Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España, treinta años después: ansiando la democracia y la regeneración


Nota



España, treinta años después: ansiando la democracia y la regeneración
Si hace treinta años, en aquella euforia de libertad que vivíamos tras la muerte del dictador Franco, alguien nos hubiera dicho que la sociedad española, treinta años después, estaría cansada de una democracia que fue proclamada pero que nunca fue construida y que, clandestinamente, ha sido transformada en partitocracia, no lo habiéramos podido creer. Y, sin embargo, es cierto.

El 30 aniversario de la muerte de Franco ha sorprendido a la sociedad española, convencida de que la Transición todavía no ha terminado porque la construcción de una democracia auténtica es la gran asignatura pendiente, deseando de veras una regeneración de la política y una recuperación de los muchos valores humanos y cívicos perdidos.

Los españoles hemos descubierto demasiado tarde que una democracia, sin una cultura democrática que la sustente, dominada por los partidos políticos y sin controles y cautelas, tambien puede convertirse, como cualquier dictadura, en una fábrica de esclavos.

El problema se ve ahora con claridad: era tan grande el deseo de democracia que envolvía a la sociedad española en 1975, cuando murió el dictador, que abrimos las puertas de nuestra sociedad y hasta de nuestras vidas a los partidos políticos democráticos, imprudentemente, sin controles y cautelas, sin ser conscientes de que una democracia no consiste sólo en cambiar las leyes y en votar cada cuatro años, sino que debe sustentarse en una cultura que garantice la soberanía popular y la convivencia en libertad.

Ahora se ve con claridad que más que abrazar la democracia, lo que hizo España es sustituir un poder por otro, sustituir el poder de las élites franquistas por el poder de las élites de los partidos, sin trauma alguno, sin esfuerzo, sin que se produjera, simultáneamente, la necesaria revolución cultural para erradicar el autoritarismo, el verticalismo y el dominio de las castas y élites sobre los ciudadanos.

La democracia ha funcionado en lo económico, pero escasamente en lo político, a juzgar por los resultados. La democracia ha servido para impulsar el despegue económico del país, para modernizar el sistema productivo español y para elevar el nivel de vida, transformando a España, en tiempo record, en un país próspero. Sin embargo, la democracia no ha funcionado con igual eficacia en lo político, a juzgar por el desencanto de los ciudadanos con la política, con sus dirigentes y hasta con el sistema.

El 30 aniversario de la muerte del Caudillo sorprende al actual gobierno de España, presidido por el socialista Zapatero, creando un "núcleo duro" para evitar su imparable desgaste y declive, pero incapaz de advertir que el declive no es tanto el de su gobierno como el de una democracia demasiado imperfecta y el de un estilo de gobierno arrogante, cargado de tics leninistas e insoportablemente alejado de unos ciudadanos que, aunque son los soberanos en democracia, los partidos políticos han marginado y arrojado lejos de los procesos de participación, análisis y toma de decisiones. Esos rasgos autoritarios y escasamente democráticos del poder son los que arruinaron al gobierno de Adolfo Suarez, víctima de la división interna y de una candida honradez que no podía ser soportada por los partidos tradicionales; al de Felipe González, víctima de la corrupción y del agotamiento de las ideas y los impulsos; y al de José María Aznar, víctima de la arrogancia y de una concepción del poder que permitía al líder gobernar sin tener en cuenta la opinión de unos ciudadanos que, en democracia, son los verdaderos amos.

El gobierno Zapatero avanza por el mismo camino, incapaz de admitir que España, sin sociedad civil y sin ciudadanos, padece un déficit insoportable de democracia y que lo que ellos (y los demás partidos, socios y adversarios) han construido durante los últimos 30 años y administran hoy no es una democracia sino una oligocracia partidista o una partitocracia elitista, donde el ciudadano, que es el soberano y la pieza clave del sistema, es el gran marginado y el gran perdedor.

FR

Franky  
Martes, 22 de Noviembre 2005
Artículo leído 1620 veces






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros