Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

España: una democracia para políticos y delincuentes, no para ciudadanos


Nota

Hoy puede ser un día nefasto para España si Pedro Sánchez consigue cerrar su ansiado pacto con Podemos para formar un gobierno que necesitará el apoyo de los independentistas que odian a España y que probablemente conducirá a nuestro país hasta el borde de la ruina económica y la degradación política y moral.

Lo sorprendente e irritante de ese posible pacto no es tanto su demencia intrínseca y su peligrosidad como el hecho de que pueda sellarse ante la pasividad de una sociedad española que ve venir la catástrofe y ni siquiera reacciona, una sociedad cobarde y castrada.

Estamos esperando como idiotas a que los mismos líderes políticos que han desgraciado a España, la han ensuciado con corrupciones y falsedades y han empobrecido, económica y moralmente a sus ciudadanos, formen gobierno con la esperanza de que limpien el país y gobiernen con justicia y democracia, ignorando ese gran principio infalible de la física y de la filosofía que dice que "no puede surgir el pelo del no pelo y el agua del fuego". Del mismo modo, es imposible que la regeneración, el buen gobierno, la justicia y la decencia puedan surgir de la degradada clase política española.

¿Que necesitamos los españoles para comprender de una vez que esta clase política sólo puede traernos desgracias y degeneración?
---



España: una democracia para políticos y delincuentes, no para ciudadanos
Los españoles somos tan imbéciles que esperamos algo que es imposible: que los políticos se regeneren y adecenten este país, convertido por ellos en un estercolero, en una patria para beneficio de desalmados, corruptos, ladrones, ineptos y aprovechados.

La democracia es un sistema ideado para que los ciudadanos gobiernen indirectamente, a través de sus representantes, a los que deben controlar y obligar a que rindan cuentas ante el pueblo. Pero en España esa democracia ha sido degradada y envilecida hasta ser transformada en un sistema del que el ciudadano ha sido expulsado y que solo beneficia a los delincuentes y a los políticos.

Esperar la regeneración de los que se han corrompido y han degenerado el sistema es más absurdo que pedir peras al olmo.

¿Cómo se van a regenerar con lo a gusto que están los degenerados?

Conocí a un delincuente gaditano que, detenido pocos días después de la muerte del general Franco, dijo: "cuando entre esa democracia sí que voy a robar sin problemas y a gusto”. El muy sinvergüenza, ya con 70 años, hoy está forrado y nunca más volvió a pisar la cárcel.

Nos han engañado a todos y en lugar de instaurar una democracia, los políticos han impuesto una basura descontrolada e ideada para que triunfen y gocen los políticos, los delincuentes y todas las tribus de golfos, canallas, vagos y aprovechados, justo lo contrario de la democracia, que fue ideada para que germinarán los valores y los ciudadanos responsables.

En España existe una dictadura del Estado sobre la sociedad, una desgracia que el politólogo Carlos Rodríguez Hurtado explica magistralmente:

"El problema de España es que hay una dictadura del Estado sobre la sociedad. Mientras el Estado tiene dos elementos que asfixian a la sociedad como son su dimensión y su intervención, la sociedad no tiene mecanismos para regular las acciones del Estado, la sociedad civil no existe, no tenemos armas con que defendernos del intervencionismo del Estado y su intromisión en la vida de los ciudadanos. Desde marcar los horarios de los comercios hasta quitarte el 20% de los premios de la lotería e imponer un nuevo impuesto, todo lo puede hacer el Estado desde su más insultante prepotencia, teniendo en cuenta que, además, la mayoría de impuestos derivan de una mala gestión que el Estado nos hace pagar a la sociedad.

En España podrán nacer partidos emergentes y todo lo que queramos, pero mientras no se articule y organice una sociedad civil seguiremos pagando los platos rotos.

Francisco Rubiales

- -
Jueves, 7 de Abril 2016
Artículo leído 2661 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 07/04/2016 09:26


La sociedad civil no puede articularse porque eso eso es a lo único que temen, por tanto todos sus esfuerzos están dirigidos a impedirlo. Cuando surge una iniciativa ciudadana siempre se meten algunos elementos para destruirla desde dentro o transformarla en un apéndice de la casta.

Cierto que funcionan algunas asociaciones, pero luchan en parcelas tan alejadas del peligro para el sistema que ni siquiera merece la pena infiltrarlas.

Los miembros del sistema no son tontos, es cierto que no son inteligentes, pero son listos y en el corto plazo no tienen rival. El sistema se hundirá solo, este sistema montado en la corrupción sistémica, en la que el robo de dinero no es más que la parte visible, pero no la más importante, no puede durar eternamente, pero su fin ni lo veremos nosotros ni quedará una sociedad medio estructurada para seguir funcionando. Será un colapso total y habrá que comenzar de cero o de menos de cero. Y esa es la parte que debemos evitar, pero no sé como.

El problema de la sociedad es la confusión, nadie sabe que hacer. Todos esperamos la regeneración y deseamos elegir a los que la hagan pero siempre se presentan alternativas que no van a regenerar nada, aunque engañan a muchos.

Lo hemos visto con ciudadanos y podemos. Podemos ya está desprestigiado, es cuestión de tiempo que se convierta en la voz de los resentidos y de los que esperan algo sin aportar el esfuerzo necesario. Ciudadanos, al no haber tocado poder directamente no se ha desgastado demasiado, pero apunta maneras. Por ejemplo manteniendo su apoyo a un gobierno andaluz que no sólo no hace nada por regenerarse, sino que pone todas las trabas a la justicia.

Pero saldrán otros espejismos que ocupen su lugar, el sistema necesita de una casta que lo mantenga.

Poco a poco se van sabiendo cosas de los papeles de Panamá y no son buenas. No sé si lo que se va sabiendo es verdad o mentira, pero desde luego la euforia inicial se va desinflando. Aquí les dejo otro enlace:

http://elrobotpescador.com/2016/04/06/no-te-dejes-enganar-este-es-el-objetivo-final-de-los-papeles-de-panama/

Seguramente serán especulaciones o directamente contramedidas, pero dice algunas cosas que son preocupantes sobre la transparencia y la honradez de todo este asunto.

Personalmente y desde el principio me mosqueó mucho que los periodistas pudieran llegar, imagino que con dificultad, a los ordenadores para sacar los datos. Eso es algo inédito, nunca nadie ha llegado a los ordenadores para descubrir las cuentas secretas.

Cierto que siempre hay una primera vez, pero es muy raro. Luego hay otros detalles que pueden encontrar en el texto que enlazo.

En fin que es demasiado bueno para que sea verdad.


2.Publicado por SALVADOR el 07/04/2016 15:01
El alemán es un pueblo avergonzado por su pasado, aunque no siente especial vergüenza por las acciones de Hitler. Los alemanes sienten una profunda vergüenza por el apoyo que el pueblo alemán dio a Hitler. Sienten vergüenza de pertenecer a un pueblo que apoyó incondicional y mayoritariamente a uno de los mayores canallas de la historia porque es difícil separar la maldad de Hitler de la maldad del pueblo que lo apoyó.
Al igual que los alemanes, los españoles sentimos vergüenza de serlo. No pronunciamos el nombre España y lo sustituimos por “este país” porque sentimos vergüenza, especialmente del hecho de que el pueblo español se lió a tiros consigo mismo en 1936 en la Gran Guerra Civil Española. Todo español honesto siente vergüenza de lo que ocurrió durante esa guerra, que no se explica sin el golpe de estado de Franco. El golpe de estado de Franco no se explica sin la revolución de 1934 y esta no se explica sin el intento de golpe de Sanjurjo en 1932, que a su vez no se explica sin la instauración de la Segunda República en unas elecciones municipales y este suceso no se explica sin el Pacto de San Sebastián y los sucesos de Casas Viejas en 1930. Estos hechos no tienen explicación sin la Revolución del 68 y esta no se explica sin las primeras Guerras Carlistas, las cuales tuvieron lugar en los períodos que van de 1833 a 1840, de 1846 al 49 y de 1872 al 1876. Solo la primera de estas guerras civiles dejó más muertos que el genocidio de Darfur. Sus métodos asesinos fueron reproducidos luego en la Gran Guerra Civil de 1936.
Ante el curriculum vitae del último siglo y medio, el pueblo español ha de calificarse como un pueblo suicida y asesino y ha de tenerse como un pueblo cobarde y peligroso, porque no solo tiene antecedentes de matarse a sí mismo, es que además ha envenenado a los hijos que dejó vivos, con el mismo odio que llevó a la muerte a aquellos a los que asesinó.
El pueblo español es un pueblo cobarde, especialmente porque no asume que tiene las manos manchadas de sangre. No asumimos que el pueblo español rindió el homenaje de una lealtad inquebrantable a un dictador, que murió en la cama en loor de multitudes.

El primer paso para superar nuestros errores es reconocerlos. No paliar el dolor con píldoras de eufemismo. Si seguimos escondiendo nuestro trauma evitaremos superarlo y continuaremos siendo lo que hemos sido.

3.Publicado por Carlos RH el 07/04/2016 16:15
Cuando los nacionalistas utilizan el término independencia no están planteando la independencia del Estado, no es el caso en una autonomía descentralizada con más competencias que muchos Estados federales y que, en el caso de España, sólo es superada por Australia y Canadá. Tampoco utilizan ese término para plantear una independencia del gobierno, pues esto se solucionaría ejerciendo el derecho al voto y cambiando al gobierno. Lo que realmente plantea el término independencia es la separación del resto de la comunidad de ciudadanos porque no se quiere la convivencia con ellos. Por tanto, cuando un independentista dice que quiere mantener buenas relaciones con el resto de ciudadanos que componen esta comunidad llamada España sencillamente está mintiendo. No se trata del Estado ni del gobierno, se trata de nosotros, los ciudadanos, con quienes no quieren convivir aquellos que dicen todo lo contrario.

Estamos ante el germen de un sistema totalitario con profundas raices clasistas y xenófobas que discrimina y excluye a todo aquel que no se suma al proceso de inmersión nacionalista. Para ello, se utilizan los más aberrantes métodos de cooptación y represión, dos de los elementos con los que culmina el totalitarismo sus adhesiones o su apartheid ciudadano. O te sumas o pasas a la categoría de paria donde tus derechos se verán anulados.

Efectivamente, el nacionalismo alega en su defensa que no excluye y sí, por el contrario, integra. Pone como ejemplos la cantidad de emigrantes que conviven en Cataluña sin el menor problema, pero esto es engañoso. Al nacionalismo no le queda más remedio que sumar para conseguir sus fines, integrar como ellos definen no es más que un eufemismo pues sólo el parlamento catalán es una evidencia constatable de la realidad catalana, una minoria de apellidos catalanes copan el poder ante una inmensa mayoría de apellidos no catalanes, lo cual explica que no les queda más remedio que sumar. Pero una suma tan falsa como integradora, pues a esos charnegos se empieza por eliminarles su idioma, modificarles nombre y apellidos y relegarlos a puestos que, en proporción a los apellidos catalanes son de más bajo nivel. Repasar algún libro del padre del nacionalismo corrupto, Jordi Pujol, aclara las cosas. Exáctamente, aboga por una limpieza étnica con los castellanos similar a la de tantos regímenes racistas y totalitarios.

En resumen, es la misma perversión que se ha venido aplicando por el poder en otras épocas oscuras de nuestra historia. Conversos o expulsados, el converso siempre es el más débil, el expulsado es el indivduo con más fortaleza moral y principios más rigidos, incompatibles con ponerle precio a la sumisión. En ellos está el tarro de las esencias en la que una sociedad puede asegurar su supervivencia, nunca en los cobardes, en los cambiantes, en los chaqueteros, en los amorales, en los traidores etc... Por eso, un gobierno que se llame español no puede abandonar a su suerte a aquellos que sin apoyo institucional y haciendo de su vida un fuerte compromiso con su identidad y sus principios se la juegan a diario a costa de que a sus hijos los torturen psicológicamente en los colegios, a ellos los discriminen en el trabajo, en sus negocios, en la política, en los medios etc...

El gobierno de España tiene como funciones prioritarias la protección de sus ciudadanos pero el gobierno de España hace dejación de funciones porque no es un gobierno de los ciudadanos, es un gobierno integrado por burócratas, la peor calaña que ha padecido España desde su creación, convertida hoy en una fuente de problemas entre Estado y sociedad, que está llevando al borde del abismo la economía, la política, la moral y la convivencia por un elemento común en los burócratas: Su pasividad, su falta de toma de decisiones y su cobardía.

Desde los tiempos en que España era dueña del mundo con gestas inigualables como la conquista y colonización de América por españoles de a pie, gente del pueblo, extremeños que parecían seres de otro mundo enfrentados a tribus y ejercitos mucho más poderosos y numerosos, el problema siempre fueron los burócratas, la camarilla que pululaba por la Corte desde Felipe II al último de los reyes, siempre en el poder como un clan endogámico vigilante del tesoro más preciado de España, su Estado y su administración extractiva de los recursos que produce la sociedad de cuyo reparto y aprovechamiento son los grandes beneficiarios. Ellos son el gran problema, antes y ahora.

Por eso, prefieren entenderse con los cobardes y los traidores que con los que se resisten a dejar de ser ciudadanos de España, en los primeros hay negocio y botín, en los segundos sólo valores, algo a lo que los burócratas les repele.

Hierro y fuego versus chapa y cartón. Valor y honor frente a indignidad y falsedad. La sociedad debe organizarse para fortalecerse, para apoyar a aquellos que hacen que sigamos vivos, para los que hacen posible nuestra supervivencia. Porque de lo contrario, si dejamos todo en manos de los de siempre, no sólo se hundirá la nación, nos hundiremos todos y seremos gobernados por la peor de la dictaduras, la de la ignorancia de unos pocos sobre la desidia de la mayoría. El rebaño en su más pura esencia. Volvamos a los valores y apartemos las ideologías de la confrontación sin complejos. Seámos lo que somos y no lo que nos quieran imponer, seamos ciudadanos y seamos españoles aquellos que creemos en España como proyecto histórico integrador en el que hemos encontrado la supervivencia como pueblo. Impongámos nosotros la realidad, nuestra realidad y no nos dejemos conducir por una realidad interesada no deseada. Mándemos a la mierda al establisment dirigente que nadie elige, a los nuevos profetas, a los advenedizos mesias de poca monta, a la ignorancia de los débiles, a la mansedumbre gubernamental y al relativismo moral que ampara la mentira en la que vivimos- Seámos ciudadanos y empecemos a pensar por nosotros mismos. A la mierda todos.

4.Publicado por Anonimo el 08/04/2016 01:01
Ya ni siquiera veo la tv ni leo las noticias,cada vez esta casta de inutiles, corruptos y envilecidos politicos me producen mas ascos, Después de haber visto de primera mano como un señor como Zapatero destruyo a una nación sin que nadie hiciera absolutamente nada para impedirlo, me di cuenta que además de los políticos la ciudadania esta muerta.La democracia moribunda en una Europa que ha tirado sus valores por la borda, inmersa en la corrupción , el narcotráfico, el terrorismo y la avaricia sin limite de las élites mafiosas del planeta no hay otro futuro que el regreso a la edad media.
Porque lo que se esta fraguando es la simbiosis entre el comunismo y el facismo. Cuanta verdad nos ha dicho David Icker, que lo creiamos loco y nos reiamos de las verdades que son una verdadera profesia.
Las cacariadas elecciones en verdad me dan asco, las campñas electorales verdaderas comparsa de carnavales de bajo mundo, las promesas vacia y llenas de falsedades, supuestos gobiernos de cambios supuestamente progresistas, yo diria oportunistas mas bien, dime de que presume y te dire de que carece.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros