Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

«NO» NECESITA ESTATUTO


Nota



Andalucía, ni Cataluña ni ninguna región necesitan Estatuto nuevo ni viejo. España no precisa diecisiete Autonomías, diecisiete réplicas de la Administración Estatal, con el consiguiente gasto y carga en sueldos, a veces demasiado abultados, en recursos y personal y la consecuente duplicación y división de poderes y funciones. ¿Qué efectos eficaces y beneficiosos han redundado en la vida real y diaria del ciudadano?

Aquí entre prohibiciones de tabaco, toros, vino, ocupación de pisos o ataques de delincuentes y procesos de paces, a lo que se añade el continuo vaivén de las reformas estatuta­rias, estamos más que servidos. Son todas ellas y las que dejo, cuestiones de vital importancia, para salvar la Nación y sus “naciones”. Desde que Maragall y su aragonés Rovira entablaran el zarandeo a la catala­na, con sus votaciones, recusaciones, y ahora dimisiones, no para de hablar­se, ni ganamos para Estatutos. Ya, cargados, viene el dieciocho de febrero a removernos en inquietud, con la votación del andaluz.

Sí, es cierto. Inquietud, porque hay que soltar el diario fluir de nuestras tensiones, para detenerse a decidir, si a esta zarandeada democracia que nos atañe, le conviene este plan de movimientos estatutarios. De que el razonamiento nos lleve a esa conveniencia o no, para la salud e incentivo de nuestra democracia, depende el sentido del voto que expresemos en la urna. Las razones y argumentos que afloran a la reflexión son variados. El Nuevo Estatuto Andaluz, por su forma estilística y su expresión retórica, por su preámbulo y determinados capítulos, me permitiría aceptarlo; pero, no veo ni encuentro su necesidad, se decidió sin nuestro aserto, no surge de las coyunturas perentorias andaluzas ni españolas, sólo procede, como un reflejo, de los inventos virulentos del nacionalismo segregacionista e independentista de los catalanes y, estos, de los vascos. Negando su necesidad, nos oponemos también al estatuto y al referéndum catalanes, que no pudimos votar, rechazamos el sistema bilateral y la federación desigual y desechamos la mancomunidad hispánica y la Nación de naciones, que la furia nacionalista nos impone desde sus posiciones aviesas e inadmisibles. Queremos que la España Secular, renacida a una Auténtica y Viva Democracia, siga siendo, como decíamos el otro día, España. Rehuimos el Estatuto Andaluz que, remedo fácil, vino en apoyo y sostén de la encubierta reforma de la Consti­tución del 78, empeño calculado de los parlamentarios catalanes con sus adláteres viajeros de Perpiñán. Lo desaprobamos porque la ciudadanía no lo ha pedido, ni aspira a una España coaligada en Taifas, como tampoco requiere el anclaje a perpetuidad del autonómico régimen de Chaves.

No queremos camufladas alteraciones constituciona­les, nacionalismos ni federalismos. Deseamos una España firme y próspera, ajena a la vileza y la corrupción, inserta por todos sus poros, en la verdadera democracia. No necesitamos estatutos, buscamos que se trabaje por lo perentorio e importante, el bien común; exigimos la paz y la justicia.





Camilo Valverde Mudarra

   
Miércoles, 14 de Febrero 2007
Artículo leído 1419 veces




Comentarios:

1.Publicado por Gundisalvo el 14/02/2007 15:08
Si hay necesidad de "estatutos" porque en este país la envidía es el pecado que más abunda (recuerde a Fernando Díaz Plaja) y el "yo quiero más que mi vecino" es el pan nuestro de cada día.
El problema reside en que nadie, ni políticos individuales ni partidos políticos aceptan el principio de que "a todos los ciudadanos del Estado les corresponden los mismos derechos" y la Constitución de 1978 dejó un resquicio abierto a que los derechos de los ciudadanos van en función del territorio donde ¿han nacido, residen, están empadronados, están censados? creando la base de un principio de desigualdad para los ciudadanos que llega al paroxismo cuando los políticos meditan y llegan a la famosa conclusión de que "lo que tengo no es lo que quiero, y lo que quiero no es lo que necesito, pero lo que quiero es lo que tengo que pedir" y a partir de ahí ya estamos...
Y da lo mismo que ese "quiero" sea realmente una apetencia de los ciudadanos, ya generará la necesidad (marketing) para que lo sea.
O se cambia radilcamente la Constitución del 78 o necesitaremos hasta el Estatuto de Autonomía y Autogobierno de los ciudadanos de la Comunidad X que residen en la Comunidad Y.

2.Publicado por Malasaña el 12/03/2007 09:49
A Gundisalvo. Todos los españoles vivimos en la comunidad española y hay suficientes medios para que cada región se ocupe de sus asuntos y el Estado vigile los excesos y rivalidades que surgen de inmediato.
El Sr Valverde le lleva mil kilómetros en pensamiento avanzado.
No es este el método de gobernar, sino en forma comunitaria distribuir los recursos para equilibrar el bienestar de todos y practicar con holgura la sinergia necesaria para complementar carencias o desequilibrios.. A fin de cuentas un gallego se puede ir a vivir por causa de su reuma a Málaga, y el malagueño a la Coruña, que por cierto es muy vivible, para el que sufra con el excesivo calor de algunas partes de Andalucía. Eso es hacer sociedad y lo demás es polítiquilla..
Asin que ya lo zabe uzté.
Es groma
Malasaña.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros