencias, inconstitucional y abusivo, condenado por los expertos como una intolerable doble imposición confiscadora que sólo satisface la codicia de los políticos, pero esa marea de protestas, que incluye manifestaciones en decenas de ciudades, no han logrado conmover a los defensores del pueblo ni romper su indiferencia frente al dolor.

El defensor del pueblo nacional, al igual que los autonómicos, a pesar de que casi la mitad de las quejas que reciben son relativas al robo de herencias, se han limitado a lanzar palabras de aparente consuelo a las víctimas y a colocar el asunto en el circuito burocrático habitual, que consiste en preguntar a los ministerios y consejerías correspondientes sobre el asunto, trasladando después las respuestas a los denunciantes, todo un paripé que no arregla nada, ni representa condena alguna de ese impuesto abusivo y contrario a la Constitución, el más impopular entre los vigentes en España y causante de una oleada de dolor e injusticia a la que nadie se atreve a poner fin.

España es un país puntero en abuso de poder y corrupción, pero los defensores del pueblo son reelegidos una y otra vez por los mismos políticos a los que debe vigilar y fustigar por sus abusos. La lógica dice que si son reelegidos es porque su labor satisface a los políticos, que son los que les eligen y pagan. Su figura se utiliza generalmente para engañar a los ciudadanos haciéndoles creer que alguien les defiende, toda una aberración que clama al cielo. La falsa democracia española está llena de timos, pero quizás el de los defensores del pueblo sea el más hiriente y doloroso

Los defensores, conscientes de que su puesto depende de los políticos, lógicamente deben trabajar para satisfacerlos, una especie de locura surrealista de las muchas que existen en la política española, sucia y podrida como ninguna otra en Europa.

Con los defensores de su parte, la Justicia sometida, la prensa comprada y los escudos policiales defendiendo su impunidad, los políticos en España son depredadores sin control que pueden actuar como fieras dedicadas a la caza de desgraciados sin protección.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 17 de Febrero 2020
Artículo leído 4165 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 17/02/2020 09:33

Tenía pensado escribir un artículo sobre el defensor del gobierno, pero la falta de tiempo y que aún me dura la irritación de como me torearon, ha hecho que se haya demorado. Afortunadamente usted, sin apasionamiento ha escrito el artículo, que más o menos dice lo que yo hubiera dicho, pero obviamente bien dicho. Así que me iré por las 'periferias' en el comentario.

Lo que me sorprendió cuando se votó la constitución y hablaban con mucho interés del defensor del pueblo, es que se necesitara un defensor del pueblo. Se suponía que aquellos políticos puestos por nosotros estaban a nuestro servicio y que serían capaces de resolver cualquier queja que un ciudadano tuviera de la administración. Queja motivada por un error de algún funcionario, pues también los funcionarios estaban a nuestro servicio. en mi supina ignorancia pensaba que no era necesario un defensor pues los políticos subsanarían cualquier malentendido entre la administración y los administrados. así que pensé que era un gasto inútil.

El paso de los años ha llevado a la conclusión que la institución, sea en versión nacional o autonómica, no sirve para nada, para nada bueno al ciudadano, claro y sí un gasto económico importante. pero imagino que ahí es donde se colocan los amigos sin trabajo.

Como dice, la institución no tiene carácter ejecutivo, sólo consultivo y lo que al principio suponía una cierta vergüenza, cuando los periódicos sacaban algunos trapitos de los partidos, ahora con los medios directamente al servicio de la casta, nadie se entera que el defensor le ha dado un tirón de orejas a alguien. Tal vez porque el defensor no tira de la orejas a nadie.

Tampoco es que nadie se fije mucho en una institución inútil en medio de instituciones corrompidas hasta la médula, así que una serie de personas pueden vivir a costa del presupuesto sin tener que hacer demasiado.

Mi opinión es que sobra y debería suprimirse. Precisamente por lo que he dicho antes, toda la administración está a favor del ciudadano y no se necesita a nadie que lo defienda. Si hay alguien para defenderlo, es porque la administración está en contra, lo cual es un disparate pues no se cumple la primera premisa, que es precisamente que nombramos a unos administradores para que trabajen para nosotros.

Pero si quieren seguir manteniendo esa inutilidad, vamos a hacelo bien.

Que el defensor sea elegido cuando se hacen las elecciones, es poner una urna más, ya estamos acostumbrados a varias urnas. Lógicamente será un hombre de partido, pero eso no importa demasiado porque si no cumple, se supone que en las siguientes votaciones va fuera y elegirían al del otro partido.

Lo segundo es darle poder. No puede ser poder en sí, porque invadiría competencias de otros poderes, pero sí tener la obligación de llevar a los tribunales a aquellos que no sigan sus recomendaciones. Esta parte sería la fundamental.

La mayoría de las quejas son por cosas pequeñas, digamos, inferiores a diez mil euros. Uno no se mete de pleito con la administración por esas cantidades porque los gastos son superiores a lo que se pudiera obtener, ya que en los contenciosos no hay costas judiciales y cada uno se paga su abogado. Y teniendo en cuenta que para ganar a la administración las pruebas tienen que ser de una contundencia absoluta, la gente no suele meterse en pleitos. Lo cual supone una indefensión efectiva, especialmente en los personas más pobres, que reclaman, por ejemplo, una rectificación en su pensión no contributiva, que sería un caso extremo, pero que seguro hay cientos. También se me ocurren cientos de expropiaciones innecesarias, que se hacen porque alguien ha trazado una línea en un plano porque le ha parecido y te quitan esos árboles que plantó tu abuelo y a los que tienes tanto cariño y que valen menos de mil euros.

Pero si el defensor plantea el pleito, se supone que hay una cierta base de veracidad en la reclamación y seguramente la persona obtenga lo que pide y sin costarle nada. Eso además sería una vergüenza para el departamento afectado y la administración se cuidaría mucho de hacer las cosas bien.

Pero como esto es utópico, lo mejor es que desaparezca y nos ahorremos un dinerillo.

Cosa curiosa que en Andalucía se elija de defensor a excuras, ignoro si es que los socialistas consideran que los excuras son más adictos u otra cosa. y en efecto, los pperos no va a cambiar a alguien que funciona tan bien para cubrir sus chanchullos.

Tenía también gana de saber lo que ha hecho el defensor con lo de las herencias y tal como era de esperar, no ha hecho nada, silencio administrativo. Que también se eliminó por ley, pero que todos lo practican, porque nadie se mete en pleitos que cuestan más que lo que se pudiera obtener, si es que se obtiene algo. Cuando alguien reclama cien millones, los tribunales si tienen que trabajar en serio y desde luego nadie que reclama cien millones recurre al defensor.

Julia

Lo que le dije ayer no iba especialmente dirigido a usted. Son recomendaciones que hago en general, para los lectores del blog, porque hay que insistir mucho en una idea para que cale ya que tenemos la tendencia a dar por buena la primera idea que nos viene y es necesario que alguien nos recuerde que hay otras opciones.

No hace falta que le diga la cantidad de gente que, con la mejor intención, se deja llevar por los impulsos, por eso creo que por mucho que se insista en templar esos impulsos nunca es excesivo.

2.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 17/02/2020 12:29
Muy relacionado con el tema del escrito de hoy...

https://blogs.elconfidencial.com/espana/segundo-parrafo/2020-02-17/sueldos-politicos-espana-chollo-envenenado_2457240/

3.Publicado por TONY el 17/02/2020 15:34
Es una institución florero, que cuesta un paston mantenerla para la utilidad que tienen, la figura del Defensor del Pueblo la conozco desgraciadamente bien y es algo que tendriamos que erradicar porque es una institución que funciona para dar impunidad a los partidos póliticos que lo han elegido.

Ya sabemos y como perfectamente lo dice aquí en el artículo cuando Chamizo se salió del guión los partidos politicos corruptos todos se unierón filas y fueron a por el desde el PSOE; PP e IU, siendo el mas beligerante Manuel Gracia socialista de la vieja guardia, que el PSOE lo nombró presidente del puerto de Sevilla por los favores prestados, así que digo que desde el rimbombante nombre del Defensor del Pueblo solo existe la nada, y fué hace ya bastantes años cuando ustedes publicaron un articulo sobre la inutilidad del DDefensor del Pueblo estando Chamizo, lo que hizo que yo me enganchara al blog VOTO EN BLANCO, porque es un articulo que tendria que ser de obligada lectura.

4.Publicado por el iluminado el 17/02/2020 16:12
D.Francisco Simplemente apuntar que en murcia NO hay defensor del pueblo ! Los motivos no lo se ??

5.Publicado por Julia el 17/02/2020 17:10
Una vez escribí al defensor del pueblo por el asunto del complemento que se da a las mujeres para su jubilación por haber tenido dos hijos, tres, cuatro, etc. porque veía injusto que no se les diera el complemento, proporcionalmente, a las mujeres que solo habían traido al mundo un hijo. Sí, me contestó, pero en pocas palabras me dijo que la ley dice lo que dice y es lo que hay. Entonces de qué sirve esa figura si cuando el pueblo le pide ayuda te contesta...es lo que hay. Pienso que para ese viaje no necesitaba alforjas.....espero que esa queja le haya llegado a alguien y no simplemente lo haya archivado.....

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros