Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Las verdaderas diferencias políticas


Nota



Las verdaderas diferencias políticas
Los tiempos han cambiado y el mundo ya no está dividido, como antes, en gente de derecha y de izquierda, sino en demócratas y no demócratas.

La separación entre demócratas y no demócratas es genuina de la cultura política de nuestro siglo XXI y refleja más fielmente la política actual, después de que la vieja división entre derechas e izquierdas, propia del siglo XX, ha quedado superada.

Ese parece ser el criterio de los decenas de intelectuales izquierdistas y liberales británicos que se han unido para elaborar el Manifiesto de Euston, que define el progresismo para el siglo XXI y muestra que la izquierda dominante, incluyendo la española, está volviéndose reaccionaria en temas vitales para la supervivencia de la democracia y la libertad.

El comunismo no fue la única víctima de la caida del Muro de Berlín; también se hundieron las ideologías y, a partir de entonces, los partidos concentraron todo el esfuerzo en conquistar y mantener el poder, sin demasiados miramientos con los métodos a utilizar.

Los partidos políticos, sobre todo los grandes con posibilidades de gobernar, han abandonado las ideologías y solo creen ya en la conquista del poder. Los conceptos “derecha” e “izquierda” han perdido toda su antigua fuerza porque las ideas son un estorbo cuando lo único que sirve es la caza del voto. Si los políticos siguen utilizando términos como “derecha” e “izquierda” es porque muchos votantes, anclados en la inocencia y en el pasado, piensan que las élites que dominan los partidos siguen moviéndose por las ideas y creyendo en algo más que en el poder.

Las diferencias entre unos y otros son exiguas y los políticos actuales aceptan las ideas y los programas, con independencia de su enfoque ideológico, con tal de que sean populares y ganen votos.

Es justamente en la metodología para acceder al poder y en la forma de administrarlo donde se dan hoy las grandes diferencias entre unos partidos y otros. Los “demócratas” se sienten de tránsito por el poder político, creen en la alternancia, respetan los criterios de los ciudadanos y valoran la opinión pública, dos grandes pilares de la democracia, mientras que los “no demócratas” hacen todo lo posible por perpetuarse en el poder, se sienten una élite lúcida llamada a gobernar y a transformar la sociedad, prescinden de los ciudadanos, a los que consideran demasiado estúpidos para saber qué les conviene y prefieren controlar la opinión pública que respetarla.

Los demócratas, en líneas generales, son herederos espirituales del liberalismo, mientras que los no demócratas poseen inconfesables influencias leninistas en su concepción del poder político. Los demócratas siguen temiendo el juicio de los ciudadanos, pero a los no demócratas no les tiembla el pulso a la hora de gobernar en contra, incluso, de la opinión mayoritaria de la ciudadanía.

A mediados de abril escribió el Wall Street Journal que la mayor diferencia política en Occidente es la que separa a los que piensan que el terrorismo islámico representa una amenaza seria para nuestra vida y libertades y que hay que hacer cualquier esfuerzo por derrotarlos, y los que creen que esa amenaza está siendo exagerada y que, en cualquier caso, puede controlarse a base de negociaciones y concesiones.

No es la misma distinción entre "demócratas" y "no demócratas", pero existen demasiadas coincidencias para pasarlas por alto.

El periódico también cree que la vieja divisien entre derecha e izquierda está superada, ya que entre los “duros” frente al terrorismo islamista hay líderes socialistas como Tony Blair, además de numerosos intelectuales de raíces izquierdistas, mientras que en el otro bando están el francés Chirac y el español Zapatero, teóricos militantes de ideologías opuestas.

Unos piensan que las libertades y derechos que garantizan las democracias son los más importantes logros de la civilización y que merece luchar por ellos, mientras que los otros, quizás porque creen menos en los valores de la democracia, se inclinan por la negociación con los terroristas, por tejer alianzas entre civilizaciones y, como ocurrió con el espíritu de Munich de 1938, retroceder ante el violento que amenaza las libertades, quizás bajo la excusa de que la violencia es justificable cuando la ejercen los marginados, los pobres o los oprimidos.



Franky  
Jueves, 27 de Abril 2006
Artículo leído 1107 veces






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros