Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

Para conocer a Hugo Chavez


Nota



Para conocer a Hugo Chavez
Una de las mejores maneras de conocer a Hugo Chávez es a través del testimonio de los personajes que tuvieron influencia en su vida. Uno de ellos es Luís Miquelena, probablemente el hombre que mejor le conoce, su mentor político y el artífice de su ascenso al poder.

Miquilena había sido el padre intelectual de Chávez, el hombre que había organizado su primer viaje a Cuba, el jefe de campana de su primera victoria electoral en 1998, y su todopoderoso ministro del Interior y presidente del Congreso hasta que había renunciado en 2002, por desacuerdos con su jefe.

Se habían conocido poco después de la intentona golpista de 1992, cuando Chávez estaba en la cárcel, y lo había invitado a visitarlo en el penal.

Miquilena estaba proponiendo en ese momento una asamblea constituyente para “refundar” el país, argumentando que el sistema de partidos se había agotado, y Chávez —además de estar interesado en conocerlo personalmente— había manifestado su interés en ese proyecto.

Cuando Chávez salió de la cárcel, se fue a Vivir a la casa de Miquilena, donde permaneció durante cinco años, hasta ganar la presidencia en 1998.

“Allí nos sentábamos a soñar de noche, a conversar sobre el país decente, el país humilde, el país sin ladrones, para abatir la miseria totalmente injustificada que el país estaba sufriendo y sigue sufriendo”, recuerda.

En 1994, Miquilena presentó a su huésped a los cubanos, quienes lo invitaron por primera vez a la isla. La reunión se produjo en casa de Miquilena. “Tuvimos en mi casa Un almuerzo, Chávez, el embajador cubano Germán Sánchez y yo, y allí planificamos el viaje a Cuba”, me dice: Los cubanos estaban ansiosos por que Chávez viajara cuanto antes: el presidente Caldera acababa de recibir al líder del exilio cubano en Miami, Jorge Mas Canosa y el régimen cubano quería que Chávez diera un discurso crítico de Caldera en la Casa de las Américas de La Habana como represalia.

Durante el almuerzo, Miquilena, que era un viajero frecuente a La Habana, le insistió al embajador para que se encontraran con Castro “porque me parecía que ir a Cuba sin verlo a Fidel no tenía sentido” El embajador dijo que no podía dar seguridades, porque la invitación era para que Chávez diera un discurso en la Casa de las Américas. “Entonces, cuando me dijeron que no sabían, dije bueno, no voy. Y fue Chávez solo”, recuerda Miquilena.

Para sorpresa de ambos, Castro no sólo recibiría a Chávez durante ese viaje, sino que lo estaría esperando a su llegada. “Fidel lo estaba esperando en la escalera del avión, y de allí en más no lo dejó sino hasta que lo puso en el avión de regreso. Estuvo con Fidel toda la noche. Incluso, no hallaban dónde comer y se fueron a la embajada venezolana en la mitad de la noche. El embajador (venezolano) me contó después que como su esposa no estaba ahí y no tenía cómo darles de comer, Fidel salió con Chávez a una de esas casas de protocolo a comer a medianoche. De ahí en adelante, Chávez se convirtió en un simpatizante, en un amigo de Fidel, compartiendo sus ideas”.

Miquilena se había retirado del gobierno a mediados de 2002, frustrado por el hecho de que Chávez no siguiera su consejo de bajar el tono incendiario de sus discursos, que estaban volviendo en contra cada vez más a los sindicatos, a los empresarios, a la Iglesia y a los militares, y creando cada vez más enemigos del gobierno.

Miquilena, según la entrevista de Andrés Oppenheimer, desde el 2002 ha mantenido un perfil bajo, emitiendo alguna que otra declaración pidiéndole respetuosamente a su ex discípulo que respetara las reglas democráticas, pero hablando rara vez con la prensa.

“¿Cómo definiría a Chávez?”, le preguntó Oppenheimer a Miquilena. ¿Es un nuevo Castro, un Pinochet disfrazado de izquierdista, o qué? El ex padre intelectual de Chávez, lo describió corno un hombre intelectualmente limitado, impulsivo, temperamental, rodeado de obsecuentes, increíblemente desordenado en todos los aspectos de la vida, impuntual, absolutamente negado para las finanzas, amante del lujo y por sobre todas las cosas, errático.

“Por el conocimiento que tengo de Chávez, es uno de los hombres de lo más impredecibles que he conocido. Hacer cálculos acerca de él es verdaderamente difícil, porque es temperamental, emotivo, errático. Y porque como no es un hombre bien amueblado mentalmente, ni un hombre con una ideología definida.., está hecho estructuralmente para la confrontación. Él no entiende el ejercicio del poder como el árbitro de la nación, como el hombre que tiene que establecer las reglas de juego y que tiene que manejar la conflictividad desde el punto de vista democrático. No está preparado para ello”.

¿Pero no acababa de decirme que Chávez compartía las ideas de Castro?

“Sí y no”, respondió.

Después de su primer viaje a Cuba, en 1994, y del inesperado recibimiento que le había dado Castro, “Chávez decía que era interesante la experiencia de Fidel, que había sido exitosa. (El veía) el éxito de Fidel como un éxito de orden personal, por el ‘hecho de haber perdurado en el poder.

“¿Y qué cambió después? ¿Se fue radicalizando con el tiempo?”

La dinámica de los acontecimientos fue llevando a Chávez cada vez más cerca de Castro, pero más por motivos que tenían que ver con su temperamento que ideológicos. Quizás, el narcisismo de Chávez lo había llevado a una retórica cada vez más confrontacional —y cercana a Castro— porque eso era lo que le generaba la mayor atención mundial y le permitía proyectarse ComO un líder político continental.

Cuanto más “antiimperialistas” eran sus discursos, más grandes eran los titulares, y más gente en los movimientos de izquierda latinoamericanos lo tomaba en serio. Y, simultáneamente, cuanto más evidente se hacía el deterioro político de Venezuela, más necesitaba de una excusa externa para explicarlo, y nada caía mejor en la región —especialmente con Bush en el Poder- que culpar a los Estados Unidos por “agresiones” reales e imaginarias.

Y, finalmente, “Fidel le había metido en la cabeza, desde un principio, la idea de que lo iban a matar”. (la eterna víctima, con un eterno enemigo también: USA, la oposición, sindicatos y/o gremios, y empresarios contrarios).

Por eso Chávez comenzó a asesorarse con la guardia personal de Castro y a aceptar gradualmente cada vez más cubanos en sus organismos de seguridad e inteligencia.

Cuando se produjo el paro petrolero de 2002, los cubanos habían enviado técnicos e ingenieros para ayudar al gobierno a superar el trance. Y una vez consolidado en el poder, Chávez había aceptado gustosamente los 17 mil médicos y maestros cubanos que le permitían proveer atención médica y educación en las zonas más rezagadas del país.

Según Miquilena: Su estilo de gobernar era casi adolescente. Llamaba a sus ministros pasadas las 12 de la noche para contarles una idea brillante que se le acababa de ocurrir, daba instrucciones para todos lados, todos le decían que sí, y nadie jamás le daba seguimiento a sus órdenes. Después, cuando las cosas no funcionaban, cambiaba los ministros.

No era casual que, en cinco años de gobierno, hubiera hecho ochenta cambios de ministros. “Él está rodeado de lo que en el ejército llaman ‘ordenanzas’. No tiene ninguna posibilidad de que haya alguien a su alrededor que lo contradiga”.

“Es el hombre más absolutamente impuntual que te puedas imaginar para todo. No tiene horario para nada, no preside el gabinete, va a su oficina cuando quiere”.

"El trato mismo que les da a sus subalternos es un trato despótico, un trato humillante. Los humilla. A un gobernador delante de nosotros, altos funcionarios, le dijo en una oportunidad que era una porquería que no servía para nada, que ‘usted se me va inmediatamente de aquí’, etcétera”. “Después reconoce que comete errores, se da cuenta que lo ha hecho mal... pero al rato vuelve a hacerlo.”

En el manejo económico del gobierno Chávez operaba con total arbitrariedad, como si manejara una hacienda personal. No tiene idea en materia de finanzas. Absolutamente ninguna regla de control. De golpe manda: “Dale al banco tal tantos millones”.

Chávez había dado un discurso ante el Banco de la Mujer y le habían presentado un plan que le había gustado. “Esto está muy bueno. Están haciendo una gran labor. ¿Hay algún ministro aquí? ¿Alguien de la Casa Militar? Ah, González, bueno, anótame ahí, para darle 4 mil millones a este banco”, había dicho el presidente venezolano, en una escena televisada por cadena nacional. Y eso sucedía todos los días, decía el ex ministro del Interior.

Según Miquilena la retórica incendiaria de Chávez no sólo le estaba ganando cada vez más enemigos al gobierno gratuitamente, sino que le restaba credibilidad con sus propios partidarios, porque el presidente estaba hablando de una revolución ficticia que no tenía nada que ver con lo que estaba haciendo.

“Chávez empezó a usar un discurso que dividía a la sociedad entre ricos y pobres, entre oligarcas y pueblo, y, con un lenguaje revolucionario que en ningún caso se correspondía con lo que estaba ocurriendo en la vida real, ni ha ocurrido todavía ni ocurrirá a mi manera de ver”, señalaba Miquilena.

Porque Chávez estaba hablando de una “Revolución Bolivariana” continental que terminaría con la oligarquía, pero de hecho estaba siguiendo políticas económicas neoliberales y otorgando las concesiones más ventajosas de la historia a las multinacionales petroleras norteamericanas. “Yo le planteaba constantemente que con ese discurso estaba engañando a los que se creen revolucionarios, y eso va a dar un saldo rojo, porque van a descubrir que hay una mentira”, recordó.

“Con esa mentira les estábamos metiendo miedo a los sectores económicos, y estábamos engañando también a la vieja izquierda, que seguía pensando en la revolución”.

“¿Y cómo reaccionaba Chávez cuando le decía eso?”

“Por ejemplo, Chávez atacaba violentamente a un periodista en un discurso, y yo le planteaba que eso no podía ser, que ése no era el papel de un jefe de Estado. Él me daba la razón y yo llamaba al periodista para decirle que todo estaba bien. Pero, inmediatamente, volvía a las andadas, porque es un hombre irrefrenable cuando está frente a un micrófono con cinco mil personas adelante”,

“En una oportunidad, Chávez me pidió que fuera a conversar con (el magnate de la televisión) Gustavo Cisneros para que llegáramos a un acuerdo, porque Cisneros tenía una política muy agresiva en la oposición. Yo con mucho gusto lo invité”. En una reunión con Cisneros y el Fiscal General, Isaías Rodríguez, habían llegado a un entendimiento de que de ambos lados (la cadena de TV y Chávez) bajarían el tono de su discurso para contribuir a la pacificación del país.

Finalizado el almuerzo, cuando Miquilena iba de regreso a su despacho e hizo prender la radio de su automóvil, se encontró con que Chávez estaba dando en ese preciso instante un discurso con una serie de ataques e insultos contra Cisneros. “Eso sucedía mientras yo estaba en una conversación propuesta por él para establecer la paz con Cisneros! Ese es el personaje. Eso define las características de un hombre impredecible para cualquier cosa”.

“Antes de romper definitivamente con Chávez, le pedí que hiciéramos una reunión entre Fidel, él y yo, para que hablara sobre la situación de Venezuela”, recordó. “Yo pensé que Fidel es hombre inteligente, que tiene que estar consciente de que una torpe política en Venezuela, mal manejada, no conduce sino al fracaso de cualquier proyecto que podría beneficiarlo, y que a él le convenía más gobierno amigo aquí, que uno no amigo.”



Franky  
Martes, 21 de Noviembre 2006
Artículo leído 5777 veces




Comentarios:

1.Publicado por aguirre el 23/08/2008 21:46
conocerlo precidente x favor

2.Publicado por aguirre el 23/08/2008 21:47
hrjsabdnsbn sxndgsajhdbjsadsadsad





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros