Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La dañina tentación de ser parásito en España


Nota



Las generosas ubres del Estado
Las generosas ubres del Estado
Las cámaras de comercio y las asociaciones empresariales están advirtiendo con preocupación que la crisis económica está disparando entre los jóvenes estudiantes el deseo de ser funcionarios o políticos, mientras que la opción de ser empresario se debilita y retrocede.

El resurgimiento entre los jóvenes españoles del sueño de formar parte del sector improductivo y gastador, integrado casi exclusivamente por funcionarios y políticos, es consecuencia directa de lo que está ocurriendo en la España actual, víctima de la crisis: las empresas cierran y los empresarios y trabajadores pierden sus empleos, mientras que funcionarios y políticos no sólo mantienen sus puestos de trabajo sino que incrementan sus ingresos y privilegios.

Potenciar la parte parásita de la sociedad española a costa de la productiva es una estúpida y suicida política que emana de los partidos políticos y de las administraciones públicas, cuyos privilegios y ventajas cada vez escandalizan más a la ciudadanía. La conclusión para el ciudadano es tan evidente como desoladora: conviene más vivir del presupuesto que producir y crear riqueza.

Es la consagración del principio de que "el que parte y reparte se lleva la mejor parte", una filosofía que está en los cimientos de la corrupción, del abuso del poder y de la ruina de los pueblos.

Durante las últimas décadas, desde las asociaciones empresariales, colegios profesionales y cámaras de comercio se ha luchado contra uno de los peores cánceres de la cultura española: la escasez de vocaciones empresariales porque los jóvenes estudiantes ansian convertirse en políticos o funcionarios, donde perciben liderazgo, privilegios, poco trabajo, buenos sueldos y hasta la posibilidad de enriquecerse a toda prisa, con un poco de suerte.

Durante la bonanza económica de los últimos años, con gran esfuerzo se consiguió prestigiar a los emprendedores y se incrementaron las vocaciones empresariales, pero todo ese logro se está viniendo abajo con la crisis, cuando los ciudadanos comprueban que en España los únicos que permanecen blindados y al margen del drama que empobrece al país y crea cada día miles de nuevos desempleados y pobres, son los servidores del Estado, cada día más atiborrados de privilegios y de ventajas.

Esas ventajas y privilegios de los improductivos que se cobijan en el Estado, frente a la inseguridad y riesgos de los que crean riqueza y prosperidad en la sociedad y el mercado, además de constituitr una diferencia injusta y lacerante, violan la Constitución Española, que garantiza una igualdad entre los españoles que el primero que no respeta es el poder político.

Desde el poder socialista, dentro de esa tendencia imparable que les conduce hacia el mal gobierno, se envía así a la sociedad el mensaje peligroso y demencial de que lo importante no es crear riqueza, sino repartirla y que vivir al margen del presupuesto público constituye un error.

¡Maldita sea!


   
Martes, 9 de Diciembre 2008
Artículo leído 779 veces




Comentarios:

1.Publicado por Otro el 09/12/2008 12:19
En mi humilde opinión, no está dando en el clavo, Sr. Rubiales. En España no nos gusta ser funcionarios, nos gusta ganar mucho dinero trabajando lo menos posible.

Cuando la burbuja inmobiliaria no paraba de crecer la gente no quería ser funcionaria (los sueldos de los funcionarios son siempre escasos), la gente quería tener una pequeña inmobiliaria y forrarse. En los 90, todos los niños querían ser Ingenieros de Telecomunicaciones porque parecía que no hacía falta ni acabar la carrera para forrarse... pero llegó la crisis de las .com y las Escuelas de Ingenería no cubrían plazas. Y así con todo.

Ahora que viene la crisis, la gente quiere refugiarse bajo el paraguas de la empresa que nunca quiebra: sueldo seguro en la nómina, aunque no sea muy alto. Total, como tampoco hay que trabajar mucho porque no te pueden despedir...

Sacar adelante una empresa con sudor... eso es algo que muy pocos quieren hacer. Ese es el mayor problema de este país: ni los nacionalismos, ni el terrible sistema político, ni nada... la conciencia de que los que trabajan son "tontos" y los que trincan son los "listos".


2.Publicado por vanlop el 09/12/2008 15:26
Amigo Otro, tiene razón. Pero esto es consecuencia de lo mal pagados que están y las condiciones de esclavitud en que trabajan. Por ejemplo un ingeniero de caminos. Sales de una carrera terrible, con seis años de esfuerzo titánico y encuentras un trabajo en una carretera que te obliga a estar lejos de tu casa, pelearte con los dueños de los terrenos que consideran que la carretera les perjudica, luchar con los trabajadores, etc y todo por un sueldo de miseria. O te haces médico y tras 6 años de carrera y tres de MIR, si lo sacas a la primera, a lo que puedes aspirar es a una plaza en un ambulatorio. Y así todas las carreras productivas. En cambio carreras como económicas y similares gozaban, no sé si con la crisis seguirá, de gran estima.

Pero esto ha pasado en todo el mundo. Hace un año en Japón, la falta de ingenieros era desesperada y sobraban economistas.

Las empresas que crean los economistas suelen ser de tipo especulativo, como es natural trabajan en lo que conocen. Si no hay ingenieros o técnicos de todo tipo, no se van a montar industrias.

Lo que nos falta es empuje. Eso de caer y levantarse no va con los europeos en general. Tal vez ese sea el problema, el miedo al fracaso. Tan metido en la sociedad que las noticias te hablan de las empresas que cierran pero nunca de las empresas que abren y nunca te cuentan la historia de aquel empresario que cerró dos empresas y ahora en la tercera está ganado mucho.

También es que está mal visto ganar dinero. Claro que es que no sabemos ganarlo. Apenas tenemos cuatro duros los vamos gastando en tontería para decirle a la gente lo ricos que somos. Y eso no se perdona. Si cuando tenemos dinero lo gastaramos en dar trabajo y hacer cosas útiles, tal vez la gente miraría a los ricos de otra forma.

3.Publicado por EGO el 09/12/2008 21:13
CIertamente verdades como puños en ambos comentarios.
Y además tocan un tema fundamental en la realidad social, económica y profesional de este país.
Debería debatirse de forma más extensa, temas como el poco mérito al esfuerzo y el exceso de mérito a la picardía y al "ganar sin trabajar", sin producir.

4.Publicado por Un Sevillano el 09/12/2008 22:39
Premio al esfuerzo y trabas al dinero fácil. Así se arreglarían muchas cosas

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros