Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

¿Que le pasa a España? ¿Por qué se está hundiendo?


Nota



¿Que le pasa a España? ¿Por qué se está hundiendo?
Cuando España está en peligro, desacreditada, debilitada y al borde de la ruptura, cuando más necesita la unidad de todos y el esfuerzo común, el sistema exhibe con desvergüenza su degradación y bajeza: Sánchez contra Rajoy, el PSOE contra el gobierno, Artur Mas contra España, vascos añorando a los asesinos de ETA, la Justicia ineficaz y sin reaccionar y la economía endeudándose velozmente y sin desprenderse del desempleo y la pobreza.

¿Que más necesitan los ciudadanos de España para llegar a la conclusión de que el sistema político ha fracasado y que es necesario y urgente dar por liquidada esta falsa democracia para construir, sobre sus cenizas, una democracia auténtica de ciudadanos libres y de partidos y gobiernos bajo control de la ética y el civismo?

Cuanto más tiempo dejemos a esta raza de políticos en el poder, más destruirán nuestra patria.

El sistema actual, ladinamente autodenominado "democracia" cuando solo es una sucia dictadura de partidos y de políticos profesionales descontrolados, es un fracaso que ha acabado con la prosperidad del país, que ha empobrecido al ciudadano, que ha destruido la mitad del tejido productivo, que ha sembrado la nación de dolor, desempleo y tristeza y que ha convertido a España en líder mundial de casi todo lo sucio y deleznable: desempleo, avance de la pobreza, desigualdad, trata de blancas, abuso de poder, tráfico y consumo de drogas, alcoholismo, blanqueo de dinero, fracaso escolar, desahucios, descrédito de la política, corrupción masiva, estafas y abusos y rechazo ciudadano a sus líderes políticos.

La independencia de Cataluña es un drama forjado por la clase política española. Al morir Franco, el independentismo era residual, pero los políticos españoles en el poder pactaron con el nacionaismo catalán para obtener sus votos y otorgaron a Pujol y a los suyos impunidad y permiso para intoxicar y sembrar de odio antiespañol las escuelas y la sociedad catalana.

Hoy, el independentismo está a punto de demostrar que ya es una fuerza mayoritaria, sin que los culpables de ese desastre paguen por ello, mientras la bolsa refleja en sus bajadas el drama catalán y los mercados están dejando de creer en nuestro futuro.

Aunque es evidente y palpable que el país zozobra, víctima de sus propios errores y conducido pésimamente por una clase dirigente que carece de solvencia moral, de altura profesional y de generosidad cívica, nadie pide perdón, ni demuestra propósito de enmienda, ni promete cambio alguno en una política que en lugar de servir los intereses ciudadanos se somete a los intereses de los partidos y del poder.

El sistema no es capaz siquiera de castigar a sus propios delincuentes, a los que han mentido, endeudado al país hasta la locura y saqueado las cajas de ahorros y el tesoro público. Los corruptos escapan impunes, cargados de dinero que nadie les obliga a devolver, mientras los ciudadanos, impotentes y acobardados, solo se atreven a denunciar a sus líderes en las encuestas, donde jueces, políticos y periodistas aparecen ya señalados como enemigos rechazados.

Muchos se preguntan que le ocurre a España y por qué tantas desgracias acumuladas. La respuesta es compleja y simple a la vez porque la desgracia española es el resultado de un cóctel con dos únicos ingredientes bien mezclados, que se ha tornado letal: el "primer ingrediente" es una democracia falsa y trucada, sin ciudadanos, sin sociedad civil, sin controles, cautelas ni contrapesos, que en realidad es una partitocracia corrupta y sin ética, desequilibrada, sin separación de poderes, sin una ley asumida por todos e igual para todos e incapaz de resolver sus conflictos internos; el "segundo ingrediente" es una clase dirigente torpe, arrogante, impune, inclinada al abuso, atiborrada de poder y de privilegios, incapaz de anteponer el interés general al propio, forjada en los hornos verticalistas y mafiosos de los partidos políticos, que desconoce el debate, el esfuerzo, el sacrificio y la ejemplaridad, que ha heredado todos los males y abusos del régimen de Franco sin ninguno de sus valores y que se ha prostituido en un obsceno baile de deslealtades, corporativismos y odios en el que participan, por igual, las derechas, las izquierdas y los nacionalistas, todos tirando del carro hacia su terreno y despedazando la nación.

Sandro Pertini, el fallecido presidente de la República Italiana, nos dijo una noche en Roma, a un grupo de periodistas españoles, con los que cenaba, que una vez cada cincuenta, cien o mas años, suele ocurrirle a determinados países con escasas defensas la desgracia de que lo peor de su sociedad, gente sin escrúpulos, egoísta, y de baja ética, accede al poder y lo ocupa. Cuando eso ocurre, decía el viejo presidente, hay que temblar porque entonces llegan todas las desgracias y el mal se convierte en un cáncer difícil de erradicar.

Es probable que Pertini se refiriera a lo que ocurría en la Italia de los años 80 del pasado siglo, cuando los partidos mafiosos y desalmados se hicieron dueños de la política italiana. Allí estaban la Democracia Cristiana, el Partido Comunista, el Partido Socialista y otros, todos ellos plagados de corrupción, abuso y maldad. El drama italiano fue desmontado por unos jueces ejemplares, que metieron a muchos políticos en la cárcel y acabaron con aquella ola de corrupción.

Es probable que en España esté ocurriendo lo mismo, que desde que murió Franco, una clase política ajena a la democracia, a la ciudadanía y a la ética ha tomado el poder y ha ido pudriéndose más y mas, hasta alcanzar las nauseabundas cuotas del presente, donde el país está siendo arrasado por unos dirigentes que no han cesado en su intento de envilecer también a los ciudadanos, mintiéndoles, manipulandoles, fomentando el fanatismo, estimulando el odio entre ellos y reprimiendo cualquier valor que aliente la decencia y la convivencia democrática.

Pero el caso de España es todavía más grave que el de aquella Italia que se repartían la Democracia Cristiana y el Partido Comunista, porque España carece de jueces limpios capaces de solucionar el problema.

Los únicos que pueden hacerlo en España son los ciudadanos, pero ocurre también que los españoles no son capaces de dar la talla porque la mitad se han convertido en cobardes, incapaces de exigir limpieza y verdadera democracia, mientras que la otra mitad, confundida, fanatizada y víctima de la propaganda de los partidos y del sistema, comete el terrible error de votar en las urnas a sus verdugos, habilitándoles como cómplices para que sigan destruyendo el país.

- -
Miércoles, 23 de Septiembre 2015
Artículo leído 1467 veces




Comentarios:

1.Publicado por Dr. Ignacio Yañez Polo el 23/09/2015 07:41
Excelente artículo.
La hipótesis sobre la que estoy trabajando es que la "crisis del 98" no se ha concluido.
Solo ha habido un receso secular, muy típico en nuestros lares.
Al leer el artículo me parecía que estaba leyendo una página de la
situación en España cuando los albores de la independencia de Filipinas y los Liberales intentaban remediar tanta fechoría de memos políticastros.
Estamos entrando en el año 16. Pero del siglo XXI
Parece el 16 del pasado siglo.
Ni Cuba, ni Puerto Rico, ni Filipinas están cuajadas o terminadas en su proceso democrático.
Cataluña, Vasconia, Galicia, Baleares, Canarias y otras regiones están esperando el día de mañana.
La crisis, no ha comenzado, continua desde 1998

2.Publicado por vanlop el 23/09/2015 10:17


No hay más que añadir.

Y el último párrafo resume el porvenir. Aunque yo pienso que màs que cobardes, estamos desorientados, ni referentes, ni nadie a quien mirar sin ninguna idea que hacer nuestra. Y el terror, el terror perder lo poco que nos están dejando. Un terror cuidadosamente dosificado por los medios, para que la gente vote a la casta aterrorizda por la economía y por la nueva casta. Es la situación perfecta para que el sistema se perpetue.

Y no hay esperanza, al menos en un futuro próximo. La degradación seguirá lenta pero segura hasta que el sistema se hunda solo y unos cuantos listos recojan los pedazos. Y por supuesto, será otro sistema mucho peor y así sucesivamente.

Tal vez sea la crisis del 98 que no se ha resuelto. En esa época nacen los separatismos periféricos, que tal vez sea el cancer que nos roe, pues que haya gobienos de izquierdas o de derechas, no es más que un leve accidente. El problema y lo estamos viendo, es cuando esos gobiernos fomentan el separatismo para seguir medrando.

Manu:

Sin duda un tonto es peor, pues el malvado tiene que dormir y relajarse y durante ese tiempo no maquina nada. Pero el tonto no descansa y durante veinticuatro horas cada día maquina como fastidiar al prójimo.


3.Publicado por Yo no voto el 23/09/2015 12:29
La transición es la causante de todas las desgracias que nos afligen, en ella se sentaron las bases de la destrucción presente.
Fue un pacto entre los franquistas que ostentaban el poder y los nuevos partidos ansiosos de compartir ese poder, apadrinados por el poder económico. Entre todos sentaron las bases de este estado corrompido haciéndonos creer que nos traían la democracia.
En lugar de una ruptura democrática con un periodo de libertad constituyente, unas elecciones a cortes constituyentes para la elaboración de una constitución se reunieron en secreto un pequeño grupo y en servilletas de papel tomaron notas para su constitución.

El resultado es un régimen en el que el Estado controla a la Nación, en lugar de ser la Nación la que controle al Estado. Un régimen sin representación ciudadana y sin separación del legislativo y el ejecutivo donde el mismo que gobierna hace las leyes y además nombra a los cargos de gobierno del judicial no es una democracia lo adornen como lo adornen.

4.Publicado por español28m el 23/09/2015 14:04
Un partido político, sea de la idea que sea y sea de donde sea, su objetivo último es controlarlo todo, eso es así. Y aquí el sistema político que tenemos nació de los partidos políticos, no de la sociedad. Había una especie de partiditis al principio de la Transición, todos tenían que pertenecer a un partido político, como el franquismo los prohibió totalmente pues entonces nos pasamos al lado opuesto totalmente, como con el destape se pasó de no poder enseñar nada a enseñarlo todo. Así que los partidos fueron los que hicieron la transición, y con el carácter tan corporativista que hay en España pues los partidos, todos, crearon un sistema en el que los partidos políticos lo controlaran todo, que nada escapara a su poder, incluso los sindicatos y empresarios, prensa, televisión, ... jueces, etc.
Y aquí estamos, con la partitocracia mas poderosa de Occidente, y lo que hay es su fruto, no de la sociedad, sino de los partidos políticos y sus dirigentes. Por tanto, la situación actual que la soluciones los partidos políticos, se llegue a donde se llegue, y así lo mejor que hacemos es no participar en sus elecciones ni en sus procesos (sean independentistas o como se llamen), y dejarlos solos.
Nuestra desgracia es que aunque los dejemos solos harán los que les de la gana con nosotros.

5.Publicado por SALVADOR el 23/09/2015 18:27
¿ Nadie se ha parado a pensar que el problema de España es el sistema politico? ¿ porque nadie dice en primera página de un periodico que en España no existe la democracia y que no la hemos visto en 500 años? .Porque somos un país corrupto a todos los niveles y vamos a votar como borregos, como si en ese día decidieramos algo importante . Sin revolución no hay cambio y España necesita tirar este edificio de ocupas llamado oligarquia de partidos para fundar una democracia, que ya va siendo hora . Apaguen la tele,no lean encuestas, abstenganse de votar a ladrones, lean un poco y pidan libertad politica colectiva para empezar.

6.Publicado por Josesmegol el 23/09/2015 21:39
España se cae a pedazos desde la invasión napoleónica en 1808, así de sencillo. Al ser tan grande está tardando siglos pero nada más.

7.Publicado por Josesmegol el 23/09/2015 21:40
Y no hay que hacer ningún análisis. Las semillas de lo que está pasando se plantaron con la constitución del 78. Lo que está pasando es la fruta madura. Era algo inevitable.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros