Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La “discriminación positiva” es un ilegal “trato de favor”


Nota



La “discriminación positiva” es un ilegal “trato de favor”
He leído “Rubicón”, una Tribuna Libre de Fernando Sánchez Dragó, publicada en El Mundo del 2 de septiembre (págs. 4 y 5), que me ha sorprendido y llevado a la reflexión. La “discriminación positiva” inventada por los políticos “progres” de España no puede existir porque es una contradicción gramatical y un concepto erróneo destinado, como muchos otros, a confundir a los ciudadanos y engañarlos desde el poder. Esa “discriminación positiva” es, según la gramática, simplemente, un “trato de favor” a determinadas personas, géneros y grupos, algo prohibido por la Constitución y por las reglas de la democracia, porque engendra y destila desigualdad, a pesar de lo cual se ha convertido en todo un poderoso artículo indiscutido de la fe socialista.

Afirma Sánchez Dragó que Ay de aquel que en esta España de Zapatero no haya nacido al sur del Estrecho, al este de Estambul o en las cercanías de los Andes, o de aquel que no rece cada día cinco veces, mirando a la Meca, porque será condenado a ser, como muchos millones de españoles, ciudadanos de segunda. Aunque el autor aclara que algunos españoles pueden eludir esa marginación y conseguir la plenitud de derechos si salen del armario o cambian de sexo y se transforman en mujeres.

La tesis central de Sánchez Dragó, compartida hoy por gran parte de la sociedad española, es que para gozar hoy en España de plenos derechos y del apoyo explícito del poder hay que ser marroquí o subsahariano, mujer, gay o miembro de algún partido político. El resto de los españoles quedan en segundo plano, marginados.

Mandan helicópteros de salvamento para rescatar a los subsaharianos que emigran a España, ilegalmente, en cayucos, pero jamás envían un helicóptero a un ciudadano español que sufra un infarto, o un accidente, sobre todo si es culto y sospechoso de votar a la derecha. Cuando te pierdes en la montaña y te rescata un helicóptero, te envían después una factura de gastos estremecedora, justificada porque ha habido “imprudencia temeraria” en la excursión. ¿Le envían también facturas por emigrar con “imprudencia” a los subsaharianos? A un español normal que se debate entre la vida y la muerte, como mucho, le envían una ambulancia, que suele llegar tarde. ¿Qué tiene que ocurrirle a un ciudadano español, de esos que han conseguido con su esfuerzo la prosperidad que gozamos, para que Zapatero y sus élites poderosas le manden un helicóptero?

La clave de esa injusta discriminación radica en que el poder político despliega tendencias hipócritas, injustas y antidemócratas, sin respetar siquiera el más sagrado principio de la democracia, que es la igualdad, cuyos líderes gobiernan de cara a los focos de la popularidad, la prensa sometida y a las cámaras controladas, y cuya obsesión por el poder es tan inmensa que se mueven por clientelismo político y electoral, relegando a los adversarios y dispensando un ilegal e inconstitucional “trato de favor” a aquellos que, según los estrategas del partido, van a votarles en las próximas elecciones.


Franky  
Miércoles, 6 de Septiembre 2006
Artículo leído 1814 veces




Comentarios:

1.Publicado por viar el 06/09/2006 13:27
Totalmente de acuerdo. Yo por mi condición una minusvalía de 86º nadie me hace caso puesto que cuando me la dieron, la empresa en la que trabajaba no me había dado de alta, y todo el tiempo que tenía cotizado no me ha servido de nada. Me siento al igual que otras personas discriminada total. Pues llegan de otros paise y sin haber cotizado ni nada se les da S.S. gratuita y Servicios Sociales a la carta y ves ancianos solos,que les importan un pito. Tambien con lo de los "famosos niños de la guerra" cuando estaban mejor que nosotros no se acordaron y ahora reciben unas pensiones que ya las querrían para sí los sres. jubilados, que han trabajado toda su vida. Saludos

2.Publicado por Alehop! el 06/09/2006 14:19
La "Discriminación positiva" no es patrimonio exclusivo de la izquierda, y la derecha, concretada en el Partido Popular, no sólo no la denuncia, sino que hace uso de ella, eso sí, sin abanderarla.

Hay numerosos ayuntamientos y comunidades gobernadas por el Partido Popular que crean servicios y organismos de ayuda exclusiva a un grupo de población. La "discriminación positiva" como muy bien señala Sánchez Dragó es inconstitucional, y va contra el principio de igualdad. El problema es la definición del término igualdad.

Algunas personas, entre ellos los mal llamados progresistas, entienden el término igualdad como una premisa absoluta, y si pudiesen conseguir que sobre la tierra sólo existiese una misma raza, un mismo sexo, y una misma capacidad económica (aunque esta fuera 0 euros al día) para todos los seres humanos serían felices.

La igualdad no es un valor absoluto, hombres y mujeres somos diferentes, biológicamente. Y todos provenimos de cierta clase social con mayor o menor poder económico, en base a circunstancias más o menos justas. Existen diferencias entre los seres humanos, y esas diferencias nos enriquecen, nos enriquecen las diferencias culturales, las diferentes formas de pensar, las diferentes capacidades físicas. Es necesario reconocer que los seres humanos somos diferentes entre nosotros. Ni mejores ni peores, sólo diferentes, y que ésto no es algo negativo.

Entonces, ¿Cómo entender la igualdad que pregona nuestra Constitución? Es una igualdad de derechos y de deberes, una igualdad ante la justicia, y sobre todo, una igualdad de oportunidades. Y esta última palabra, la que resulta clave en un fenómeno como el de la discriminación positiva. Antaño, cuando la discriminación era "negativa" suponía que los hombres y las clases medias y altas disfrutaban de oportunidades que no gozaban las mujeres o las clases medias y bajas. Oportunidades de estudiar, de trabajar, de ser libres para tomar decisiones. Actualmente se pretende invertir este proceso ofreciendo no sólo las mismas oportunidades para todos, sino oportunidades extra para esos grupos antaño discriminados. Pero a las oportunidades extra se están sumando derechos discriminatorios, imposiciones, como los de la paridad en el empleo. Como las subvenciones y subsidios.

Hace algunos días discutía con mi prima porque la "discriminación positiva" es negativa y va en contra de la igualdad, y no en favor como pretenden hacernos creer. Ella me argumentaba que aún existen trabas, por ejemplo, para la incorporación de la mujer al mercado laboral, como el embarazo o jefes machistas. Yo le expliqué que el tema del embarazo es un problema cultural, y que incluso mujeres en puestos directivos que se vieron obligadas a masculinizarse y renunciar a su derecho a tener hijos hoy exigen a las mujeres que acceden al mercado laboral que renuncien como ellas. Y le expliqué que si un directivo prefiere contratar un hombre menos preparado y peor profesional que una mujer, finalmente será su empresa la que pague los platos rotos al perder competitividad frente a la empresa que sí la contrate.

Existen problemas y tratos discriminatorios a los colectivos que antaño eran discriminados negativamente, pero la solución no es la discriminación positiva, sino la igualdad de oportunidades y el fomento de un cambio cultural. Dos píldoras a modo de ejemplo.

El Señor Zapatero (PSOE) ha impuesto la paridad en su consejo de ministros, y pretende imponerla en los órganos directivos de las empresas. El motivo es que las directivas de las grandes empresas están copadas por hombres. Nadie se plantea que esos hombres de 50 años de edad y más de 30 de experiencia tienen una formación y preparación superior al de las mujeres, debido a que las mujeres de su generación que podrían ostentar esos cargos no tuvieron las oportunidades de acceder a formación superior, y las que lo hicieron decidieron (de forma obligada o voluntaria) a dejar su carrera profesional y dedicarse a su familia. Actualmente hay muchas más mujeres universitarias que hombres, y en algunas carreras el porcentaje de mujeres frente a hombres es del 80-20 y en otras carreras se produce al revés. Es de prever que dentro de 30 años la mayoría de los órganos de dirección lo formen mujeres, y que en algunos sectores las diferencias sean de 8 mujeres por cada diez directivos, y en otros de 8 hombres por cada diez directivos. Esto se deberá a la igualdad de oportunidades, a la libertad de elección, y a la preparación de cada uno. Será justo. La paridad pretende imponer mujeres (pero en el futuro serían hombres) menos preparados que sus homólogos, lo que nos hace perder competitividad y calidad.

El Gobierno de Ceuta (PP) tiene una Escuela Municipal para Mujeres Emprendedoras, marginando a los hombres del acceso a una formación para poder iniciar una empresa. Estos hombres tendrían que emprender sin formación o costearse dicha formación, posiblemente fuera de la Ciudad Autónoma. El objetivo de esta escuela es fomentar la creación de empresas en la ciudad, pero como la mayoría de los emprendedores son hombres, vamos a ofrecerlo exclusivamente a mujeres, que además podrán aprovechar las subvenciones por ser mujer que ofrecen la ciudad y el estado. Error. Lo justo es ofrecer esa oportunidad de formación a hombres y mujeres, por igual. Si quieres animar a las mujeres a que emprendan inicia una campaña de comunicación animándolas a emprender e invitándolas a acudir a la escuela. Así, si ellas culturalmente no se sienten preparadas o son más reticentes, se podría generar ese cambio cultural en ellas para que se "atrevan" a dar el salto y emprender su propia empresa. Pero la igualdad de oportunidades seguiría estando ahí, y los hombres de la ciudad podrían acceder a una formación que les ayudaría a gestionar sus futuras empresas con mayor profesionalidad, mejorando la economía de la ciudad.

3.Publicado por linus el 06/09/2006 20:14
Para Alehop!
Esta es la exposición más mágnifica que he leido jamás sobre este problema, sin prejuicios, sin demagogias y sin imparcialidades forzadas, que acaban siendo parcialidades. Enhorabuena.

Me ocurre que cuando leo algo como tu comentario o el artículo de Franky, explicado de forma tan coherente y precisa (o cuando discuto con alguien que da argumentos de este tipo), mi conocimiento se estimula de forma especial.

Yo añadiría otra cosa, para completar si cabe la exposición. El intervencionismo del estado. Efectivamente, LA LEY debe GARANTIZAR la igualdad de oportunidades para las personas, lo que no es óbice para que la sociedad lo haga. Es decir, el estado NO DEBE OBLIGAR a la sociedad a seguir unas pautas culturales. Esto sería de peogrullo en un sistema democrático, pero claro, es que no lo estamos. Si una tienda de productos africanos decide contratar a personal de raza negra por cuestiones de marketin, es SU DECISIÓN. Lo mismo para el resto de cuestiones. El estado entiendo yo que debería limitarse, por ejemplo, a descuentos fiscales si contrata a mujeres, y aplicable solo durante su embarazo o cosas así, en definitiva, compensar sin afectar a la igualdad de oprtunidades que debe ofrecer la ley. Si la sociedad y los ciudadanos decidimos ser machistas (incluyendo a las mujeres, claro) pues es nuestro problema y nosotros (todos los ciudadnos/as) decidiremos cuando y como cambiarlo. Si mañana todas las mujertes deciden ir a trabajar a casa, ya que están en su derecho de desarrolarse como persona donde estimen conveniente ¿como se podrá cumplir el cupo que pretenden?

El problema del intervencionismo (que es más de la izquierda que otra cosa, o en todo caso, propio de los totalitarismos) es que la sociedad no puede decidir y por tanto, desarrollarse como tal, y esto se aplica tanto para cosas en prinicpio negativas como el machismo, pero también para tantas y tantas otras cosas positivas que los ciudadnos tenemos que ver como nos las cambian y/o quitan sin poder decidir. Esto en realidad saca a relucir las tendencias estatalistas de unos, y de electoralismo de otros, pero es que con este sistema político no se puede esperar otra cosa ... y vamos a más (o debería decir menos).

Ya para acabar, mi opinión personal es que el problema de fondo de todo esto del trabajo, es la escasa valoración que tiene la sociedad del trabajo doméstico y de la educación de los niños por parte de los padres. Tal vez algún día la sociedad encuentre una solución ... si nos dejan los políticos demagógicos y los empresarios interesados.

4.Publicado por Alehop! el 08/09/2006 01:23
Estimado Linus,

Estoy a medias con tu opinión. Y la verdad es que no sé como expresar mi mitad acuerdo mitad desacuerdo. Estoy de acuerdo en que el Estado no debe ser intervencionista, y tú has explicado perfectamente el motivo.

Sin embargo creo que sí puede ser comprensible que el Estado apoye un cambio cultural "JUSTO" solicitado por una "minoría" marginada. Pensemos en el papel de la mujer en la historia, y el protagonismo de las feministas y su lucha en el cambio de su rol social. Poco a poco esa minoría de feministas va ganando apoyos gracias a una causa justa, la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Una vez que una mayoría de la sociedad acepta dicho cambio cultural justo, es necesario fomentarlo desde las instituciones públicas, no de forma obsesiva y casi obligada, sino argumentando y animando.

Puf! qué espesito estoy hoy... y yo venía a hablar de inmigración hoy... creo que lo dejaré para mañana. Espero que aunque no me haya explicado nada bien, hayáis entendido que quiero expresar.

Respecto a tu último párrafo. Detectas un problema fundamental en nuestra sociedad y que aún no ha cobrado importancia. Yo tengo 23 años, y creo que mi generación es la última (3-4 años arriba, abajo) que se ha formado con una madre, padre, abuela, abuelo en casa gran parte del tiempo. Somos la última generación con valores familiares, respeto, etc. Cuando miro a los chavales de 13 o 14 años no reconozco mi adolescencia. Han cambiado muchísimo. Y más van a cambiar los que ahora tienen 6 u 8 años... La falta de sus padres, y especialmente de uno de ellos está marcando su formación como personas, y finalmente nuestra sociedad pagará caro esta dejadez. Y como toy espesito lo dejo ya...

5.Publicado por linus el 08/09/2006 12:18
Por supuesto alehop!, si se tuvieran que hacer las cosas como yo digo únicamente estabamos apañados.

De todas formas en el fondo nuestra diferencia es mínima, y se debe a pequeñas deficiencias de lenguaje por mi parte. El estado debe evitar la marginación de minorías, es decir, si la mayoría (no la sociedad, la sociedad también es la minoría) decide discriminar a alguien, pues va a ser que no, todo tiene un límite. Naturalmente todo esto es mucho más complicado, pero la idea fundamental la has expresado bien ... a pesar de estar espesito...

A mi lo que más lástima me da es que por pura demagogia, los padres (los dos) sigan con cierto rechazo al trabajo doméstico, aún detecto algunos comentarios. Parece que como ahora las mujeres tienen cierta "discriminación positiva" los hombres se liberan del trabajo doméstico definitiamente, cuando debería ser al revés. Y las mujeres no se sienten bien si no trabajan fuera, como si el trabajo de "dentro" no fuera importantisimo. En cualquiera de los dos casos, "fuera o dentro", no debe haber menosprecio, que era en realidad el problema para mi, menosprecio al trabajo doméstico, no a la mujer directamente. Además de que precismante por su importancia, el acceso a la preparación académica debería ser exactamente igual de necesario en ambas ocupaciones

Y para enlazar con el tema del artículo, con la inmigración también tres cuartos de lo mismo. Demagogia pura, por confundir la defensa de los derechos y la igualdad, con la política intenacional donde esto no existe, se está creando un problema social grave. No avanzamos, en lugar de ayudarles a solucionar los problemas de esos paises, los traemos al nuestro y no los solucionamos. Bueno ya esta que tamibén estoy espesito y esto es también mucho más complicado.

un cordial saludo

6.Publicado por Alehop! el 08/09/2006 18:08
Hablemos de inmigración. Anoche veía Diario de la Noche, presentado por Germán Yanke en Telemadrid. En dicho programa estuvieron el Señor Acebes, y otro señor que desconozco su posición. Ambos hablaron de inmigración ilegal, el Señor Acebes criticaba al Gobierno. El otro señor defendía las tesis planteadas por el Señor Blanco la noche anterior en el mismo programa, y ese mismo día en una rueda de prensa. En mi opinión, ni unos ni otros afrontaban con soluciones el problema, y simplemente se limitaban a culpabilizarse unos a otros del fenómeno inmigratorio.

Pues bien, la inmigración es un problema de todos al que hay que aportar soluciones eficaces y reales. Es un problema generado por la incompetencia de ambos partidos en su gestión. Tanto el último Gobierno de González, como los 8 de Aznar, como estos 2 de Zapatero han restado importancia a un problema que ha ido creciendo, pero que se podía haber atajado y solucionado desde mucho antes de que empezara.

Hace algunas semanas Franky explicaba el fracaso de la integración de los musulmanes inmigrantes en Francia e Inglaterra, a pesar de haber tenido fórmulas diferentes de acogida. España, un país que ha vivido el fenómeno migratorio con posterioridad a estas dos naciones nunca ha desarrollado un plan de acogida e integración social para inmigrantes (musulmanes, subsaharianos, latinos, europeos del este, etc.) Y sigue sin desarrollarlo. No aprendimos nada del fenómeno que si se producía en Francia, Inglaterra y Alemania, y preferimos ignorarlo antes que pensar que nos llegaría nuestro turno.

Cuando empezamos a sufrir el problema, el Gobierno le restó importancia, al fin y al cabo, apenas eran unos cuantos inmigrantes ilegales que llegaban a las costas canarias, tarifeñas y a las ciudades de Ceuta y Melilla. Fueron las organizaciones sociales y no gubernamentales como Cáritas, Cruz Blanca o Cruz Roja en Ceuta, además de los mandos del Ejército destinados en la ciudad, los que se involucraron en la acogida de estos seres humanos que llegaban sin papeles a una pequeña ciudad de sólo 19 Km2. El ejército y las ONG's locales les facilitaban comida, ropa y medicinas, y en algunas ocasiones algo de dinero. Los ceutíes se volcaron en la ayuda a estos pobres hombres, mientras las mafias se enriquecían a su costa, y el Gobierno, en aquel entonces socialista, ignoraba el problema.

Hoy los motines de los inmigrantes en Canarias han llamado la atención de los medios de comunicación sobre el problema, convirtiendo la inmigración en el primer problema de la sociedad española según el CIS. En aquel entonces, hace ya 11 o 12 años yo sólo era un crío que estudiaba 6º de EGB, y los inmigrantes subsaharianos que superaban la cifra de 500 (en una población de 65.000 habitantes en 19 Km2 recuerdo) se hacinaban en las Murallas Reales. Un buen día decidieron amotinarse y tomar la gasolinera que se sitúaba enfrente del monumento, con ánimo de incendiarla, con el consiguiente peligro para los edificios de viviendas que se sitúaban a no más de 100 metros y el Puente de Cristo, uno de los dos accesos al centro de la ciudad por el Istmo. Para controlar la situación la policía local y nacional llamó a todos sus efectivos, estuvieran o no de servicio, con lo que se pudieron ver disparos al aire de policías de paisano. Yo quedé encerrado en el colegio por más de 1 hora desde la salida de las clases, mientras la situación se calmaba, además la salida al Campo Exterior donde vivía desde el centro donde estaba mi colegio se hacía por el Puente de Cristo.

La televisión aprovechó los incidentes de forma sensacionalista para atacar a los ciudadanos de Ceuta por un supuesto maltrato a los inmigrantes, nueva excusa para acusarnos de xenófobos y racistas. De hecho SOS Racismo representó semanas más tarde la llegada de inmigrantes a Ceuta en una Plaza madrileña, con la presencia de todos los medios de comunicación, dicha representación teatral no tenía ningún parecido con la realidad, y mostraba a guardia civiles golpeando a los pobres subsaharianos, y a ceutíes riéndose de la situación. Una actuación lamentable de una organización que desde entonces no me merece ningún respeto.

Sin embargo, ante aquellos motines las autoridades lo único que hicieron fué trasladarlos a un campamento en uno de los pocos lugares de picnic que disfrutábamos los ceutíes, y que desde entonces no hemos vuelto a disfrutar. Nadie quiso poner soluciones al problema. Actualmente existen los CETI (Centro de Estancia Temporal para Inmigrantes) en Ceuta, Melilla y Canarias. Los construyó el Gobierno de Aznar, que además inició algunas políticas de inmigración legal positivas para atajar el problema, pero insuficientes.

Hoy, cuando el problema es de dimensiones considerables queremos cerrar las fronteras a cal y canto, mientras dejamos a su suerte a los inmigrantes ilegales vagar por las calles, y permitimos que los inmigrantes legales se hacinen en mini pisos en barrios que se están convirtiendo en Gethos. La aparición de las bandas de jóvenes latinos tipo Ñetas o Latin Kings vuelve a ser un fracaso de nuestras políticas sociales, nuestros políticos no supieron observar el fenómeno de las bandas en EE.UU. y no hicieron nada por prevenir el problema en España. Ahora más de lo mismo, represión como solución.

Si los gobernantes no dejaran que los granitos de arena se convirtieran en montañas, y cuando fuesen montañas no se echasen las culpas unos a otros, quizás habríamos evitado y solucionado este drama humano.

Algunas soluciones a proponer que no he escuchado ni a Zapatero ni a Rajoy, ni a De la Vega ni a Acebes, ni a Blanco ni a Zaplana. Y si yo, un joven de 23 años puedo llegar a dichas conclusiones, que no podrán hacer ellos con sus carreras, sus asesores y sus centros de información:

1) Luchar más activamente contra las mafias, si es necesario reformando las leyes, las estructuras policiales y solicitando un acuerdo común con la UE y con los países de los que proceden estas mafias.

2) Fomentar la inmigración legal, facilitando a los empresarios españoles que requieren mano de obra inmigrante su obtención, y creando campañas y centros de reclutación legal en aquellos países que emigran hacia España (El Gobierno del PP llegó a hacerlo con Ecuador). De esta forma substituímos a las mafias en el fenómeno de la migración. El dinero gastado en mafias lo podrían invertir en cursos de español en sus países antes de venir, organizados por esos centros de reclutación. Y lo más importante, deben ser permisos temporales de trabajo, que les obligue a volver con el dinero ganado para invertirlo en sus países, fomentando el desarrollo.

3) Es necesario ofrecer una solución de carácter social a los inmigrantes ilegales que llegan a España, pues dejarlos vagando por nuestras calles los convertirá en indigentes y/o delincuentes.

4) Es necesario expulsar a los inmigrantes ilegales y es necesario obligar a sus países de origen a cumplir los acuerdos de repatriación, a cambio del cumplimiento de estos acuerdos es necesario apoyar a dichos países con inversiones y con centros de reclutamiento legal.

5) Realizar campañas de información en los idiomas de origen de los inmigrantes en sus países de origen para disuadirlos de emigrar ilegalmente, explicando que no lograrán nada bueno, salvo poner en peligro sus vidas, e informando de las posibilidades de emigración legal. Actualmente son las mafias las que hacen campañas de información animandoles a emigrar ilegalmente y manipulando la realidad del problema.

Por último, a los pseudoprogresistas que consideran necesario abrir las fronteras a todos los que quieran inmigrar les explicaré en pocas líneas porque es negativa esa propuesta. Primero es negativa para el desarrollo de sus países, ya que los jóvenes los abandonan, condenando el futuro de sus naciones. Segundo, el primer mundo tiene una capacidad máxima de ofrecer trabajo y unas condiciones de vida dignas a los inmigrantes, no podemos acoger un número ilimitado de ellos sin generar problemas de carácter social. No es una solución que vengan aquí para seguir sin trabajo y hacinados en la calle, eso no es darle acceso al Estado del Bienestar, es traer al primer mundo el tercero, sin ofrecer nada positivo ni a inmigrantes ni a europeos.

Hoy no estaba tan espesito... menos mal que no escribí esto anoche. Disculpad que el artículo sea tan largo, pero no es un problema sencillo, por ello requiere análisis complejos.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros