Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Los españoles somos patéticos al votar a ineptos, verdugos y ladrones


Nota

Asustados, os encerráis en vuestros hogares detrás de puertas blindadas, rejas y sistemas de alarma, pero cuando se abren las urnas votáis a ineptos, verdugos y ladrones. El reciente debate televisado de los cuatro candidatos con más posibilidades de formar gobierno en España fue una exhibición de pobreza intelectual, incapacidad política e indigencia ética. Se pelearon como pandilleros de barrio, no fueron capaces de despertar ni un gramo de ilusión y ni siquiera tuvieron la decencia de pedir perdón a los españoles por los fracasos, corrupciones, mal gobierno, abusos de poder, vicios y dramas, de ellos mismos y de sus respectivos partidos, que, en el caso del PSOE y del PP, han conducido a España hasta el borde del precipicio, en una orgía de saqueos, errores y decadencia.

Somos patéticos, pero, sin embargo, todo es lógico porque el pueblo español lleva décadas siendo maleducado y desprovisto de principios y valores.

Casi todas las grandes tragedias de España, desde el oscurantismo a la inquisición, sin olvidar el "Vivan las caenas" y el desprecio a la cultura, la educación y los valores, se deben a la combinación letal de dos venenos y desgracias: un pueblo esclavo y cobarde y una clase dirigente canalla y ladrona. Basta echar un vistazo a la Historia para darse cuenta de que ese binomio letal estuvo presente en casi todas nuestras desgracias, desde la derrota de la Armada Invencible, víctima de la corrupción, hasta la guerra civil de 1936, sin olvidar el engaño de la actual democracia y la decadencia que acabó con la grandeza y el honor de la nación más poderosa del mundo.
---



Los expertos creen que la corrupción hace perder cada año a España entre siete y diez puntos del PIB, en torno a cien mil millones de euros, una cantidad suficiente para apuntalar la caja de reserva de las pensiones y garantizar su cobro por medio siglo. Ese dinero desaparece por las alcantarillas y va al bolsillo de gente poderosa, sobre todo a políticos y grandes defraudadores.

Las encuestan reflejan que la sociedad española tiene un intenso deseo de regeneración y que el mayor sueño de los ciudadanos es vivir en un país donde los políticos no roben, en el que funcione la democracia, la justicia sea independiente, desaparezcan la corrupción y el desempleo, retroceda la pobreza, se reconstruyan los valores y se distribuya la riqueza con justicia.

Pero, al mismo tiempo, esos mismos ciudadanos que sueñan con un país mejor, sostienen el corrompido sistema cada vez que se abren las urnas, votando a ladrones y corruptos, a los partidos culpables de la decadencia e injusticia, convertidos en el gran obstáculo que impide que España se regenere y sea un país decente. Es más, los españoles, con alma de esclavos, admiran y babean cuando sus políticos ineptos y depredadores, despojados de honor y de valores y cargados de errores y abusos, aparecen en la televisión o se hacen visibles en las calles. Son tratados como héroes, cuando sólo son villanos.

La verdad es que ese comportamiento de admirar y votar a verdugos y ladrones para que nos gobiernen es patético e incomprensible.

Muchos creen que la clave de la batalla contra la corrupción es cambiar las leyes para que los corruptos sean castigados, pero eso no es cierto. El inicio de la regeneración pasa por generar ciudadanía y conseguir que el pueblo se arme de valores y principios y deje de ser inculto, cobarde y fanático. Con un pueblo libre y ético, los canallas y los corruptos no tienen cabida y tendrían que escapar para no ser castigados por la furia indignada de la ciudadanía democrática.

La reforma del Estado y la aprobación de leyes duras con la corrupción y el abuso de poder no cambia la sociedad y sólo reprime el vicio por miedo al castigo. Únicamente la educación y la cultura del pueblo pueden cambiar la sociedad en sus raíces y fundamentos, creando las bases para una verdadera democracia y una nación justa y decente.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 23 de Mayo 2016
Artículo leído 67 veces



Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros