Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La derecha española está confusa y desorientada


Nota



La derecha española está confusa y desorientada
Tras la incomprensible derrota de Rajoy en el último debate sobre el estado de la nación, parece evidente que, ante la furia reformista y la osadía del gobierno Zapatero, la derecha española está confusa, desorientada y dubitativa. Es consciente de que España está en peligro y está convencida de que el gobierno de Zapatero está causando daños irreparables a la convivencia y al futuro del país, pero no sabe cómo demostrarlo, ni es capaz de convencer a la opinión pública con argumentos sólidos.

El Rajoy de hoy se parece poco al que heredó el poder de Aznar en vísperas de las elecciones de 2004. El de entonces era un político confiado y seguro de que heredaría el gobierno y de que podría derrotar en el Parlamento a un Zapatero poco brillante e inexperto, mientras que el de ahora parece un toro encajonado, asustado, desconcertado y sin saber cómo hacer frente a la inesperada osadía de un gobierno Zapatero dispuesto a cambiarlo todo y sin miedo alguno a desafiar tradiciones democráticas y valores que parecían inmutables.

Dicen los íntimos de Rajoy que lo que más le paraliza y confunde no es tanto la osadía de Zapatero como la conciencia creciente de que el gobierno de Aznar, en el que él fue una pieza destacada, cometió demasiados errores, hasta el punto de que aquellos errores del PP hicieron posible, en gran medida, lo que hoy ocurre en el país.

Rajoy se arrepiente de demasiadas cosas que ya no tienen remedio: de no haber creado, durante el gobierno de Aznar, una estructura mediática sólida de apoyo a la derecha, de no haber reformado la enseñanza, de no haber aprobado el cheque escolar, de no haber nombrado los magistrados del Constitucional que no nombró por dejadez, de no haber reforzado la separación de poderes, la democracia y la sociedad civil y, sobre todo, de no haber creado un estilo de gobierno distinto, aprovechando sus ocho años de poder para demostrar a los españoles que la derecha es distinta de la izquierda y mucho más demócrata.

Zapatero está volviendo loco al equipo dirigente del PP con su hiperactividad legislativa y su política de pactos con cualquier partido político, con independencia de su ideología, cuyo objetivo final es aislar a los populares y cercenarles el acceso al poder por varias legislaturas. Rajoy y sus adláteres opinan que esa política socialista es irresponsable y que hasta roza la traición, pero están comprobando con estupor que la sociedad española no reacciona, que lo aguanta todo y que políticas tan impopulares como la demolición de la unidad nacional, el entreguismo frente a ETA, el denostado Estatuto de Cataluña y las agresiones a la esencia de la Constitución no pasan factura electoral al PSOE, según reflejan las encuestas.

Los populares se pasan la mitad de su tiempo deliberando y analizando una realidad que les golpea y que no terminan de entender. De sus tormentas de cerebros, llenas de sombras, sólo surge una idea positiva clara que más bien es una esperanza: el centro sociológico español es patriota y considera la unidad de España como sagrada e irrenunciable, lo que significa que ese centro, que siempre es el que ha ganado las elecciones en España, debe hacer morder el polvo al PSOE en los próximos comicios.

Lo que no computan ni contemplan sus análisis es que el centro sociológico español también es exigente y rígido en sus juicios y que tal vez prefiera votar con la nariz tapada a un PSOE osado e hiperactivo en su línea reformista que a una derecha dubitativa, débil y desconcertada, culpable de haber perdido el poder por su torpeza y que es incapaz de desgastar desde la oposición a un Zapatero autor de demasiados errores y desatinos.

La única baza real y sólida de los estrategas del PP es que pronto llegue la esperada crisis económica, vaticinada con casi absoluta unanimidad por los expertos, y que los españoles voten en las próximas elecciones con la mano en la cartera, convencidos de que les conviene votar a un partido que, aunque pusilánime y confundido, ha demostrado que sabe generar prosperidad y riqueza.


Franky  
Lunes, 5 de Junio 2006
Artículo leído 863 veces




Comentarios:

1.Publicado por Clandestino el 05/06/2006 15:29
No es alguien al que se le pueda tener envidia precisamente. El Sr. Rajoy intenta desesperadamente evitar la solución de una papeleta que por nada del mundo querría llegar a hacerlo en las condiciones que, ineludiblemente, tendrá que hacerlo. Se ha dado cuenta y tarde de los grandes agujeros y goteras de un mejunge que pretende ser una democracia y que tuvo en su mano remediar.

El psoe se alinea con el terrorismo y resto de enemigos del conjunto ciudadano, todos contrarios a la legalidad del estado de derecho, hasta cotas de indignidad como procurar su amparo, promoción, apología y por tanto, complicidad. Ya ha decidido sus pactos con el hampa del crimen y el terror. Se ha burlado de España, de los españoles y muy especialmente de la oposición a la que ha mentido, engañado y vilipendiado con su aparato de propaganda y con el uso de socios avaros en la promesa de expolio sobre sus trozos del reparto territorial de la Nación. Ha prostituido las instituciones del Estado.

Han dejado al Sr. Rajoy, como parte del entramado político, en la mas absoluta soledad, avergonzado al actuar de buena fe con los mezquinos de estilo barriobajero que lo han tomado para usar y tirar. Lastrado por una legalidad denostada y repudiada por los amos del poder acantonados en el Estado y arropados por el hampa del crimen y el terror que avanzan a velocidad vertiginosa al zafarse de los impedimentos de esa legalidad. Una legalidad devaluada, desprestigiada y que solo él esgrime y reclama, provocando el temor y repudio, como un apestado. Solo, al frente de un partido venido a menos porque pudo y no quiso acabar lo que tan bien empezó, en pro de una Nación fuerte y sólida, firmemente anclada en la solidez del Estado de Derecho justamente distribuido y depositado en manos de cuarenta millones de tutores únicos y soberanos de sus derechos y libertades de tal forma que no fuera posible su manoseo, compraventa o traición.

Un hombre de estado está obligado a actuar dentro de los parámetros de la legitimidad avalada por el pueblo. Solo puede pactar con los que se encuentren en esas mismas condiciones. El Sr. Rajoy no puede pactar con nadie sencillamente porque no hay ningún grupo legítimado para ello. Ningún grupo político reúne las condiciones exigibles, por derecho democrático, al posicionarse frente al mismo en asociación con los que sistemáticamente lo infringen.

Pero la soledad del Sr. Rajoy solo es aparente. El jefe de la oposición debe asimilar, aceptar, entender, y actuar en consecuencia y desde esa perspectiva de poder, que tiene igual o más representatividad ciudadana que los proterroristas lo que le legitima para exigir al gobierno el retorno a la legalidad . Que debe sacar pecho y, si es necesario, llegar a la confrontación total en la firme defensa de la justicia, de la democracia y de los intereses de la Nación ciudadana.

Tiene que dejar claro al aparato judicial y a las FSE que el gobierno se ha deslegitimado. Aseverarles con firmeza inequívoca, que su deber es estar del lado del estado de derecho y de los ciudadanos. Que si bien zapatero fue legalmente elegido, su autodeslegitimación obliga a que sea legalmente depuesto, siguiendo el procedimiento establecido en la propia Constitución del 78. El Estado no puede ser gestionado por alguien que actúa contra la legalidad democrática (aunque este dentro de “su” legalidad) y contra la Nación.

De continuar la omisión en los distintos organismos y personas responsables de garantizar la legalidad y las normas de convivencia, el Sr. Rajoy deberá articular a la ciudadanía e impedir que el delito se afinque en el Estado dando rango de ley a sus delitos.

El parlamento es la gran casa del conjunto ciudadano. No del gobierno. No de los predilectos del gobierno. No un cubil para planear y ajecutar sus golpes delictivos contra la Nación. Los ciudadanos deben ejercer el derecho a decidir a quienes dejan entrar y para qué. El Sr. Rajoy debe explicar a la ciudadanía ese derecho, como ejercerlo y en qué momento, con plena libertad de participación física de las personas, como último y único recurso. Debe compartir con el ciudadano la responsabilidad de luchar, hasta donde haga falta, por sus derechos y libertades. Tiene que admitir y reconocer que el Estado español ha sido tomado por el enemigo de todos. Que son ellos los delincuentes. Que son ellos los fascistas. Que estamos a su merced. Que estamos siendo machacados en la resignación de la cómoda rendición. Que sin lucha no hay victorias.

El Sr. Rajoy debe perder el miedo a la historia, tanto pasada como futura, tan retorcida y sibilinamente administrada por los golpistas y por los que se posicionan junto a él, como los enemigos de la convivencia en la legalidad democrática. Tiene que tener consciencia de que está defendiendo la ley que ampara al estado de derecho. Tiene que saber que tiene poder, que debe golpear con él lo suficiente como para que el cobarde traidor sienta el pánico en todas sus miserias. Tiene que saber que hay millones de ciudadanos dispuestos a llegar donde sea en pro de conseguir el establemiento del estado de derecho en España. Tiene que ser valiente y aceptar ser el precursor definitivo en la implantación de ese derecho. Tiene que aceptar que la fuerza y vitalidad de la Nación solo es posible compartiendo la responsabilidad de su defensa y gobierno con cada uno de los ciudadanos españoles, limitándose a gestionar según su voluntad. Que los ciudadanos libres defenderán a muerte su libertad, mientras los esclavos sometidos no moverán un dedo, ni por ellos ni por sus amos. Debe hacer que el ciudadano se sienta libre, que conozca el engaño, sus derechos y su deber a defenderse frente a cualquier invasor y a cualquier tipo de invasión. Tiene que dejarles claro que no van a ganar. Que serán duramente derrotados mientras utilicen el engaño y el terror frente a la ley y frente al pueblo libre como único protagonista de su futuro.


Debe aceptar que no es un hombre de derechas obligado o comprometido con intereses de derechas, sino un hombre de estado al servicio de la Nación a la que se debe. Debe aceptar y asumir que en estos momentos es la única esperanza de millones de ciudadanos conscientes de su indefensión y desamparo estatal. De su falta de derechos y libertades. No puede defraudar. No tiene derecho a defraudar. Si no se siente con fuerzas o no se ve capacitado, debe dimitir, no desperdiciar los enormes recursos humanos disponibles para oponer resistencia a la lacra que nos corroe y no agrandar esa herida de una nación moribunda, en el engaño de suministrar un tratamiento de cura que nunca aplicará.

No puede haber democracia en la ilegalidad del delito. En la cobardía de su indefensión.

Saludos

2.Publicado por Hervas el 05/06/2006 21:46
Toda esta tragedia que se nos avecina es porque a los españoles todo les importa un comino, menos que un comino, les importa NADA. Somos un país sin raíces, desunido e indiferente. Tenemos lo que nos merecemos, y tendremos a ZP por largo tiempo.

3.Publicado por Hay Boda el 05/06/2006 23:02
Y la Vice no dice nada. Jeje.

4.Publicado por Alehop! el 06/06/2006 01:17
Clandestino, totalmente de acuerdo contigo. Franky, a pesar de no tener tan buena información, bastante de acuerdo contigo también. Pero hay un problema Clandestino, y queda bien claro en el post de Franky.

Rajoy no es un líder. Estamos en una situación límite para la democracia porque tenemos un gobernador tirano y déspota, populista y manipulador. Y enfrente tenemos a un político poco valiente, sin capacidad de liderazgo, inmóvil ante los cambios.

El problema de Rajoy viene de su política continuista con Aznar, los errores del Gobierno de Aznar, en los últimos 4 años, eran obvios a todas luces. Rajoy los ignoró, continuó y hoy se da cuenta de aquellos errores. Rajoy no fué un líder reformista en el partido, no ha renovado ni reformado nada en el Partido Popular, y algunos le niegan su capacidad de liderazgo... le acusan de ser una mera marioneta.

Debo reconocer que Rajoy lo ha intentado, ha tratado de reformar, de modificar los planteamientos continuistas de Aznar, pero no es un líder y ha fracasado. Ya es demasiado tarde para dimitir, sólo nos queda confiar en el centro político, patriota, en la crisis económica o en una reacción de Rajoy, reformista y popular, que consiga generar el liderazgo en la sociedad.

Pero la verdad es que estoy bastante desesperanzado, y creo que ZP volverá a ganar las próximas elecciones, y eso si que será insoportable e irreparable.

En mi opinión Rajoy debería exigir la dimisión de Zapatero en cada subida al estrado del Congreso y en cada mitín político. Aún recuerdo el "Sr González, váyase" y también el "España va bien" luego llegó "El Talante". Rajoy ha sido incapaz hasta ahora de dar una frase, un argumento sólido y fácil de repetir, que derrumbe la comunicación del adversario político. Pero para que engañarnos, el PP es nulo en comunicación, y el PSOE tiene a verdaderos genios de la persuasión, la comunicación y la manipulación en sus filas, es quizás la única admiración, que como publicitario, me genera dicho partido. Goebbles era un aficionado al lado de los genios socialistas.

5.Publicado por Clandestino el 06/06/2006 21:53

Hola Alehop. Me alegro de saludarte.

Respecto a lo del liderazgo de M.Rajoy, hubo un tiempo que pensaba igual. Pero reflexionando sobre líderes y su evolución, tras acceder al poder, finalmente me he convencido de que los líderes cuanto y cuantos menos mejor.

La condición de no líder, de Rajoy, es la mejor virtud para alguien que aspira a la presidencia del gobierno en un Estado de Derecho. Los liderazgos fuertes de marcado carácter, son así mismos soberbios, ambiciosos, engreidos, iluminados, tercos y totalitarios, que suelen llevar a sus gobiernos del ronzal de la oligarquía o dictadura. Todos los dictadores, los corruptos y los iluminados, han accedido al poder solo por su condición de lídertes natos con suficiente carisma como para consolidar su estafa durante décadas.

Si queremos democracia, tenemos que huir del líder como del fuego. Debemos buscar a un político trabajador, de gran labor callada y ajustada a derecho desde el rigor de la legalidad que avala a la justicia. Desde el patrocinio de los valores éticos y morales que enriquezcan la convivencia y la paz social. Un presidente inteligente, moderado y que sepa rodearse de un buen equipo de gobierno, se limitará a observar el rigor del trabajo bien hecho y lejos de sentirse el protagonista, procurará asegurar el estado de derecho donde el protagonista es el conjunto ciudadano, en total igualdad en el aporte y en la participación. En el premio o en el castigo. Un estado de derecho de verdad y consolidado, funciona al unísono, aumenta la productividad, reduce el gasto, desinfecta y airea al Estado, es respetado y admirado, jamás hará el ridículo porque sus gestores no podrán ni se les ocurrirá hacer jilipolleces, como desgraciadamente parece que es lo único que les sale bien a los golpistas. En un Estado de Derecho el ejecutivo es feliz en la conciencia de ser trabajadores privilegiados por asumir la responsabilidad de trabajar para los equis millones de sus conciudadanos. Para todos. Para los que le votan y para los que no. Que nunca sea un trabajo del presidente sino que el equipo de gobierno, al completo, es causante de los aciertos y de los errores. Un sólido Estado de Derecho con un presidente más sensato y menos populista. Más trabajo, menos gasto, más y mejores servicios y menos propaganda. Mas rigor en el cumplimiento de la legalidad y más respeto a todos y a los derechos de todos.

Aznar era un pardillo cuando llegó a la Moncloa. Un pardillo muy inteligente. No es especialmente carismático pero supo hacerse con un buen equipo, especialmente en el área de economía, encargado al muy ilustre D. Rodrigo Rato, y más tarde con la muy buena labor en interior a cargo de Rajoy, Mayor y Acebes, que pusieron en jaque a la banda asesina, lamentablemente rescatada para el Estado, por los golpistas actuales.

Aznar dejó de ser Aznar aquel fatídico día que se encumbró llenándose de pedestal sobre la mesa del emperador Bush. Esto jamás le habría sucedido a M.Rajoy más asentado con los pies en el suelo. Una pena porque probablemente hoy no se estaría hablando de paz, sino de una organización criminal menos en el mundo. Nunca habría trabajado para consolidar el Estado de Derecho, pero se lo habría dejado perfectamente pulido para un buen presidente como de seguro puede ser M.Rajoy, por su mesura, por su profundo conocimiento del sentir del Español medio, por ser un hombre bondadoso pero no ingenuo, sin aceptar tomaduras de pelo, inteligente sin llegar a ser un cretino engreido, sabe delegar funciones y por su concepto de España y su disponibilidad para armonizar la convivencia entre las distintas culturas y tradiciones. Le veo muy capaz para ser un buen presidente democrático que rápidamente acapararía el centro. Con los políticos nunca se sabe, pero creo que es lo mejor que tenemos desde D.Adolfo Suárez.

La prueba: Solo hay que leer las múltiples gacetillas y los cientos de gacetilleros que diariamente lo usan como blanco de sus miserias y carencias. Él aguanta el tirón sin demasiados aspavientos ni gresca.

Estoicamente se aferra a la legalidad democrática y a su constante reivindicación. Mientras la jauría de cobardes todos a una intentan despedazarle. Le mienten. le engañan. Usan el típico manoseo y sobeteo sucio y obsceno del indeseable inmundo que no quiere testigos limpios de sus fechorías. Deben sentirse como los pederastas sorprendidos y señalados por la mano inocente. Él sabe que está en posesión de la legalidad. Ya no es una cuestión política. Esto es una cuestión de ley y justicia.

Son todos los demás los que negocian legitimando a los asesinos. Los que recurren o permiten recurrir condenas de prisión a los terroristas. Los que se asocian con renegados fascistas y nazis de diversas procedencias entre minorías semi-desauciadas con escasa representatividad y menos legitimidad. Los que han abandonado la legalidad, manteniendo la llave del Estado con su contenido puesto a disposición del hampa criminal regalándoles el expolio de la Nación a costa de las espaldas de la mayoría ciudadanana discriminada y menospreciada. Los que meten a esta escoria en el Estado, rebajando a la ciudadanía al sometimiento de sus maldades y de sus frívolas y veleidosas elucubraciones imposibles y pasadas por constantes reivindicaciones económicas, como única ideología cierta. Los que arremeten contra la decencia y el trabajo dándoles la espalda y robándole el derecho a la dignidad de elegir y labrar su futuro según sus medios y libre albedrío. Los que lesgislan contra las tradiciones y derechos. Los que discriminan a unos para regalar a otros. Los que meten en el mismo saco a homosexuales y heterosexuales. Los que mienten y manipulan. Los que enfrentan a la ciudadanía y remueve rencores olvidados incluyendo el macabro desenterramiento de restos de memoria que tanto costo borrar. Los que legislan y trapichean para beneficiar a sus amigos. Los que compran o son comprados por grandes grupos de medios informativos con grandes despliegues informativos para desprestigiar, repudiar y crucificar al único partido que no se reboza en su fango ni se degrada en sus aquelarres de adoración al cabrito y al hedor de sus humores.

Realmente el acoso al que someten a diario no es mas que humo para cubri su miedo. En el fondo todos los traidores y delincuentes tienen miedo a la ley. M.Rajoy, hoy por hoy representa a la ley frente al crimen que ya traspasa líbremente las puertas de un Estado que debería ser democrático y por ende sostenido en el rigor de la legalidad constitucional.

Soy un convencido de que es M.Rajoy el presidente ideal. El que llegado el momente no le supondría un trauma devolver al pueblo lo que siempre le perteneció y nunca tuvo: Sus derechos. Regulados y blindados democráticamente, para siempre.

Para ello debe poder traspasar el muro formado por el despliegue propagandístico y de adoctrinamiento, de los golpistas, y llegar a la ciudadanía con la verdad. Debe movilizar al PP europeo en una campaña informativa a nivel internacional. Debe tomar medidas legales contra ellos fuera de España donde los jueces no sean de su causa. Europa y el mundo debe saber lo que estos miserables cuecen. Deben saber que los españoles no estamos de acuerdo con ello.

Saludos.

6.Publicado por Alehop! el 07/06/2006 11:35
Clandestino, estoy absolutamente de acuerdo contigo, pero toda tu argumentación peca de utópica. No puedo quitarme mi traje de recién licenciado en publicidad y relaciones públicas, al igual que no puedo vendarme los ojos para no ver la ciega y borreguil ciudadanía española.

Hoy tenemos un líder en el Gobierno, un líder engreído y dictatorial que muy bien has descrito, un líder que a pesar de estar faltando a la legalidad, la ética y al estado de derecho, sigue teniendo el respaldo y el silencio de sus traicionados votantes.

Ojalá el Partido Popular tuviese la maquinaria comunicativa que tiene el PSOE para poder suplir esa falta de liderazgo y carisma de Rajoy con excelentes campañas de comunicación que frenasen el tirón del actual líder socialista, y así pudiésemos derrotarlo en las próximas elecciones y contar con el que promete ser un digno presidente.

Pero lamentablemente no es así. Lamentablemente el Partido Popular minusvalora el poder de la comunicación, desprecia su poder, su capacidad de influencia, y la falta de una personalidad atractiva en Rajoy está impidiendo que los ciudadanos puedan revelarse en contra de su Gobierno.

Estimado Clandestino, en tu último párrafo comentas algo que ayer consulté a mi padre, ¿no es posible denunciar en la UE lo que está pasando en España? Las dos Guerras Mundiales que se vivieron en el Siglo XX fueron motivadas por líderes de similares carácterísticas a Zapatero, y consentidas por el resto de potencias internacionales. ¿No debería velar la UE por el fortalecimiento de las democracias europeas?

Sin embargo Rajoy, todavía hoy, ha mantenido el tema como un asunto local, y ni siquiera ha exigido la dimisión del Presidente del Gobierno. Ojalá tuviesemos una sociedad madura que huyese de líderes y apostase por políticos como Rajoy. Desgraciadamente no es así, y necesito ver en Rajoy o en el Partido Popular una alternativa con suficiente tirón para derrotar al PSOE de Zapatero en las próximas elecciones, y en la situación actual, sólo obteniendo mayoría absoluta el Partido Popular de Rajoy habrá derrotado realmente a Zapatero, y podrá borrar estos 2+2 años negros de nuestra historia. Y a día de hoy, estamos muy lejos de conseguir tal victoria.

7.Publicado por Clandestino el 07/06/2006 21:36

Hola Alehop.

La utopía debe ser la meta de todo luchador. Otra meta cualquiera entra en el riesgo de dejarlo en el paro, ante la posibilidad de conseguirla, dejando sin reivindicación, por tanto sin esperanza, los otros miles de millones de problemas que acosan y amenazan a la humanidad en sus condiciones mínimas de supervivencia, dignidad y derechos.

Coincido contigo en la irresponsable pasividad del PP. Puede ser una estrategia esperando el desplome del PSOE y limitarse a barrer sus restos en su momento, con lo que evita riesgos por errores o promesas de difícil cumplimiento. Especialmente en lo que respecta a las tan necesarias mejoras democráticas. Actitud peligrosa para el PP, el PSOE y para todos los españoles. Pues el atranco actual solo puede dársele fluidez mediante la implicación ciudadana y esta solo es posible si su empeño da como recompensa sus derechos democráticos como ciudadano de la Nación y como individuo. Espera que ocurra como con F.González y con Aznar. Es decir no hacer nada por ganar en el convencimiento de que los otros van a perder.

La situación actual es el resultado de esa actitud. El ciudadano está cansado de estar manteniendo, entre todos, un Estado de derecho que solo usan y disfrutan aquellos que el jefe de turno, en este caso zp, decida, quedando el resto de puros paganos a cambio de la nada mas absoluta, en el mejor de los casos. De ahí la pasividad y el pasotismo ciudadano. "El Estado nos roba y reprime, si los ocupas del mismo tienen problemas que lo resuelvan ellos, despues de todo pase lo que pase van a seguir robándonos". Esa reflexión puede ser la causa del nihilismo generalizado y está basada en una realidad cierta. Cambiar esa mentalidad solo es posible cambiando la realidad que la avala y confirma. Me temo que ya no será posible la gobernabilidad en España con ningún partido sin una profunda reforma democrática blindada contra contra los zapateros, fascistas y terroristas varios.

Lo de la propaganda es inevitable observarlo. Las oleadas y andanadas torpedeando al PP, son constantes y sin cuartel, siendo especialmente persistentes en el asunto de la soledad de Rajoy. Una mentira más entre los miles que vierten sin descanso. Rajoy rerpesenta a cerca de la mitad del electorado, en el momento de las elecciones. Actualmente y a pesar de las encuestas del CIS de la Vega, me atrevo a asegurar que supera con mucho al PSOE, tal vez no en intención de voto, pero si en su fidelidad a la legalidad. No olvidemos que es el PSOE el que se ha salido del estado de derecho. Que es Rajoy el que permanece en él. Por tanto es el PP el único que avala y representa la legalidad democrática española, sea mucha o poca, tras la autoexclusión del resto de fuerzas políticas que se embarcan a la busca de pescado en rio revuelto, apoyando para ello, sin pudor ni escrúpulos las aventuras de zp con sus socios, amigos y protegidos del hampa terrorista, fascistas, nazis, renegados y antiespañoles entre otors personajes variopintos y negativos para la convivencia ciudadana por su total falta de valores.

Con el tiempo esa propaganda se volverá contra ellos. Seguramente la inactividad del PP también, pero al menos se podrán defender con su actitud cívica y legal.

Con respecto a la UE, hice un apunte sobre la posible colaboración del PP europeo, como organización de partidos, porque la UE simplemente es una organización de gobiernos que solo buscan barrer para casa cada uno de ellos, importándoles un bledo los problemas de cada cual y quedando los asuntos legales, sociales, defensa, seguridad, etc., etc., en unos comisarios a los que nadie oye ni respetan mas que cuando hay reparto de cupos.

La prueba la tenemos cuando recientemente se ha presentado una moción por parte de un socialista maltés donde se ha condenado al franquismo. Si has leido la moción observarás que te quedas como si lees la lista de la compra. Ciertamente la dictadura de Franco debe ser condenada, pero no con una vulgar nota redactada en la Moncloa donde se relacionan las actuaciones del gobierno de España de los últimos quince años, y entregada al iluso de turno para que la presente y concreten una condena sin aportar un solo dato, ni uno solo, que avale la sentencia. Una tomadura de pelo total a Europa y a España en pleno, con el fin de parar los pies al rey o militares, dejando claro que Europa condenará su intervención, blindándose ante los desmanes que ya tenían preparados, contra la Nación, zp y los nazis y fascistas vascos y catalanes. Condena que de momento les está dando resultados consiguiendo la pasividad de los responsables de impedir esta barbara agresión a España y a la decencia humana.

Solo la movilización ciudadana puede romper la estrategia de estos delincuentes. Solo el PP puede moral y legalmente articularla. Por el poder del apoyo popular, similar al de zp, y por legitimidad avalada por la legalidad.

Si consigue un buen seguimiento popular en la manifestación del día 10 de junio, las fechorías de zp y sus pandilleros, empezarán la cuenta atrás. Lo peor que le puede pasar a un radical es recibir un buen golpe con la acción mas simbólica del derecho democrático: La manifestación. Especialmente de repudio y reivindicación contra el golpe de Estado encubierto, en colaboración, asociación y negociación con la peor canalla de la nación.

Saludos




8.Publicado por Alehop! el 10/06/2006 01:14
Hola Clandestino, creía que te había contestado, pero veo que finalmente no escribí lo que pensaba responder.

Estoy de acuerdo con casi todo lo que dices. Pero lamentablemente no con todo. Debemos tender hacia la utopía ideológicamente, pero nunca sin levantar los pies del suelo, sin perder la razón y manteniendo el pragmatismo.

En situaciones de crisis como la que estamos viviendo. Una crisis política que pone en peligro los cimientos del Estado. La utopía debe pasar a un segundo nivel en esta situación, y el pragmatismo debe ser nuestra prioridad. ¿Qué debemos hacer para poner fin a esta locura? Y qué solución tenemos ahora, práctica, determinante. Una vez nos hayamos deshecho del peligro que para el Estado supone Zapatero podremos volver a pensar en la utopía, y luchar por ese estado utópico que consideramos mejor.

Disculpa que no haya sido demasiado claro, hace unos días que leí tu comentario y no recuerdo todos los detalles. En resumen lo que quiero decir es que hoy necesitamos un líder que gane las próximas elecciones con mayoría absoluta y vuelva a sentar la cordura y la razón en este país. En ese momento habrá que exigirle a ese líder que inicie las reformas necesarias para evitar que otro Zapatero o líder de pacotilla reviente la legalidad y los cimientos de nuestro estado. Habrá que exigir que tendamos a esa utopía. Y habrá que sustituir al líder por ese Rajoy cauto y sereno. Pero la realidad actual necesita de un líder con la suficienta capacidad como para derrumbar toda la maquinaria socialista, o en su defecto la puesta en marcha de una maquinaria similar por parte del Partido Popular, pero desgraciadamente carecen de talento para la comunicación.

Me doy miedo hablando así, de líderes, precisamente porque uno nunca sabe si es mejor malo conocido o bueno por conocer. Pero sin una gran oposición, Zapatero volverá a ganar y tras una segunda legislatura será imposible dar marcha atrás.

9.Publicado por Clandestino el 11/06/2006 12:15
Hola Alehop.

Tras ver como Rajoy 'recula', cobarde y patéticamente, tras lo que consideré una decisión acertada y firme cuando rompió las relaciones con el gobierno, motor de la ilegalidad y destructor del estado de derecho, tengo que admitir que tienes bastante razón. Creí que Rajoy, por fin, había trazado un plan de actuación sólido y elaborado, para acorralar a la delincuencia apostada en el Estado. Sin embargo el pánico a su propia decisión deja manifiestamente claro que Rajoy no es político de talla y valor para acometer con firmeza y eficacia el gran problema de la delincuencia en el poder.

La siguiente arremetida de Rajoy contra la delincuencia de zp debió ser exigir la entrega de armas y su rendición, junto a la banda asesina, como nuevo promotor-interlocutor de la misma. De no ser oido debió exigir, públicamente, al Rey y al ejército que se encargara de ello. De no ser atendido habría que movilizar a la ciudadanía concienciándola de la necesidad de tomar el congreso. Nuestro congreso. No el de los delincuentes y asesinos.

Hace que se demostró que con los asesinos no valen las palabras. Ya no hay tiempo para la diplomacia. España no puede seguir permitiendo que su Estado esté en manos de asesinos y traidopres, por mucho que esten avalados por un gobierno traidor.

Solo queda espacio para la acción contra el hampa. Acción contundente y sin contemplaciones.

No te den miedo tus palabras. Los que viven y reivindican mediante el terror se nutren del miedo y de la cobardía de sus víctimas. Solo una respuesta rápida y dura como las piedras, desde el valor y la legalidad, puede erradicarlos para siempre. Respuesta que hasta hoy nuca se les dispensó. Así nos luce. Así estamos.

Saludos





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros