Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

La supresión de los actuales partidos políticos es la gran reforma que España necesita


Nota



La supresión de los actuales partidos políticos es la gran reforma que España necesita
La gran reforma que España necesita es la ilegalización de los actuales partidos políticos y su sustitución por un sistema donde los cargos públicos sean elegidos directamente por los ciudadanos, sin las interferencias y servidumbres antidemocráticas que imponen hoy los partidos y sus élites de políticos profesionales.

Todos los problemas actuales de la democracia española, que son muchos y enormes, quedarían situados en vías de solución si desaparecieran los actuales partidos políticos, verdaderas mafias profesionales obsesionadas por el poder, incapaces de formar a dirigentes éticos y democráticos para que gestionen con dignidad y eficacia la democracia, y habituados ya a anteponer los intereses propios al bien común y al intereses general .

Ante el fracaso comprobado de los partidos políticos, que nos han conducido hasta la presente situación de quiebra económica, corrupción salvaje, sufrimiento y hundimiento moral de la nación, los ciudadanos españoles deberían ir pensando en sustituir a los políticos profesionales actuales, fracasados e inservibles, por técnicos preparados, de moral garantizada, que sepan gestionar el poder de acuerdo con la voluntad popular, sin relegar el bien común a un segundo plano y sin servidumbres inconfesables a sus propios partidos políticos.

Si en España existiera un juez valiente, riguroso y realmente justo, ese juez tendría razones más que suficientes para sentar en el banquillo a los grandes partidos y juzgarlos como presuntas asociaciones de malhechores, tras analizar el inmenso elenco de fechorías, arbitrariedades y corrupciones perpetradas por los grandes partidos políticos españoles, que van desde el terrorismo de Estado representado por los GAL a la corrupción pública, el urbanismo salvaje, el enriquecimiento ilícito y el despilfarro irracional, sin olvidar el expolio, el abuso de poder y el incomplimiento reiterado de las leyes y normas de la democracia.

Muchos se equivocan al pensar que los partidos políticos son parte sustancial de la democracia. De hecho, cuando la democracia era forjada y nacía cargada de limpieza, controles e ilusiones, los partidos políticos estaban mal vistos o prohibidos. Ni los grandes teóricos de la Revolución Francesa, ni los padres fundadores de los Estados Unidos de América, primera gran democracia del planeta, creían en los partidos políticos, a los que consideraban organizaciones mafiosas, incapaces por definición de anteponer el bien común y el interés general a sus propios intereses y conveniencias.

Los partidos entraron en la democracia impuestos por la ideología alemana, que, sin dejar de ver los riesgos que esas agrupaciones representaban para el sistema, valoraron que podrían garantizar un cierto orden en la sociedad. Pero, para blindar la democracia ante los predadores políticos profesionales organizados en partidos, el sistema se cargó de cautelas y contrapesos, todos ellos ideados para impedir a los partidos que se adueñaran del Estado y convirtieran la democracia en una sucia oligocracia, un temor que se confirmó muy pronto.

Los partidos, ideados para que actuaran a mitad de camino, entre el pueblo y el Estado, con el fin de elevar la voluntad popular hasta los centros de poder, pronto se distanciaron del pueblo y se adueñaron del Estado, considerándose los representantes legítimos de la voluntad popular, lo que, de hecho, significó, la adulteración de la democracia y la anulación del protagonismo del ciudadano, que debería ser el verdadero "soberano" del sistema.

Los partidos han convertido nuestras democracias en oligocracias, suprimiendo todos sus cautelas y contrapesos. Con esos partidos en el poder, han sido trucados y adulterados elementos sustanciales de la democracia como el protagonismo de los ciudadanos, el respeto a la voluntad popular, la separación efectiva de los tres grandes poderes del Estado, la existencia de una ley igual para todos, el derecho ciudadano a elegir libremente a sus representantes y toda una batería de controles y cautelas destinada a impedir que los políticos profesionales se apropiaran del poder político y sojuzgaran al Estado y al ciudadano.

Nuestras democracia, por culpa de los partidos políticos, han quedado desvirtuadas y degradadas. En algunos países se conservan todavía algunos rasgos fundamentales del sistema, pero en otros, entre los que figura España por méritos propios, la degradación es dramática, sin los poderes separados, con el sistema Judicial bajo control político, sin igualdad ante la ley, sin el derecho ciudadano a elegir, suplantado por los partidos, que son los que elaboran las listas electorales, sin defensas ante la corrupción y la inmoralidad, sin una sociedad civil fuerte e independiente que sirva de contrapeso al poder, sin freno alguno capaz de impedir que los políticos profesionales se atiborren de arrogancia y privilegios, sin castigo para los delincuentes que actuan en política, sojuzgando al verdadero dueño del sistema, que es el ciudadano.

Ante la degradación existente y dominados por esas implacables y antidemocráticas mafias partidarias, la única regeneración posible del sistema pasa por la sustitución de los actuales partidos por organizaciones de ciudadanos bajo controles férreos, por un sistema donde los ciudadanos puedan elegir a políticos de moral y preparación garantizadas, juzgados y filtrados previamente por comisiones ciudadanas independientes, con periodos cortos de permanencia en los cargos, vigilados constantemente por la ciudadanía organizada, sometidos permanentemente a la voluntad popular y obligados y gobernar bajo el imperio de la ley, del bien común y del interés general, sin corrupciones, sin amiguismos, sin esa obsesión actual de los partidos, enferma e inmoral, por legislar en beneficio propio y por colocar a los familiares, amigos y militantes del partido en el poder, aunque no tengan preparación alguna, aunque sean chorizos sin ética ni decencia.


- -
Lunes, 5 de Marzo 2012
Artículo leído 6316 veces




Comentarios:

1.Publicado por rayos ... que vertigo el 05/03/2012 08:07
hace unos días en este blog con un extraño titular (el contenido matizaba luego
el titular) se le daba una preeminencia en la responsabildad de la actual situación a los políticos sobre los banqueros.

Amén de desbrozar el trigo y la paja, creo que hay que ir dejando sentado que una cosa son os bancos y bancarios y otra muy diferente "los don emilios y sus bildelberg" que han convertido la democracia en el mundo en su botín y a los ciudadanos en sus rehenes.
Y a los partidos políticos también.

El articulo de hoy es incontestable. Hasta las madres de los políticos lo firmarían (probablemente el resto de familiares no)

Sin embargo la sustitución de lo actual en España no va ser posible.

En primer lugar porque esta basura es refrendada por 24 millones de votos.
En segundo lugar porque esta basura la sustentan todo el resto de organizaciones mafiosas cuyos miembros han sido paridas por los mismos 24 millones de votantes.

Y lo más importante. De momento no les interesa a los bildelberg y a los don emilios. Hasta que nuestros nuevos "amos financieros" no le saquen la última gota posible a este limón purulento estas y todas las organizaciones montadas a la medida del poder financiero permanecerán.

Hace unas fechas fuera de España, un chico muy joven hablaba con otro y se quejaba de que le habían puesto toda clase de trabas para sacar su propio dinero por ventanilla. No pude evitar decirle que ni él ni yo, tenemos nunca nuestro propio dinero. Tan solo tendremos derecho a beneficiarnos de nuestro dinero en la medida y forma que "unos oscuros y secretos poderes" decidan.

Ayer trabajabamos 15 minutos para poder comernos un bocadillo, y hoy seguramente ya tentemos que trabajar 25 minutos por el mismo bocadillo.

Y en el futuro (especialmente en las grecias y españas) para tener derecho a soñar con comernos un bocadillo y con menos relleno, tengamos que trabajar toda nuestra vida.


2.Publicado por Virholmes. el 05/03/2012 09:54
Sr. Rubiales:

En su artículo de hoy desarrolla ampliamente su idea de democracia, nos dice quien debe encargarse de suprimir los partidos políticos en España (un juez) y la forma de sustituirlos. Después de leerlo, sigo pensando de la misma forma que en el comentario que hice a su artículo de ayer.

Ha mi comentario usted contestó acusándome de insultar. Permítame responder al mismo.

Comparando su escrito de respuesta (04/03/2012 18:53), con el mío a su artículo “El nuevo déficit propuesto por Rajoy (5.8 por ciento del PIB) es muy peligroso”, publicado también en la misma fecha (04/03/2012 18:26), veintisiete minutos de diferencia entre comentario y respuesta, parece que a quien le salta un automático (yo no pienso que peligroso) como el que me atribuye, es a usted. Ya quisiera yo tener la capacidad de poder leer, analizar, y escribir en veintisiete minutos un folio casi completo.

No creo haberlo insultado puesto que, cuando digo “huele a totalitarismo o fascismo puro y duro”, me refiero a las afirmaciones de suprimir los partidos políticos en España y a ciertos comentarios que se publican en su blog, por ejemplo: “Esto sólo se arregla con una REVOLUCIÓN POPULAR”, y ello, para mi supondría la instauración de una dictadura de signo totalitario o fascista. De ninguna forma me refiero a su persona, sino a lo expresado como ideario político. No tendría el más mínimo reparo en pedirle me disculpara de haberlo insultado, pero no ha sido así.

Dice usted: “Siempre que escribo algo contrario a sus idea, salta un peligroso automático que debe tener usted dentro e insulta, esta vez insinuando que soy fascista y totalitario”.

¿Cuando he insultado anteriormente? Busque en sus archivos y, por favor, cite todos esos insultos, y si he de rectificar algo lo haré con mucho gusto, pero si no es así, no quiero quedar como un intolerante que insulta cuando alguien tiene ideas distintas a las suyas. Ese no es mi estilo.

Termina usted el párrafo, precisamente, insinuando que mi forma de expresión es la esencia del totalitarismo y el fascismo, lo mismo, que dicho por mí le ha parecido un insulto ¿No le parece?

Finalmente, contestando a mi pregunta, lo dice claro, sin tapujos: “..., le digo que SÍ" es posible una democracia sin partidos. Es más, la única democracia real será aquella en la que los partidos hayan sido suprimidos, por ser organizaciones incapaces de anteponer el interés general a sus propios intereses y a los de sus castas profesionales de políticos eternos.”

Queda claro, que lo que para usted es una democracia para mí es una dictadura. No conozco Nación, País o Estado en el que se hayan suprimido los partidos políticos que no hayan sido o sean dictaduras de izquierdas o derechas. Me da lo mismo.

Respecto a la referencia que me hace sobre los ideólogos de la Revolución Francesa, qué puedo decirle, usted dice que es posible una democracia sin partidos y se refiere como ejemplo a, Robespierre y Daltón, ambos dirigentes de grupos que, en realidad, actuaban como partidos políticos. Por otra parte, sin ser monárquico, prefiero que continúe esta monarquía constitucionalista a que se instaure una República en la forma que se hizo en Francia en 1792, rodando cabezas.

Estamos en el siglo XXI, los tiempos son distintos y las ideas también. No creo que se pueda extrapolar la forma de vida del siglo XVIII a los tiempos que vivimos.

Respeto que usted, señor Rubiales, tenga las ideas que publica en sus artículos sobre La Democracia y los métodos cree se deben seguir para imponerla en España, aunque no los comparta ni esté de acuerdo con ellos. Del mismo modo, respete usted que yo piense que esos métodos y esa filosofía siempre han terminado en tiranía, totalitaria o fascista.

Un saludo.

Virholmes, 05/03/2012.

3.Publicado por rayos que vertigo .... el 05/03/2012 10:32
"El pasado 15 de febrero, el alcalde, José María García Urbano, comunicó a la Agencia Pública de Puertos de Andalucía que debía cancelar un aval constituido en el BBVA por el Ayuntamiento de Estepona por un total de 403.038 euros como fianza para garantizar ante la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (EPPA) unas obras que se realizarían en el recinto portuario de la localidad. Lo llamativo es que esta garantía se constituyó en el mes de febrero de 1997, y desde entonces ha estado obligando al Ayuntamiento a asumir unos gastos por comisión de riesgo por 1.612 euros al trimestre"

Estoy seguro que esta noticia que entrecomillo no es ni tan siquiera original.
Estoy convencido que en los miles de organismos publicos hay miles y miles
de operaciones como estas. Ya he relatado en alguna otra ocasión que mi esposa funcionaria de la Junta, siempre ha cobrado antes de final de més
y que seguro que en este anticipo hay un directivo de banca que nos roba a todos incluida mi mujer.

La noticia solo refuerza la veracidad del articulo de hoy, pero además
la pregunta del millón es :
?va a procesar el fiscal a algun directivo del BBVA por robar ??

Veran mis ojos regresar a las arcas municipales de Estepona un solo euro
de los intereses robados por el BBVA ?

No vamos a ver nunca a ningún funcionario de justicia en prisión por prevaricación ??

O tendremos que asistir con ojos como platos a un coro de banqueros,politicos y juristas que cante alegremente
" ha sido sin querer ¡¡¡¡¡"

4.Publicado por LML el 05/03/2012 13:06
Los partidos políticos deben tener su identidad y sus fines como cualquier asociación ciudadana o club privado (eso si, sin ayuda publica ni subvención alguna ) que se mantenga de las cuotas de sus propios afiliados nada mas. A esto, unir el cambio de la Ley electoral votando Diputados de Distrito uninominales. Solamente se requiere eso para acabar con esta casta politica intrínsecamente corrupta.Elección del presidente del Gobierno en elecciones separadas y poder judicial independiente. Claro que no es poco pedir y menos nos lo van a dar los que están en la poltrona. The times they are a changin...

5.Publicado por Eugenio Este el 05/03/2012 17:46
Lo que para un organismo es un cáncer, lo son los partidos políticos actuales.
La quimioterapia aplicable restringiéndoles sus privilegios ya no está en nuestras manos puesto que ellos se han protegido en contra pervirtiendo todos los mecanismos de control en su beneficio y en contra nuestra.
Queda la opción de la extirpación, quizás la única ya posible.
¿Lo permitirán ellos contando con los resortes de que disponen?.
Para lograrlo el Pueblo debe asumir riesgos (véase Islandia).

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros