Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Estamos a punto de deslegitimar a los políticos y al sistema


Nota

Los españoles, cansados del fracaso, la altanería, la inutilidad y el alma corrupta e irresponsable de su clase política, están a punto de deslegitimar a sus dirigentes y al mismo sistema si, como parece probable, la abstención alcanza un alto porcentaje en las terceras elecciones. Sin legitimidad, el gobierno español será un pelele sin autoridad ni respeto y la legitimidad puede perderla si en las próximas elecciones, que se celebrarán probablemente el día de Navidad, toda una barbaridad demencial, la abstención alcanza el 50 por ciento del electorado.

Si la abstención fuera masiva, es probable que los políticos se pongan de perfil y exhiban una vez más su miseria moral afirmando que la abstención es fruto del cansancio y no de la indignación, pero da igual porque los ciudadanos comprenderán entonces que el sistema político español ha colapsado y que habrá llegado el momento de enterrar esta partitocracia fracasada, mediocre, corrupta y profundamente estúpida.
---



José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores en funciones, tiene acostumbrados a los españoles a sus salidas de todo y a ciertos brotes de sinceridad sorprendentes. Pero el que tuvo el pasado 8 de septiembre, en el programa “El Cascabel” del canal 13TV , fue memorable. Margallo, al ser preguntado por el presentador, Antonio Jiménez, sobre las terceras votaciones, afirmó que “en unas terceras elecciones nos podemos encontrar con una abstención del 50%, es decir, una deslegitimación absoluta de todos los partidos”, “…y del sistema”.

Esta afirmación es un elocuente lapsus del ministro, que ha expresado lo que todo demócrata sabe: que la abstención es la mejor forma de desligitimar al régimen del 78.

El fin de la partitocracia corrupta en Italia se produjo porque la sociedad tomó conciencia de que había que cambiar las reglas del juego si se quería acabar con aquel sistema. Era imposible hacer justicia contra la corrupción sin modificar las reglas del juego político. La acción conjunta de ciudadanos, jueces y periodistas acabó finalmente con el estercolero italiano, en los años ochenta del pasado siglo.

El sistema español está paralizado y en crisis profunda, no sólo porque los partidos son incapaces de pactar un gobierno, sino porque el divorcio entre políticos y ciudadanos es profundo, porque el rechazo ciudadano a la clase dirigente se está convirtiendo en odio y porque la sociedad, mal gobernada y descontenta con la deriva política, empieza a resquebrajarse y paralizarse, afectando a la integridad del territorio, a la convivencia, al desarrollo de la economía, a la confianza y la esperanza.

La solución del problema español pasa por cambiar el actual sistema por otro que sea verdaderamente democrático, con partidos y políticos bajo el control de las leyes y de los ciudadanos, acabando con la actual impunidad y obligando a la clase dirigente a que rinda cuenta de sus actos y pague por sus errores, abusos y desmanes.

Es impensable que esos pasos hacia la decencia lo den, por voluntad propia, unos políticos que viven de lujo con el actual sistema viciado, donde la Justicia está politizada, los ciudadanos carecen de representación real, los políticos no rinden cuenta de sus actos, gobiernan con un cheque en blanco y se atiborran de privilegios y ventajas, sin los controles, frenos y contrapesos que establecen las democracias cuando son auténticas.

La desintegración de la España política ya ha comenzado, aunque muchos no la perciban todavía, y pronto será visible cuando los medios de comunicación y los jueces, para escapar del barco que se hunde, empiecen a revelar las verdades que ocultan y a castigar a los delincuentes que ahora se escapan sin pagar por sus abusos, robos y daños a la nación.

Que nadie se equivoque porque en España será el pueblo el que diga ¡Basta ya!, no la clase política.

Y la primera gran oportunidad para lograrlo será en diciembre, cuando las urnas se abran en las terceras elecciones, probablemente el día de Navidad, una fiesta familiar y religiosa que, por la demencia de la clase política actual, va a ser "contaminada" con un proceso electoral que recibirá un rechazo profundo por parte de la ciudadanía.

Por lo pronto, los periodistas ya han dicho que boicotearán la cobertura informativa de las elecciones si se celebran el 25 de diciembre, la fecha perversamente fijada por el partido de Rajoy.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 13 de Septiembre 2016
Artículo leído 1878 veces




Comentarios:

1.Publicado por María Represa el 13/09/2016 10:22
Por si alguien quiere leer la fuente original http://www.diariorc.com/2016/09/10/margallo-confiesa-en-un-lapsus-cual-es-el-fin-de-la-partidocracia/ y ver el vídeo del que habla este artículo

2.Publicado por vanlop el 13/09/2016 11:12

Hace unos días le califiqué de optimista, no recuerdo si añadí el calificativo de incorregible, pero ciertamente lo es. También le dije que es mejor ser optimista que pesimista, porque las cosas suceden igual sin que pueda hacerse nada al respecto y el optimista vive más feliz.

Echando mano a mi pesimismo debo decir que no sucederá tal cosa, si las elecciones son el 25, la abstención del cuarenta y tantos por ciento, nunca superior al 50, se achacará a la fecha y al cansancio propio del día y no al hartazgo que tenemos de la casta.

Hay varios millones de personas, humanas, que votan a "su" partido, por diversos motivos, es el suelo de votos que todos tienen. Esos van a ir a votar aunque la votación sea el 25 a partir de las 0 horas hasta las 8 horas. Las urnas no van a estar vacías, cada urna tendrá un cierto número de sobres que impedirá afirmar que la abstención ha sido descalificadora.

Luego viene el recuento. En las mesas sale una participación del 40 o incluso del 30, pero como no se publican los resultados, pues hasta las actas que deben estar expuestas al público en el colegio electoral varios días, desaparecen esa misma noche, nadie puede aportar pruebas del global de los resultados en un pueblo grande o ciudad. Pero es que tampoco es necesario, nadie se molesta en hacer una foto de las actas, sumarlas y compararlas con los resultados oficiales.

Si una de las características de la democracia es la vigilancia, esa parte la hemos abandonado, nadie vigila que los resultados de las urnas sean los que considerados como oficiales. Es más, cuando la junta electoral, dependiente de los jueces, dijo que ellos no se tomaban el trabajo de sumar las actas, nadie gritó ni se rasgó las vestiduras. El "pueblo" se ha instalado en la comodidad y cuando los pueblos se instalan en la comodidad, son gobernados por los más sinvergüenzas.

Pero según voy leyendo cosas, aquí y allí, resulta que el conocimiento de la manipulación electoral es bastante frecuente y no sólo nadie ha dicho nada, es que todo el mundo sigue votando como si eso fuera importante. Pocas cosas me producen ya estupor, pero esta es una de ellas.

Por tanto, con un cierto número de sobres en las urnas, imposibles de contar desde fuera, nadie podrá hablar de cifras de abstención, que tendrán que reconocer como alta, pero siempre nos dirán que la participación fue de más del 50 % y luego se repartirán los presuntos votos entre la casta, según hayan acordado.

Porque todo está acordado en la banda de los cuatro, si no los de podemos habrían puesto el grito en el cielo al aparecer las pruebas que en Somiedo, un pueblo con dos mesas, les habían desaparecido los 140 votos obtenidos en una de ellas. Si callan como mujeres públicas es porque están en el ajo y participan en la farsa junto a los otros y por supuesto, los nazionalistas y algún que otro partido, cuyos votos no tienen una explicación clara.

Así que el sistema no se va a deslegitimar, que para eso está el voto cautivo y el ordenador, con eso la tiranía está asegurada muchos años.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 13/09/2016 12:02
Si es verdad todo lo que dice el Sr. Vanlop desde hace tiempo sobre el recuento de las actas y su comparación con el resultado oficial entonces sí que hemos llegado al culmen de la partitocracia. Incluso los partidos que son "perdedores" en principio asumen su papel y lo dan por hecho. Todo por tanto está pensado para que haya un resultado que propicie lo que lleva ocurriendo desde hace un año, hacer que sea prácticamente imposible un acuerdo y haya que llegar a volver a las elecciones con el único objetivo (parece ser) de que el sistema entre en un bucle en el que los políticos sean los únicos protagonistas, pues por muchas presiones que reciban de expolíticos, de los empresarios o sindicatos, de cualquier país, etc.... ellos son los que tienen la sarten por el mango: se llegará a un acuerdo cuando ellos quieran, el que sea, porque luego lo justifican de cualquier manera aunque sea contrario a lo que dijeron. Y así llevamos un año, no sabemos cuánto tiempo más.

4.Publicado por Anro LIbertché el 13/09/2016 19:50
Mejor voto en blanco.

Ya veremos, si en verdad se celebran las 3ª elecciones el 25D, además de que pueda producirse una aberrante abstención. Desde luego es lo que se merecen,

Y aunque tengo mis dudas, y reservas, habidas cuentas los partidos arrastran a sus masas borreguiles, tampoco una abstención del 50% significaría el fin de la perversa y corrupta partidocracia y sus políticos. Ya sucedió en Cataluña y Andalucía, con la reforma del estatuto con el gobierno de Zp donde el porcentaje de participación no llego al 50%, legitimando dicho plebiscito, como si nada importara ni nada hubiese sucedido.

Los que llevamos décadas denunciando la antidemocrática ley electoral y tantas y tantas bazofias, corrupciones, deslealtades y felonías, del perverso bipartidismo, único máximo y exclusivo responsable de la deriva y declive de nuestra seudo- democracia, ya no, nos sorprende nada de las artimañas y falsedades con la que vienen excusándose, la vieja política, influenciando con sus deleznables comportamientos a la nueva política y nuevos partidos emergentes.

Por supuesto, mi abstención o voto en blanco lo tienen más que asegurado. Porque en verdad, y desde mi óptica, la mejor “hostia o bofetada” que se les puede dar, es llenarles las urnas hasta rebosar de papeletas vacías. Lo cual al menos, sabríamos que la voluntad ha sido de rechazo total. Con la abstención podrán aducir e interpretar como justificación que la abstención ha sido masiva, por celebrarse la fiesta, porque ha llovido, porque hace frio o mal tiempo. Siempre tendrán sus excusas y justificaciones.

Un saludo.

5.Publicado por SALVADOR el 13/09/2016 20:47
Tienen que votar todos aquellos que están con las reglas del juego,es decir,con el sistema oligárquico,de la lista de partidos,y que seean listas abiertas o cerradas no cambian nada.Si alguno considera que ninguna de las listas le gusta,tdebe votar en blanco,por que está deacuerdo con las reglas de juego.Pero todos aquellos que no estamos deacuerdo con las reglas de juego,no podemos votar en blanco.Por que eso fortalece al sistema.Por tanto ,la abstención,el no votar no solo es un derecho,que tiene el mismo valor político que el derecho a voto,si no que en conciencia,hay que abstenerse sin medir las consecuencias de decir que es una imprudencia,que se favorece aún partido u a otro.Eso no es verdad.Cada uno tiene que votar en conciencia.Por tanto a todo aquel que no esté deacuerdo con las reglas de juego de la oligarquía política que se abstenga, el derecho a votar es un derecho político y no un deber cívico, como la oligarquía quiere hacernos creer. Por tanto, la abstención consciente es la única manera pacífica de derribar a la oligarquía que nos gobierna actualmente.

6.Publicado por Antuan el 13/09/2016 21:36
Contemplo la posibilidad de que, como dice Vanlop, los resultados electorales pueden haberse manipulado en el pasado. No sería de extrañar viendo lo que hacen los angelitos. Sin embargo, eso parece un tema tabú para muchos que piensan aquello de que mangar si que mandan pero con las elecciones no se atreven.

7.Publicado por Antuan el 13/09/2016 21:36
Mangar si que mangan...

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros