Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Los políticos 'siervos' de la democracia española


Nota

Uno de los mayores problemas de la democracia española es la escasa libertad de sus políticos, a los que el sistema convierte en auténticos siervos.



Los políticos 'siervos' de la democracia española
Uno de los mayores problemas de la democracia degradada no es tanto la servidumbre de los políticos, sino que esos políticos, acostumbrados a ser esclavos dentro de sus partidos, difícilmente son capaces de garantizar y gestionar, desde el sometimiento, las libertades y derechos ciudadanos, como establece la democracia.

¿Cómo y por qué se llega en España a esa situación de políticos siervos? La explicación es sencilla y, a la vez, trágica: al reinstaurarse la democracia, tras la muerte de Franco, la escasa experiencia democrática de España y la reducida cifra de militantes (de las más bajas de Europa) generaron una intensa escasez de cuadros preparados para ejercer cargos públicos. Tales responsabilidades políticas fueron asumidas por militantes de escasa formación que, una vez aupados a esos cargos, renunciaron a mirar atrás y a recuperar sus antiguas profesiones (si las tenían).

Se convirtieron entonces en políticos "profesionales" que viven de la política, dispuestos a todo con tal de permanecer en los cargos públicos. Se acostumbraron a pasar de un cargo a otro con tal de no bajarse nunca del coche oficial. No tener una secretaria o un teléfono pagados con fondos públicos se convirtió en una "tragedia" que había que evitar, aunque a cambio tuvieran que integrarse en una cadena indigna de fidelidades personales y de clientelismo profundamente antidemocrático.

Esas cadenas de falsas lealtades y de fidelidades que, en realidad, camuflan el sometimiento esclavo al partido y a las elites políticas, funcionan de manera implacable y proporcionan sueldos altos, privilegios y lujos a cambio de sometimiento incondicional. La política española, de hecho, impide a los políticos la expresión del pensamiento libre y hasta gestionar lo público con criterios propios. En la práctica, los políticos españoles son más siervos que los ciudadanos en general.

Pero donde el fenómeno de los políticos siervos supera la paradoja y el esperpento es cuando desempeñan la representación de los ciudadanos. El sistema no admite que los ciudadanos sean representados libremente porque convierte a cualquier político en un representante exclusivo de su partido y de las elites que dominan esos partidos. En realidad, los ciudadanos no están representados por los políticos que votan, sino por los partidos, lo que constituye una aberración del sistema y una sustitución de la democracia por una "oligocracia" de partidos.

Los diputados y senadores, por ejemplo, no sólo no pueden defender los intereses de sus representados como les dicten la conciencia y la razón, ni expresar libremente lo que piensan sin obtener antes el permiso de los jefes de sus respectivos grupos políticos, sino que tampoco pueden votar como les dicta la conciencia. Si algún día lo hacen y lo que dicen o votan no coincide con lo que dictan las elites partidistas, sus carreras políticas quedan fulminantemente abortadas.

Y antes que perder el lujo, los privilegios y los altos sueldos, antes que tener que regresar a las antiguas profesiones, como cualquier otro ciudadano, hacen cualquier cosa por mantenerse en la cúspide, incluso aceptar la esclavitud política como un mal inevitable.

El problema de los políticos "siervos" de la democracia española afecta al sistema y a los ciudadanos y plantea preguntas terribles como la siguiente: ¿Es posible gestionar la democracia cuando se forma parte de una estructura tan antidemocrática como un partido político, que no practica la democracia interna, que reprime la libertad de expresión y que se rige por estructuras normas que fomentan el verticalismo, el autoritarismo y el sometimiento a las elites?

Es así como la democracia española genera políticos profesionales, macerados en la servidumbre y escasamente preprados para respetar y defender esas libertades y derechos ajenos que, aunque ellos no las disfrutan, son consustanciales a la democracia.

Franky  
Lunes, 5 de Marzo 2007
Artículo leído 2135 veces




Comentarios:

1.Publicado por Vidal el 05/03/2007 12:53
O sea, que esto que tenemos no es sino una partitocracia.

2.Publicado por Albermir el 05/03/2007 19:10
or lo tanto la solución es, "DEMOCRATIZAR" a los partidos políticos

3.Publicado por LOLAYLO el 05/03/2007 20:26
Solamente un comentario aunque se muy breve ENHORABUENA y felicidades per el erticulo porque coincide integramente con mi forma de pensar y de ver la política y los políticos a TODOS Y SIN NUNGUNA EXCEPCION.
Me reitero ENHORABUENA por su artículo.

4.Publicado por Gregorio L. Martínez el 06/03/2007 13:12
¡Por favor, venta a salvar a los políticos!





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros