Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

¿Por qué el socialismo retrocede en todo el mundo?


Nota

El periódico francés Le Monde, biblia del progresismo e inspirador del socialismo europeo durante décadas, ha tocado el tema clave del retroceso del la izquierda en todo el mundo y lo ha hecho, sorprendentemente, con cierta crudeza, aunque sin toda la que requería el análisis. Ha reconocido que la socialdemocracia no es capaz de dar respuesta a los desafíos de la globalización, pero ha silenciado que los socialdemócratas están abandonando la democracia y deslizándose peligrosamente hacia el populismo y hacia ciertos ámbitos totalitarios del socialsimo real.
-------



¿Por qué el socialismo retrocede en todo el mundo?
En un artículo de Henri Weber, publicado en Le Monde, se afirma que aunque cada país tiene sus particularidades, el declive de la izquierda europea es indiscutible. "Eso no quita para que se esté reafirmando una tendencia general, y sería absurdo negarlo". Para el autor, la izquierda no ha sabido reaccionar a los últimos retos de la globalización.

“Se suceden las derrotas electorales, cae el número de militantes y se debilitan los vínculos con los sindicatos. Hace tan sólo siete años, trece gobiernos de la UE estaban dirigidos por socialistas. Hoy éste sólo es el caso de España, Portugal y –no se sabe por cuánto tiempo- de Gran Bretaña. Evidentemente, debemos analizar estos resultados con precaución. Las elecciones nacionales de cada país tienen sus particularidades, pero eso no quita para que se esté reafirmando una tendencia general, y sería absurdo negarlo”.

“La crisis de la socialdemocracia proviene, según el último análisis, de su incapacidad de poner en marcha una respuesta europea a los desafíos de la globalización. Su renovación pasa por el relanzamiento y la reorientación de Europa. Tanto es así que el crecimiento fuerte y duradero, la protección de los asalariados frente a todos los riesgos locales, la lucha contra el calentamiento climático, el dominio de la inmigración, la regulación del capitalismo globalizado, exigen una Unión más voluntaria, más ambiciosa y más social”.

Weber evita hacer sangre al no señalar los dos grandes dramas de la socialdemocracia y las dos causas principales del fracaso de la izquierda contemporánea: su rechazo al libre mercado y a la iniciativa privada, a la que siempre aspira a sustituir convirtiendo al gobierno en una gran empresa torpe e inoperante, y su escasa fe en la democracia, lo que conlleva una irrenunciable tendencia a suplantar al ciudadano y a la iniciativa privada desde el poder gubernamental, una opción que, históricamente, siempre ha conducido al fracaso, al empobrecimiento de los pueblos y a la opresión.

Tampoco se atreve a analizar el drama que representa para la izquierda europea el que un tipo como el español Zapatero, un líder desideologizado y experto sólo en cuidar la imagen por cualquier medio, incluyendo la mentira y la manipulación, sea hoy el principal activo de la izquierda en Europa.

El socialismo huele a cadáver, pero ahora, ante el miedo y la confusión generados por la crisis, algunos supervivientes del socialismo, como el español Zapatero, pretenden resucitar y radicalizar esa ideología bajo el falso argumento de que el mercado y el capitalismo han fracasado y que lo único que queda como salida y solución a la crisis es un Estado intertvencionista, regulador y más socialista.

Por fortuna, subsiste la memoria y las hemerotecas para demostrar que hasta la crisis actual es obra de los estados, incluyendo a los dominados por una izquierda que se siente vacía y sin norte desde la caida del Muro de Berlín. La crisis actual empezó cuando el presidente Bill Clinton, un socialista "made in USA", ordenó que se dieran hipotecas a negros y a chicanos, aunque no pudieran pagarlas. A partir de ahí, la basura creció como la espuma y los Estados incumplieron su deber de regular y controlar los mercados financieros e hipotecarios.

La tesis, esgrimida por la enferma izquierda de que el problema radica en el fracaso del mercado y del capitalismo es una falacia interesada que caerá por su propio peso. La verdad es que quien ha fracasado es el intervencionismo del Estado, engendrador pertinaz de fracaso, pobreza, desigualdad y tristeza, incapaz de generar riqueza y libertad, como ha ocurrido cientos de veces en la Historia, sin excepción alguna.

La única salida que tiene el socialismo en crisis es creer en la democracia y dejar de dinamitarla desde dentro, abandonando el mito leninista que mantiene vivo en sus venas ideológicas de un Estado fuerete e intervencionista que es superior al individuo y que tiene patente de corso para transformar la sociedad, incluso en contra de la voluntad de los ciudadanos. La otra premisa imprescindible para la resurrección de la izquierda es dotarse de ética y convertirse en un ejemplo de pulcritud y limpieza en la gestión pública, justo lo contrario de lo que hoy es en demasiados países "tocados" o "minados" por la corrupción, el abuso de poder y la política profesional.

   
Sábado, 1 de Noviembre 2008
Artículo leído 1014 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pepe Lotas el 31/10/2008 10:50
Somos muchos los decepcionados de este soZialismo sectario existente en España.
Nunca tendrán suficiente purga personajes como González o Guerra y tantos otros oportunistas, que con su comportamiento y deriva han frustrado la ilusión por un auténtico progresismo en nuestro País.

De los actuales sociatas, mejor no hablar. Se reflejan ellos solos.


2.Publicado por tu vecino el 31/10/2008 13:47
Weber tiene muchísima razón. No se le pueden pedir peras al olmo. Ciertamente el socialismo rechaza el libre comercio y la iniciativa privada porque rechaza la libertad individual. Libertad sí, pero la que da el Estado que se inmiscuye para orientar las conciencias y los comportamientos morales. Claro eso no es libertad. Por eso el slogan tan cantado en los años setenta de "socialismo es libertad" es una pura falacia.
También habla Weber de la escasa fe democrática. Más bien debiera decir la nula fe democrática, pues sólo la lucha por el poder es válida y para alcanzarlo vale todo. La democracia se ha convertido en un medio para alcanzarlo, no en un fin. Por eso vota y huye.
Para conocerlo basta ver su historia y aplicarle el principo ignaciano: ¿De dónde viene?. ¿A dónde va?. ¿Qué medios pone?

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros