Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La izquierda española, envejecida, pierde el norte


Nota



La izquierda española, envejecida, pierde el norte
El inesperado desgaste prematuro que experimenta el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y el claro declive, nacional e internacional, de su prestigio e imagen no son producto de un desastre externo como aquella explosión terrorista del 11 M de 2004, que expulsó del poder al partido de José María Aznar, ni el resultado de sus numerosos y evidentes errores, sino la consecuencia directa de algo mucho más grave y profundo: la pérdida del norte por parte de una izquierda española desideologizada, a la que ya sólo le funcionan recursos como el lenguaje, los mitos y los trucos politiqueros.

La sociedad española se ha hecho rica y conservadora en lo últimos años, cambiando sus valores, aspiraciones y sueños, sin que el PSOE se haya dado cuenta. La mayoría de los dirigentes y gurús del socialismo siguen estancados en una España que ya no existe: reivindicativa, politizada, radicalizada, sindicalista y obsesionada con un Estado protector y benefactor. Si el socialismo español llegara a sucumbir un día, caería por las mismas razones que cayó el comunismo soviético: porque los burócratas del Kremlin seguían gobernando y legislando para un pueblo de obreros y campesinos que ya había dejado de existir hacía muchos años.

A los socialistas de Zapatero, faltos de ideas y de capacidad de entusiasmar, tan desideologizados que procuran que los empresarios ganen con ellos más dinero que con la derecha en el poder, han pactado hasta con sus adversarios naturales, que son los nacionalistas insolidarios, sin otro objetivo que el control del poder. Sólo les sigue funcionando, aunque a duras penas, el lenguaje, herramienta brillante que manejaron con extraordinaria eficacia en tiempos de Felipe González, cuando convirtieron en triunfadoras puntas de lanza términos como “Progreso”, “Futuro”, “Democracia”, “Libertad”, “Igualdad” y “Estado de Bienestar”.

Muchos de los españoles de hoy, sobre todo los más cultos, aunque los socialistas se resistan a admitirlo, no creen ya en las promesas de los políticos y están interesados en otros conceptos que la izquierda ignora y que ni siquiera puede asumir en su “cosmogonía”, como son la “Unidad”, la "Prósperidad", el "Esfuerzo", el “Prestigio Internacional”, la “Patria Común”, los “Derechos Individuales”, la “Seguridad” y la “Democracia Avanzada”.

También les sigue funcionando el "Antiamericanismo", un patrimonio indiscutible de la izquierda que en el pasado ofreció muchos réditos políticos. Aunque a los españoles que han cursado estudios les gusta ser ciudadanos de un país respetado y ser razonablemente amigos de los poderosos del mundo, el antiamericanismo continua proporcionando votos y sigue afincado en las clases más incultas, donde se concentran cada vez más los caladeros electorales socialistas.

Muchos sociólogos creen que la izquierda, después del hundimiento del mundo soviético, está políticamente sin ideas y aletargada, manteniéndose sólo gracias a sus eficientes estructuras de partido, influídas por el viejo leninismo y bien entrenadas para acaparar y retener el poder.

Nadie tiene mayor interés en que exista un mundo fanatizado, dividido en derechas e izquierdas, que los políticos, que obtienen de ese enfrentamiento los votos que le llevan al poder y odios que sustentan sus privilegios.

La utilización del lenguaje radical está llevando a España a una división peligrosa entre unas masas incultas, cada día más politizadas y fanatizadas, y la otra mitad, integrada por los mejor preparados y cultos, sean de derechas o de izquierdas, cuyo desprecio por la política no deja de crecer.

A muchos ciudadanos ya les parece inelegante y maleducado hablar de política. En España está ocurriendo ya como ocurre en Alemania, Gran Bretaña e Italia desde hace una década: está tan mal visto y es considerado una falta de tacto hablar de política en las reuniones y comidas de ambientes cultos, universitarios y empresariales.

La parte más culta de la población se siente “sometida” por unos políticos, tanto de derechas como de izquierdas, que han ocupado el poder basándose en los votos de la parte menos culta y fanatizada de la sociedad o utilizando trucos y engaños para manipular la realidad y llenar las urnas de votos. El fanatismo y la radicalización de los votantes están siendo cultivados conscientemente desde los partidos políticos, lo que constituye todo un atentado contra el progreso y la cultura cívica.

La sociedad va claramente por delante de los atrofiados políticos. En Francia, sólo porque los ciudadanos lo exigen con vehemencia, los políticos están reconociendo ahora al pueblo dos derechos que estaban amparados por la Constitución (también en España): el derecho a una vivienda digna y el derecho a controlar la política.

En la España de Zapatero, el declive de la política y el divorcio entre políticos y sociedad es preocupante y avanza a un ritmo de vértigo. Cada día es más evidente que los ciudadanos y los políticos emiten en distinta frecuencia y utilizan códigos diferentes. Los ciudadanos desean unidad y le dan nacionalismo disgregador; quieren políticos que cooperen en torno al bien común y reciben trifulca bochornosa; quieren el verdadero progreso, basado en mejores servicios comunitarios y en el esfuerzo colectivo, que genera mejor nivel de vida, pero le dan a cambio un cóctel semántico en el que conviven los servicios ineficientes, la debilidad, una indefinida cultura multiétnica y un afán recaudatorio y de acumulación constante de poder político. Cuando demanda una educación competitiva, una recuperación de los valores, un incremento de la seguridad en las calles y un nuevo sentido de patria común, recibe a cambio una educación que se encuentra en la cola de Europa, sobredosis de relativismo, bandas armadas y entrenadas que acosan a ciudadanos-víctimas indefensos y una patria llena de grietas que amenaza cada día con saltar por los aires.

FR

Franky  
Miércoles, 11 de Julio 2007
Artículo leído 1506 veces




Comentarios:

1.Publicado por Saint Simón el 11/07/2007 18:42

La descripción o lamento, no sé, de Vidal-Beneyto en su artículo Entropía democrática y lo que expones aquí, tienen en Pierre Rosanvallon un referente clarificador.

2.Publicado por Butzer el 11/07/2007 18:44
No puedo estar más de acuerdo. Cada día hay más población que pasa a engrosar las filas del fanatismo y la incultura. Y eso es debido en gran parte a la falta de una ley de Educación bien estructurada, consensuada y en el que se premie el esfuerzo. Más harán los políticos para favorecer el borreguismo cuando dicha situación solo les beneficia a ellos.
Saludos.

3.Publicado por F Sanjuan el 12/07/2007 23:49
Espero que te guste. Creo es muy interesante
J L

4.Publicado por Botija el 13/07/2007 13:16
No veo muy bien qué tiene que ver que la izquierda pierda el norte con que la distancia entre políticos y ciudadanos sea cada vez mayor. En mi opinión, lo que hace mala a la izquierda es fundamentalmente una mala derecha.... y viceversa. Porque igual de envejecidos están unos que otros.

5.Publicado por Odiseo el 13/07/2007 13:39
No diga usted eso Sr. Botija. La derecha está, salvo las fluctuaciones cotidianas, en su sitio. Es civilizada y dialogante (y mira que decían que Aznar era autoritario). La izquierda tiene que tomar su norte, y si las elecciones solo le han enseñado a fabricar truquillos, pues mal vamos.
Una izquierda solvente, con deseos de hacer prosperar al país, la votaríamos todos o casi. Pero esto no tiene por donde cogerse.
Lo siento por la izquierda, por mí, y por usted.

Ese recurso de "los otros son iguales" no entra ya en las cabezas medianamente pensantes, que ya hemos visto que son muchas.
Espero ver a los voluntarios del dichoso Prestige naufragado y cientos de millas de la costa o a sus herederos limpiar las playas de Ibiza, que las tenemos que para qué. Y mientras silencio "radiofónico", como en los submarinos. Todo tapadico.
¡Bah!. Esto no es nada, y en nada se disolverá antes o después.
Salga un tipo de la talla de Blair, y verá como la izquierda recupera su solvencia moral. Ahora da... ¿que quiere que le diga?.
Un saludito
Odiseo.

6.Publicado por Botija el 13/07/2007 16:47
Encantado Sr Odiseo.
No es necesario que lo sienta por mi, no tengo grandes problemas.
En ningún caso he querido decir que lo malo justifique lo malo, sino que cuanto peores sean unos peores serán los otros, simplemente por una cuestión de exigencia y de inercia. No sé si este razonamiento le parece de cabeza medianamente pensante o de otro tipo.
Le recuerdo asimismo que la derecha de este país (que parece que se reduce exclusivamente al Partido Popular por lo que se desprende del artículo que comentamos) es la que está recurrentemente en contra de la gran mayoría del resto de partidos en las resoluciones del Congreso de los Diuptados.
Y por último, creo que si usted o alguien considera que sería necesario destinar más recursos a limpiar las playas de cualquier sitio (o a cualquier otra cosa) lo que debería hacer sería exigirlo y no utilizarlo para desacreditar el trabajo de los miles de voluntarios que participaron con ocasión del Prestige.

7.Publicado por Odiseo el 13/07/2007 17:54
Si Baleares las gobernara el PP ya vería usted el concierto de San Ovidio redivivo.
Lo que es claro no necesita de una cabeza pensante extraordinaria, y con todo respeto y concediendole a usted, que sea más inteligente que yo, le puedo decir que el PP estuvo en su sitio, haciendo lo que podía hacerse. Los voluntarios (de los que conozco alguno) no hacían falta, aparte de las fotos de la gaviota llena de mazout. Ni los soldados hacen falta en Irak. ¿O sí ahora que mueren, y no antes que solo uno se rompió una pestaña?
La derecha del país (de España) en muchos lugares ha conseguido mayorías aplastantes, por lo que es una buena derecha. Yo tengo mi corazón en la izquierda, porque soy pobre, y algo sé de injusticias reciprocas de los dos bandos que es lo que son, pero no tan tonto que no vea las cosas con meridiana claridad.
Deme usted una izquierda de verdad laborista, y no la de los euros por parto.
¿Que pasa si el PP propone dar 10000 euros por niño? si no va a gobernar pues es lo más fácil. O es que cree usted de verdad que este gesto es aislado, y no responde a una maniobra. No por maniobra menos legítima.
Piense y verá lo que le sale. ¿Cuantos fueron a quietar sucuiedad de las playas de Algeciras? ¿o es que, claro, en Algeciras no se derramó fuel?
Si queremos ser equitativos, hemos de pensar más por nuestra cuenta.
Un izquierda así yo no la quiero. Una izquierda sólida con "honradez de verdad" es a la que yo voté al principio de la democracia.
Esto no es izquierda. Esto es ... lo que se quiera.
Solo algo más. Si lo del Prestige se podía solucionar con el sistema que usted propone al final ¿que falta hacía tanta propaganda y tanta foto como si Rajoy hubiese hundido el barco, o Aznar lo hubiese torpedeado. ¡Esos hilillos de fuel que salían en todos los telediarios! ¡Que pasada!
Esas caras serias y graves de los locutores! Ese "Actor " de nombre americano, que en un país normal estaría en el paro. Todos los artistas a trincar.
¡Que hagan buenas películas, y ya verán como vamos al cine!
Con todísimo respeto y hasta con mucha simpatía hacia usted
Cordialmente
Odiseo.

8.Publicado por Botija el 13/07/2007 18:14
Estimado Odiseo, no sé si ha leído la razón de ser de este blog: "Este es un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos".
En todo caso, no hace falta ser rico ni pobre para ser de izquierdas o derechas. Que el PP obtenga mayorías absolutas no es argumento suficiente para afirmar que la derecha es una buena derecha. Los voluntarios siempre son bienvenidos allá donde van y lo que hay que hacer es agradecerles que sean eso, voluntarios. Y por útlimo fíjese, usted me dice que "Si queremos ser equitativos, hemos de pensar más por nuestra cuenta" y sólo me saca todos los temas que saca la prensa:prestige, Irak.....le falta la tregua.
Sinceramente, no me tenga tanto respeto ni simpatía y profundice en sus razonamientos.
En una cosa sí estamos de acuerdo: ¡que hagan buenas películas y ya verán como vamos al cine!. A lo mejor con medidas como la Ley del Cine conseguimos evitar que nuestro cine desaparezca.
Un saludo.

9.Publicado por EsquinaBulevar el 22/07/2007 22:23
Desconozco la ideología que usted posee, pero me huele a que es de derechas por esa insistencia en su artículo de culpar a la izquierda de los males del pais. Creo que todos los políticos tienen gran parte de la culpa de la situación española y, el PP, con su garra de "azno" está consiguiendo, a cada paso que decide dar, que este pueblo llegue al 50% de abstención en las próximas elecciones generales. El señor Rajoy y anteriormente Aznar, secuestraron definitivamente la democracia, medios de comunicación y opinión pública, cosa que este gobierno llamado de izquierda ha siguido esa misma diabólica linea. Me temo que los artículos de Votaenblanco, y su intencionalidad intelectual, estén marcados por un olor, tufillo diría, a derecha solapada, sin embargo, yo, que soy rotundamente de izquierda, no voto al PSOE, ni a nadie, voto en blanco, es lo que me une a este medio digital. En el fondo nos duele que nuestra ideología política, sea de izquierda o de derecha, haya sido traicionada, sin llegar a ser fanático ni dictador o imponer a los demás nuestras ideas a través de la mentira, las medias verdades, la calumnia o el rumor malintencionado. Quiero pensar que este medio en el cual escribe, hace su labor con buena voluntad, aunque su signo exprese ideas o un magma derechista, no importa, lo interesante es que nuestras diferencias se unen en una cosa fundamental: NO ESTAMOS CONFORME CON ESTA DEGRADADA DEMOCRACIA

EsquinaBulevar





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros