Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

HAMBRE DE JUSTICIA


Nota

Nuestros líderes políticos, atiborrados de poder, a pesar de que disponen de inmensos recursos y de que nos acribillan y expolian con impuestos, no han logrado solucionar ni uno sólo de los grandes problemas que azotan el planeta: hambre, violencia, injusticia, indefensión de los débiles, inseguridad, opresión...

El balance del poder es aterrador y demuestra que el peor drama del mundo son sus dirigentes, una casta que ha olvidado el concepto del esfuerzo y el principio del bien común para concentrarse en los privilegios y disfrutes del poder.
---



HAMBRE DE JUSTICIA
Al día de hoy son ya 950 millones las personas amenazadas por el hambre crónica. Eran 800 millones el año pasado. De allá para acá aumentó el número, debido a la expansión del agronegocio, cuyas tecnologías encarecen los alimentos, y a la mayor extensión de áreas destinadas al cultivo de agrocombustibles, producidos para saciar el hambre de las máquinas y no de la gente.

El hambre es lo más letal que ha inventado la injusticia humana. Causa más muertes que todas las guerras. Elimina a cerca de 23 mil vidas al día, ¡casi mil personas por hora! Las principales víctimas son los niños.

Casi nadie muere por falta de alimentos. El ser humano soporta casi todo: políticos corruptos, humillaciones, agresiones, indiferencias, la opulencia de unos pocos. Hasta el plato vacío. Por eso se puede decir que nadie muere por la falta completa de alimentos. Los hambrientos, cuando no tienen nada que comer, llevan a la boca, para engañar al hambre, sobras recogidas en la basura, lagartos, ratones, gatos, hormigas e insectos varios. La falta de vitaminas, carbohidratos y otros nutrientes esenciales debilita el organismo y lo hace vulnerable a las enfermedades. Los niños raquíticos mueren de un sencillo resfriado, por carencia de defensas.

Hay apenas cuatro factores de muerte precoz: accidentes (de trabajo o de tránsito), violencia (asesinato, terrorismo o guerra), enfermedades (cáncer o sida) y hambre. Ésta produce el mayor número de víctimas. Sin embargo es el factor que menos movilizaciones suscita. Hay campañas seguidas contra el terrorismo o para curar el sida, pero ¿quién protesta contra el hambre?

Los miserables no hacen protestas. Sólo quien come se pone en huelga, sale a las calles, manifiesta en público su descontento y reivindicaciones. Como esa gente no sufre amenaza de hambre, los hambrientos son ignorados.

Ahora los líderes de las naciones más ricas y poderosas del mundo, reunidos en el G-8, en L'Aquila, Italia, a principios de junio, decidieron liberar US$ 15 mil millones para aplacar el hambre mundial.

¡Qué cinismo se gasta el G-8! Él es el responsable de que los hambrientos sean multitud. Éstos no existirían si las naciones metropolitanas no adoptasen políticas proteccionistas, barreras aduaneras, transnacionales de agrotóxicos y de semillas transgénicas. No morirían de hambre casi 5 millones de niños al año si el G-8 no manipulase a la OMC, no incentivase la desigualdad social y todo lo que la aumenta: el latifundio, la especulación con los precios de los alimentos, la apropiación privada de la riqueza.

¡Sólo 15 mil millones de dólares! ¿Saben esos señores y señoras del G-8 cuántos millones destinaron para salvar, no a la humanidad, sino al mercado financiero, desde setiembre del 2008 a junio del 2009? ¡Mil veces esa cantidad! 15 mil millones de dólares sirven sólo para ofrecer unos caramelos a algunos hambrientos. Sin contar con que buena parte de esos recursos irá a la bolsa de los corruptos o servirá de moneda de cambio electoral. 'Le doy un pan, deme un voto'.

Si el G-8 tuviera verdadera intención de erradicar el hambre del mundo promovería cambios en las estructuras mercantilistas que rigen la producción y el comercio mundiales, y canalizaría más recursos hacia las naciones pobres que hacia los agentes del mercado financiero y a la industria bélica.

Si los dueños del mundo quisieran acabar realmente con el hambre declararían el latifundio un crimen de lesa humanidad y permitirían la libre circulación de alimentos, parecido a lo que sucede con el dinero. De igual manera, si tuvieran también el propósito de erradicar el narcotráfico, en vez de agarrar a unos pocos traficantes pondrían sus máquinas de guerra a destruir definitivamente los campos de plantación de marihuana, de coca, de opio y de otros vegetales, transformándolos en áreas de agricultura familiar. Sin materias primas no hay traficante capaz de producir droga.

Decir que el G-8 intenta acabar con el hambre o salvar el planeta de la degradación ambiental equivale a esperar que la próxima Navidad Papá Noel traiga de regalo una vida digna para todos los niños pobres. Tanto es el cinismo, que los líderes mundiales prometen establecer bases de sustentabilidad ambiental a partir del 2050.

Ahora bien, si la naturaleza enseña algo obvio es que, a medio plazo, estaremos todos muertos. Si la Tierra ya perdió un 25% de su capacidad de autorregeneración, ¿qué pasará si la humanidad tiene que esperar otros 40 años para que se tomen medidas eficaces?

Si los que no pasan hambre tuvieran, al menos, hambre de justicia, virtud calificada por Jesús como bienaventuranza, entonces la esperanza en un futuro mejor no sería vana. (Traducción de J.L.Burguet)

Frei Betto

(Frei Betto es escritor, autor de "La mosca azul. Reflexión sobre el poder", entre otros libros).


- -
Miércoles, 23 de Septiembre 2009
Artículo leído 961 veces




Comentarios:

1.Publicado por Albatros el 24/09/2009 13:53

Gerard Manley Hopkins era un sacerdote jesuita (de la segunda mitad del siglo XIX), que destacó en la poesía británica por sus innovaciones métricas y la introducción de nuevos recursos estilísticos. Su lema preferido era “Magis esse quam videri oportet” (“más importa ser que parecer”)

Extraño lema en este tiempo, cuando prima la belleza física sobre el bagaje intelectual y humano, la sumisión de los hechos a los bonitos discursos, la imposición de creencias o “pálpitos” sobre razones (¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, y los burladores desearán el burlar, y los insensatos aborrecerán la ciencia?, dice la Biblia en Proverbios 1:22).

Todo es apariencia en estos tiempos… excepcional es que vislumbremos siquiera la naturaleza misma de alguna cosa. Y casi mejor, para no tener que ver la hipocresía galopante en el alma de las gentes.

En este contexto, y sobretodo en la izquierda contemporánea, sin referencia ideológica válida desde el hundimiento del muro, es en el que se muestra con especial crudeza esta preferencia por la superficialidad, por lo externo (la estética sobre la ética): desdeña la realidad para inventar un universo paralelo a su imagen y semejanza, reniega de la discrepancia equiparándola a la traición, y renuncia a tener opiniones razonadas, catalogándolas como faltas de lealtad. Un mundo para la adoración irracional de convicciones que, por otra parte, se reinventan según la conveniencia (como aconseje la jugada, que diría el ex ministro Bermejo).

Son tiempos de la verdad secuestrada, de la mentira institucionalizada.

Cierto es que se trata de un fenómeno mundial… y cierto también que en esto derechas e izquierdas están a la par en todo el planeta; castas dirigentes difundiendo vaguedades, las mismas de norte a sur y de este a oeste del orbe; conceptos globales banales, dirigidos a ciudadanos biempensantes estólidos.

Los Gobiernos pasan de responsables de su gestión de gobierno, a voz de nuestra conciencia (todo por nuestro bien), y nosotros pasamos de ciudadanos libres, a sospechosos responsables de los males que aquejan nuestro mundo, por no obedecer con abnegación lo que dictan, con tan nobles intenciones, nuestros ilustres próceres.

Y si es así en el mundo, en España… ¡en España peor! (me recuerda a un fragmento de Don Mendo que dice: pero, ¡ay si te pasas! / si te pasas es peor)

Consecuencia lógica de este proceder, son las “soluciones zapaterinas al uso: rápidas e imaginativas” (parece un anuncio), perfectamente prescindibles por inútiles (cuando no perjudiciales y dañinas para el ciudadano libre o para el conjunto de la nación española) que la realidad, terca ella, se encarga de poner en evidencia, desmintiendo una y otra vez al Gobierno en su torpe intento de que la realidad se adecúe a las consignas demagógicas que ellos mismos se encargan de propalar a los cuatro vientos por doquier.

Antes la culpa era de Aznar, de Bush, de EE.UU. del Papa, del clero en general, o del sursum corda… ahora también, pero es de Aznar, Bush, etc … no por cuanto hagan o dejen de hacer, sino porque con su sucia política, han infectado el mundo de terroristas incendiarios o asesinos, resentidos del PP, sindicalistas extremistas, conductores desalmados, bebedores compulsivos, fumadores empedernidos, contaminadores insolidarios, y un largo etcétera de especimenes que heredamos y que no acaban de comulgar con la “neoideología progre”.

Menos mal que están los Zapateros con sus alianzas de civilizaciones, sus talantes, sus clarividencias económicas, sus cuidados medioambientales, sus legislaciones avanzadas, sus conquistas progresistas, sus logros en protección social, sus defensas de las personas mediante integración y rescate para la sociedad de los delincuentes. Menos mal que, por fin, tenemos un gobierno que sabe qué hay que hacer y que comunica al indisciplinado ciudadano español lo que está bien o mal, lo que le perjudica o beneficia, qué comer, qué beber, qué drogas usar, cómo evitar contaminarse de ideologías retrógradas, cómo tener mente abierta y contribuir a la economía sostenible y al final del calentamiento global… en aras del progreso, para que no nos asesinemos con nuestros vehículos, para que gastemos menos en sanidad y disfrutemos de nuestra salud, para que tengamos una figura esbelta y bonita, para que seamos desinhibidos, extrovertidos, divertidos, gozosos…

Son ventajas del orden biempensante, en especial si uno se desempeña en un cargo público convenientemente remunerado (a lo Pajín).

Lamentablemente, la sociedad del “buenismo” genera ciudadanos inermes, moralmente hablando, frente a los problemas reales que el poder se apresura a encubrir en la evanescencia de un discurso rimbombante, confuso, pero lleno de proclamas propias del pensamiento social dominante, en clave “progresista”.

Y mientras, el hambre, el mayor asesino a sueldo de la injusticia humana, continúa causando más muestes que todas las guerras, mientras la hipocresía nos protege y disculpa de la atrocidad de permitirlo.

Efectivamente, “si los que no pasan hambre tuvieran, al menos, hambre de justicia, virtud calificada por Jesús como bienaventuranza, entonces la esperanza en un futuro mejor no sería vana”.

Pero no es así, ni creo que nadie tenga expectativas, a corto plazo o medio plazo, de que lo vaya a ser.

¡Qué asco…!

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros