Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Los periodistas son peores que los politicos


Nota

El poder político mundial y los mismos conceptos de "liderazgo" y "democracia" están destrozados en nuestro mundo. Muchos creen que los grandes culpables de la ruina de la democracia y la decencia son los políticos, pero yo creo que los periodistas, al traicionar a los ciudadanos y a la verdad, son más culpables todavía. El periodismo, en estos tiempos de zozobra y decadencia, cuando los valores desaparecen y los rufianes gestionan los estados y gobiernan el mundo, ha contraído culpas terribles y deudas impagables con la humanidad y la Historia al sostener a los corruptos en el poder, al masacrar la verdad y al propagar entre los ciudadanos la confusión y el engaño, dejando al pueblo y al sistema sin defensas frente a los depredadores con poder.

La mayor defensa de la democracia es la verdad, pero los periodistas, encargados de defenderla y propagarla, han fallado y traicionado al sistema, colocándose al lado de la mentira, la injusticia y los tiranos.
---



Son la guardia pretoriana del poder, más que los jueces y los policías. Los periodistas son los grandes cómplices de la actual debacle del liderazgo y de la democracia. Son tan miserables que consideran democracia lo que solo es dictadura de partidos sin controles y con demasiado poder. Hasta se atreven a considerar como un error el haber convocado un referéndum sobre la permanencia de Gran Bretaña en la Unión. "Hay cosas que no deben preguntarse nunca a los ciudadanos", han dicho, después del triunfo del Brexit, decenas de periodistas españoles confundidos y con alma de tiranos, ignorando que la democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Afirmar que el triunfo del Brexit se debe a la torpeza de Camerón, ocultando el fracaso de una Europa, manejada por políticos que desprecian a los ciudadanos y a la democracia, que ya no entusiasma ni emociona, ni es valorada por sus ciudadanos, es una postura mendaz y miserable. Camerón ha hecho lo que debe hacerse siempre en democracia: dar la palabra a los pueblos para que expresen su voluntad.

Hay bastantes periodistas malvados que defienden falsedades y propagan mentiras, pero hay muchos más que son simplemente imbéciles e ignorantes que olvidan que la democracia es transparencia y verdad, además del gobierno de las mayorías. Desde esa ignorancia temeraria sostienen esa herejía antidemocratica que consiste en imponer al pueblo los criterios de la élite. "No hay que preguntar al pueblo", sostienen esos energúmenos que hace mucho que dejaron de ser periodistas para operar como policías del pensamiento al servicio del poder.

Se han convertido en los escuderos más eficaces de esa mala política que ha asesinado la democracia divorciándose de los ciudadanos. Es la política que está fracasando en todo el mundo, la que obliga a los europeos a recibir contra su voluntad a millones de inmigrantes sin seleccionar, entre los que abundan delincuentes, terroristas, adictos a los subsidios y gente hostil que no quiere integrarse.

En España, los gobiernos han impuesto sus criterios a los ciudadanos una y otra vez, contra la voluntad de la mayoría. No se atreven a someter a referéndum criterios como la financiación pública de los partidos porque lo perderían en una proporción de 10 a 90, ni tampoco el mantenimiento de el incosteable Estado de las autonomías o la inflación de políticos aforados y otros privilegias políticos.

Los periodistas ocultan a los ciudadanos fenómenos tan intolerables como ese rechazo ciudadano masivo a los políticos, que invalida y deslegitima la democracia, o el verdadero alcance de la corrupción en el corazón y la cúspide del Estado, que es espeluznante.

Los periodistas, en España, están infiltrados por cientos de mentirosos y manipuladores al servicio de los partidos, traidores de una ciudadanía que en democracia tiene derecho pleno a la verdad y a estar informados con independencia y limpieza.

Los periodistas, a pesar de que todavía sobreviven cientos de luchadores honrados y veraces, merecen como colectivo ser considerados como los peores enemigos de la democracia y la decencia, junto con sus amigos los políticos.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 19 de Julio 2016
Artículo leído 2146 veces




Comentarios:

1.Publicado por gustave el 19/07/2016 07:47
No es el cuarto poder, sino el primero; con el se pastorean los inmensos rebaños de borregos. Porque si votas parridos de la falsa democracia solo tienes un nombre: borrego.

2.Publicado por vanlop el 19/07/2016 12:00

Difícil cuestión plantea. Es casi como aquella del huevo y la gallina.

Es cierto que los periodistas son eso que dicen, pero ¿podrían ser de otra forma?

Cuando las ventas de los periódicos eran importantes, los periodistas podían permitirse ser decentes, pero cuando las ventas son desastrosas, cuando la publicidad supone una parte pequeña del presupuesto, cuando la quiebra es inevitable sin las subvenciones, es muy difícil no prostituirse.

Y como ejemplo nos sirve precisamente la prostitución. Para una mujer que tenga estómago, la prostitución es una forma de vivir muy bien sin tener que trabajar como una esclava durante muchas horas por un sueldo de miseria. Para un periodista, prostituirse es la mejor forma de vivir razonablemente bien o simplemente vivir. Porque cuando hay tantos titulados en periodismo en paro, prostituirse es una opción razonable, tan razonable como la de la mujer que se pone en una esquina en lugar de en la cola del paro o fregando suelos.

Pero en el fondo es la sociedad inmoral la que favorece esto. De la misma forma que no se considera malo que una mujer escale puestos utilizando la cama, un periodista lo hace mintiendo, que es la forma de prostitución para el periodista.

Es difícil saber quién empezó el círculo vicioso, si los políticos o los periodistas o tal vez fue cosa de los amos, de los amos del dinero, que también prostituyeron el ya bastante sucio mundo financiero. Lo cierto es que la transición se hizo a base de mentiras y esas mentiras, cuando fueron descubiertas, bastantes años después supusieron la caída de ventas de los periódicos y la consiguiente ruina teniendo que recurrir a las subvenciones. Aunque las subvenciones ya empezaron en la transición, época dorada de la prensa pues a las ventas altas había que sumar la subvención.

Se achaca a internet la caída de la prensa, pero es cierto en parte. De haber mantenido una línea de decencia cumpliendo con su misión, que en democracia es clara y consiste en criticar a los que mandan y educar al pueblo en los valores sociales, cuyo medio de expresión es la democracia, seguramente las ventas se hubieran mantenido razonablemente.

Tras la caída de ventas vino la huida de las grandes plumas. En los 70, cualquier periódico tenía cuatro o cinco grandes articulistas, hoy sólo los grandes pueden permitirse el lujo de tener a alguno y comprar un periódico para leer a un articulista no lo hace nadie.

Un caso muy interesante fue el del diario global. Llegó a vender más de medio millón de ejemplares y pudo permitirse el lujo de tener un partido propio, cosa insólita, pues son los partidos los que tenían un periódico. Su influencia era total, quitaba y ponía gobiernos y sus artículos señalaban el camino por el que debía marchar la sociedad.

Y como ese camino ha acabado en un precipicio, el faro de la progresía se ha hundido estrepitosamente suponiendo las ventas como el 10 % de las de sus mejores tiempos.

Naturalmente otros, han desaparecido sin dejar rastro, que es otra característica de la prensa actual, desaparecer y que nadie te eche de menos.

Los plumíferos se han refugiado en las televisiones, convirtiéndose en la voz de su amo, bien en los telediarios, bien como tertulianos. En ambos casos repitiendo las consignas recibidas.

Dado que no veo la TV, ni me intereso por ella, ignoro el grado de aceptación de estas tertulias ni la audiencia de los telediarios, aunque supongo que estos tendrán su público fiel porque es una necesidad humana saber qué ocurre en su entorno.

Y tras este largo comentario sigo sin saber quién prostituyó a quien, si la casta a los periodistas o estos a la casta, aunque me inclino a que ambos grupos siguieron fervorosamente las directrices de los amos.

3.Publicado por SALVADOR el 19/07/2016 15:37
Para que existiera verdadera opinión pública se necesitaría,que fuera la opinión del público, no la difundida por opiniones privadas en el público.
Es difícil que pueda existir auténtica opinión pública. La que pasa por tal es la opinión hegemónica de la información dominante, repetida como un eco sin fin por la desinformación dominada.

La opinión pública nació durante la Ilustración como difusión en el público de opiniones de los grandes escritores, para la reforma del sistema político . Desde entonces, el poder creciente de medios informativos y encuestas sociológicas ha sustituido la opinión del público por la difusión, en el público, de creencias ideológicas de intereses particulares, sobre todo lo divino y humano que pueda ser convertido en mercadería política para el consumo de masas pasivas.

Lo que la gente cree que es su opinión, ha sido fabricado en centros lejanos de creación de ideas para la propaganda de los poderes establecidos. Generalmente, en fundaciones culturales, institutos de sociología y departamentos universitarios .

Los medios de comunicación las lanzan, Los lectores las hacen suyas, creyendo que son las que pensaban. Las encuestas preguntan en el sentido esperado de las respuestas. Los partidos hacen sus programas con los sondeos. Las elecciones ponen jerarquía en las opiniones. Y la hegemónica, la del partido vencedor, grita ¡Eureka¡ Esto es, en realidad, lo políticamente correcto.

La mayor corrupcion de un periodista es pasar a formar parte del cuerpo burocratico del estado. En nuestro estado de partidos, los periodistas han pasado a ser funcionarios del estado pagados por los partidos politicos. Una nueva clase de burocratas que Bentham no pudo predecir.

Siento vivir en una sociedad donde se ha perdido el norte, donde se premia o admira la picaresca, la vagancia, la mentira, el arte para vivir enganchado a la teta, etc. Una sociedad que parece hacer olvidado el reconocimiento al esfuerzo, la constancia, el trabajo, la creatividad, la honorabilidad, etc. ¿Será posible mantener cierta calidad de vida? En una sociedad donde a la vista de nuestros hijos el emprendedor es el explotador, nadie quiere ser el malo. Creo en principio que se ha envenenado el agua que beberemos algún día, espero que haya tiempo para destilar alguna de esta agua.

4.Publicado por Saludos el 24/07/2016 00:51
ya lo dijo el dramaturgo noruego Henrik Ibsen: Es imperdonable que la ciencia tenga que torturar a los animales, que hagan sus experimentos con los periodistas o con los políticos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros