Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Estafar y mentir al pueblo debería ser delito


Nota

Si los políticos no gozaran de inmunidad, muchos estarían en la cárcel. La mentira y el engaño se han convertido en comportamientos políticos habituales.
---



Estafar y mentir al pueblo debería ser delito
En una verdadera democracia, tal vez estarían hoy en la cárcel, o por lo menos dimitidos, los que han engañado a los españoles camuflando y ocultando datos económicos para ganar las elecciones generales de 2008. El alcance de aquellas mentiras políticas se percibe hoy con toda nitidez porque lo que entonces era calificado como una amenaza de crisis que, según el gobierno, no afectaría a España, y después fue bautizado como simple desaceleración, hoy es ya una crisis económica en toda regla, que amenaza seriamente la prosperidad alcanzada por España en las últimas décadas.

La inflación está en su nivel más alto desde hace 11 años; el endeudamiento de España es de los mayores del mundo; los precios suben de manera imparable y lo hacen por primera vez en un ambiente de recesión, lo que resulta insólito. Los efectos de la crisis son terribles: pérdida de poder adquisitivo, incremento acelerado del desempleo; cierre masivo de empresas; impagos, endeudamientos y una desconfianza creciente en los políticos y en su reino de mentiras y engaños.

La última advertencia del gobernador del Banco de España causa escalofríos y se refiere a la dificultad que podría tener el Estado para pagar las pensiones, si no acepta la existencia de la crisis y toma medidas urgentes y drásticas.

Cuando todos sabemos que lo peor todavía no ha llegado, Zapatero, incorregible reyezuelo incapaz de ruborizarse con la mentira, se atreve a sacar pecho para quitar importancia a una crisis que, aunque el mienta, todos sabemos que va a producir dos millones de desempleados, va a vaciar las arcas del Estado, va a poner en peligro las pensiones y va a generalizar el pesimismo en la sociedad, amenazando ya con convertirse en la peor desde el fin de la II Guerra Mundial.

¿Por qué la sociedad no se dota de defensas que impidan mentir a sus dirigentes? Lo correcto sería inspirarse en la democracia vigente en la Atenas Clásica, donde los cargos públicos que mentían a la Asamblea conscientemente eran condenados al ostracismo, a la cárcel o al exilio. Introducir una legislación que permita castigar a los que mientan y engañen al pueblo conscientemente, si son dirigentes políticos electos, es mas urgente en España que cualquier otra reforma en la Constitución o de la Ley Electoral. Hacerlo significaría derrotar a la corrupción y al mal gobierno, los dos peores enemigos de la decencia política y de la convivencia.


   
Miércoles, 18 de Junio 2008
Artículo leído 1914 veces




Comentarios:

1.Publicado por Paco Jonudo el 18/06/2008 12:12
Amigo, has tocado en la llaga.
La falta de castigo al político mendáz pervierte la democracia y la convierte en lo que aquí tenemos. Así vemos como impresentables padres de la Patria y ediles varios campan, mienten y esquilman a gusto. Y luego te dicen que en las próximas elecciones les puedes no votar (!).
El principio cívico de "A mayor responsabilidad, mayor castigo" no se aplica pues son ellos los que hacen la Ley y la Trampa.
Vamos aviados si no nos concienciamos y de una vez, no clamamos juntos en contra.

2.Publicado por Paco Jonudo el 18/06/2008 12:15
Añado la tilde que falta: ...Así vemos cómo ...

3.Publicado por Clandestino el 18/06/2008 14:13
Bueno. Aunque sea a medias, parece que algunos ya se van enterando, de lo que ocurre en España desde hace treinta años.

Sr. Rubiales, estafar a cualquier ciudadano, siempre fue delito. Estafar a la nación, supongo que seguirá siendolo, además de añadir una serie de agravantes.

Pero no es la estafa el peor delito de los diferentes gobiernos. Cometen delitos mucho más graves, con más frecuencia y con la misma impunidad. Estafa, traición, represión, esquilmo, expolio, asociación ilícita con malhechores, omisión, incumplir la ley, connivencia, división, desamparo, indefensión, privación de derechos, dejación de deberes, mangoneo, sometimiento, despotismo, despilfarro, desorden inconstitucional, privilegiar, discriminar, persecución religiosa, acoso, menoscabo y descalificación a las víctimas del terrorismo, uso bastardo del estado, prostitución, agresión y ninguneo de la soberanía nacional, adoctrinamiento, generar odio y enfrentamiento, extorsión, unte o subvención impidiendo las funciones y deberes de distintas instituciones estatales o sociales, como sindicatos, defensores del pueblo, justicia, legislativo o Jefatura del Estado, entre otros muchos. Estos son solo algunos de los que ahora recuerdo, por no meterme en los pantanos del terrorismo, la corrupción, la delincuencia en general y nacionalsocialismo, de dentro y de fuera del estado y sus evidentes nexos con los gobiernos en general y especialmente, con este en particular.

No se si Vd. interpreta como delito algún aspecto de los que menciono arriba, pero yo no tengo dudas al respecto: La cotidianidad y la impunidad de los delitos de los gobiernos convierten irremisiblemente al estado en un estado criminal. En un estado criminal cualquier intento de buscar justicia o una legalidad ajustada a derecho, es pedir a sus responsables que se suiciden o se mofen de Vd. y de todo aquel que lo intente, en el mejor de los casos. Puede ser que se vea obligado a lavar el 'honor' de los criminales ante sus propios tribunales de su propiedad, aunque sea Vd. y cuarenta millones de esapñoles más quien se los pague. O puede ser que pruebe la violencia de sus "piquetes" armados y legales, ante el apaluso general. ¿Le suena?

Sucede que cuando alguien decide producir "dolor" a los criminales del estado, como única forma de hacerse oir por los cobardes y rastreros -la vergozosa rendición y recochineo a la que se autosometieron bajo las heces de los asesinos nacionalsocialistas vascos, así lo dejan claro- y lo hacen defendiendo sus derechos por vía democrática, se encuentran con toda una nación, que le importa una mierda sus derechos y su democracia. Arremeten contra ellos, poerque están molestando a sus derechos. Se enternece con el 'Bambi' , les piden protección y esteencantado se ceba con los que les estan produciendo dolor tras cuatro años de desmanes impunes contra todos. Arrolla a los que en breve todos nos veremos obligados a remedar o morir ahogados en nuestras llantinas de plañideras.

Curiosamente esta es la primera vez que los ocupas del gobierno atienden una demanda ciudadana y se emplea con firmeza, dureza y eficacia. Curiosamente una vez más los ocupas manipulan y engañan para recabar la colaboración de sus víctimas. Víctimas que se pasan la vida lloriqueando su impotencia ante los que animan a que les den palos. Putas, apaleadas y pagando. Así nos quieren y así nos tienen. Queda claro que el enemigo de las victimas del estado, son las victimas del estado, encantadas de serlo.

Se puede y tal vez se debe, ser neutral con las ideologías. Pero jamás se debe eludir el derecho ni el deber de defender la legalidad ajustada al derecho y la justicia que lo garantice. Obstruir a aquellos que lo intentan, debería ser imputado como criminalidad contra el derecho democrático.

Arrebatar la justicia al crimen eso solo es posible mojándose el culo, Sr. Rubiales. Quien no se moje el culo ni come peces ni tiene derecho a ellos.

Pero Vds. sigan demonizando a los desesperados. Sigan negándoles la mano que piden como única opción salvadora. Hoy han sido defenestradas las esperanzas y la fe en la sociedad que creian suya y creian en su ayuda. Ahora saben que están solos, indefensos, desamparados y desahuciados, en una nación que han colaborado durante décadas a mantener y a hacerla suya, junto a los que ahora se la niegan. En una nación que da la espalda a sus conciudadanos de forma ruin y ramplona.

Autónomos transportistas, agricultores, ganaderos, pescadores y taxistas y ahacen hilo con católicos, victimas del terrorismo y otra gente honrada y decente, que igual que ellos, fueron objeto del desprecio y el rechazo, por los mismos serviles del amo. Todos ellos saben que la última puerta que les queda es la insurgencia clandestina. Ya saben que la democracia es una gran estafa sobre una gran mentira criminal. Ya saben que la nación es una serie de piaras y recuas de ganados, bestias y alimañas, con pinta de lechuguinos intelectuales. Petimetres de tertulias teledirigidos y dispuestos a regalar su honor y dignidad para salvar el trasero al arriero que los apalea y encierra en sus diferentes rediles, cuadras o corrales, garantizándoles el grano que los alimenta.

Cuando vengan por ellos, no habrá "piquetes violentos" para salvarlos a ellos. Sucumbirán a los sicarios violentos y armados del amo, que ellos le pagan al amo. Tendrán que hacer largas colas por largos años y por la escasez de materia, para ejercer lo único que saben hacer e hicieron toda su vida: lamer culos y rogarles que les dejen hacerles la pelota, incluso cantando la internacional brazo en alto, emulando al socialista Hitler.

4.Publicado por Breugnon el 18/06/2008 15:52
¡Magnífico, Clandestino!.
Solo falta ponerle nombre al amo. ¿ Quizá en el BOE? Por sus privilegios a dedo se conozca/an.

5.Publicado por Lino el 18/06/2008 21:43
Creo que considerar delitos los incumplimientos de los políticos, en donde se podrían incluir las mentiras, es contrariamente a lo que pueda parecer, contraproducente.

Un delito implica un juicio, y un juicio implica tiempo y procesos legales. Los ciudadanos no podemos pasar por ese trance, no debería ser necesario.

Haría que crear como existe en otros países, algún tipo de «delito político», en donde los jueces fueran los ciudadanos y dictaminaran sentencia revocando al político de su cargo público.

El poder judicial independiente haría el resto, en caso de que la falta fuera merecedora de un castigo penal o de otro tipo. La cuestión es que el no cumplimiento de la función de representación es suficiente falta para que un político sea cesado, independientemente de si ha cometido delito o no.

Esto es lo que es conocido como Mandato Imperativo, en virtud del cuál los políticos establecen un relación con sus electores, de forma que estos controlan la labor de su representante, o tienen la posibilidad de hacerlo, interviniendo si fuera necesario.

Saludos cordiales


6.Publicado por NADIE el 18/06/2008 23:42
Demasiada "ética de los principios" percibo en sus argumentos, señor Rubiales. Para no hablar de las apocalítpticas profecías de "clandestino". Apenas una mención, como inadvertida, de Lino, sobre el verdadero problema: la independencia del poder judicial. Porque si no contamos con este requisito básico, esos mismos principios serían excusa para condenar una y otra vez a F. J. Losantos; a todos los que, gozando de relevancia mediática, se atrevan a decir la verdad. Es evidente que los políticos no deben mentir y deben cumplir sus promesas. Pero sin jueces independientes, la culpa caerá sobre los que se opongan al poderoso. No sé cómo será posible recuperar el atisbo de independencia que tuvo la justicia antes de la reforma del sistema de elección de sus órganos de dirección. Probablemente, si UPyD se convierte, sin corromperse, en una fuerza capaz de romper el bipartidismo pseudodemocático e inculto, que, al menos a mí, me avergüenza, me indigna, me aburre y me desespera, puede ser parte de la solución.

P.D.: No le encuentro mucho sentido a la idealización de la democracia ateniense. Era admirable y fue el germen de nuestra idea actual de la justicia. Pero tenían los mismos problemas que nosotros. Sólo hay que releer a Platón para recordarlo. Un saludo, y perdón por extenderme.

7.Publicado por Lino el 19/06/2008 00:00
De los delitos debe encargarse un poder judicial independiente, por supuesto.

Pero además de eso, válido para abusos fuera de la ley por parte del poder, es necesario «juzgar» políticamente a los representantes por parte de los ciudadanos, para evaluar dicha función. Pueden existir formas de medrar en el poder sin necesidad de cometer delitos, siendo necesario para que prosperara una hipotética denuncia, pruebas y procesos judiciales.

Si para tirar de su cargo a un político incompetente es necesario que este mate a alguien, o convertir la mentira en un delito, con lo cuál iríamos a la cárcel todos, la solución sería peor que el mal.

Saludos

8.Publicado por jmgarcia el 02/10/2008 22:26
comoes posible que el gobierno este deja que la dgt y las escuelas estafen al pueblo

9.Publicado por Carlos el 28/03/2009 16:08
Solo tengo respuestas de la Biblia:

No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios, creed también en mí. se En la casa de mi Padre hay muchas estancias, si no, os lo habría dicho, yo voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que, donde estoy yo, estéis también vosotros, para ir adonde yo voy, ya sabéis el camino. Tomás le dice: Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino? Jesús le responde: Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto…

Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: «Muéstranos al Padre»? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre en mí. Si no, creedlo por mis obras. En verdad, en verdad os digo que el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aun mayores, porque yo me voy al Padre.

Y de la Biblia - de Proverbios:

6:16 Seis cosas aborrece Jehová,
Y aún siete abomina su alma:
6:17 Los ojos altivos, la lengua mentirosa,
Las manos derramadoras de sangre inocente,
6:18 El corazón que maquina pensamientos inicuos,
Los pies presurosos para correr al mal,
6:19 El testigo falso que habla mentiras,
Y el que siembra discordia entre hermanos.

Tarde o temprano "cada uno vamos a recoger lo que sembramos" y...
no creo en que "inocente paga por pecador"... Hay cosas que no podemos cambiar... existen porque Dios permite, pero el "premiará o castigará a sus autores". sólo nos queda tabajar y Orar y Rezar " Padre Nuestro que estás en los Cielos, venga a nosotros Tu Reino de de Amor, Verdad, Justicia y Paz..." -

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros