Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España necesita una 'Segunda Transición'


Nota



España necesita una 'Segunda Transición'
España necesita realizar con urgencia una "Segunda Transición" que esta vez nos lleve, de verdad, hasta la democracia.

Cada vez resulta más evidente que la famosa Transición Española que se inició a la muerte del general Franco, no fue el paso desde la dictadura a la democracia, sino que fue sólo la sustitución del poder franquista por el poder de los partidos políticos.

Nadie hizo nada entonces por instaurar una cultura democrática en España. Nadie explicó a los españoles que la democracia no es sólo votar en las urnas sino, sobre todo, un gran pacto ciudadano para vivir juntos en paz, libertad y armonía. A nadie le interesó explicar entonces que cuando el Estado deja de tener controles ciudadanos, deja de ser democrático. A nadie le interesaba respetar el ámbito del poder ciudadano, ni la salud de la sociedad civil. Hasta la nueva legislación democrática resultó incompleta, sin que quedaran garantizadas la igualdad, la justicia equitativa o el derecho a votar libremente, cercenado por unas listas cerradas y bloqueadas que sólo benefician a las elites de los partidos políticos.

El fracaso de la transición se produjo por dos factores claves: el primero fue que se le otorgó a los partidos políticos un poder desmesurado, sin controles cívicos y similar al que disfrutaban las elites franquistas, poder que incluia una generosa financiación con dinero público; el segundo fue que nadie se ocupó de formar a la ciudadanía en la nueva cultura democrática, quizás porque los partidos preferían gobernar a un rebaño narcotizado que a unos ciudadanos conscientes y soberanos.

La transición española fue poco más que unos partidos que irrumpieron y ocuparon los espacios que antes ocupaba el franquismo, la sustitución de una casta política agotada por otra cargada de "hambre de poder" y de energías, que fue acogida con entusiasmo por la sociedad. Sólo eso, sin que en ningún momento se hiciera algo por construir una verdadera democracia.

Ahora, las carencias de entonces están dando la cara y causando estragos:

La política, atiborrada de poder y de privilegios, no da la talla y los partidos, en plena decadencia moral y política, se despedazan entre ellos, anteponiendo los propios intereses de poder al bien común, incapaces de alcanzar el consenso ni siquiera en asuntos de especial interés colectivo.

El pueblo, que ha sido aborregado y narcotizado eficientemente durante un cuarto de siglo, es hoy incapaz de reconocer los riesgos que le amenazan y que ponen en peligro la continuidad de España como país. La masa aborregada reacciona ante el peligro con instinto gregario, agrupándose con los suyos, incrementando el nivel de fanatismo, dejando de ser ciudadanos conscientes para actuar como "hooligans" de sus repectivas ideas y partidos.

El Estado de Derecho no responde en tiempos de crisis y exhibe, vergonzosamente, sus grandes carencias, con los poderes básicos (legislativo, judicial y ejecutivo) infiltrados y dominados por los partidos políticos, con naciolistas totalitarios y anticonstitucionales campeando por el poder, formando parte de los gobiernos y destruyendo la red nerviosa de la nación, sin una sociedad civil fuerte que sirva de contrapeso al Estado, sin instituciones sólidas, sin una poderosa armadura ética que preserve los valores y los grandes pactos que sirven de espinazo a la nación.

España necesita una segunda transición que sea capaz de construir una democracia auténtica, no el esperpento que estamos viviendo, con eun Estado bajo control, con partidos políticos menos poderosos y al servicio de la sociedad, no de sus propios intereses, financiados por sus propios militantes y simpatizantes, una democracia que devuelva al ciudadano su soberanía y protagonismo democrático, con una sociedad civil fuerte y libre, con unos medios de comunicación libres y preservados de la corrupción y de esos pactos de hierro con los grandes poderes que les amordazan, con los poderes básicos del Estado funcionando de manera independiente y con un sistema electoral que permita al ciudadano ejercer su derecho inalienable a elegir, lo que implica eliminar las antidemocráticas listas cerradas y bloqueadas que convierten a los partidos políticos en "dictadores" de facto.

España, aunque sea doloroso reconocerlo, necesita reconstruir su sistema y transformar la oligarquía de partidos construida entre 1975 y 1978 en una verdadera democracia, con un Estado de Derecho que esté al servicio de los ciudadanos y no de las elites poderosas que en su día, entre aplausos insensatos e imprudentes, sustituyeron al autoritarismo franquista por otro autoritarismo, el de la oligocracia de partidos.

Voto en Blanco

Franky  
Viernes, 15 de Diciembre 2006
Artículo leído 2403 veces




Comentarios:

1.Publicado por Anonymous el 15/12/2006 15:43
Pues está claro que vivimos todos los españoles en un esperpento. Si políticos, tanto los presidentes del Estado, como los presidentes autonómicos, como Jaume Matas (Baleares), y los alcaldes, no luchan por instaurar la democracia tal y como es, existen soluciones ideadas por mí:
1. Matar a todos los políticos del PP, tales como: la alcaldesa Catalina Cirer (de Palma de Mallorca).
2. Hacer que deje de quedarse dividida una España en dos por algún fallo transitivo.
3. Exigir a un presidente socialista estatal (actualmente gobierna Zapatero) que haga más puestos de trabajo, que el sueldo que cobran todos los obreros se hagan como mínimo 5 veces al año más alto, que los estudios no marginen a nadie, ni siquiera las alumnas embarazadas, exceptuando a los alumnos agresores, que se acabe la equiparación entre la prostitución y la delincuencia y que las pensiones sean superiores a 2000 euros mensuales.
y 4. Hacer que España vaya realmente bien.
A LA SALUD DE LOS PUEBLOS DETRACTORES DE POLÍTICOS, POR UNA SEGUNDA TRANSICIÓN LIBRE, JUSTA Y DEMOCRÁTICA PARA EL MUNDO ENTERO.

2.Publicado por Anonymous el 15/12/2006 15:51
Y por si todavía hay corrupción pese a que ya no hay fascistas del PP: la solución es acabar con ella sin escuchar que es una moda que se pasa, porque la lucha contra la corrupción no es una moda, es un derecho de las personas sanas y cuerdas, como yo y todos los que odian a los políticos.
Hay que hacerlo.

3.Publicado por jUANMA el 15/12/2006 16:27
Cortes Constituyentes YA

4.Publicado por Manuel Lissén el 16/12/2006 14:11
Estoy de acuerdo en lo esencial, Franky, pero creo que esa segunda transición sería peor que la primera, porque seguimos sin cultura democrática, es decir, que no conseguiríamos una democracia auténtica aunque se planteara una revolución para derribar al régimen actual. Si a esto sumamos la nula conciencia ciudadana y la multiplicidad de movimientos reformistas que no son capaces de tomar consistencia, porque la oferta es demasiado numerosa y los planteamientos contrarios, personalistas o sencillamente antidemocráticos, tenemos que, en realidad, este planteamiento de la 2ª transición es justamente el mismo que están aplicando los políticos en el poder: invocar la necesidad de una transición para llegar a la democracia, envolverse en esa legitimidad para, en realidad, obtener un control aún mayor sobre el poder. Yo veo muy claro esto en la recurrencia con que se invoca a la paz y la libertad en el discurso político: todo el mundo tiene una oferta de paz y de estabilidad, todo el mundo tiene derechos, pero nadie cumple con sus deberes y a nadie le importa que la paz implique la muerte de los principios que definen a nuestro pueblo y su forma de vivir desde hace 30 años. ¿Para qué reformar una ley si nadie cree en el espíritu de las leyes?

Si las únicas soluciones que se nos ocurren pasan por la violencia o la imposición de criterios particulares, prefiero no seguir escuchando; aunque mucho me temo que si a nosotros, simples internautas, nos cuesta trabajo reprimir el instinto "impositivo", a cualquiera con más poder y más influencia que nosotros seguro que se le han ocurrido medidas mucho más directas y puede que no tardemos mucho en padecer otro " bandazo del péndulo de la historia" si seguimos quejándonos en mitad del desierto de la falta de agua.

Particularmente, pienso que la necesidad de esa cultura democrática es mucho más acuciante que la necesidad de reformar leyes o promover revueltas. La única revolución que todavía nadie ha abanderado es la que se asienta en una honesta actitud cívica: desde el cumplimiento de la ley, exigir al gobierno respeto por esa ley, es decir: darle a la constitución el valor que tiene cada día, buscar el cambio en la sociedad desde una actitud de "heroicidad cívica", honesta, sencilla y coherente. En el momento que un grupo de ciudadanos ponga los pies en el suelo y exija sus derechos con argumentos, ahí es donde empezará a notarse la existencia de una cultura democrática y a partir de donde pueda nacer una transición natural que nos acerque a la democracia que añoramos.

Un saludo.

5.Publicado por Linus el 16/12/2006 21:38
Manuel

Estoy de acuerdo en que lo más necesario actualmente es esa cultura democratica, pero eso creo que es a lo que se refiere también Franky. Y si no es así, es lo que debería venir al unisono con esa 2ª trancición, o inmediatamente después.

Es decir, si obviamos los antidemocraticos comentarios de los anónimos, nadie habla de imponer normas, o de envolverse en esa legitimidad para hacer algo que sin duda, hay grupos que lo intentan.

Me parece que se habla de que sea el pueblo el que exiga la democracia en si misma, sin lideres personalistas. Ni tampoco de una revolución, sin más que para derrocar al poder acutal y poner otro, que no sea el ciudadano.

Se trata de exigir un sistema que respete a los dueños, los ciudadanos, sin dar mas poder que el necesario para gobernar a sus representantes elegidos todos y cada uno de ellos, sin listas cerradas. Esto es, la 2ª transición.

un saludo

6.Publicado por koper el 17/12/2006 02:42
no estoy de acuerdo en genocidiar a los peperos...

con que nos entretendriamos luego?

ademas... la segunda transicion... los que querian mas libertad e la dictadura, ya la tienen, politicos, ingenieros brillantes, economistas sinverguenza, etc... y tenemos 25 años sin pena de muerte y paz.

Aunque eso si, a un precio en € considerable, me da ke los ke verdaderamente han sakado tajada de toda esta movida son realmente los bancos, y despues las multinacionales.

Pero quien se atreve a plantarles cara? quien sale del bienestar y se lia a poner bombas, o a asesinar a los familiares de estos men in black... bastantes complicada es la vida como está ahora, para dar con tus huesos en la carcel, o que pierdas la vida por un disparo.

Esto canviará si, pero tardara. Como decian en no se ke serie, "en nuestra epoca no trabajamos por dinero, sino para mejorar"... algun dia





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros