Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Los políticos deberían pagar por los estragos que causan a los pueblos


Nota

Una democracia como la Española, que no es capaz de castigar con justicia a sus gobernantes corruptos y que deja impunes a quienes causan estragos y daños terribles a sus ciudadanos, no es una democracia sino una pocilga.

Hay políticos y gobiernos que hunden a sus pueblos en la miseria, el dolor y la angustia, sin que tengan que pagar por ello. La impunidad de los políticos es una de las peores catástrofes del mundo. Los políticos deberían pagar con dureza los estragos que causan a sus pueblos. Las leyes no consideran delitos muchos de sus abusos e injusticias, pero lo son. Hay delitos políticos como el desahucio fácil, la desprotección de los débiles, el endeudamiento excesivo, el despilfarro o el cobro de impuestos abusivos, que son mas dañinos que el ébola y que deberían figurar en los códigos y ser castigados con dureza ejemplar.
---



Los políticos casi nunca pagan por los daños que causan, ni siquiera cuando esos daños son verdaderos estragos que causan dolor e infelicidad a pueblos enteros o que hipotecan la vida de generaciones enteras. Los médicos que causan la muerte tienen que pagar por su error, lo mismo que el arquitecto al que se le cae una casa o el farmacéutico que equivoca la fórmula magistral. El que se equivoca en este mundo es castigado o por lo menos arruina su prestigio y su carrera, pero el político no tiene castigo alguno, a pesar de ser el mas dañino de los humanos, el que es capaz de arruinar a pueblos enteros y destruir naciones.

La deuda pública española bate un nuevo récord y se sitúa en 1,020 billones, el 96,8% del PIB. Es una deuda tan elevada que hipoteca la felicidad y el bienestar de varias generaciones futuras de españoles, pero los políticos que gobiernan y endeudan de manera irresponsable a España no tienen que pagar nada por haber cometido semejante atrocidad. Es evidente que los políticos han aprobado leyes que les benefician y que garantizan su sucia impunidad y su hiriente irresponsabilidad.

Si no hubiera existido otro remedio que endeudarse, pero no ha sido así. España, con un gobierno austero y decente, capaz de renunciar al despilfarro y a parte de sus lujos y privilegios, tendría hoy una deuda sensiblemente inferior.

Al morir Franco, en 1975, España era el país menos endeudado de Europa, junto con Luxemburgo. La democracia llegó sin austeridad, despilfarrando y empeñando sin escrúpulos el futuro.

Cuando los ciudadanos derroten a los canallas y logren imponer una democracia auténtica y decente, sin partidos políticos que antepongan sus propios intereses al bien común y sin políticos que alimenten delitos que hoy no están tipificados pero que resultan indignos, atroces y vergonzosos, como el despilfarro, el cobro de impuestos abusivos, la impunidad, la injusticia y desigualdad fiscal y el endeudamiento público irresponsable, los sátrapas, corruptos y enemigos del ciudadano serán castigados con dureza por una Justicia verdadera, que estará al servicio de la sociedad y del bien común, no al servicio de los poderosos, como ocurre ahora en las democracias degradadas y envilecidas.

Los ciudadanos, impotentes ante tanta injusticia y frente a un diseño tan malvado del Estado, no pueden hacer nada para evitar que el que robe una gallina o un jamón en España, aunque lo haya hecho por hambre, sea mas duramente castigado por la Justicia que quien roba millones de euros, estafa a miles de ciudadanos o se enriquece gracias a su cargo público.

Es tan injusto e indecente el Estado español que un tipo como Zapatero, que estuvo a punto de hundir el país como consecuencia de su insolente ineptitud, en lugar de ser castigado o por lo menos públicamente repudiado, resultó condecorado por el gobierno que heredo sus miserias, se le premió con un puesto generosamente dotado en el Consejo de Estado y hoy deambula por el mundo repartiendo estupideces y desatinos.

Hay miles de políticos españoles culpables de haber cometido errores brutales, como haber despilfarrado decenas de millones en obras que no sirven para nada, de haber cobrado impuestos confiscatorios y opresivos o de haberse enriquecido con dinero que debería haberse empleado en mejorar los servicios públicos, que no solo no han sido castigados ni públicamente criticados, sino que sus respectivos partidos políticos les premian con puestos públicos de lujo, con cargos aforados y con privilegios que en modo alguno merecen.

Pero el elenco de delitos que cometen los políticos sin ser penados es casi interminable: contratos públicos trucados, oposiciones amañadas, subvenciones interesadas, marginación de los adversarios, uso bastardo del dinero públicos, concesiones y pactos inconfesables y un larguísimo etcétera que delitos merecedores de castigo pero que, cuando son cometidos por los que mandan, ni siquiera figuran como faltas en los malditos códigos de leyes desiguales y antidemocráticos vigentes.

Un ejemplo concreto: con el dinero para la formación que ha sido malversado en Andalucía se podían haber abierto decenas de hospitales y escuelas o subido las pensiones de todos los andaluces amenazados por la pobreza.

Esta es la España actual, un país convertido en injusto y deplorable por su clase dirigente, que necesita un cambio urgente y drático hacia lo digno y lo decente.


- -
Domingo, 15 de Marzo 2015
Artículo leído 798 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 15/03/2015 09:39
Estamos de acuerdo en que el enfermo necesita determinados cuidados, pero nadie se los va a dar, seguirán profundizando en la enfermedad, porque un parásito tiene que alimentarse del huesped. Sin embargo, los parásitos que matan al huesped son un fracaso evolutivo y por eso hay muy pocos, lo normal es un parásito que mantiene lo más sano posible al huesped y así puede vivir eternamente. Ni siquiera esta lección básica de biología han aprendido los de la casta.

Recuerdo que al principio de la transición, cuando aún no había elecciones ni democracia formal, que la democracia era cara y que teníamos que prepararnos para pagar más impuestos, como ocurría en Europa. También teníamos que aumentar el número de funcionarios, como en Europa.

En aquella época pocos habían viajado a Europa y tampoco cuando viajas te dedicas a mirar el funcionamiento de las instituciones y sobre todo no había internet y nos informábamos con la TV y los periódicos. La TV era del régimen, cuyo presidente, Suarez, sabía mucho de TV de de como hacer las cosas. Creo que era de las pocas cosas que sabía. Y los periódicos y radios privadas, ya apuntaban maneras de como recibir las subvenciones.

Durante 40 años se han dedicado a hacer unas leyes que los dejen impunes, hagan lo que hagan y a la vista está que hacen mucho. Pero es que la imbecilidad sigue suelta. El anterior presidente se dedica a viajar por el mundo, sin comunicarlo ni pedir opinión de Exteriores y va metiendo la pata y haciendo política contraria a la línea oficial, que no digo que sea acertada, cosa impensable en cualquier país. Y no pasa nada.

El otro día hablabamos en el blog de la telaraña andaluza. En realidad existen varias telarañas superpuestas, una por cada centro de poder, desde el gobierno hasta el último ayuntamiento. Y no hace falta ser un experto para comprender que una parte del país no puede trabajar para subvencionar a la otra parte y con los políticos llevándose la del león. Eso ni es decente ni eso es democracia, es símplemente que una parte de España roba a la otra parte y los políticos son los jefes de la banda y los beneficiarios son los suficientes como para dar el poder en las urnas a la casta. ¿Como se puede suprimir eso? Pues me temo que con democracia no va a ser posible.

Ahora vemos lo fallos del sistema. Por ejemplo este, el no poder echar a la cuadrilla de ladrones. Creo que el problema de la democracia es su fragilidad. Fragilidad en origen o a lo largo de su vida. Aquí nació torcida. El pueblo no sabía y sigue sin saber, lo necesario para un sistema fuerte. En USA nació bien, pero en menos de 50 años, los parásitos ya se habían introducido y en el último siglo, es un sistema parasitado, exactamente igual que el nuestro.

2.Publicado por Un Culé el 15/03/2015 16:18
El político es dueño y señor, además de irresponsable, incapaz e incompetente.

Me explico, esta mañana, he tomado un taxi en la zona de la Plaza de Francesc Maciá (antes Calvo Sotelo) de Barcelona para ir al aeropuerto.

El taxista ha considerado que el trayecto más corto y rápido era llegar vía Plaza de España.

Una vez en las proximidades de Plaza de España, sin ningún tipo de información previa, se encuentra con que desvían el tráfico (sin que haya personal ni aparentemente nada que impida pasar), pero nos desvían.

El taxista intenta preguntar a los agentes de la Guardia Urbana si hay algún trayecto previsto para acceder al aeropuerto.

Por toda respuesta escucha "no se pare", el taxista insiste y el agente le dice "como siga obstaculizando el tráfico (no obstaculizaba a nadie) le denuncio.

Al fin como buen conocedor de la ciudad ha dado las vueltas necesarias para encontrar la solución, hemos llegado, muy justos, pero hemos llegado y por 25€ que no se ha pasado.

Yo me pregunto, ¿es tan difícil poner algún cartel indicando camino a seguir?. Por otra parte, si se hubiese advertido del corte, desde el punto de salida, con pequeño desvío podríamos haber tomado otro camino mucho más rápido (Diagonal/ Cinturón del medio).

Seguro que el Sr. alcalde de Barcelona, a quien tacho de incompetente por la falta de información, presumirá de que si han sido 1000 o 100.000 los participantes en la carrera, pero no se le ha ocurrido pensar en los demás.

SI SEÑOR ESO ES UN EJEMPLO DE POLÍTICO EFICIENTE.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros