Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

La "Diada del odio" y el voto, gran fracaso de la democracia


Nota

Ayer los catalanes no celebraron, como afirman, la "Diada del Si", sino la "Diada del Odio". Lo importante del día no es el número de independentistas que acudieron a la cita, sino la cantidad de odio que se desplegó. Los cientos de miles de catalanes que recorrieron las calles de Barcelona lo hicieron llenos de odio y muchos de ellos ávidos de violencia y venganza, sentimientos bajos y miserables que han sido sembrados por una ralea política de baja estofa y nulos principios éticos y democráticos, merecedora de cárcel, en un bando y en otro.

¿Quién no ha escuchado a los políticos afirmar que en el voto está la esencia de la democracia? Los independentistas catalanes apelan al derecho a votar y afirman que ese voto es el alma de toda democracia. Sin embargo, no tienen razón porque el voto es siempre el último recurso, la constatación de un fracaso del diálogo, el debate, el discernimiento y el consenso. Votar es un acto que incorpora la violencia de dividir a la sociedad en dos bandos, el que gana y el que pierde, un acto de división que genera siempre descontento en la parte derrotada.
---



Cuando el fanático Puigdemont o el taimado Artur Mas afirman que el voto es la esencia de la democracia y reclaman para los catalanes el derecho a votar como si ese recurso fuera la panacea, entran en colisión con la inmensa mayoría de los filósofos y pensadores políticos, que señalan el voto como un recurso extremo y cargado de negatividad, al que sólo debe recurrirse cuando fracasan todos los demás, sobre todo el diálogo, el debate, el discernimiento y el consenso.

El alma verdadera de la democracia es el acuerdo, nunca la votación. El acuerdo mantiene a los ciudadanos unidos en torno a objetivos y metas comunes, mientras que el voto siempre genera dos bandos enfrentados, uno que triunfa y otro que pierde y acumula rencor y resentimiento.

La mejor definición de la democracia quizás sea aquella que manejan los ingleses: "Un sistema que permite el acuerdo en el desacuerdo". Esa definición incluye como palabra clave "acuerdo", no "voto".

La historia demuestra que el voto frustra y divide a los pueblos enfrentados, como también demuestra que el camino correcto para solucionar los problemas es el diálogo, el debate, el discernimiento y, finalmente, el acuerdo o consenso. En ese camino, contrariamente con lo que ocurre cuando se vota, no hay vencedores ni vencidos, sino unión y objetivos comunes, que es lo que fortalece a las naciones y pueblos.

Cuando uno traslada estas estas teorías al tema catalán, se descubre que los caminos que se han elegido han sido siempre los más erróneos y peligrosos, lo que demuestra la baja calidad moral y política de la mal llamada "democracia española", un sistema que carece de todos los grandes valores y recursos de la verdadera democracia.

En Cataluña siempre se ha ocultado la verdad al pueblo y se le ha robado el derecho al diálogo y al consenso. Los políticos han recurrido siempre al enfrentamiento y han alimentado la hoguera del odio. Unos, los independentistas, son culpables de recurrir siempre a lo que separa, mientras que los españoles han antepuesto siempre sus propios intereses de poder al bien común, practicando la cobardía y la bajeza moral al permitir, a cambio de votos, que los extremistas llenen la sociedad de odio, roben, separen, mientan , marginen a los amigos de España y carguen peligrosamente la escopeta del enfrentamiento, en lugar de haber promovido, como era su deber, la unidad y la concordia, el diálogo, el debate y el consenso.

La única gran verdad que emerge del actual drama catalán es que, una vez más, como muchas veces ocurrió a lo largo y ancho de la Historia de España, los políticos no dieron la talla y fueron los que, con su miseria y maldad, envenenaron a los pueblos, los enfrentaron y apostaron por lo peor, generando enfrentamiento, división y hasta peligro real de violencia y sangre.

Francisco Rubiales


- -
Martes, 12 de Septiembre 2017
Artículo leído 1039 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 12/09/2017 10:09
Buenos días Don Francisco

El problema es que del otro lado, me refiero del otro lado teórico porque en la práctica van a lo mismo, su argumento es el mismo:

El voto lo santifica todo.

Rajoy sigue ahí porque tiene la excusa de que lo siguen votando, Rivera, Sánchez o Iglesias lo mismo. Y todoo esto con un sistema electoral donde el amaño para conatbilizar los votos (el pucherazo) es algo tan evidente que recordarlo produce sonrojo.

Que con una ley electoral tan basurienta haya necesidad de pucherazo, para que con resultado electoral esos cuates nos restriguen por la cara la palabra democracia, dice mucho de cómo estamos.

A la DIVISIÓN DE PODERES, ni mencionarla, porque las autoridades sanitarias han dicho que reflexionar sobre ella es malo para la salud, produce ulcera de estómago y sube la tensión.

Tienen la competencia de cambiar la Ley electoral para sus parlamentos y prsidentes de Srta Pepis y no lo hacen.

Pueden separa la eleccion de los diputados de pitiminí de los del presidente Kent y no lo hacen.

Pueden promover una Ley a la francesa para que sea en circuncrpciones únicas (diputadetes) o en todo el territorio a la vez (presidentito) y a doble vuelta pero no sólo no lo harán si no que nadie lo contará y nadie lo exigirá.

No en un telediario en prime time o en un programa de paletos de ciudad(y que no se me ofendan los paletos)de la Secta el sábado por la noche o el follonero el Domingo.

No hay cojones.

Pero si consideran muy provocador invitar a Otegui, dentro de poco sacrificarán a un bebé, español, y se comeran su corazón, y lo llamarán hecho diferencial. ¿Después de invitar a Otegui que mas queda? O es que no murieron niños en Hipercor.

Disculpe mis palabras gruesas, pero es que son así.

Por lo pronto en "nuestro" lado, el prohombre que nos va a exijir nuestro apoyo en la lucha contra el mal, Rajoy& partners, nos econtramos con

http://www.elmundo.es/economia/2017/09/11/59b687f846163f14248b4627.html

Noticia que viene a decir que un piloto español que vaya de Madrid a Tenerife tendrá que comunicarse, necesariamente, con las torre de control en inglés (en Francia uno que vaya de París a Burdeos no.

Sólo porque en las torres de control de Barcelona, Gerona, Mallorca, y Valencia los mandantes no quieren oir español.

Pues eso.

Para eso requieren nuestro apoyo.

Un cmuy cordial saludo

2.Publicado por pasmao el 12/09/2017 10:36
Les dejo este link

https://elpais.com/elpais/2017/09/11/opinion/1505150101_769915.html

Es del Pís

Felix Ovejero "El verdadero preoblema catalán" después de muchomeandro, sin atreverse a dar no el queda mas remedio y concluye:

"El problema catalán es creer que hay un problema catalán, el que nos cuentan los nacionalistas. El problema es una ideología reaccionaria y radicalmente antigualitaria y, si quieren completar el cuadro, el respeto acomplejado de una izquierda incapaz de criticarlo. No es que no se atreva, es que lo defiende."

Si algunos se caen ahora del guindo, con el guindo tan crecido, se van a dar un castañazo que va a requerir meses de UVI. La pena es que su sanidad se la pagamos nosotrosos.

Que cosas pasan.

3.Publicado por vanlop el 12/09/2017 12:21

No seré yo quien discuta la definición de democracia que da, pero si hay que señalar que el diálogo y el acuerdo se debe producir en todo excepto ciertos temas que escapan de la competencia del pueblo. En el caso que nos ocupa, no cabe diálogo ni acuerdo sobre la nación, porque es algo que corresponde a muchas generaciones y los que ya pasaron no pueden opinar y los que no han nacido tampoco. Sin embargo en determinadas circunstancias podría discutirse y alcanzar el acuerdo.

Por ejemplo, si desde hace cuarenta años hubieran planteado la secesión, habrían pasado varias generaciones discutiendo eso y a hora, sin pasión, se podría tomar una decisión en que más o menos estuvieran todos de acuerdo.

Pero por parte separatista han utilizado la ocultación y el engaño a la vez que sembraban el odio y por parte de los gobiernos han ido a aplacar a la fiera haciendo concesiones, que aumentaban sus deseos en lugar de calmarlos.

Aquí nos encontramos que nadie ha actuado de manera razonable para defender los intereses que se supone debían defender. Ni los separatistas han mirado nunca por el bienestar del pueblo al que dicen representar ni los gobiernos han mirado por el bienestar del pueblo al se supone, sirven. Por eso hemos llegado a donde estamos.

Se ha venido diciendo que el problema separatista se ha enfocado mal y se ha venido diciendo desde la transición. Es cierto que ahora nos damos cuenta del cúmulo de mentiras y traiciones de estos cuarenta años, pero hubo gente des el principio que lo advirtió. Por ejemplo, nombrar a Tarradellas presidente, por la cara, suponía que se reconocía legitimidad a aquella autonomía, con muchas menos competencias que esta, de los años 30 y que hizo todo lo posible para separarse de la república.

Aquello se había olvidado y sólo una mínima parte de catalanes lo reclamaban, sin embargo, se dio carta de naturaleza a un nacionalismo que conduciría a la separación y mencionar las nacionalidades distinguiendo de regiones, lo vimos como un camino a la separación muchos y eso que la información que teníamos procedía del tve en manos de Suarez.

Por tanto, la complacencia de los políticos con el nacionalismo, el teatro de hacer concesiones, no fue más que la forma de conducir al lanar al punto donde querían, ellos o sus amos, que yo los veo demasiado tontos como para elaborar un plan a tan largo plazo.

Pero no olvidemos a los marxistas. Ha sido otro plan cuidadosamente elaborado. Han sido cuarenta años de odios, especialmente a España, cuando en la transición hasta los comunistas esteban de acuerdo con la idea de España.

Si observamos la evolución en este tiempo, se ha pasado de una izquierda conforme con la idea nacional a una izquierda que considera facha la nación, una izquierda que no discutía la unidad a una izquierda que lo que quiere es la fragmentación. Y esto es algo que se olvida o no se menciona porque estamos mirando a otro lado, más espectacular.

Si analizamos el pensamiento (es un decir) político de Felipe y lo comparamos con los dos últimos secretarios generales, vemos la evolución disgregadora. Pero si analizamos el pensamiento de Aznar y lo comparamos con el de este, vemos también esa evolución disgregadora. Y eso que ya entonces la cabra tiraba la monte y tenían que disimular, señal que el lanar no estaba convencido de las bondades nazionalistas.

Si la prima de riesgo no se ha movido es porque la sangre no llegará al río, sin embargo, el odio es cada vez mayor y no se aprecia que el gobierno tenga la menor idea de como rebajarlo o tenga el menor interés en ello o las dos cosas.

Desde fuera de Cataluña las cosas se ven con cierta distancia y uno piensa que lo más que puede pasar es que se ponga una frontera y como normalmente no consumimos de forma consciente productos catalanes ni vendemos productos a Cataluña, poco nos va a afectar, personalmente, esa separación y no digamos las vascongadas. Es más, estamos hartos de la paliza constante de la chusma nazionalista en todos los telediarios y tertulias, de modo que en ese sentido nos quedaríamos muy tranquilos.

Pero si los poderes económicos internacionales están muy tranquilos, la pregunta es ¿qué es lo que están ocultando? Porque aquí también nos están mostrando la mano del mago, mientras hace le truco con la otra. ¿Cual es el truco?

4.Publicado por Antuan el 12/09/2017 23:03
Este tema da para mucho bombo pero en realidad las soluciones a largo plazo las da hasta un niño de teta:

1. Ir explicando poco a poco pero enérgicamente a los Catalanes la verdad económica de lo que esconde una posible independencia (deuda, pensiones, devaluación de la moneda, etc).
2. Devolver las competencias de educación al Estado central.
3. Dejar en manos del Estado central todo lo concerniente a seguridad ciudadana.

Si para aplicar estas tres medidas hace falta suspender la autonomía pues así se haga, igual que hace Reino Unido con Irlanda del Norte en la misma Europa. Si aquí no se ha hecho ya es por lo que todo el mundo sabe : tenemos unos políticos mediocres y corruptos que no defienden a sus representados, sino a sus propios intereses.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros