Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

PERTINAZ ATAQUE


Nota



PERTINAZ ATAQUE
La saña y el ataque no cesan. El mal pertinaz continúa derramando sus odios. Esta izquierda radical y resentida no da respiro a su bilis putrefacta contra el cristianismo y la Iglesia Católica. Ahora, la han entablado con el crucifijo y émula ha saltado la Benemérita contra su Patrona la Virgen del Pilar. Un informe de la organización «Ayuda a la Iglesia Necesitada» acusa al Gobierno Español de poner trabas a la práctica de la religión católica, mientras fomenta la práctica, en territorio español, del Islam.

La Junta de Andalucía, siempre al pairo del aire que sopla, ha salido al foro a exigir, a los colegios, la retirada "inmediata" de todos los símbolos que “vulneran” la libertad religiosa. ¡Claro los símbolos cristianos vulneran, la construcción y financiación de mezquitas, no! La inquina y la ignorancia, en su osadía, no tienen límites. Martínez Camino, secretario de la CEE, ha dicho: «El crucifijo es un signo de garantía de la libertad frente al totalitarismo; el que pende de la cruz es el que dijo "dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Nadie debe temer lo que significa la cruz cuando está presente en la vida pública, porque la cruz es un signo de libertad y un signo de distinción entre el Estado y la Iglesia». G. Juan Morado aduce: «El Crucificado es patrimonio de la humanidad; donde el sistema político se convierte a sí mismo en absoluto y, por lo tanto, usurpa el papel de la religión, está en peligro la libertad y el orden verdaderamente democrático».

Existen obras culturales, que, por su importancia y significación, son heredad de todos y nadie, pues, está legitimado para sustraer su goce, visión y beneficio a las generaciones futuras; así como, personajes históricos y contemporáneos que, concitando unánime consenso y convergencia, trascienden el marco de las civilizaciones por su coherencia en defensa de valores universales y sublimes ideales trasmitidos. Cualquiera, con cultura y buena voluntad, reconocerá que Jesús de Nazaret, impartió en Palestina el Evangelio del Mandamiento Nuevo, manifiesto en las Bienaventuranzas, la doctrina, sobre el amor, la misericordia, el perdón y la justicia, más extraordinaria y subyugante de la historia humana.

«La Cruz, dice G. J. Morado, nos habla de Jesús, nos remite a Jesucristo. La Cruz es el símbolo de su vida, de su amor entregado, de su compasión sin límites. La Cruz es la cifra que compendia su servicio a los hombres - a los pobres, a los pecadores, a los heridos por la vida – y que resume de modo más perfecto su sacrificio, su generosidad sin límites. Jesús es de todos, de los cristianos y de los laicos, de los místicos y de los revolucionarios, de los poetas y de los buscadores de la verdad, de los que creen y también de los sin fe, quizá dolidos por su sufrimiento. Hasta Nietzsche, en su nihilismo ateo, afirmaba que Jesús nos ha mostrado “el amor, como única posibilidad de vida».

En un sistema occidental, llamado democrático, los españoles atónitos asisten en silencio a la extravagancia de desmontar los crucifijos de las aulas, corroborada incomprensiblemente por un juez que ha decidido poner a Jesucristo Crucificado en los espacios inconstitucionales, porque ofende los sentimientos de dos sujetos laicos y de una musulmana. Mientras tanto, ¿no se han vejado y pisoteado los sentires y derechos de los muchos y silenciosos padres de Valladolid y de las castillas todas? Una vez más, se apresa y somete a meditado e interesado proceso, al Jesús, manso y humilde, que perdona desde la cruz a sus ejecutores, salva al buen ladrón, lleno de misericordia libra a la adúltera de sus lapidadores, compadecido de las lágrimas de la madre devuelve el hijo a la Viuda de Naim…

La mema insulsez no descansa nunca; el acoso del rencor, por razones políticas, se alimenta de su ridículo y fatuo radicalismo.



C. Mudarra

   
Lunes, 1 de Diciembre 2008
Artículo leído 1401 veces




Comentarios:

1.Publicado por Otro el 01/12/2008 10:38
Me sorprende que un blog tan democrático como Voto en Blanco no fomente la separación clara entre Iglesia y Estado, tan importante para la democracia como la separación de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Es las instituciones públicas no debería haber signos religiosos de ningún tipo. De la misma forma, el Estado no debería dar dinero a ninguna orden religiosa. Lo que haga cada ciudadano con su dinero es cosa suya, pero el dinero común de los impuestos no debería darse a ninguna confesión. Libertad de culto no significa financiación de ninguno.

(En cuanto a las citas de un sacerdote (Juan Morado) y del portavoz de la Conferencia Episcopal (Martínez Camino), no creo que nadie en su sano juicio les considere imparciales en el debate. ;-) Evidentemente, la Iglesia Católica va a luchar por mantener sus privilegios, pero eso no les da ni les quita ni un ápice de razón). ;-)


2.Publicado por Ligur el 01/12/2008 10:56


Señor Mudarra

La historia reciente muestra la fidelidad y lealtad que partidos que predican odio son capaces de mantener. Nadie necesita recordatorio de las "lealtades" de ciertos paridos en el 34 y durante el periodo 36-39, especialmente en Cataluña y Vascongadas.

Las 17 taifas son injustificables por su evidente incompetencia excepto para quien viven de ellas. La elefantiasis administrativa, el ser oficinas de empleo para familiares y colegas dispuestos a vender su libertad por un plato de lentejas no son errores, son un seguro de supervivencia, de votos cautivos que a golpe de SMS salen a la calle, confeccionan pancartas y se reúnen en cualquier plaza para recibir la consigna. Igual firman listas de anti- o de pro-. Se enfundan en camisetas o se calan la gorra que toque ese día. Son parte de un aparato muy bien estudiado y programado para que exista dentro de la democracia.

La batalla de los crucifijos es una cortina de humo más. Mi opinión, humilde como siempre, es que como el plumero se les ve cada día más, los errores y medidas aconsejadas por el pánico permiten que, además,se distingan los colores y procedencia de las plumas de avestruz, papagayo, cuco. Recordemos: Se te ha visto el plumero.

El apretarse el cinturón, que los hijos no tengan todos los juguetes que piden, que la familia no puede ir este año al chalet de la playa como siempre, que el coche ya lo tienen muy visto los vecinos, que las bolsas de la compra no pesen tanto, que las mensualidades de las hipotecas se acumulen sin pagar, es el pan nuestro de cada día y todo indica que vamos a peor. Los estómagos vacíos no solo avivan el ingenio sino que activan el cerebro. Muy pronto veremos titulares en pancartas, prensa, blogs, etc como: “No me cuentes esa peli que ya me la sé”.

La opinión del ciudadano sobre el sistema político cae en picado como si de la bolsa, ladrillo, coches o cualquier otro producto se tratase,. Muy pronto veremos a esos partidos políticos que chalanean con votos y hacen pactos contra natura, mostrar su lealtad y fidelidad de siempre y se traicionarán como es tradición, se apuñalarán por la espalda como es costumbre. Porque quien siembra odio, rencor, la traición les es innata. Se despellejarán por las poltronas.

La situación requiere humo, mucho humo, denso, muy denso. El viento, en forma de precariedad, crisis se llevará todo el humo por delante. A quienes hoy van buscar un plato de comida a una ONG, a quienes van a rebuscar en los contenedores de los supermercados y que hace unos meses comían en restaurantes, a esos no les ciega el humo por muy denso que sea. Y cada día son más.

Ligur


3.Publicado por F. Rubiales el 01/12/2008 11:19
Sr. Otro:

Tiene usted razón, en una democracia la separación entre Iglesia y Estado debería ser un valor irrenunciable.

Pero recuerde que no estamos en una democracia, sino en una deleznable partitocracia dominada por el abuso y el engaño. En esa realidad, la Iglesia Católica, a pesar de sus errores y privilegios, es un baluarte que resiste al monopolio que la partitocracia quiere culminar y también un refugio aliado para todos los que queremos impedir que el Estado culmine su antidemocrático proyecto de dominio y control. Por eso admitimos en este blog a personas honradas y de buen criterio, como Camilo Valverde Mudarra, defensoras de que la Iglesia representa una opción de bondad y bien frente al deprimente y vulgar Estado que padecemos.

Reciba un cordial saludo y espero que mi explicación, aunque no le haya convencido, sí sirva al menos para explicar nuestra defensa del papel de la religión católica en la pobre España del presente.


4.Publicado por Pepe Lotas el 01/12/2008 12:02
Sí a la labor caritativa de la Iglesia. La auténtica labor cristiana. Merece apoyo.
No a cualquier simbolo religioso en el ámbito de la enseñanza, salvo para su estudio.
Es mi parecer. Y no es excluyente.

5.Publicado por Ligur el 01/12/2008 12:10
Señor Otro:

En este blog se defiende una cosa muy importante: la libertad. Si el señor Rubiales filtrase las opiniones, las ideas que no fuesen con sus gustos, la desbandada sería general, sería un blog más de un barriga agradecida. Respeto al señor Mudarra por su valentía a exponer ideas que las circunstancias no las consideran oportunas. Además, firma lo que escribe. ¿Le parece poca lección?

Sobre la financiación de la Iglesia Católica discutiríamos largo y tendido. ¿Cuántas veces los gobiernos de España no han desplumado a la Iglesia? No solo fue Mendizábal. Ahí está la historia. Pero a lo que quiero comentar.

Usted dice: “De la misma forma, el Estado no debería dar dinero a ninguna orden religiosa. Lo que haga cada ciudadano con su dinero es cosa suya, pero el dinero común de los impuestos no debería darse a ninguna confesión”.

¿Se imagina usted cómo viviríamos de tranquilos si los partidos políticos no recibiesen financiación del Estado? Los partidos deberían financiarse con los medios que sus simpatizantes voluntariamente les otorgasen. ¿Cuántos políticos habría si cobrasen los sueldos que un cura?.

No me consideren un meapilas (perdonen la frase) pero considero que el poner en orden las financiaciones no es la Iglesia quien debe llevar el estandarte y abrir comitiva.

Vivimos en una sociedad que seamos lo que seamos es fruto de una tradición judeo cristiana de 2000 años.

Ligur

6.Publicado por UN CULE el 01/12/2008 12:28
Sólo me queda falicitar a Ligur, se me ha adelantado, ha plasmado mi pensamiento. ¡Felicidades!.

Pero, es más, que tiene que pasar para que el personal de una vez reaccione?.

Creo que hay un tema que debe ocupar y preocupar, el tráfico, pero ¿no creen Uds. que estamos llegando a lo obsesivo?. Al ciudadano de bien, llegará una día que, le fusilarán por un error o un descuido, pero el delincuentre campa por sus anchas y nadie sabe donde está ni que hace.

Sin embargo un día que una TV. siguio al Director General de Tráfico, en una sola jornada cometio varias (de 4 a 6) infracciones, pero debían estar justificadas. Tampoco quiero hablar de las infracciones del resto de los vehículos oficiales, estos tienen patente de corso para correr, circular por el carril contrario precedido de un vehículo que le abre paso, etc. etc. Al ciudadano se le controla para que no viaje solo en su humilde coche. El político no sólo viaja sólo sino que lo hace con escoltas (a veces) no necesarios y en coches carísimos como es el caso de un barrendero convertido a político.

Nuestra democracia no concede "el beneficio de la duda" al ciudadano, lo conserva para sí la administración.

Sólo hay deficiencias en los servicios al ciudadano (salud, bienestar social, dependencia, etc. etc.) mientras que estan perfectamente dotados todos los servicios de recaudación (hacienda, centros sancionadores, radares con su alto coste y trasmisión de datos de los mismos, cambios en la legislación para hacer más efectivas y más rapido el cobro de las multas, etc. etc.).

Uds. han visto que se reaccione tan rápido para solucionar el problemas de las colas en sanidad por ejemplo?. Pues a pesar de todo aún hay ckudadanos que lo entienden y lo justifican ¿poqué sera? (Ligur ha dado la respuesta).

7.Publicado por Ligur el 01/12/2008 14:45




Señor Otro:

No lo considere ni acoso ni afán de protagonismo. He conseguido estos datos que, a mi juicio, son evidencia de que el españolito de a pié, rechaza las consignas de laicismo a ultranza.

280.000 españoles mas que el año pasado han puesto la cruz en su declaración de impuestos para ayudar a la Iglesia. La campaña contra los crucifijos solo aumentará las simpatías hacia quien está siendo tratada como chivo expiatorio.

Es fácil comprender que la bofetada que el ciudadano ha dado al laicismo que unos cuantos quieren imponer , tenía que ser ocultada por el Gobierno ¡Y qué mejor que con los crucifijos!

El ciudadano sabe cómo parar los pies a la mediocridad que sin permiso de él se autoconcede sueldos y pensiones doradas, despilfarra el dinero, coloca a familiares y amigos en puestos fantasmas, etc, etc.

Ya ve usted, el ciudadano quiere financiar a la Iglesia Católica. ¿Cosas veredes Sancho...!

Tan amigos, sin ironía.

Ligur




8.Publicado por Albatros el 02/12/2008 01:51

Quiero felicitar al Sr. Mudarra por su artículo, como siempre valiente y bien escrito, porque aporta luz en un terreno ciertamente resbaladizo para nuestros días como es cualquier tema relacionado con la Iglesia y su misión.
Los diversos comentarios han venido a enriquecer y completar el análisis expuesto.

Una vez más este blog ha mostrado su validez y el importante serrvicio que presta a nuestra débil y mediocre Democracia, necesitada cada día más del trabajo de estos centinelas de la libertad.

9.Publicado por Otro el 02/12/2008 15:27
Sr. Rubiales:

En mi humilde opinión, la jerarquía de la Iglesia Católica nunca se ha caracterizado por defender la democracia, ni la separación de poderes, ni nada parecido. La jerarquía sólo se mueve para proteger sus propios intereses (su base de creyentes, su visión moral, etc), lo cual es perfectamente lícito, pero no veo en sintonía con la temática general del blog.

(La Iglesia de base, la gente que lucha día a día por las gentes entre las que viven, me merecen el mayor de los respetos. Pero a todos los que he conocido entre los cristianos de a pie (en mi parroquia, por ejemplo), el crucifijo de los colegios le parece una discusión estéril. "Si se quita, se quita. No por eso va a venir más o menos gente a misa". Pero no estamos hablando aquí de la Iglesia de base...)

Sobre la honradez del Sr. Mudarra no tengo ninguna duda.

Reciba un cordial saludo, y gracias por emplear su tiempo en explicarse.



Sr. Ligur:

Como ya he dicho, no tengo nada en contra de que los ciudadanos financien a la confesión que les parezca bien. Lo que me parece mal es que el Estado financie ninguna confesión, sea la cristiana católica, la cristiana evangélica, cualquiera de las musulmanas, etc. En mi humilde opinión, por tanto, la famosa casilla debería desaparecer, los impuestos deberían bajar el correspondiente porcentaje, y luego cada cual debería financiar la confesión que quisiera. De la misma forma, el Estado no debería ni mantener las iglesias, ni financiar nuevas iglesias ni mezquitas, ni pagar los sueldos de los profesores de religión de ninguna confesión, etc.

Las 280.000 nuevas cruces muestran que, o bien la campaña de publicidad de la iglesia (que costó varios millones) fue muy efectiva , o bien hay cada vez más gente que apoya a la iglesia, o ambas. Yo creo que es más bien sólo la primera, pero admito que me puedo equivocar. En todo caso, yo creo que el principio de la separación Iglesia-Estado es más importante que todo esto: incluso aunque el 90% de la población del país fuera musulmana, las leyes deberían escribirse y aplicarse según principios civiles, no según el Corán

Sobre la financiación de los partidos políticos no voy a entrar ahora, que es una discusión muy larga. Me conformo con decir que las cuentas de los partidos deberían ser totalmente públicas: ni donaciones "anónimas", ni nada parecido.

Reciba un cordial saludo,



Todos:

Creo que todos los comentarios han estado en relación con el tema de la financiación, lo cual no me parece mal pero no es de lo que habla el artículo del Sr. Mudarra. El artículo habla sobre crucifijo en las escuelas sí o no (bueno, en realidad va de "sí o sí"). ;-) Respecto a esto, mi humilde opinión es la misma que expuse más arriba, y me sorprendería que aquellos que tienen claro las bondades del principio de la separación Iglesia-Estado no estuvieran de acuerdo: "En las instituciones públicas no debería haber signos religiosos de ningún tipo". Esto, que se aplica a la institución, no tiene por qué aplicarse a los ciudadanos.

10.Publicado por C. Mudarra el 02/12/2008 20:25
Muchas gracias a todos cuantos han entrado voluntariamente a estas páginas, tan queridas por nosotros, y dejar sus amables comentarios; son Vds. un acicate, una fuente de calor impulsivo y brisa de ánimo en esta delicada y silenciosa labor de escribir y marcar opinión.
Cierto, como dicen ya arriba, se podrían añadir muchos más argumentos teológicos, filosóficos, históricos y culturales, pero ya quedan apuntados y algunos mencionados y subrayados.
Sí, es necesario y de justicia darles a todos, a F. Rubiales, a Ligur, P. Lotas, Cule y Albatros, incluido Otro, mis más sinceras y profundas GRACIAS por leerme y hacerlo con gusto, asiduidad y reconocimiento. Su cortesía, amabilidad y alabanza me gratifican, exhortan y restablecen.
No dudamos en decirlo: ¡Que Dios los bendiga! Y viene bien al caso.
Muchas gracias.
C. Mudarra

11.Publicado por Ligur el 02/12/2008 20:37

Señor Otro

Opino que una sociedad como la española, la religión no es solo el crucifijo en unas escuelas. Las raices son más profundas, desde la gastronomía hasta la música, el arte, la mentalidad, industria ¿Qué sería de nuestra industria puntera, el turismo, sin las catedrales, conventos, iglesias, semana santa?. ¿Cuánto dinero mueve el Rocío, en moneda contante y en publicidad de esa región?

Imposible de comentar estos matices porque aburririámos al personal y con sinceridad, no se lo merecen.

Pero permítame solo una observación. Dice usted:

"incluso aunque el 90% de la población del país fuera musulmana, las leyes deberían escribirse y aplicarse según principios civiles, no según el Corán""

Mire usted apreciado señor Otro, con unos cuantos más Imanes en Andalucía y a El Cachorro le ponen chilaba. Con respeto a los cófrades de hermanos de El Cachorro. Ojo.

Un cordial saludo

Ligur





12.Publicado por Otro el 03/12/2008 22:18
Sr. Ligur:

Yo no tengo nada en contra de la religión (de ninguna de ellas). Yo lo único que defiendo es la separación entre Iglesia y Estado. Tener un crucifijo en una escuela financiada por el Estado va en contra de este principio, y por lo tanto me parece mal. Que el Estado dé dinero a una comunidad religiosa (la que sea) por el hecho de serlo también va en contra de este principio, y también me parece mal.

Creo que para entender esto no hace falta matizar mucho. :-)

Ni quiero hacer desaparecer las catedrales, ni el arte de inspiración religiosa (casi todo), ni prohibir el Rocío, ni nada parecido. Todo lo contrario: en las iniciativas privadas, cada cual que haga lo que quiera.

Un cordial saludo,

PD: El Cachorro se pondrá lo que decidan los cofrades que se ponga, no? No sé qué pintan ahí ni los imanes ni, por supuesto, el Estado.

13.Publicado por Lino el 04/12/2008 22:28
Una cosa es que el estado sea laico, y otra que ignore por completo que los ciudadanos, que se supone son sus dueños, pueden ser de una religión u otra, o de ninguna.

No veo ningún problema en que hayan crucifijos, y la laicidad no es un motivo válido para quitarlos. En mi opinión el estado, precisamente por ser laico, no debe imponer nada en este aspecto, ni en un sentido ni en otro. Debería ser una cuestión del centro. Otra cosa serían las ofensas a personas por pertenecer a una religión, en lo que el estado si debería intervenir, incluso en el caso en que la religión misma sea la causante de un rebaje o desigualdad de la persona. En el caso de tener una imagen de Cristo no veo en que puede ofender a nadie. Como si es la foto del Rey.

Lo que pasa es que la organización democrática de las instituciones brilla tanto por su ausencia, que dejarlo a expensas del centro podría tener otras consecuencias. Pero claro, nunca articularan mecanismos para garantizar, no el laicismo impuesto como Vd. propone, sino la democracia, lo que verdaderamente hace falta.

Saludos

14.Publicado por Otro el 06/12/2008 22:25
Lino:

No entiendo su comentario. Entiendo de sus palabras que un centro público debería poder decidir poner la imagen de quien quiera o lo que quiera en sus clases? Le da igual el Rey de España o Cristo? Y le da igual si es Buda o Haile Selassie? O el Ché, Luis Aragonés o Robert Plant? O Sabrina? De verdad, que no lo entiendo.

Los centros privados pueden poner lo que quieran en sus clases; los centros públicos no, precisamente por ser una representación del Estado. En los centros públicos no debería haber ningún símbolo aparte de los propios del Estado (el Rey, la bandera y poco más).

Saludos cordiales,

15.Publicado por Lino el 07/12/2008 20:38
Agradezco su respuesta, Sr. Otro:

En tiendo que, efectivamente, en los centros públicos pueden poner en sus paredes láminas, póster, murales, y cualquier otra cosa que estimen conveniente, mientras no resulte ofensiva a nadie.

Claro que siempre saldrá alguien que, solo por fastidiar, dirá que le resulta ofensivo esto o lo otro. Sea cierto o no, esto debería ser un tema del centro, en donde habrían de existir los mecanismos para que estos problemas se solucionen satisfactoriamente. En realidad lo que hay, es que en algunos casos los directores llegan hasta proferir amenazas a los padres del tipo de negarles el comedor y cosas así.

Si el Estado, en este caso la Junta de Andalucía, llega al extremo de tener que intervenir dictando lo que se ha de poner y lo que no, puede ser cualquier cosa, menos democracia. Peor es si encima se hace para discriminar o soliviantar a un determinado sector de la ciudadanía, que comete el error de discrepar del poder establecido.

Es decir, el Estado, o mejor dicho, nosotros (sus dueños) a través de el, deberíamos de establecer unos órganos de gobierno en los colegios para que este pudiera decidir, dentro de unas pautas educativas mínimas pero suficientes, todos estos detalles. Y el estado debería vigilar tan solo, que esas pautas mínimas y las leyes básicas de defensa del ciudadano se cumplen. Pero sin intervenir en nada más. No hace falta.

Pero claro, los medios de comunicación se encargan de trasladar este problema tal vez puntual, a la sociedad en general, obligándonos a todos a ponernos a favor o en contra de unas decisiones que, bien sea en un sentido u otro, son excesivas al extenderse a todos los casos posibles y centros educativos. En definitiva, dividiendo a la sociedad en católicos o ateos, cuando la verdadera discusión de la que se trata es de ser demócrata y permitir la libertad de expresión y de autoorganización de la sociedad, y evitar que un poder político decida sobre aspectos puntuales y culturales.

Tener un mural sobre el Che, o sobre grupos musicales, no creo que sea algo tan descabellado. Tampoco si se trata de otro aspecto cultural como lo es la religión. Puede que mi fallo haya sido escoger la foto del Rey como ejemplo. La presencia de esto símbolos no debería ser suposición de que todos los presentes se incluyen de alguna forma en seguidores o miembros de credos ni nada por el estilo.

Es decir, la presencia de un crucifijo en épocas en donde era obligado ponerlo y no se permitía nada más, no significaba lo mismo que ahora, ni muchísimo menos, en la que es posible dialogar sobre lo que poner. Pero la solución no es el revanchismo anti-católico ni a todo lo que evoque aun desde el más retorcido de los recuerdos, al antiguo régimen.

Reconozco que lo que deseo transmitir no es sencillo, así que si algo no es todo lo comprensible que debiera, hágamelo saber, por favor. Gracias.

16.Publicado por Otro el 08/12/2008 15:53
Estamos parcialmente de acuerdo.

Yo creo que los alumnos del centro pueden poner "láminas, póster y murales" de lo que les venga en gana: desde el Ché hasta Pinochet, pasando por el Papa Juan XXIII y Rocco Siffredi. Sin embargo, creo que el centro público (los privados, que hagan lo que quieran) no debería soportar ninguna iconografía aparte de la estatal.

En otras palabras, si los colegiales quieren decorar su clase con una cruz bien grande, y así lo deciden entre todos, me parece bien. Por el contrario, que el colegio tenga una cruz en cada clase "porque siempre ha estado ahí" me parece contrario al principio de separación entre Iglesia y Estado.

Saludos cordiales,

17.Publicado por Lino el 11/12/2008 14:50
Relacionado:

http://opinionciudadano.blogspot.com/2008/12/aconfesionalismo-de-rostro-humano.html

Saludos





Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros