Sábado, 19 de Abril 2014
1:42
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Rechazar la reducción del número y del sueldo de los diputados en España es reaccionario e insolidario


Nota

Gran parte de la izquierda rechaza cualquier medida que reduzca el número y el sueldo de los diputados bajo el curioso argumento de que eso representa dejar la política en manos de la derecha y de los ricos.
---



Rechazar la reducción del número y del sueldo de los diputados en España es reaccionario e insolidario
La izquierda española está rabiosa porque el Partido Popular parece dispuesto a rebajar drásticamente el número de representantes políticos en los parlamentos y suprimir los sueldos de los diputados que no tengan dedicación exclusiva. Con aparente indignación, dicen que no pagar a los diputados supone "dejar la política en manos de los ricos". Esa negativa a adelgazar el obeso y monstruoso aparato político que padece España deslegitima a la izquierda y la coloca en una posición de debilidad ética frente a la derecha.

El argumento es débil, triste, reaccionario y, sobre todo, antidemocrático, porque rechaza la importancia de dar ejemplo de austeridad y contención en la política, en estos tiempos de crisis, y niega el carácter altruista y amateur de la política auténticamente democrática y aboga por situarla en manos de profesionales bien pagados. Además, impide lo que para España es, probablemente, su mayor prioridad: adelgazar el injusto Estado, sobrecargado de privilegios, desmesurado en su tamaño e hipertrofiado en todas sus facetas por una casta política insaciable y entregada al abuso.

Los que defendemos una dimensión altruista, generosa y amateur de la política entendemos que cualquier ciudadano, sea rico o pobre, puede dedicar horas al servicio a los demás, sin tener que abandonar sus respectivos trabajos, cobrando únicamente dietas por su dedicación a la defensa del bien común.

Nadie ha saltado con más rapidez y fuerza que Izquierda Unida protestando ante la propuesta de la presidenta de Castilla la Mancha y número dos del PP, María Dolores de Cospedal, de retirar los sueldos a los diputados. Los antiguos comunistas, hoy travestidos de demócratas, afirman que quitar sueldos a los políticos limita el acceso del pueblo a la política. Pero la gente de Izquierda Unida ha alcanzado niveles sorprendentes en su divorcio con la ciudadanía, pues mientras existe un clamor en España por la reducción de diputados y los distintos parlamentos, los comunistas andaluces, integrados en el gobierno con el PSOE de Griñán, han propuesto elevar el número de diputados en el Parlamento andaluz.

En las mismas filas de la izquierda ha surgido la polémica y algunos dirigentes, como Rodríguez Ibarra, se han manifestado de acuerdo con la supresión de los sueldos. «No es ninguna innovación. En mi región eso ha ocurrido. Luego llegó Guillermo Fernández Vara y puso sueldo para todos, pero yo creo que se puede hacer política en las comunidades autónomas con la liberación solo de la dirección de los grupos parlamentarios y no del resto de diputados que tienen poca actividad, poco trabajo", ha afirmado el ex presidente socialista de Extremadura.

Es evidente que también en las filas del PP la propuesta de retirar el sueldo fijo a los diputados innecesarios ha sentado mal, especialmente en aquellos muchos que se han acercado a la política para hacer carrera y solucionar sus vidas. Ellos apelan que "el trabajo debe ser pagado", pero es fácil desmontar ese argumento porque el de los diputados se trata de un trabajo superfluo que puede realizarse con la misma eficacia reduciendo al mínimo el número de representantes con dedicación plena y exclusiva, los cuales sí deben cobrar por un trabajo que es bueno para el conjunto de la sociedad.

La Historia demuestra que la política era altruista y amateur en la Grecia clásica que inventó la democracia, hasta que llegó Pericles y adjudicó sueldos a los cargos públicos. Muchos filósofos opinan que aquella remuneración de los cargos fue el principio de la corrupción y del fin de la democracia auténtica.

En otros momentos lúcidos y brillantes de la democracia, como en la etapa del nacimiento de los Estados Unidos, los aspectos amateurs y altruistas de la política siempre prevalecieron sobre la bajeza de criterio de los que quieren profesionalizarla y reservarla a élites encuadradas en partidos bien estructurados y monolíticos.Pero lo más importante es que la medida propuesta por Cospedal tiene en la España actual un amplio respaldo popular, como lo demuestran las encuestas. Los ciudadanos quieren que se reduzcan de manera drástica los privilegios y ventajas de la clase política y que el Estado adelgace y prescinda de muchos de sus lujos e instituciones en estos tiempos de crisis y austeridad forzada. Es más, las encuestas revelan que la mayoría de los españoles cree que antes de subir los impuestos, sobre todo el IVA, el PP debería haber suprimido muchos privilegios de la "casta", que siguen intactos.

Aunque a la izquierda española eso no le importe, la opinión de los ciudadanos tiene (o debería tener) un peso decisivo en democracia.

Muchos pensadores políticos, entre ellos Aristóteles, creen que los cargos políticos no deberían remunerarse y que deberían durar poco para evitar la corrupción. Aristóteles admitía sólo la larga duración (por un año) de tres cargos de la antigua democracia griega: los argontes o grandes jueces, los estrategos y los comandantes supremos de la flota, porque requieren alta especialización. El resto de los cargos deberían durar poco (días o, como mucho, semanas) y otorgarse por sorteo entre los ciudadanos dispuestos y preparados. Los partidos políticos, obviamente, estaban prohibidos en la democracia clásica porque resultaba evidente que eran organizaciones contrarias a los intereses de la mayoría que antepondrían los intereses propios al bien común y al interés general, como, de hecho, ha ocurrido en la Historia de la Humanidad desde que la democracia, en el siglo XIX, cayó en manos de los partidos y de los políticos profesionales.



- -
Viernes, 19 de Octubre 2012
Artículo leído 718 veces




Comentarios:

1.Publicado por Juan Artero Ortega el 19/10/2012 08:29
Cualquier cortapisa que se ponga a la representacion pública en Democracia es un error, y en este caso, un verdadero acto antidemocrático. En un Sistema de gobierno como el nuestro, es aun más antidemocrático, casi totalitario, intentar reducir el número de representantes públicos por decreto. Otra cosa es que los representantes públicos tengan que cobrar por ejercer esa función. Lo que si es acertado y democrático, es exigir que nuestros representantes políticos no cobren del erario público por representarnos.

2.Publicado por F. Rubiales el 19/10/2012 08:57
Estimado Sr. Artero Ortega:

Hoy estoy en desacuerdo con usted por su tesis de que "Cualquier cortapisa que se ponga a la representacion pública en Democracia es un error, y en este caso, un verdadero acto antidemocrático. En un Sistema de gobierno como el nuestro, es aun más antidemocrático, casi totalitario, intentar reducir el número de representantes públicos por decreto. Si eso fuera cierto, los gobiernos serían invulnerables y no sería operativa la tesis esencial de la democracia de que es licito rebelarse contra un gobierno inicuo y contra la injusticia gobernante. Los disidentes en la URSS nohabrían tenido sentido. ¿Quien estabece qué número de representantes es el correcto y el adecuado? Tal como usted lo plantea, el correcto es el que deciden las mayorías ¿Y di las mayorías caen en la corrupción y el abuso e hipertrofian el número para satisfsacer sus ansias de poder y su clientelismo? En fin, me gustaría debatir esto con más profundidad, pero, sinceramente, no puedo ver acierto o democracia en su tesis.

Un saludo cordial.

F. Rubiales

3.Publicado por Carlos RH el 19/10/2012 09:10
Siempre habrá un exceso de diputados si ni uno sólo de estos diputados representa a los ciudadanos y eso es lo que ocurre en España. Podrían eliminar al 50% o al 100% que da lo mismo, ninguno representa a ningún ciudadano. Por tanto, lo primero que hay que reformar es el sistema electoral de manera que los diputados sean elegidos por el ciudadano y no por el partido como hasta ahora. En primer lugar, porque de esa forma se deberían al ciudadano, sabrían quienes son sus votantes y cuales son sus problemas, en la actualidad se deben al partido que es quien los pone y los quita, no conocen a quien representan ni conocen sus problemas.

En EEUU hay un Senador por cada Estado y a nadie se le ocurre que el Senador por Arizona sea un cunero de Filadelfia como ocurre aqui que puedes ver a Rubalcaba por Cadiz o a Federico Trillo por Valencia, a ambos les preguntas por una calle y ni la conocen. En Nueva York, son el alcalde y cuatro más para gestionar una ciudad de 19 millones de habitantes, aqui son 19 millones de políticos para gestionar a cuatro habitantes.

Pero el escandalo está en los cientos de miles de cargos públicos nombrados a dedo que ocupan instituciones como mérito a su pertenencia partidista. Esto si es un grave problema porque refleja una bolsa enorme procedente de la cantera del partido, a quien nadie ha votado y sin embargo ejercen puestos políticos que afectan a las políticas públicas y por ende a los ciudadanos.

Al final, lo que se consigue con todo esto es un gobierno poco o nada representativo y una democracia de baja calidad, donde nadie sabe quien es su representante ni los representantes saben quienes son sus electores. El número de representantes es excesivo, tal y como está diseñado el sistema y sobre todo por como ejerce sus efectos sobre los ciudadanos que es lo que nos debe interesar.

4.Publicado por Juan Artero Ortega el 19/10/2012 09:13
Don Francisco, vamos a los ejemplos y así no podemos perdernos en los vericuetos de los conceptos jurídico-políticos.

Primero por partes: ¿De qué sirve que se reduzca el número de diputados en Cortes, argumentando que así se ahorra, si no cambiamos a su vez la normativa que regula la capacidad y el tope de gasto de estos?¿Quién me garantiza a mi que 150 diputados en Cortes van a gastar menos que 1500, si no se les prohibe por ley que puedan gastar todo lo que a ellos les plazca?¿Qué será más democrático y representativo: que de un mismo distrito electoral salgan dos únicos representantes políticos, o que salgan cien?

Vosotros no os canséis, que hasta que no sea posible vivir en una democracia directa y participativa, en la cual cada ciudadano pueda decidir directamente por él mismo, lo más democrático y representativo es que la representación sea lo más amplia posible.

5.Publicado por Juan Artero Ortega el 19/10/2012 09:17
En este caso, Carlos RH, me parece que ha expuesto la causa del problema de forma magistral.

6.Publicado por vanlop el 19/10/2012 14:17

Parece evidente que hace falta democratizar esto.

Creo que deberíamos hacer las reformas copiando de la única democracia que medio funciona, que es la USA. Con todos sus defectos, que son muchos, aún funciona razonablemente. Los ejemplos que pone Carlos y otros muchos que se pueden poner, nos indican que están a mucha distancia de nosotros.

Una medida que se podría tomar y que funciona en Italia y que gracias a eso, pese a la inestabilidad política,los italianos siguen su vida, es que los directores generales sean funcionarios de carrera, con lo cual los cambios de gobierno afectarían a muy poca gente, ministros y secretarios de estado.

Otra cosa, muy fácil de quitar, es el famoso 4 % que se llevan los alcaldes y demás políticos de las obras públicas. de cada 100 millones, nos ahorramos 4. No es despreciable.

Pero lo más importante y que venimos insitiendo aquí, es eliminar las empresas públicas y los echufados de la Administración.

7.Publicado por Juan Artero Ortega el 19/10/2012 14:42
Vanlop, lo prioritario es no empezar la casa por el tejado. Si de verdad deseamos salir airosos de la siutación en que nos encontramos, nuestro principal cometido es empezar a reformar paso a paso la Constitución del 78.

8.Publicado por UNA MÁS DE SINVERGUENZAS....POR SI HAY QUE REDUCIRLOS A LA NADA el 19/10/2012 14:42
Una factura de móvil de 207.000 euros "revoluciona" el Ayuntamiento de Burgos.

Una factura de teléfono de 207.000 euros en un mes. Sí, existen. Y, de hecho, en el Ayuntamiento de Burgos hay una. Lo que no ha quedado claro es si la receta en cuestión es real o no. Si efectivamente obedece al gasto realizado, al parecer por transmisión de datos, o se trata de que una coma con poco sentido del humor que le bailó a la compañía (Telefónica) y dejó patidifusos a los que pudieron verla. La distancia que hay entre lo uno y lo otro se mide en la seriedad, o no, que puede tener el asunto.
La factura data del periodo comprendido entre mediados de abril y mediados de mayo de 2011 y, según confirman todas las fuentes municipales consultadas por este periódico, efectivamente se recibió. Lo que ya no está tan diáfano es cómo se gestionó su reclamación, si es que se hizo, y cuál fue el resultado final de ese trámite municipal.
Pese a haber transcurrido un año y medio desde que se produjera el presunto gasto, la ‘polémica’ verbal vinculada a este peculiar suceso ha puesto en guardia a todo el equipo de Gobierno de Javier Lacalle, que no ha escatimado en corrillos para tratar de saber qué hay de cierto (que la factura existe es algo fuera de toda duda) y buscar a un responsable del roto.

9.Publicado por Volaverunt el 20/10/2012 01:46

Reproduzco a continuación una carta de Arturo Pérez Reverte por si tiene alguna relación con lo que se está tratando...




Sr. Presidente:

La Cultura, la Educación, la Sanidad, las clases altas, medias y bajas, expoliadas. Y el disparate administrativo-político-autonómico, ni tocarlo.
A ver si lo he entendido, señor presidente…
Hasta por morirme debo pagar un 21 %…
A ver si lo entiendo. Insisto.
Alemania tiene 80 millones de fulanos y 150.000 políticos. España, 47 millones y 445.000 políticos. Sin contar asesores,cómplices y colegas.
O en Alemania faltan políticos, o aquí sobran.
Si en Alemania faltan, apenas tengo nada que decir. Si en España sobran, tengo algunas preguntas. Señor presidente.

¿Para qué sirven 390 senadores (con la brillantez media y la eficacia política media de un Iñaki Anasagasti, por ejemplo)?
¿Para qué sirven 350 diputados y 54 eurodiputados? ¿Nos apañarí amo s peor de lo que est amo s con la mitad? ¿Me lo dice en serio?
¿Para qué sirven 74.000 alcaldes y concejales, cada cual con su paquete adosado de asesores de ambos sexos y sexas?
Subpregunta: si un concejal de Villacantos del Botijo, por ejemplo, necesita contratar a 15 asesores…
¿Para qué puñetas sirve ese concejal, aparte de para dar de comer a numerosos compadres y parientes?
¿Para qué sirven 1.206 parlamentarios autonómicos y 1.031 diputados provinciales? ¿Sabe usted lo que cobra toda esa gente ? ¿Y lo que come?
Ese tinglado regional, repartido en diecisiete chiringuitos distintos, duplicados, nos cuesta al año 90.000 millones de euros.
Con ahorrar sólo la mitad… Eche usted cuentas, señor presidente. Que yo soy de Letras.

En vista de eso,¿cómo es posible que el Gobierno de este putiferio de sangüijuelas y sangüijuelos se la endiñe a las familias y no a ellos?
Que en vez de sangrar a esa chusma, se le endiñe a la Dependencia, a la Sanidad, a la Educación, a la Cultura, al pequeño comercio?
¿A la gente que de verdad lucha y trabaja, en vez de a esa casta golfa, desvergonzada y manifiestamente incompetente?
A ese negocio autonómico absurdo e insostenible, del que tanta gentuza lleva viviendo holgadamente desde hace más de treinta años.
17 parlamentos, 17 defensores del pueblo, embajadas propias, empresas, instituciones. Negocios casi privados(o sin casi)con dinero público.
El único consuelo es que a esa pandilla depredadora la hemos ido votando nosotros. No somos inocentes. Son proyección y criaturas nuestras.
Treinta años engordándolos con nuestras imbecilidad y abulia política. Cuando no con complicidad ciudadana directa: Valencia, Andalucía…
Con unos tribunales de Justicia cuando no politizados o venales, a menudo lentos y abúlicos. El golfo, impune. Y el ciudadano, indefenso.

Esos políticos de todo signo(hasta sindicalistas,rediós)puestos en cajas de ahorros para favorecer a partidos y amiguetes.Impunes,todos.
Me creeré a un presidente de Gobierno, sea del color que sea, cuando confiese públicamente que este Estado-disparate es insostenible.
Cuando alguien diga, señor pesidente, mirándonos a los ojos, “voy a luchar por un gran pacto de Estado con la oposición”
“Me voy a cargar esta barbaridad, racionalizándola, reduciéndola, controlándola, adecuándola a lo real y necesario”.
“Voy a desmontarles el negocio a todos los que pueda. Y a los que no pueda, a limitárselo al máximo. A lo imprescindible”
“Aquí hay dos autonomías históricas que tendrán algo más de cuartelillo, dentro de un orden. Y el resto, a mamarla a Parla”.
“Y el que quiera entrar en política para servir al pueblo, que se lo pague de su bolsillo”.
Pero dudo que haga eso, señor presidente. Es tan prisionero de su propia chusma político-autonómica como el Pesoe lo es de la suya.
Ese toque de jacobinismo es ya imposible.

Tiene gracia. No paran de hablar de soberanía respecto a Europa quienes son incapaces de ejercerla en su propio país. Sobre sus políticos.
Dicho en corto, señor presidente: no hay cojones.
Seguirán pagándolo los mismos, cada vez más, y seguirán disfrutándolo los de siempre. El negocio autonómico beneficia a demasiada gente .
Usted, señor presidente, como la oposición si gobernara, como cualquiera que lo haga en España, seguirá yendo a lo fácil.
A cargar a una población triturada,con cinco millones de parados,lo que no se atreven a cargar sobre sus desvergonzados socios y compadres.
Seguirá haciéndonos aun más pobres, menos sanos, menos educados.Hasta el ocio para olvidarlo y la cultura para soportarlo serán imposibles.
Así que cuando lo pienso, a veces se me va la olla y me veo deseando una intervención exterior.
Que le vayan a frau Merkel con derechos históricos, defensores del pueblo, inmersiones linguísticas, embajadas y golferías autonómicas.
De tanto reírse, le dará un ataque de hipo. De hippen, o como se diga allí.
Lo escribía el poeta Cavafis en “Esperando a los bárbaros”. Quizá los bárbaros traigan una solución, después de todo.

Para esto, que nos invadan los bárbaros de una puta vez. Que todo se vaya al carajo y el Sentido Común reconozca a los suyos. Si quedan.
Recristo. Qué a gusto me he quedado esta tarde, señor presidente.
Lola acaba de abrir el bar. Esta noche me emborracho.Como Gardel en el tango.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

El último libro publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog Add to Technorati Favorites
Sindicación RSS Acceso Miembros