Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Los políticos profesionales son la peor casta gobernante de la historia


Nota



Los políticos profesionales son la peor casta gobernante de la historia
Cuando la aristocracia perdió el poder al ser derrocada la monarquía absoluta como régimen dominante, no fue sustituida en la gestión de Estado por la burguesía, la clase emergente, que tuvo miedo y rechazó asumir el poder, prefiriendo dedicarse a ejercer influencia y a sus negocios y asuntos privados, sino por los "políticos profesionales", la nueva "casta" que gobierna nuestras democracias, que ha resultado ser una de las plagas más terribles de la historia humana.

Los profesionales de la política ni siquiera llevan dos siglos en el poder, pero durante ese tiempo han demostrado ser, con mucho, la peor casta gobernante de la historia de la humanidad. Su bautizo como grupo ya maduro para el poder fue en la Revolución Rusa de 1917, cuando los bolcheviques, verdaderos profesionales del poder, encabezaron el derrocamiento del zar y lo sustituyeron por una dictadura más implacable, cruel e ineficiente, la encabezada por Lenin y continuada por el asesino en serie Josef Stalin.

Desde entonces, las "fechorias" de la "casta profesional" son incontables: han deteriorado la democracia, que fue concebido como el mejor y el más justo sistema para la dignidad humana y la convivencia; han perdido el prestigio que siempre ha acompañado al gobierno; han deteriorado sus lazos con la ciudadanía, han destruído la confianza en el liderazgo, imprescindible para la armonía social, y han creado un liderazgo nefasto, propagador de la desigualdad, del privilegio y de la gestión corrupta de la cosa pública, que ha sido incapaz de solucionar ni siquiera uno solo de los grandes problemas de nuestro mundo: ni la violencia, ni la guerra, ni la pobreza, ni el hambre, ni la inseguridad, ni el miedo... Como consecuencia, el liderazgo global, el sistema democrático y la esperanza humana están hoy inmersos en una crisis peligrosa y de consecuencias preocupantes.

Comparada con la aristocracia, la nueva casta de "políticos profesionales" es un verdadero desastre. Con todos sus defectos, la aristocracia supo mantenerse en el poder durante más de un milenio, desde la Edad Media hasta el siglo XIX, demostrando una portentosa capacidad de adaptación a las circunstancias, dominando el sistema feudal, el pujante comercio en el Renacimiento y hasta los primeros tiempos de la Revolución Industrial.

Los aristócratas tenían la conciencia de ser una clase distinguida que daba órdenes a los demás y que estaba sujeta a deberes y privilegios. Su código giraba en torno a tres conceptos: rango, honor y herencia. Aristóteles los aprobaba y los diferenciaba de su variante corrupta, la oligocracia, que vivía del privilegio, pero sin honor y sin preparación para el liderazgo.

Conscientes de que eran un orden de gobierno privilegiado, supieron "compensar" a la sociedad a través de valores que cultivaron minuciosamente durante siglos: la preparación para el liderazgo, el honor y un riguroso código de deberes como el carácter sagrado de la palabra dada y el deber de promocionar a los que se destacaban en la sociedad.

Sus sustitutos, los políticos profesionales, los envidian y los imitan en el fondo, pero se han convertido en oligarcas, a los que Aristóteles definía como la versión corrupta de la aristoracia, no conocen el sentido del honor, ni tienen preparación para el liderazgo, ni promocionan a los que destacan. Viven para el privilegio, pero han sustituido el honor por la mentira y el engaño, prefieren la sumisión esclava, a la que llaman "lealtad", a la preparación para el liderazgo, y no promocionan a los mejores, sino a sus compañeros de partido que aceptan someterse y doblegarse.

La aristocracia fue derrocada por la democracia porque su mundo estaba basado en valores y principios, como el privilegio y la superioridad, que no pueden tener cabida en el gobierno de los iguales, pero sus sucesores los están haciendo buenos y añorados.

La democracia soñó con ser gobernada por los mejores, elegidos por los ciudadanos, pero nunca por una casta profesionalizada y aferrada al poder cuyo principal "mérito" es haber degenerado el sistema hasta límites insospechados, sustituyendo la honorable y justa democracia por una despreciable oligocracia, desigual e injusta.


   
Viernes, 14 de Noviembre 2008
Artículo leído 890 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pepe Lotas el 13/11/2008 13:13
Les casa mejor considerarlos simplemente "parásitos sociales". Y cual ellos, se aferran al cuerpo social chpando cada vez más, llegando a excesos de ostentación derivados de su fruición chupadora.
Se requiere un potente y quizás, traumático proceder para desparatitarnos y desinsectarnos de ellos pues por su cuenta no van a despegarse del "huésped".
Dan asco...

2.Publicado por vanlop el 13/11/2008 21:17
La aristocracia fue sustituida por gentes que imitaron sus privilegios y no aceptaron los deberes ni el honor. Pero nos lo venden como el gobierno del pueblo.

Y lo malo es que el recambio será a peor, si es que se produce.

La gente está muy resinada cn lo que hay y no tiene moral para intentar el cambio. Porque una de las primeras cosas que procuran es la desmoralización de la sociedad.

3.Publicado por Albatros el 14/11/2008 00:20

Hoy aparecía en un la portada de un periódico la ministra Carme Chacón dando explicaciones en el Congreso sobre la actuación de nuestras fuerzas en Afganistán a un salón casi vacío. No llegaban a media docena los políticos que oían sus explicaciones.

¡Qué desfachatez y desprecio por el conflicto que ha costado ya la vida a muchos soldados!

¿Qué se puede esperar de esta irresponsabilidad y falta de control sobre el trabajo de nuestros políticos?


4.Publicado por pilar pato el 23/11/2008 23:42
Me ha rechiflado el articulo.
Perdona la impertinencia, pero has pensado en cambiar el nombre de Voto en blanco , por Voto Nulo? Me explico.
Es que me propuesto iniciar una campaña. Una pequeña campaña. Tras muchos domingos en una mesa electoral, comprobe que los votos en blanco, se cuentan y se tiran, pero... los votos nulos, se estiran bien y son enviados al Juzgado, y la Junta electoral donde son revisados por representantes politicos . Pues bien, yo que estoy hasta las naricillas del "mi" partido, que ademas no posee vias para recibir a sus afiliados o votantes, que no los escucha, ni atiende;siempre preocupados por echarte el mitin, a estos, tengo la formula de hacerles llegar mi mensaje, envuelto en una papeleta electoral. Esta papeleta sera nula claro, y llegara a la junta electoral donde sera por fin leida por un representante de mi partido.
Un cordial saludo
Pilar Pato





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros