Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España necesita regenerarse con urgencia y cerrar la Transición


Nota



España necesita regenerarse con urgencia y cerrar la Transición
El próximo 20 de noviembre se cumple el 30 aniversario de la muerte del dictador Francisco Franco. Es una ocasión óptima para que esta España en declive cambie de rumbo, emprenda un duro proceso de regeneración y culmine, de una vez, la Transición a la Democracia, todavía inconclusa.

La Transición española no fue, como se ha dicho, un salto pacífico y sin traumas desde una dictadura que duró cuarenta años a la actual democracia. Aquella Transición, que en su inicio impresionó al mundo, es un proceso que, a pesar de haber cubierto etapas decisivas, todavía está inconcluso, porque debe culminar su último obstáculo, quizás el más importante: el de cuestionar la democracia y reconocer que ese sistema, a pesar de sus logros en derechos y libertades, es imperfecto y ha ocasionado al país graves daños.

La Transición se inició con el pacto de las fuerzas políticas, que desplazaron al anterior régimen y asumieron el poder, continuó con el gobierno de Adolfo Suárez, cubrió una etapa decisiva al gobernar la izquierda, con Felipe González, quemó otra etapa imprescindible al gobernar la derecha y le queda sólo por cubrir su última meta: cuestionar la democracia como sistema, algo que hasta ahora es tabú, y reconocer que durante la democracia España ha dado muchos pasos hacia adelante en campos tan vitales como el desarrollo económico, los derechos y las libertades, pero también algunos pasos hacia atrás en ámbitos como el crecimiento desmesurado del poder político, la corrupción, la seguridad ciudadana, la unidad nacional, la convivencia y la pérdida de algunos valores fundamentales.

Sólo cuando los españoles asuman, con todas sus consecuencias, que la democracia, sin los necesarios controles y cautelas, también puede convertirse en sistema opresor y en una fábrica de esclavos, habrá concluído la Transición española hacia la democracia.

Dentro de pocos días, el 20 de noviembre, se cumplirán los 30 años de la muerte de Franco, una efeméride que sorprende a España en una situación política difícil, con la unidad nacional amenazada por los nacionalismos extremos e insolidarios vasco y catalán, con una política desprestigiada, con un liderazgo político debilitado, con una estructura de valores en crisis, con un sistema electoral dominado por la partitocracia, que ya no atrae a los ciudadanos a las las urnas, y bajo un sistema, la democracia, que ha envejecido demasiado velozmente en apenas un cuarto de siglo y que ha perdido el encanto que despertó en toda la sociedad española, en 1976, así como la capacidad de movilizar a la sociedad y de generar confianza.

Algunos están ahora cuestionando aquella Transición que en su momento fue considerada ejemplar en todo el mundo, olvidando que el verdadero problema es que el proceso está incompleto y hay que cerrarlo con una catarsis autocrítica que reconozca que la democracia, además de traernos prosperidad, derechos y libertades, nos ha traído corrupción, unos partidos políticos de poder insaciable que han "ocupado" la sociedad civil y expulsado al ciudadano, inseguridad ciudadana, hundimiento de valores como la honradez, el sentido del esfuerzo, la solidaridad, el respeto y otros, y, lo más grave de todo, un deterioro generalizado de la política que no sólo está liquidando la ilusión y la esperanza del ciudadano en el liderazgo político, sino que, además, desprestigia la política, liquida la credibilidad en los líderes, hace retroceder la democracia y aleja a los votantes de las urnas.

Pero el "vicio" de nuestra democracia más difícil de erradicar es el desproporcionado y dañino poder que han adquirido los partidos políticos, que lo han ocupado todo, desde el propio ámbito de la ciudadanía y la sociedad civil hasta instituciones básicas como las universidades, los sindicatos, las cajas de ahorros y un sinnumero de asociaciones, fundaciones y hasta empresas, penetrando incluso en espacios que les están explícitamente vedados en democracia, como son los poderes básicos del Estado (Ejecutivo, legislativo y judicial) hasta donde llegan hoy los téntaculos partidistas, corrompiendo la pureza del sistema.

El 30 aniversario de la muerte del dictador es un buen momento para que la sociedad española en pleno, encabezada por sus políticos que, por tener todo el poder, tienen también la mayor parte de la culpa, inicien un proceso inmisericorde de autocrítica que nos permita cerrar de una vez la inconclusa Transición.

De ese proceso deberá surgir simplemente la entronización de la verdad, para lo cual habrá que erradicar los grandes tabúes que todavía imperan en la vida española: el tabú de que la democracia es intocable y sagrada; el tabú de que todo lo que hizo el régimen de Franco fue malo; el tabú de los partidos políticos, cuyo abuso de poder lastra hoy el impulso vital de España, el tabú que envuelve la corrupción política, que ha llegado más allá de los tolerable, sobre todo en los ámbitos del suelo, el urbanismo y la construcción, y el tabú del gobierno democrático intocable, que deberá reconocer su imperfección y sus pecados y entonar un "mea culpa" por no haber sabido eliminar las desigualdades, la inseguridad, la pobreza, la injusticia y otras muchas lacras que empañan hoy la democracia española, a pesar de todo el poder que les hemos entregado.

Franky  
Domingo, 30 de Octubre 2005
Artículo leído 1529 veces




Comentarios:

1.Publicado por Clandestino el 30/10/2005 21:55
Magnífico Franky.

Ya es hora de zafarse del lastre y de las anteojeras que tras campañas sibilinas de desinformación, nos hemos dejado colocar a la par que se adoctrinaba y se convertía en apestado tabú TODO lo relacionado con la dictadura, cargándose un montón de décadas de sufrida, digna, valerosa, culta y solidaria sociedad civil.

Apoyándose en la condición de dictador de Franco, han destruido toda una gran condición y preparación de un gran pueblo. Aporrean, extorsionan y ensucian nuestra dignidad y orgullo como personas y como pueblo. Las nuevas generaciones, que no conocieron la decencia como identidad de una Nación orgullosa, por encima y al margen del dictador, les han creído. Les han creído todas sus grandes y abundantes mentiras revueltas con las verdades.

No se erradicó todo lo negativo ampliando lo positivo. Se destruyó todo y no fue sustituido por nada. Cada ocupa improvisa a una velocidad tremenda leyes, decretos leyes y normas siendo la mayoría absurdas, represivas, cohercitivas y recaudatorias. Algunas inconstitucionales que, negociadas con otros ocupas, se mantienen ante la dependencia de los servicios judiciales. Desde la constitución no se ha consensuado nada para asegurar el interés del pueblo o de la Nación.

Naturalmente todo eso tiene una lógica. Sin dictador, pero con aquel pueblo ZP no gobernaría España a estas alturas. La propuesta de estatuto ya estaría cogiendo polvo en las vitrinas históricas de la generalidad catalana. Por poner unos ejemplos.

Hemos pasado del cumplimiento de la ley al pacto y al negociete, entre poderes, intermediado por "sobreros", o a la condena parcial o salomónica, para no errar, incurriendo en prevaricaciones encubiertas por el corporativismo, en los recursos ahuyentados por lo mismo y por miedo a las consecuencias del recuperado desacato. Hemos pasado de la seguridad, estabilidad, solidaridad y una excelente calidad de vida a aceptar la más denigrante esclavitud en el desamparo y dejación de responsabilidades de la administración.

Una gran y pesada "democracia" de poderes, soportada por una débil y despreciada masa de esclavos.

Qué pena de tantos millones de jóvenes explotados, engañados y estafados, sin enterarse, pululando como zombis sin posibles, sin referencias, vacías sus almas de contenidos y libre albedrío. Con baja formación académica premeditadamente reventada entre programa y programa de "enseñanza". Los camellos, con sus asesinas mercancías, a plena luz, con total libertad, siendo ignoradas las constantes denuncias de los padres o vecinos, ocuparon el lugar de las librerías en los aledaños de los colegios. Fútbol, ignorancia y droga, los mejores aliados de negreros, corruptos y sus testaferros, de la política. El control de los medios se encargó de hacer el resto para completar el pasotismo apático y nihilismo de la gran masa.

Todos conocen las maldades de la dictadura. Alguien debería recuperar para la memoria de los engañados, el enorme y rico caudal de aspectos positivos defenestrados, criminalmente, por los que nos embaucaron hasta llevarnos a estos límites de indefensión, desamparo y explotación que el dictador nunca habría permitido. Han tenido la bajeza hasta de intervenir o legislar la vida privada de las personas que eran mas libres en la dictadura. Hasta controlan algunos de sus sentimientos, al impedir la objeción de conciencia mediante el chantaje del despido.

Han superado, negativamente, al dictador -de su última década- en todos los sentidos incluidas las libertades, excepto la libertad de expresión, que si bien aún existe es como hablar a una pared o predicar en el desierto. Eso en el supuesto de no ser encarcelado por atentar al honor de algún rufián para los que siempre hay un depósito de "honor" disponible para prestar durante la vista. Nuestra "democracia" convierte en honorable a los que mienten y engañan, desde instituciones, y encarcela a los que los denuncian desde la calle.

En este tema, tenemos miedo a la verdad objetiva dado el grado de demonización de la misma ya que destrozaría todos los tabús tan bien montados durante tantos años y dejaría millones de traseros al aire y seguramente muchos de los cuales serían traseros muy "honorables".

La canalla lo primero que hizo fue desmontar o derogar todo el sistema de protección a los más débiles, controlado a rajatabla por la dictadura, y potenciar, hasta el libertinaje, las de los poderes y minorías delictivas y usureras, dejando las calles en manos del crimen y nuestras vidas en manos de la usura. De la de los ocupas del Estado y la de sus esponsor’s.

Queda claro que el objetivo de los que suplantaron al dictador y, posteriormente, al Sr. Suárez, estaban bastante lejos de aspirar a la democracia. Aprovecharon nuestra ingenua inexperiencia política dejándonos caer en sus redes hasta quedar totalmente atrapados donde cada vez falta mas el aire.

En un país donde solo hay "poderes" es imposible la democracia. Esta solo puede residir en el poder del pueblo como único poder. Todo lo demás, desde el Jefe del Estado hasta el último ujier, son servicios que paga el pueblo para sí y para la solidaridad internacional. Los corruptos, sinvergüenzas y vividores, a la mazmorra.

No solo no tenemos democracia sino que dudo que en este pozo de mierda sea posible instaurarla. La estabilidad, convivencia y calidad de vida en España, desde que fue ocupada por el Isidoro, cae sin parar. Con ZP ha enfilado la caída libre. Si no dimite y convoca elecciones, el desastre esta asegurado. Lo que ocurra después solo Dios lo sabe.

¡Maldita canalla!

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros