Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Necesitamos a los mejores en la política, pero el sistema los expulsa


Nota

Estamos en el borde de uno de esos abismos históricos que pasan a la posteridad como grandes crisis, en los que los países y las sociedades, urgentemente necesitados de cambio, son zarandeados y golpeados sin piedad, hasta el agotamiento, donde las certezas desaparecen y los valores no se encuentran, dentro de mareas de angustia e inquietud, etapas en las que los verdaderos líderes no aparecen y el mundo sólo está dominado por mediocres y, a veces, por malvados.

En esas etapas oscuras y agónicas, en los que el mal gobierno y la torpeza pueden representar sufrimiento y hasta muerte, los pueblos necesitan a los mejores para que los conduzcan, pero los mejores dotados de decencia, capacidad y ética no tienen cabida en la política actual, dominada por mediocres y miserables. El sistema está bloqueado y el resultado es un océano de torpeza, incapacidad de liderazgo, injusticia y mal gobierno que en lugar de neutralizar o paliar los efectos de la crisis los incrementa y agudiza.
---



Ante este trance histórico, la única salida de los pueblos es congregar a los mejores para que ejerzan el liderazgo y gestionen el poder, de manera que el nuevo orden llegue con los mínimos daños posibles, sin injusticias extremas y sin violencia.

El problema es que el coto del poder está cerrado a cal y canto porque los partidos políticos, ahogados en la mediocridad, rechazan a los seres inteligentes y virtuosos. Los políticos y sus partidos se han apoderado del sistema y del Estado, convirtiéndose en organos instituidos dentro del mismo Estado, ajeno a los ciudadanos y al bien común, habituados a velar y a luchar unicamente por sus propios intereses, acumulando poder y dinero, víctimas de la avaricia y del abuso, sin un a gota de democracia en sus ideas y comportamientos. Esos partidos no pueden "ayudar" a cambiar un orden por otro, no sólo porque son instituciones viciadas sin posibilidad de regenerarse, sino porque es metafísicamente imposible que del abuso, del vicio y de la corrupción puedan surgir la regeneración y las políticas y los valores que la Humanidad necesita incorporar el nuevo orden.

Los actuales partidos políticos, casi sin excepción, son reliquias encubiertas de los fascismos rojo y negro, hijos disimulados de Stalin y de Hitler, los vencedores políticos postumos de la II Guerra Mundial.

La imposibilidad de practicar la democracia interna y sus vicios íntimos hacen de los partidos enemigos de la democracia, aunque en sus declaraciones públicas la defiendan y la proclamen. La democracia que ellos han instituido es una estafa que no respeta ni una sóla de las reglas básicas de ese sistema, sin separación de poderes, sin controles suficientes, sin la primaciá del ciudadano, sin sociedad civil, sin leyes iguales para todos, sin elecciones realmente libres, sin etica democrática, sin igualdad de oportunidades, con gobiernos incrustados en el Estado, sin respeto a la verdad, sin prensa libre, sin decencia de ningún tipo.

Cualquier análisis independiente y honrado de la política actual conduce siempre a la misma conclusión: los partidos políticos y los actuales políticos no sólo son inservibles, sino que constituyen el principal obstáculo para la regeneración y, lo que todavía es peor, la mayor barrera que impide que el advenimiento del nuevo orden y la salida de la inmensa crisis que se avecina sean afrontados con inteligencia y paz. Su dedicación intensa a embrutecer al pueblo, a eliminar la disidencia, a mantener la injusticia y a conservar sus privilegios a toda costa los convierte en inservibles y nocivos.

La conclusión, llevada hasta sus últimas consecuencias, permite afirmar que los políticos actuales, ajenos al bien común, adictos a los privilegios, alejados de la ciudadanía, incapaces de regenerarse, impermeables a los valores y al bien, son una apuesta segura por los desordenes, la violencia, el sufrimiento extremo y hasta las guerras que el cambio de orden, mal gestionado, puede traer consigo.

No son estos tiempos para permitir que sean los mediocres y los corruptos los que decidan por nosotros y menos si sabemos que lo harán con egoísmo y anteponiendo una y otra vez sus intereses propios, muchas veces mezquinos, al bien común y al interés general. Esa dejadez cobarde y anti cívica, puede conducirnos al desastre.

Francisco Rubiales

- -
Viernes, 8 de Julio 2016
Artículo leído 1172 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 08/07/2016 12:15

Hay varios historiadores que explicar la evolución de las sociedades para llegar al la crisis y al hundimiento. Se puede resumir en un grupo de gente muertos de hambre que deciden hacer de la necesidad virtud y se lanzan a construir una sociedad fuerte, a base de muchos sacrificios y ayudados por personas adecuadas. Tras varias generaciones y unas cuantas o muchas conquistas territoriales, ha llegado el momento de disfrutar lo conseguido y la virtud de los antecesores se convierte en desidia y maldad en los nuevos que solo piensan en disfrutar. La sociedad se debilita y aparecen las luchas internas, hasta que otro pueblo los conquista y fin de la historia y el pueblo conquistador vuelve a empezar.

Naturalmente, durante los periodos de hundimiento, donde impera la maldad, los hombres virtuosos son vilipendiados y apartados de toda actividad social, para poder medrar tranquilamente. Por otra parte las personas virtuosas e inteligentes encuentran en la sociedad muchas oportunidades para vivir bien sin complicarse la vida ni forzar su conciencia.

El gobierno está en manos de malvados con el beneplácito del pueblo que también disfruta ejerciendo la maldad, porque la corrupción se extiende a todos los estratos. Lo normal es que sea la sociedad la que se corrompa y como consecuencia los que manden sean corruptos. Nuestro caso es un tanto excepcional, ya que fueron los que mandan los que corrompieron a la sociedad, que se dejó corromper, por cierto.

Hasta ahora, los hundimientos eran locales y otros pueblos solucionaban las crisis con la conquista. Pero ahora estamos en una situación global, todos los pueblos disfrutan de una situación de decadencia más o menos acentuada, con lo que no se ve ningún claro candidato a poner orden. Cuando ningún pueblo ha solucionado el problema de otro conquistándolo, lo ocurrido es que ese pueblo acaba destruido y sus habitantes tienen que comenzar desde la miseria y con grandes sacrificios.

Naturalmente si tuviéramos gobernantes virtuosos el proceso de decadencia se detendría y hasta se podría revertir o al menos la cosa se mantendría varias generaciones, dependiendo de las expectativas que supieran crear los gobernantes, porque los pueblos se mueven, lo mismo que las personas, cuando hay metas definidas que supongan prosperidad de alguna forma.

Pero la situación es global y además no existe ninguna perspectiva ilusionante, el resultado es hundirnos más y lo único que se puede hacer es frenar ese hundimiento.

A los deportistas se les hacen pruebas, porque son pruebas objetivas. Se buscan sustancias que puede haberlas o no. Y eso es objetivo. También a los políticos se les somete a pruebas de aptitud, lo malo es que no son objetivas. Cada cierto tiempo se someten al veredicto del "pueblo", pero como le pueblo está tan corrompido como ellos, vota a sus semejantes y si las cosas no salen como deben, se cocinan los resultados y nadie protesta.

El caso más claro en muchos años, lo tenemos en las elecciones USA. El pueblo ha elegido entre varios candidatos a los dos peores. No sé hasta qué punto estas primarias han sido manipuladas en las cifras, pero en cualquier caso los ciudadanos tienen para elegir a un populista demagogo y a una sicópata, de libro, demagoga. También pueden elegir entre otros más de veinte candidatos, pero por la razón que sea nadie lo hace.

Lo normal es que el pueblo soberano, el pueblo que no ha intervenido en la primarias, no votara a ninguno de los dos y puesto que allí se apunta la gente para votar, la abstención es real dado que se trata de gente que pensaba votar y el sistema debería tambalearse.

Puede que mucha gente vote al candidato demagogo por si suena la flauta, que a veces ocurre, pero votar por la sicópata no debería hacerlo nadie, porque está clara su condición y con esa condición es muy fácil montar una guerra total.

Pero votarán. Y saldrá la candidata sicópata y tal vez se solucionen de una vez todos los problemas del mundo. Y si no votan, dado que allí hay máquinas para votar, se manipulan las máquinas y sale lo que conviene. Y el pueblo, como de costumbre, tan feliz. Porque el pueblo también es corrupto, al fin y al cabo ellos eligen a sus dirigentes y nadie cuestionará nada, porque lo importante es seguir con el estilo de vida americano, ya que hablamos de los USA. En España es el estilo de vida hispano y así en todos.

2.Publicado por gustave el 09/07/2016 20:45
Pero un grupo de valientes, dispuestos a todo... se unieron como un solo alma para conquistar la democracia y demostrar a la sociedad civil que puede tomar cuerpo y ser custodia de la libertad.

3.Publicado por Yanka el 11/07/2016 10:49
Bueno, aquí en el fútbol español, no hay antidopaje. La misma corrupta federación de Fútbol lleva esa cuestión. Esto sólo pasa aquí, mientras en el resto del mundo, lo hacen organismos independientes. Y esto lo saben los "pedodistas" deportivos que tienen la boca tapada con dinero negro de la federación. Apaga y vámonos...

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros