Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España navega contra corriente


Nota



España navega contra corriente
En los "Things Tanks" de Washington y buena parte de la Administración y el poder en USA cuestionan al gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero no tanto por haber abandonado la “alianza” militar en Iraq, por vender armas a Venezuela, por sus "amistades peligrosas" con dictadores desprestigiados o por sus malas relaciones con el imperio americano, sino por la heterodoxia que practica en su política, sobre todo por su vocación intervencionista, un camino arcaíco, abandonado hace mucho por las democracias avanzadas del planeta, que lo consideran autoritario, regresivo y contrario al progreso. Esta es la principal razón para que no avancen las relaciones, a pesar de los múltiples intentos de España, que, incluso, ha enviado el máximo posible de tropas a escenarios bélicos de interés para Washington (Afganistán, Libano... ).

Mientras que los estados abandonan su intervensionismo y retroceden en todos los países avanzados del mundo, asumiendo el papel de árbitro que deja jugar a la sociedad civil, participando sólo cuando es imprescindible, en España, con el socialismo y el nacionalismo en el poder, sucede lo contrario: el Estado muestra un afán intervensionista fuera de lugar.

Las batallas por conseguir nuevos estatutos autonómicos, cuando la ciudadanía no los demanda, las presiones del gobierno para que cambien las cúspides empresariales de las grandes empresas españolas, el tipo de relación entre el poder y el empresariado, el triste estado de postración en que se encuentra la sociedad civil española, la presión activa del gobierno a favor determinadas OPAs, las alianzas con gente nacionalista totalitaria y hasta el diseño y la orientación de los presupuestos generales del Estado reflejan un estilo intervensionista del poder político español que hoy es insólito en un mundo donde los gobiernos democráticos avanzados han optado por dejar cada día más espacios libres al ciudadano, a la sociedad y al mercado.

Un claro ejemplo del intervencionismo cuotidiano del gobierno español fue el ocurrido el 18 de enero, un día cualquiera del calendario. Ese día, el Ministerio de Cultura rechazó la inscripción de una Fundación creada por ciudadanos españoles porque elegaba que su nombre (Fundación para la Defensa de la Sociedad Española) interfería con los fines y objetivos del Ministerio de Defensa, una excusa que causó risa si no representara una intervención arbitraria del gobierno contra el derecho ciudadano a asociarse y a expresarse.

El "Intervencionismo" gubernamental en el plano mundial tiene una historia reciente cargada de fracasos: los gobiernos salieron eufóricos y muy reforzados de la segunda Guerra Mundial. Habían ganado la guerra y se sentían capaces de ganar también la paz. Pero estaban fascinados ante los éxitos aparentes de la intervencionista Unión Soviética, con sus planes quinquenales, su industrialización vertiginosa y con su poderoso Estado dirigiendo sin titubeos el sorprendente camino hacia la prosperidad. Todos imitaron el modelo y también los estados democráticos se hicieron intervensionistas, conquistando las alturas del poder, nacionalizando empresas y forjando un sólido sector público en las economías nacionales.

La “euforia estatal” intervensionista pronto demostró que tenía terribles lagunas de eficacia, pero logró resistir hasta los años ochenta. Cuando cayó el Muro de Berlín y se hundió el comunismo, también se fue a pique el intervensionismo del Estado, que se batió en retirada. En realidad, esa retirada representó un balón de oxígeno para unos gobiernos que habían demostrado ser pésimos administradores que no sabían controlar la inflación y que habían sucumbido a la ineficacia, al gasto descontrolado y a la corrupción.

Pero quienes salieron beneficiadas con ese retroceso del intervencionismo fueron las sociedades y los ciudadanos, que vieron como, sin la presencia agobiante de los gobiernos, aumentaban los margenes de libertad y de prosperidad.

Hasta los políticos de izquierda abrazaron entonces la tendencia a ceder libertad a las sociedades y mercados, tras admitir que la privatización es un éxito social y económico y que sus gobiernos ya no pueden mantener los costosos estados benefactores. Todos bajan los impuestos y descubren que así aumenta la riqueza, el empleo y el consumo, con lo que el Estado recauda más a través de los impuestos indirectos. Es la empresa la que aparece en el escenario como protagonista y el empresario gana prestigio e imagen al aparecer ante la opinión pública como el genuino creador de empleo y riqueza.

El hundimiento del comunismo fue también el fracaso del Estado como regulador y de los gobiernos como gestores ineficaces del progreso y la prosperidad. Paul Volcker, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, explicó con palabras simples la naturaleza del cambio: “ Los gobiernos se habían vuelto excesivamente arrogantes ”.


Franky  
Viernes, 27 de Octubre 2006
Artículo leído 906 veces




Comentarios:

1.Publicado por Dat el 27/10/2006 09:02
En efecto, los gobiernos se volvieron arrogantes pero, ¿acaso hoy no lo son? Es curioso que el más poderoso de todos sea a su vez el más arrogante. Más aún, es curioso que el gobierno más poderoso sea el que tiene los empresarios más poderosos, y más arrogantes también, por supuesto.

Antes no había libertad por culpa de gobiernos totalitarios y hoy no la hay por culpa de empresas que se comportan igual, aunque sea de forma "más sutil".





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros