Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

¿Por qué un demócrata no puede votar a Zapatero?


Nota



¿Por qué un demócrata no puede votar a Zapatero?
El presidente de la comunidad de Castilla La Mancha, el socialista José María Barreda, cree que los socialistas no terminan de destacarse del PP en la carrera electoral, a pesar de la pésima oposición que está haciendo la derecha española, por errores como el Estatut de Cataluña y por el "disparate" de De Juan Chaos.

Tiene razón Barreda, que, por cierto, acaba de subirse el sueldo casi un 75 por ciento, pero, lógicamente, se queda corto. Si no tuviera que rendir cuentas a su líder de las palabras que pronuncia, si realmente fuera libre, habría dicho lo que probablemente piensa: "Un verdadero demócrata jamás podría votar a Zapatero".

Hay centenares de razones, todas ellas tipificadas como antidemocráticas en filosofía y derecho político, que impiden a un demócrata apoyar en las urnas al actual presidente del gobierno español. Mencionemos sólo algunas:

Porque miente; porque ha alimentado el enfrentamiento y el odio entre los españoles; porque ha desenterrado los sufrimientos de la guerra civil, removiendo las tragedias y las culpas de un bando y de otro, recuerdos terribles que los españoles habían logrado enterrar con generosidad y en aras de la convivencia, durante la Transición; por haber negociado con ETA en secreto, negándolo, contra la opinión de la mayoría de los españoles y brindando increíbles concesiones a los asesinos, incluso aplicándoles la ley con benevolencia; porque incumple la irrenunciable obligación de todo gobierno democrático de cumplir y hacer cumplir la ley; porque las ansias de poder le han llevado a abandonar la ideología de su partido para pactar con nacionalistas extremos vascos y catalanes que odian a España y que procuran la destrucción del Estado; porque las banderas de España no están donde la ley dice que deben estar; porque permite cobardemente que los que utilizan el español para comunicarse sean perseguidos por sus aliados nacionalistas en Cataluña y otras comunidades; porque reparte de manera desigual e injusta los recursos públicos, dando más a los amigos que a los adversarios; porque permite cobardemente que en los libros de texto catalanes y vascos no figure la palabra "España"; porque, por lo menos, ha permitido que sus colaboradores intenten manipular empresas libres como Endesa y el BBVA; porque prometió que practicaría la austeridad en el poder y ha incrementado en más de un centenar sus colaboradores y asesores en La Moncloa; porque, bajo su mandato y en contra de lo que había prometido, la administración del Estado ha seguido engordando, hasta el extremo de padecer ya una obesidad mórbida muy difícil de curar; porque sus caprichos y veleidades han hecho de España casi un "paria" en política exterior, tras sustituir las alianzas con las grandes democracias occidentales por amistades tan peligrosas como las mantiene con los tiranos de Cuba, Siria, Venezuela, Bolivia, Irán y otros; porque bajo su mandato se ha acelerado el desprestigio de los políticos, de la política y, lo que es más grave, de la misma democracia como sistema; porque su modo de gobernar ha hecho que la gente pierda la confianza en el liderazgo, que es la esencia de la democracia; porque ha marginado y acosado a las víctimas del terrorismo, cuyos sufrimientos las convierten en el referente moral de la nación; porque, bajo su mandato, España se ha hecho más insegura, más desigual y más injusta; porque no ha sentido pudor alguno en arremeter contra el Poder Judicial para controlarlo, demostrando que no cree en la democracia, una de cuyas exigencias más firmes es la independencia de los poderes básicos del Estado...

Hay más razones, al menos medio centenar más en mis apuntes, pero la ración servida es lo bastante convincente, por ahora.

Algunos de los "hooligans" de la izquierda dirán que muchos de los "pecados" contra la democracia que cito también son habituales en la oposición de derecha. Es cierto y tienen razón, pero olvidan un matiz muy importante: que la responsabilidad de la oposición, en democracia, es siempre muy inferior a la del gobierno, porque es el gobierno y no la oposición el que ha recibido el mandato ciudadano para gobernar, el que cobra los impuestos, el que administra el Estado, el que controla las fuerzas de seguridad, el que tiene a su disposición los inmensos recursos del Estado y el que tiene que rendir cuentas cada día, ante la ciudadanía y ante la Historia, aunque en la escuálida democracia española eso nunca se haga.

Y que conste que nosotros no estamos ni en un bando ni en otro porque, como muchos demócratas en España, votamos "en blanco".

   
Viernes, 14 de Diciembre 2007
Artículo leído 2725 veces




Comentarios:

1.Publicado por demetrio el 13/12/2007 09:05
Nunca antes había entrado en este blog y me sorprende que exista en España. Es libre, lúcido y audaz. Creo que su existencia es símtoma de que algo se mueve en la sociedad. Voy a propagarlo entre mis amigos porque creo que es bueno que la gente entre en contacto con el análisis libre e independiente.

Sebre el artículo, no creo que la oposición de derecha sea mejor que el PSOE en nada, pero tiene razón el autor al afirmar que la responsabilidad del gobierno es mucho mayor. Por eso hay que criticarlo y acosarlo desde la ciudadanía, Hasta que los políticos no aprendan a temer a los ciudadanos, esto no será una democracia. Cuando, como aquí ocurre, es el ciudadano el que teme al político, es signo patente de que soportamos una tiranía.

Demetrio

2.Publicado por ninguno el 14/12/2007 10:14
Fantástico artículo. La izquierda española está desideologizada y vendida al poder, con el agravante de que es la gente obrera y humilde quien les vota en masa, cuando desde el poder no se defienden sus derechos, no se defiende a la nación. Pero no pasa nada, en cuatro o cinco meses antes de las elecciones todo se arregla: mítines de cazadora y anuncios tipo: "conduzca con cuidado, gobierno de España", o mensajes tipo "que viene la derecha, que os quitarán el pan y el butano". En este país sin memoria, con tanta telemierda, con tanto enchufao ..., es muy dificil que cambien las cosas.

3.Publicado por cretino el 15/12/2007 20:27
Entonces ¡A quien votamos? ¿Al descerebrado de Rajoy? Yo no voto a ninguno de estos ególatras. Mi voto para Rosa Diéz que, por ahora, está limpia.

Cretino

4.Publicado por pedroatienza el 16/12/2007 00:01
Sigo este blog con asiduidad. He encontrado en él opiniones y reflexiones fantásticas. No siempre, como creo natural, he estado en total acuardo con lo expuesto, cosa que, por otra parte, afirmo positiva pues el debate, desde el respeto, enriquece el criterio de los que participamos en él.

Dicho esto, y en este caso, tengo que dar mi enhorabuena al autor pues sostengo que sería muy dificil argumentar de mejor manera las razones por las que no votar al que hoy, aún, es nuestro presidente.

5.Publicado por José el 16/12/2007 14:44
Y mi voto también es para Rosa Díez. Un poco de aire puro y fresco para renovar el viciado ambiente político actual.

6.Publicado por Fon el 13/02/2008 23:29
Bravo, bravo y bravo. Está bien ser independiente. Aunque lo cierto es que el voto en blanco favorece al partido mayoritario según tengo entendido. Es decir, meter el sobre sin papeleta. Si rompes la papeleta es cuando es nulo, y es ese el voto protesta.
Yo votaré al pp, pero sólo contra Zp, como mal menor.
Viva la libertad.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros