Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

¿Progreso o barbarie reciclada? (recomendado)


Nota



¿Progreso o barbarie reciclada? (recomendado)
Confunden la “democracia” con la “oligocracia”, prefieren las libertades y derechos colectivos a los del individuo, devalúan al ciudadano y lo subordinan al Estado, que es lo que de verdad adoran, y han sustituido los derechos y libertades del pueblo en democracia por el “populismo”. En sus filas hay gente bienintencionada, honrada y decente, pero están acobardados y no se atreven a desafiar a la masa de mediocres que domina su bando. Se llaman “progresistas” y se consideran de izquierdas, pero en realidad son autoritarios y la mayoría son antiguos marxistas reciclados. En España han llegado al poder de la mano de Zapatero y se han convertido en una plaga.

Todos los estados totalitarios y asesinos del siglo XX se autodenominaron “progresistas”. Lo hicieron con idéntico énfasis el comunismo, el fascismo y el nazismo, tres barbaries cuyo denominador común, al igual que en el progresismo actual, fue el predominio del Estado sobre el ciudadano y de lo colectivo sobre lo individual. Su balance fue estremecedor no solo porque eran adictos a la guerra, sino porque terminaron exterminando a decenas de millones de sus propios ciudadanos, siempre bajo la excusa de que se oponían al “progreso”, entronizando la violencia y el asesinato de los adversarios, considerados "parte del pasado" y elementos "superados por la historia".

El "progre" actual es ciertamente menos violento que sus colegas del pasado siglo, pero comparten una adoración por los derechos y valores colectivos y por la fuerza del Estado, que les empuja a a "comprender" los abusos de Fidel Castro, a doblar la cerviz ante el totalitarismo de China y a babear cobardemente ante las agresiones del totalitarismo islamista, en el que no ven su violencia intrínseca, ni su capacidad para subyugar a la mujer, ni su elitismo, considerándolo como un fenómeno normal y propio del multiculturalismo y de las sociedades mestizas.

Ignorar los derechos del feto que crece en el vientre materno, confundir "igualdad" con "paridad", dialogar sin defender los propios valores, conceder al asesino similares derechos que a sus víctimas y sustituir el respeto a las minorías por una dictadura minoritaria no es progresismo sino totalitarismo disfrazado. Decir que nada es verdad o mentira, porque todo depende del punto de vista, como hacen el relativismo y el utilitarismo, es, además, contrario a la democracia, sistema que se construye sobre una gran verdad colectiva.

Todo es confusión en la "progresía", una fe que ni siquiera es una ideología, porque le falta consistencia y grosor intelectual. Derrotado en el siglo XX por sus abusos, parecía que iba a morir, pero renace para tapar las enormes brechas que dejó abiertas en la izquierda mundial la caída del Muro de Berlín. Como el totalitarismo estaba desprestigiado, se disfrazó de democracia, pero jamás llegó a entenderla porque la democracia es justo lo contrario de lo que ellos proclaman y en democracia el individuo y el ciudadano son más importantes que el Estado.

El ex lider comunista español Julio Anguita definió la "progresía" con tanta crueldad como precisión cuando dijo que es "el sumidero por donde se han ido las auténticas ideas de la izquierda".

Sus contradicciones y paradojas son memorables: cuando el desempleo y la pobreza cubren cada día más la sociedad con su manto negro de tristeza e infelicidad, ellos se suben los sueldos, compran coches de lujo y siguen gastando un dinero público que creen que les pertenece porque ocupan el poder. Están contra la pena de muerte, pero defienden el aborto, que causa millones de muertos, y la eutanasia; siempre hablan de tolerancia, pero no soportan la disidencia y llaman "fascistas" a los que piensan diferente; dicen que la igualdad es lo más importante, pero ellos se hacen millonarios en el poder; dejan libres a los Albertos, multimillonarios acusados de estafar miles de millones, y meten en la cárcel al que roba un jamón en un supermercado; proclaman la libertad a los cuatro vientos, pero han creado la doctrina de lo "políticamente correcto", una especie de pensamiento único dictatorial al que hay que someterse por la fuerza.

Utilizan como blindaje a los periodistas sometidos y a los medios de comunicación afines, a los que alimentan generosamente desde el poder con contratos publicitarios y concesiones para que camuflen o silencien lo que les perjudica, propaguen el pensamiento único y fustiguen a los que se oponen a la doctrina oficial. Así han conseguido transformar en silencio, sin denuncias y sin ruido, la democracia en una oligocracia autoritaria, donde los ciudadanos han sido suplantados por los partidos políticos.

Afirman que la ideología es primordial y exhiben lo que llaman "principios y valores de la izquierda", pero son capaces de pactar hasta con el mismo diablo, renunciando a las ideas, con tal de alcanzar o conservar el poder. En España, punta de lanza del progresismo en Europa, los progresistas de Zapatero han pactado de manera reiterada con nacionalistas extremos en el País Vasco, Cataluña y Galicia, sin importarles que sus "socios" estén situados en las antípodas ideológicas y que pugnen por destruir el Estado. Son capaces de compartir la cama con el PNV y de echarlos después del poder, de coquetear con ETA y de decir después que hay que “aplastarla”. Proclaman que están ampliando los derechos de las minorías y, realmente, han amparado a los homosexuales y a otros grupos marginales, pero ignoran los derechos constitucionales de los ciudadanos que, sólo por emplear el idioma español, son acosados y humillados en regiones gobernadas por ellos y sus socios nacionalistas.

Son anticapitalistas y antiyankis, pero cuidan con tanto esmero los intereses de la burguesía y de las élites poderosas que han conseguido que los ricos y los grandes empresarios les prefieran a la derecha y siempre les voten. El antiamericanismo de su líder, Zapatero, es notable, pero él se pasó casi cinco años mendigando una entrevista con el presidente Bush y sigue haciendo lo mismo con Obama.

Sólo sienten pánico ante las estadísticas, los datos y las cifras, porque ponen de manifiesto sus carencias y contradiciones y porque les impiden manipular y disfrazar la realidad. En España, esos datos puros dicen que el país, de la mano de la progresía, retrocede, se divide, pierde empleos, se empobrece y ocupa los primeros puestos europeos en fracaso escolar, venta y consumo de drogas, borracheras, prostitución, coches oficiales, desempleo, avance hacia la pobreza, crecimiento de la delincuencia y población encarcelada.

Fustigan a la Iglesia porque es el único poder que no controlan, pero no sustituyen los valores que defendía el catolicismo por otros nuevos, de manera que la crítica corrosiva del laicismo y del relativismo sólo genera insolidaridad, deterioro de la familia, egoísmo, crispación y terribles daños a la convivencia.

Utilizan el dinero para controlarlo todo y emplean las subvenciones para generar clientelismo y sumisión. Afirman creer en la sociedad civil, pero en realidad la han invadido, asfixiado y colocado en estado de coma. La sociedad civil, tras haber padecido el "tratamiento progre", está arrasada y es incapaz de cumplir su vital papel de contrapeso del Estado. Han invadido todos los espacios sagrados de la sociedad que necesitan desarrollarse en libertad, como las universidades, las cajas de ahorro, los sindicatos, la patronal, las confesiones religiosas, las asociaciones civiles y ciudadanas y gran parte del llamado "Tercer Sector", donde están las asociaciones y fundaciones.

Bajo el imperio "progre", el Estado no para de crecer y el ciudadano no cesa de mermar. Los viejos equilibrios de la libertad han quedado rotos. Ya no es el gobierno el que teme a los ciudadanos, como es deseable en democracia, sino los ciudadanos los que temen al poder político.

El pensamiento "progre" beneficia mas que a nadie a los políticos y ha logrado convertir al dirigente en el verdadero "señor" y "dueño" de la sociedad, atiborrándolos de tantos privilegios y ventajas que su mundo ya no es el del ciudadano. Las élites políticas viven en auténticas burbujas que les impiden conocer a los ciudadanos y a sus dramas diarios. Desde sus residencias vigiladas, coches blindados, sueldos estelares y demás privilegios, desconocen la pobreza, las míseras pensiones, la dureza de las hipotecas, la inseguridad en las calles, el deterioro de la convivencia y otras muchas tragedias que convierten la vida en miserable.

La progresía, en abierta contradición con sus postulados, no impide que los privilegios de los que están en el poder sean hoy escandalosos, comparables a los que disfrutaban en la época del absolutismo la nobleza y el clero: fueros propios, práctica inmunidad e impunidad, coches oficiales, sueldos elevados a los que no afectan la crisis, pensiones regias, acceso y control de los recursos del Estado, etc.


   
Lunes, 30 de Marzo 2009
Artículo leído 1232 veces




Comentarios:

1.Publicado por hipótesis el 30/03/2009 08:32
MIÉRCOLES 10 DE SEPTIEMBRE DE 2008
Civilización o Barbarie
“Ya que hoy, en pleno siglo XX, los nazis se proponen ignorar la historia, la dinámica social y la cultura para referirse a la "raza", ¿por qué no dar un paso más atrás? ¿Acaso la antropología no es parte de la zoología? ¿Quién sabe sí los racistas no irán a buscar las inspiraciones más elevadas para su obra creadora en el reino de los antropoides?”. (León Trostki, 1933)

La caracterización y el correcto etiquetaje de un régimen o de un partido político, hay que hacerla a partir de sus HECHOS, no de lo que dicen esas entidades ni tampoco de su génesis. Con independencia del origen, trayectoria, discursos o programas, lo que señaliza luminosamente a nuestro régimen político y su baluarte actual el PSOE , es de modo inequívoco e irrefutable la destrucción de la Nación España en todas las facetas de su vida política, histórica, económica y social, en sus vises materiales y espirituales, y en la difusión de valores, en este caso “contravalores” o valores atávicos.

Desde el punto de vista económico ha facilitado el control internacional y privado a la Nación de nuestros recursos patrios, ha introducido mano de obra extranjera por encima de las necesidades de nuestro mercado laboral, ha dejado a manos de particulares sectores y recursos fundamentales para el país, y hace dejación de decisiones económicas vitales para los españoles que solo obrando deliberadamente pueden explicarse.

Desde el político ha destruido las bases democráticas que pudiéramos haber albergado, ha robado los programas de los nacionalistas y absorbido la utilidad del PP, ha ocupado todo el Estado, ha dado “neoderechos” sin tener competencia para ello, ha dejado en manos regionales decisiones nacionales, ha permitido el acaparamiento de competencias o delegado poderes ilegales a los nuevos caciques de las autonomías, ha permitido la apertura de delegaciones en el extranjero por parte de los virreyes regionales, ha mentido con profusión y por sistema, ha negociado con los terroristas de ETA un “Estado” independiente en nuestro suelo, y con otros nacionalistas la formación de un confederalismo de nuevo cuño; ha destruido la división de poderes constitucionales de forma irreversible, ha convertido a las Cortes en un carísimo adorno, está bajo sospecha de haber organizado la matanza del 11-M. y el largo etcétera en este apartado como el estatuto catalán, la financiación autonómica o la bilateralidad en las negociaciones acerca del destino de los impuestos nacionales. El régimen monárquico ha traído la presencia de una sola CASTA DE POLITICOS peleados entre sí por la obtención de los despojos Nacionales de España.

Desde el social ha combatido la “conciencia nacional española” ha insuflado el viento del egoísmo particularista, el individualismo consumista, la banalidad, la chabacanería y el analfabetismo como “cultura”; ha despreciado los escasos elementos civilizatorios que habíamos conquistado, ha enardecido el “individualismo liberal” con el “sálvese quién pueda” primitivo y falso, ha emprendido cruzadas de des-socialización y destrucción de los vínculos afectivos-nacionales; promueve y practica la eutanasia y el aborto para destruir la vida humana, ha recurrido a la “memoria histórica” de la guerra civil para introducir una división social basada en odios recónditos y ancestrales ya superados por la propia sociedad.

Desde el ideológico ha combatido el cristianismo y a la institución Católica, ha subvertido los valores de la Ilustración y ha revertido su sentido civilizatorio trocándolo en la burda conducta del bárbaro salvaje proclamándola neodoctrina dominante; ha usado la “alianza de civilizaciones” para introducir la “multiculturalidad” a modo de cuña en la cultura judeo-cristiana-occidental -del mismo modo que los nacionalistas catalanes abominan el idioma español con el “qué bonitas son todas las lenguas” menos el castellano, cuya dictadura de lengua caalana sufre esa comunidad-, ha recogido cuantas ideas, delirios, vulgaridades o sofismas ha encontrado o inventado como eso del cambio climático, la paz universal, el “buenismo”, el radicalismo gay y feminista, o el relativismo moral.



Todo ese cúmulo de actuaciones ofrece con toda claridad y en un primer plano la DESTRUCCCIÓN NACIONAL de España, mucho más que una proposición política concreta como destino para el cuerpo social de España. El actual régimen político español busca y desea el exterminio físico de la gente, incluido el caos y la guerra.

No se conoce en la Historia grupos o regímenes con los que poder comparar esta actuación política descubierta como un PLAN sea o no deliberado y empeñado en destruir todo lo que el pasado construyó en la Nación incluyendo sus propios habitantes; ninguno de anteriores dueños sociales ha obrado en su dominio como un Napoleón sin programa positivo, tal es la conducta de este nuevo Reich. El componente impositivo y de autoritarismo de los fascistas y de los nazis, está siendo acompañado además por un intento de “autorepresión” ciudadana provocado por la difusión machacona de ideología “buenista”, por el acorralamiento de las mentes desde las instituciones o por la letanía opiácea de disfrutar con una “democracia pluralista”.

Por una parte se puede definir a los componentes del régimen como ENEMIGOS Nacionales incluso desde el punto de vista de una clase dominante y sus partidos políticos, cuanto más de los ciudadanos españoles; por otra parte lo más parecido a las ideas que ponen en práctica, más allá del “fascismo” característico de clases medias, autoritarismo, violencia institucional y desprecio a la legalidad, encuentra en el Nazismo su precursor en actuaciones de cariz “biologista”, justificado aquel en la supuesta raza, la benignidad de un nuevo orden político-social. Del mismo modo que el racismo catalán ha sustituido la raza por la lengua, el neonazismo español ha sustituido la raza por la especie, por el propio homo sapiens, al que quiere convertir en un rebaño de somas desprovistos de atributos humanos y ciudadanos de los que la civilización los ha dotado. Es un nazismo más “avanzado”, una “mejora” de su antecesor, un paso más allá de su animalesca concepción política-social. Es un NEONAZISMO ya aceptado conceptual y popularmente por aquellos que sufren sus consecuencias más extremas. Es la nueva y macabra cara del moribundo CAPITALISMO que ha labrado en nuestro país su forma más salvaje y su faz más repugnante.

El stalinismo y el nazismo, paroxismos de autoridad y fuerza bruta, tenían objetivos nacionales y utilizaban métodos similares en pos de los designios que trataban de obtener para su nación. Toda represión y opresión social debe contar con métodos de eficacia probada con anterioridad y en consecuencia, también para un objetivo como la destrucción nacional de España debe contarse con todo aquel elemento capaz de ser eficazmente utilizado, bien sea stalinista o capitalista autoritario, o bien cualquier otro útil surgido en la palestra histórico-social que se avenga a ese deseado y delirante fin destructivo, incluyendo una quimérica masonería tratando de hacerse realidad pública.

Por eso es “indiferente” desde el punto de vista de la Resistencia Nacional tratar de ubicar nuestra situación en una determinada línea de derecha/izquierda que en el fondo es a lo que se llega con las caracterizaciones al uso, cuando tal “lateralidad” dejó de tener sentido no ya en España, sino en un mundo donde se ha estado diluyendo paulatinamente. Esos conceptos tenían un indispensable sentido y utilidad en una tesitura histórica pasada, ahora tenemos un nuevo escenario surgido de una nueva situación mundial abocada a definir de modo inmediato el eterno problema de la supervivencia social cuando los dueños de la sociedad actúan contra los intereses generales de modo insoportable. La derecha y la izquierda están en el pasado, el capitalismo depredador y asesino las ha fundido, son una y la misma cosa aunque tengan diferentes nombres y biografías.

Más que la génesis, discursos o nombres de un movimiento o ideología, la verdadera cuestión a resolver es a qué intereses sirven y qué fines persiguen esos movimientos o ideologías en la actualidad, y en todos los casos veremos que las ideas originales y los movimientos políticos que las sostenían, han sido cambiadas por el tiempo o el espacio, arribando todos a una sola y única cosa a solucionar con carácter de urgencia: La civilización o la barbarie.


2.Publicado por Rubén el 30/03/2009 09:18
Sin duda alguna, el "mejor" artículo de la historia de Voto en Blanco. Imposible describir mejor la "plaga" progre de como lo hace Rubiales.

Rubén

3.Publicado por Tara el 30/03/2009 10:01

Un artículo para leerlo varias veces y para guardarlo. Para hoy me quedo con:

"Fustigan a la Iglesia porque es el único poder que no controlan, pero no sustituyen los valores que defendía el catolicismo por otros nuevos, de manera que la crítica corrosiva del laicismo y del relativismo sólo genera insolidaridad, deterioro de la familia, egoísmo, crispación y terribles daños a la convivencia"




4.Publicado por Pablo el 30/03/2009 10:03
Cansino panfletoide neofascista que me imagino enervará las masas de borreguiles y deseosos amantes de las cadenas para ellos mismos y lo que es pero, para los demás

Como nota aclaratoria, la palabrita PATRIA embabada hasta la saciedad es un producto bastante nefasto usado como arma contra las personas

5.Publicado por Manuel el 30/03/2009 15:23
Yo no estoy de acuerdo con el obtusismo que por lo general presentan los mandamases de la Iglesia (la católica y también las otras) y todos habremos de reconocer que muchísimos de los derechos humanos y de las comodidades de las que gozamos hoy en día no se ha logrado precisamente gracias a la Iglesia.

Sin embargo, en la exposición de este articulista hay una verdad como un templo, bueno mejor decir una verdad como que todo es movimiento (porque si es como un templo mala verdad sería), y es esta máxima que se refiere a los políticos progres en las Españas de todos los tiempos, las habidas y por haber: "Fustigan a la Iglesia porque es el único poder que no controlan."

6.Publicado por vanlop el 30/03/2009 18:29
El artículo es de lo mejor, no diré el mejor porque eso son matices y hay otros muy buenos. Es un retrato preciso y sistematizador de lo que sabemos, porque todo lo que dice lo sabemos desde hace mucho, pero de forma más o menos dispersa. Aquí está claro, ordenado, preciso. Un atículo de referencia.

Pablo: los comentarios breves son de agradecer, pero este es tan breve que no dice nada.

Manuel: No sólo es eso, porque tienen cierto control, en ciertos puntos que van perdiendo, por eso se ponen de los nervios pero yo diría que la Iglesia les recuerda cada día que hay mucha gente capaz de darlo todo a los demás y además esa gente sule dar lo poco que tiene. Ellos practican la "caridad", palabra que desprecian y que no saben lo que es, con el dienero de todos y además con mucha burocracia con lo que los beneficiados encima se sienten mal.

Ya seguiré cuando analice el artículo con más detalle.

7.Publicado por GarcíaFuentes Antonio el 30/03/2009 20:31
Todos esos parásitos, no tienen color alguno... son como los camaleones y se unen al color que los mantenga... son lo que yo denomino, políticos de panza, bolsillo y aparato sexual... únicos motores que los mueven y el fin es controlar al Estado y sus recursos y ponerlos a su exclusiva disposición... el resultado es el que estamos viendo, la ruina total, puesto que como los parásitos de un cuerpo vivo... sobrepasada la cantidad que el cuerpo puede aguantar... se debilita y muere. No hay más y por ello aunque se ladran, pero no se muerden... en el fondo su proyecto es el mismo y como recurso, se lo reparten, pero es un conchavamiento general. Se les denomina políticos pero no lo son, puesto que LA POLÍTICA ES EL ARTE DE GOBERNAR BIEN A LOS PUEBLOS y estos y en mayoría, no saben ni gobernar su propia casa, ni un puesto de pipas en la iniciativa privada, que es donde se ve la capacidad de un individuo para desenvolverse en la vida... observen que todos o casi todos y desde un principio, se buscaron la colocación o el enchufe en el dinero público... nunca arriesgaron nada... son cobardes de nacimiento... sálvense los que no... ¿pero cuántos hay?AGF www.jaen.ciudad.org (allí mucho más)

8.Publicado por jorge el 31/03/2009 03:06
Para mi hay una cosa que distingue enseguida a un progre... son hipocritas por naturaleza hasta limites insultantes...
no hablo de politicos hablo de la gente de a pie que va de progre... entre mis conocidos progres hay un denominador comun... se creen muy de izquierdas pero tienen empresas y castigan la huelga y a los huelguistas(vaya con la izquierda) son muy de izquierdas pero viven a todo trapo , son derrochadores y ademas tacaños, se llenan la boca de libertad pero a la minima que no piensas como ellos ya eres un facha,.
el nuevo rico suele ser progre por naturaleza...
la razon dew que muchos se consideren progres??? una muy absurda y es la raiz de su ideologia... a su abuelo o tatarabuelo o tioabuelo lo mataron en la guerra los del bando nacional..
no creen realmente en la igualdad de clases si es asi no lo predican nunca con el ejemplo...
esta es mi opinion basada en bastantes progres que casualmente todos son de clase media-alta y algunos de alta(patrimonios de unos 3 millones de euros...)

9.Publicado por jorge el 31/03/2009 03:12
aparte estaria el grupo de progres que van de sencillos y hippies , pero tienen unos patrimonios que les dan para vivir sin ninguna preocupacion... o son funcionarios(en muchas ocasiones enchufados por la "dedocracia " imperante, amigos , familia etc..)desconocen la realidad social... pero van de progres"porque es moda y es guay" y desde luego porque a su abuelo lo mataron en la guerra...(eso nunca falla)
sopy de zaragoza y en general en aragon pero en concreto en zaragoza hay muchisimo progre y sobre todo nuevos ricos progres...
aqui la derecha no gana nunca por la tontada del trasvase del ebro...eso aun hace crecer aun mas el sentimiento progre y sociata, en el pais vasco defienden un idioma e incluso una raza, esa es su razon , aqui la excusa es el agua... en cataluña el idioma y nose que mas(la corona era de aragon)

10.Publicado por jorge el 31/03/2009 03:22
otro rasgo sin duda inequivoco del progre es que pertenece al mundo burgues... no suelen darse cuenta ni se molestan en palpar la realidad social... tienen unas ideas fijas y no saben ser nada objetivos
un trabajador de una fabrica es progre?? no . realmente los progres nunca provienen del mundo obrero , son burgueses hipocritas que defienden la extrema izquierda, pero viven como un aristocrata de derechas..
defienden la inmigracion , pero viven en barrios de lujo(nunca conoceran d e primera mano que es tener unos marroquies abajo y unos rumanos arriba en el bloque) sus hijos van a colegios privados etc la hipocresia extrema les distingue. un progre nunca es de fiar... vamos yo no me fiaria de una persona que promueve valores de izquierda y en la practica es un clasista e intransigente supremo..(son formas de comportarse contradictorias y la contradiccion es simbolo de mentira )

11.Publicado por Lucky Tovar el 31/03/2009 04:24
La historia sigue siendo cíclica, los burgueses siguen utilizando al proletariado para ocupar el lugar de la nobleza. Todo vale, nada se considera obsceno: utilicemos falsa igualdad, compremos votos que pagaremos con leyes vergonzosas disfrazadas de libertades, todo vale. Gastemos millones en remover morias históricas mientras nos jugamos el futuro. Para nuestros gobernantes, libertad es que una cría de 16 años pueda decidir qué hacer con un ser vivo que no pidió ser concevido, y así, una niña incapaz de elegir la mejor manera de mantener relaciones, tendrá más fácil abortar que conducir un coche.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros