Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España: cuando el Estado miente, la democracia se resquebraja


Nota



España: cuando el Estado miente, la democracia se resquebraja
Los organizadores de la manifestación contra la LOE del sábado cifran en dos millones los participantes, mientras que la Delegación del Gobierno, representante directo del Estado, dice que sólo fueron unos 400.000. La diferencia entre los dos datos en tan enorme que, evidentemente, una de las dos partes miente, o, seguranmente, las dos.

Sin embargo, en democracia, no es lo mismo que mientan unos organizadores privados que el Estado. Cuando el Estado miente a los ciudadanos, deja de existir la democracia porque entran en escena perversiones y corrupciones que son incompatibles con ese noble sistema.

Los ciudadanos no deberíamos permitir que se nos mienta desde el Estado, que nos mientan aquellos que representan a los ciudadanos y gestionan lo público en nombre del pueblo soberano. Están obligados por el sistema a decir la verdad. Siempre.

Ciertamente, esas mentiras desde lo público no están (todavía) tipificadas como delito, pero llegarán a estarlo en el futuro, cuando consigamos que la democracia sea limpia y auténtica. Sin embargo, mientras tanto, no deberíamos permitir la mentira pública porque es demasiado baja, grave y hasta peligrosa.

Conviene recordar que todos los totalitarismos practicaron la mentira como método de gobierno y que uno de ellos, el leninista, del que todavía quedan resquicios activos en muchas de nuestras democracias, definió la mentira como "revolucionaria".

La mentira desde las instituciones públicas es siempre considerada por los politólogos como una de las primeras manifestaciones de la degradación del sistema, que, si continúa deteriorándose, puede llegar, como demuestran las experiencias del siglo XX, hasta extremos escalofriantes.

FR

Franky  
Lunes, 14 de Noviembre 2005
Artículo leído 1642 veces




Comentarios:

1.Publicado por Tron el 16/11/2005 01:47
Usted tiene un problema. Distingir entre el Estado, que somos todos, y entre el partido del Gobierno que son sólo esos que ya sabemos qué es lo que buscan bajo el cielo de una cultura que moralmente no tolera la antropofagia, la clonación y la explotación del mercado de carne humana.

Saludos

2.Publicado por Robaina el 16/11/2005 09:10
Tron: Conozco al autor y no es él quien tiene el problema, sino usted. El imparte clases sobre política en la universidad y sabe distinguir entre el Estado, que somos todos, y el gobierno, que es quien lo gestiona y lo mueve y del que recibe el poder. Hablar del Estado es procedente, porque, aunque seamos todos, ni usted ni yo nos comemos una rosca en su gestión y decisiones. ¿Vale?

3.Publicado por VALVERDE MUDARRA, CAMILO el 16/11/2005 19:57
Franky, sí señor, un gran artículo. Como suelen ser los tuyos, es tajante, contundente y magnífico. Porque entiendo que es de tu autoría; ¿No es así?
De todos modos, la tesis es cierta. La verdad es el núcleo primario e imprescindible en las relaciones humanas de cualquier signo; la mentira, como las flechas, es siempre hostil e hiriente, asquerosa y repudiable.
Camilo.

4.Publicado por Clandestino el 16/11/2005 22:44
Franky sabe muy bien de lo que habla. Su forma de expresarlo, como es habitual en él al margen de estar de acuerdo o no, es impecable y correcta.

El Estado no somos todos, sino que lo mantenemos todos para que nos sirva a todos. Elegimos un gobierno para que, desde él, gestione los intereses de la Nación en nombre y beneficio de todos.

El Estado es el conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano.

El gobierno, en democracia, es elegido para que, al frente de esos órganos de gobierno, articule y active los mecanismos que garanticen los servicios al ciudadano y protega sus intereses como Nación, que eso sí somos todos.

España es una Nación de ciudadanos. El gobierno su servidor. El Estado sus instrumentos.

Si el gobierno pudre y corrompe los instrumentos que se crean y mantienen para su protección y amparo, el ciudadano puede y debe cabrearse. El ciudadano, pueda o no, tiene el derecho y deber de intentar controlar la servidumbre que, mediante la mentira y manipulación, intenta eludir su condición de servidor público, negando su deber y responsabilidad al conjunto ciudadano, por intereses de partido y/o para favorecer a unos pocos acreedores y predilectos.

Es mi convencimiento de que en ello anda Voto en Blanco, a los que gustosamente me sumo en esta faraónica labor, dado el estado de degradación en el que, unos y otros, han sumido a nuestro Estado.

La mentira y la manipulación es el medio mas habitual y cotidiano que nuestra servidumbre utiliza para mangonear, explotar, sisar, omitir, delinquir, prevaricar, defraudar, reprimir o invertir su única función de servir usurpando y adoptando para sí el derecho a ser servido, eludiendo su responsabilidad política, como servidor público, e incurriendo en delito de fraude y/o estafa al no prestar, -total o parcialmente, a todos o a sectores excluidos y condenados al menosprecio y repudio, en forma, puntualidad y calidad-, servicios cobrados y debidos a la totalidad de la Nación.

Todo se realiza a la luz y a la vista de todos sin que, inexplicablemente, se produzca una reacción ciudadana. Ni siquiera un debate lúcido entre sus mas cercanos representantes o defensores de sus derechos.

Todo gracias a la subvención y al tremendo "éxito" del embrutecimiento, enajenación pasota y amordazamiento logrado con los programas de "enseñanza", permisividad con el mundo de la droga y la delicuencia y las fuertes y largas hipotecas.

Por algo nos contamos entre los primeros de Europa, o del mundo "democrático", en consumo de drogas, bajo poder adquisitvo del salario y fracaso escolar.

Índudable éxito de los que gobiernan España y de sus testaferros ocupas de la política, que sabia y codiciosamente rentabilizan la ignorancia y falta de iniciativa ciudadana, facilitando su explotación mediante la miseria salarial y asegurando la división con sus criaderos de fanatismo nacionalista o ideológico de corte radical.

Hemos permitido la consolidación del mundo de los locos hasta el punto que a los cuerdos se les aplican terribles tratamientos para su recuperación y "rehabilitación" mental.

Saludos

5.Publicado por Tron el 16/11/2005 23:40
En principio me parece algo pobre. Sólo he conseguido 3 comentarios. Gracias.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros