Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Siria e Iran contra la democracia occidental


Nota



Siria e Iran contra la democracia occidental
La actual tregua entre Israel y Hezbollá es tan frágil que más bien parece una pausa necesaria para que Tel Aviv comprenda por qué sus poderosas y bien entrenadas fuerzas no han sido capaces de pulverizar a las milicias de Hezbollá, una organización que ha demostrado sobre el terreno una fortaleza sorprendente e inesperada.

La guerra es probable que cuntinúe cuando Israel y sus principales aliados (Estados Unidos y Gran Bretaña) descifren la incógnita y comprueben que Hezbollá es múcho más que una banda guerrillera. Es un ejército de élite que ha logrado una simbiosis casi perfecta con la población libanesa, entrenado y armado hasta los dientes por Siria e Iran, dos estados musulmanes que, tras la caída de Irak y Afganistán, son los únicos supervivientes del radicalismo islamista y que se juegan la supervivencia en su enfrentamiento con los paises que defienden el sistema de vida occidental.

Es probable que la guerra continúe cuando Israel y sus aliados terminen de convencerse de que nunca será posible establecer una tregua estable en Oriente Próximo sin que desaparezcan antes el régimen iraní de los ayatolas y la dictadura baasista siria, los dos más genuinos representantes de los que muchos intelectuales occidentales llaman ya, sin complejos, el “fascismo islamista”.

No es viable una paz tranquila para Israel y Occidente mientras que Teherán siga en manos de ayatolas iluminados y obsesionados por exportar militarmente el islamismo radical e, incluso, de dotarse de armamento nuclear para conseguir esa expansión forzosa de su concepción medieval de la vida y de la religión.

El frente de combate occidental se está debilitando dia a día porque los líderes de los dos gobiernos más conscientes del peligro que afronta la cultura occidental, Bush en Estados Unidos y Blair en Gran Bretaña, están a punto de terminar sus respectivos mandatos. Esa circunstancia concreta, la del ocaso de esos dos dirigentes políticos, ha hecho posible que la lucha contra Siria e Iran se suavice y pierda fuelle.

Siria estaba aterrorizada tras la caída de Sadam Husseim y la anacrónica dictadura de Assad hasta hizo propósitos de enmienda ante la comunidad internacional cuando la coalición occidental invadió Irak, su gran aliado. Pero ahora está envalentonada y hasta se atreve a amenazar con lanzar una guerra contra Israel para recuperar los altos del Golán, territorio estratégico que perdió en la guerra del Yön Kippur (1973).

Siria e Iran son hoy los principales enemigos no sólo de Occidente, sino también de esa parte del mundo árabe que ha guardado un prudente silencio durante todo el conflicto reciente entre Israel y Hezbolá: Egipto, Jordania, Irak y hasta Arabia Saudita, beligerantes en las anteriores guerras árabe-israelies. Y han guardado silencio porque esos países también se sienten amenazados por la furia jihadista extrema que se teledirige desde Teherán y Damasco, el cual no sólo ha golpeado en Nueva York, Madrid y Londres, sino también en ciudades árabes como Estambul, Sharm el Sheikh, Riad, Bali y, diariamente, en Afganistán e Irak.

Tras la reciente guerra entre Israel y Hezbolá se ve más claro que el enfrentamiento vigente no es entre la cultura occidental y la musulmana, como los extremistas pretender hacer ver, sino entre una concepción liberal y democrática de la vida y un fanatismo medieval impulsado no desde “todo” el mundo árabe, ni desde “toda” la cultura islámica, sino, exclusivamente, desde el “fascismo” islamista de Teherán y Damasco.

La estrategia de Iran y de Siria ha quedado desvelada: convertir el Líbano en un nuevo Irak, logrando así el tiempo necesario para dotarse de armas nucleares, el aditivo imprescindible para que el terrorismo que patrocinan sea realmente aterrorizante.La situación en el Líbano es hoy parecida a la existente en Irak. En ambos paises existen gobiernos democráticos débiles, incapaces de resistir al terrorismo y al activismo enloquecido de sus vecinos, según acaba de escribir Mohammed Fadhil en The Wall Street Journal.

Los errores son antiguos, pero el error más grave, el que prendió la mecha de la actual guerra, ocurrió el pasado año, cuando el Libano experimentaba la libertad y la ilusión, después de que la ONU acusara a régimen sirio del asesinato del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri. Entonces, las potencias occidentales, encabezadas por Estados Unidos y Francia, se contentaron con la retirada del ejército de ocupación sirio del Líbano, sin advertir que las milicias armadas de Hezbolá iban a ser utilizadas por Teherán y Damasco como punta de lanza y quinta columna del terror.

El momento elegido era óptimo para el fascismo islamista, con Bush y Blair bajos en popularidad y en retirada, mientras Ariel Sharon agonizaba en el hospital.

La prospectiva es negra y el futuro emerge más amenazante que nunca. El grueso de los analistas norteamericanos sostienen que Occidente tendrá que hacer frente, tarde o temprano, al binomio del terror que representan Iran y Siria, y es mejor hacerlo con armas convencionales, ahora que es posible, que con armas atómicas.


Franky  
Martes, 22 de Agosto 2006
Artículo leído 1781 veces




Comentarios:

1.Publicado por El Cateto el 22/08/2006 14:34
¿Alguien se acuerda de la política de apaciguamiento con Hitler?
Pues parece que no.

2.Publicado por Clandestino el 23/08/2006 00:06

No seré yo el que se fie del silencio Saudí, mientras impulsan el fundamentalismo Wahabita, como el mas radical de todo el islam, por todo el mundo.

EE.UU se empeñó en jugar una partida de ajedrez, comiéndose su propia reina. Si empiezas una partida sin reina, has de ser un as del juego para tener alguna opción. Quedó claro que el desgraciado de Bush no se comió su reina para presumir de dar ventaja a nadie. Simplemente es así de tonto.

Iraq, con Sadam Hussein al frente, fué la mayor barrera de contención del fanatismo de los ayatolah. Era el Estado iraquí totalmente prooccidental, con total libertad religiosa. (Tarik Asiz, Secretario de Estado, es cristiano). Fue la pieza más útil y fundamental para los intereses de occidente en el Medio Oriente. Solo había un problema: Israel.

Una vez vencido Irán y estabilizada la zona, Israel no puede permitirse una potencia bélica, económica, árabe y con claras opciones a sustituirle como "delegación" pro-ocidental, en su área de influencia. Sadam era capaz de mantener una contienda de por vida contra Siria e Irán, a la vez. Pero también estaba en condiciones de barrer a Israel. Iraq debía desaparecer. Le tendieron la trampa incitándole a invadir Kuwait y empezó la demolición de la gran barrera que sujetaba el peligroso avance del fanatismo musulmán. La estupidez asesinó al único amigo con poder en la zona, con posibilidad de salvar los muebles. Todo por salvar el ego de un amigo parásito. La cobardía ruín y la avaricia mezquina, hicieron el resto.

Iran y Siria se lo debieron pasar pipa mientras EE.UU, sus amiguetes e Israel les limpiaban aquel obstáculo que antaño les fuera infranqueable. Ahora, ambos rearmados, a punto de ser "atómicos" y con el "imperio" atascado, gastado, desacreditado y sin ideas, que han sembrado odio contra occidente y fanatizado, a favor del islam, a una ciudadanía que nos era muy afín. Ahora se envalentonan, creen tener el camino libre y retoman los planes del Ayatolah Jomeini, fracasados en su día de la mano de Sadam, pero ahora sin obstáculos que los frene. En su avance se sumarán todos los países árabes de actual apariencia de moderados. Así hasta Marruecos. Millones de fanáticos arengados y enardecidos contra el infiel. Luego ya sabemos lo que pasará después.

Todo se lo deberemos a la "sagaz estrategia" del beodo, que se creyó Dios. El peor ejército, mejor equipado del mundo, haciendo el ridículo en medio de un desierto enfrascado, como niños histéricos, acosados por un puñado de cada vez mas terroristas y menos resistentes, donde nunca hubo, ni nunca debió haber, ni de unos ni de otros.

Si EE.UU en lugar de un sonado manazas, hubiera tenido un presidente medianamente inteligente, habría tratado el asunto de forma diplomática y asegurar la "convivencia" entre Israel e Iraq, aunque hubiese tenido que hacer alguna concesión a los palestinos. La prepotencia y las prisas los han perdido a ambos. Con ellos, a todos. Ojalá alguien con lucidez consiga una solución. Parece claro que ese alguien no será el beodo ni nigún lumbreras de los que se rodea habitualmente. Pero de no ser así me temo que mas pronto que tarde, nadie podrá evitar que Israel sea barrido. Que Europa sea invadida, -España seguro- y que EE.UU tenga que recluirse en su gran país, a lamer su eterno fracaso y vivir de su "memoria histórica". No creo que sea posible contener a todos los que tienen botón nuclear. Los disoses de barro caerán de sus peanas, mostrando su inmunda fragilidad.

Solo se podría evitar la dabacle, pasando por el trago de restituir a Sadam en el poder, en Iraq, y hacerle la pelota, hacerle mucho, muchísimo la pelota y bastantes cosas más, para que les sacara las castañas del fuego. Naturalmente EE.UU debería quedar fuera totalmente de esta posible opción.

Sadam en el poder y bien armado podría asegurar la estabilidad en la zona, con solo doscientos mil soldados bien pertrechados y entrenados, mientras viviera y mientras sea antes de que irán se nuclearice del todo. Pero parece que para eso ya es un poco tarde ¿No creen?

3.Publicado por Ligur el 23/08/2006 01:14
Clandestino:

Siento que tenemos una lógica similar. Tu ilógica solución sobre Irak es tan lógica que la han hecho imposible.

Observa que los ingleses ya no se creen ni que el complot terrorista para volar 10 aviones sea verdad. Los ingleses están demostrando que no tienen miedo a los atentados porque el 80% de ellos piensan que es una maniobra de Blair. Este hombre está en mínimos de popularidad como el pantano del Segura en agua.

El electorado inglés, tomemos nota, está indicando claramente que el Reino Unido debe distanciarse de la política exterior de EE.UU. Se pide un desmarque ya que EE.UU se está cargando el nombre, categoría y credibilidad de Reino Unido en el mundo.

Durante la invasión de Afganistán la prensa nos inundó con la tiranía del burka. Pues a pesar de la guerra los burcas siguen usándose y "nadie" protesta. La prensa debe pensar que los burcas ahora llevan televisión y GPS.
Yo veo mujeres con burca en Londres en los grandes almacenes de Oxford Street.

Estoy de acuerdo con Clandestino, mientras Irak mantuvo a raya a Iran occidente ganaba dinero vendiendo de todo y no teníamos gastos de ejérctos, etc.


Ligur






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros