Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

¿Es incompatible ser socialista y cristiano?


Nota



¿Es incompatible ser socialista y cristiano?
Dice José Bono que "no es incompatible ser socialista y cristiano". Tiene razón el cabeza de lista del PSOE por Toledo porque el cristianismo es una especie de socialismo justo, serio y dominado por el amor. Sin embargo, lo que sí es incompatible es ser cristiano y del PSOE al mismo tiempo.

Para demostrar la incompatibilidad intrínseca existente entre la doctrina de Cristo y el "zapaterismo" dominante en el PSOE y gobernante en España ni siquiera es necesario recurrir a los cientos de páginas sesudas de una tesis doctoral o de un libro. Basta con las treinta líneas máximo que permite el post de un blog dinámico.

Dejemos al lado el amor, esencia del cristianismo pero difícil de medir, y centrémonos en las líneas básicas de la doctrina de Jesús: "Yo soy el camino, la verdad y la vida".

La "verdad" de Cristo significa respeto a lo que es cierto y rechazo a la mentira y al engaño, prácticas habituales del gobierno de Zapatero, que hasta reconoció públicamente haber mentido a los ciudadanos, en sede parlamentaria, cuando aseguró, tras los atentados de Barajas, que nunca volvería a negociar con ETA, mientras seguía negociando a escondidas. Mintió muchas veces más, incluso cuando prometió que jamás hablaría con ETA de política, cuando realmente se ha comprobado que no habló de otra cosa con los terroristas.

La "vida" es incompatible con el abuso del aborto que ha propiciado el "zapaterismo", bajo cuyo mandato España se convirtió en el paraíso europeo de los abortistas, llegándose a practicar en las clínicas abortos de siete meses y más, verdaderos asesinatos de seres sietemesinos vivos y ya formados. El feto, para el cristiano, es un ser con derechos propios y distintos a los de la madre. Ella no puede mandar hasta el extremo de exterminar la vida.

Existen dudas razonables sobre la compatibilidad entre las políticas desplegadas por el PSOE de Zapatero y los principios básicos de la doctrina cristiana. Hablemos, por ejemplo, de la predilección de Jesús por los que más sufren, un sentimiento que los cristianos llaman "misericordia", un sentimiento opuesto a la indiferencia y al acoso de Zapatero a uno de los grupos que más sufren en España, el de las víctimas del terrorismo, a las que el gobierno acosa y ha querido dividir, neutralizar y silenciar. Hablemos del laicismo gubernamental, reñido con la defensa de la verdad, que es el pilar de la fe cristiana, o de las pésimas relaciones entre el zapaterismo con la Iglesia Católica, a la que algunos consideran "representante" de Cristo en la Tierra; de las agresiones a la familia, que es la célula básica de la sociedad cristiana; de los embates contra la moral católica que representan la equiparación del matrimonio homosexual con el heterosexual, rompiendo así una de las más genuinas tradiciones del cristianismo.

Reñidas con la fe cristiana y la moral pública que emerge del cristianismo están otras prácticas del zapaterismo, como son la manipulación de la opinión pública a través de la propaganda y el control mediático, la obsesión por el poder, el envilecimiento de la democracia, el incontrolable poder de los partidos políticos, el apalancamiento de los políticos profesionales en las alturas del poder, el afán de dominio, la adicción de los líderes políticos por el privilegio, una concepción del liderazgo separada del servicio y demasiado cercana al abuso.

Tampoco es cristiana la corrupción, convertida en pandemia gracias al mal gobierno, ni la desigualdad, ni la aplicación de la ley "según convenga a la jugada", como sostiene el ministro de Justicia, ni la perversión de la democracia, ni el control abusivo de la Justicia por parte de los políticos, ni la práctica de un liderazgo que no es ejemplar, ni la caída de los grandes valores. Tampoco son cristianos los miles de vicios incrustados en las administraciones públicas, como la desigualdad de oportunidades, los concursos públicos trucados, el beneficiar a los amigos, el castigar a los adversarios, el gobierno al margen de la voluntad ciudadana... etc.

José Bono tiene razón cuando dice que cristianismo y socialismo son compatibles, pero olvida asumir que lo que no es compatible es el cristianismo con el socialismo de Zapatero. Más de un millón de cristianos en las calles de España, protestando por el trato que Zapatero dispensa a la familia, es uno de los hechos que lo demuestra.


   
Jueves, 31 de Enero 2008
Artículo leído 1567 veces




Comentarios:

1.Publicado por Lamela el 31/01/2008 08:23
Soy cristiano y siempre he votado a la izquierda. Tengo amigos religiosos que hacen lo mismo. Reconozco que empieza ahora a ser difícil compaginar la fe cristiana con el voto al PSOE. Reconozco que Zapatero ha llevado las cosas demasiado lejos.

2.Publicado por Romero el 31/01/2008 10:00
Hasta aquí hemos llegado. A veces leo sus artículos con interés por sus enfoques, algo diferentes a los de la mayoría, pero otras leo con estupor ciertas afirmaciones que hace y me producen cabreo por más que intento controlarlo.

1º Si hay algo más alejado del verdadero cristianismo, del de Jesús, es la derecha rancia de nuestro país, que se llena la boca dando lecciones morales y son, en su mayoría, unos impresentables.

3º ¿Qué es mas cristiano, intentar que la igualdad en derechos de TODOS los ciudadanos sea una realidad o disfrazar con palabras y excusas baratas que se siga discriminando a ciudadanos que, como tales, cumplen las mismas obligaciones que los demás?

2º La familia, tiene gracia este término. ¿Qué es la familia? padre, madre, hijos, nietos, abuelos... ¿Es familia la compuesta por un/una divorciado/a? ¿Es familia la de un/una viuda/o? ¿Es familia el matrimonio sin hijos? ¿Es familia la de los hijos huérfanos? ¿Por qué no se admite de una puñetera vez que la familia no es algo estático, que evoluciona, que la diversidad es una realidad no una ficción?

3º Corrupción. Este país es corrupto desde la época de los Reyes Católicos, por Dios, ¡hombre ya! La picaresca ¿desde cuándo la temática de la picaresca es temática en nuestro país? Qué gracia y qué falsa moral la de aquellos que se escandalizan porque un ambicioso concejal o alcalde se enriquezca a costa de lo que no es suyo (por cierto, de todos los signos y colores, aquí no se salva ni Dios) y nadie se escandalice por los sueldos escandalosos que muchos ponen a sus amiguetes cuando medio mundo se muere y la desigualdad cada día es mayor entre ricos y pobres.

4º ¿Cuántos crisitianos de base no están de acuerdo con las manifestaciones POLÍTICAS de los Obispos y Cía? Un millón de cristianos salen a la calle en defensa de la familia y ¿cuántos millones de cristianos hay que en vez de hacer ruido y meterse en política trabajan en el día a día de tú a tú, atendiendo a las personas por ser PERSONAS no por su condición ni su pensamiento? ¿Hay algo más hipócrita en la Iglesia con la realidad de nuestro mundo que la inmensa mayoría de su Jerarquía?

5º Actúen como ellos: recen, salgan a la calle, condicionen a la gente, prediquen sin el ejemplo y sigan por ese camino, así evolucionaremos todos más y mejor.

Enhorabuena.

3.Publicado por F. Rubiales el 31/01/2008 12:21
Respuesta a Romero:

No se enfade usted tanto, hombre. Si me pregunta si creo que es compatible el cristianismo con lo que hace la derecha española, le diría que tampoco lo es. Pero este post responde a la actualidad y Bono fue el que habló hace dos días, de compatibilidad entre socialismo y cristianismo.

Lamento que contemple usted el mundo en términos de derecha e izquierda, En Voto en Blanco lo contemplamos desde otro enfoque, el de demócratas y totalitarios, el de democracia limpia y democracia sucia. No nos guntan ni unos ni otros porque ambos anteponen sus intereses a los de la comunidad y porque unos y otros son terriblemente ineficientes. Los socialistas se llavan mayor porción de crítica porque están en el poder y su responsabilidad es mayor, ya que disponen del poder y de todos los recursos del Estado, que no son pocos..

Un cordial saludo y gracias por leer Voto en Blanco.

F. Rubiales

4.Publicado por F. Rubiales el 31/01/2008 12:29
Romero:

Olvidé decirle en la respuesta anterior que me encanta verle defender sus tesis frente a las mías en este blog, utilizando argumentos. Esto se llama debate, es democrático y ayuda a discernir. Ojalá siga usted haciéndolo.

F. Rubiales

5.Publicado por escéptico el 31/01/2008 13:23
No sabría decir si es o no compatible ser socialista y ser cristiano. Lo que sí me parece que se está volviendo incompatible, con la deriva que ha tomado el partido en los últimos años, es ser socialista y ser del PSOE.

Porque ser socialista es, entre otras cosas, defender la igualdad de derechos (y de obligaciones) entre los ciudadanos de un país. Y desde que el talante se ha apoderado del PSOE, parece que está más preocupado por defender los privilegios de unos pocos a costa de la mayoría que por defender esa igualdad.

No deja de tener su gracia (es un decir) que un partido supuestamente socialista y supuestamente de izquierdas se esté dedicando a defender los privilegios de los nacionalismos regionalistas, que no son otra cosa que la derecha más recalcitrante y localista de cada región, la versión actualizada, que no modernizada, del caciquismo del siglo pasado.

6.Publicado por Alvarez el 01/02/2008 21:35
Si se trata de determinar posturas, aquellos católicos quienes dicen ser socialistas, si le preguntamos que idea tienen del cristianismo a menudo nos vendrán con toda esa canción romanticota y vacía del amor, la solidaridad, la caridad, la familia, y todo el repertorio de valores trascendentales que se pueden encontrar en alguna película de Disney. Sin embargo, cuando examinamos el cristianismo, aun la misma figura de Jesús en los evangelios, nos encontramos con un tipo delirante, racista y dogmático, que no solo desprecia a quienes no son judíos, sino que además es intolerante haciéndose evidente en más de alguna escena en donde destruye los puesto de los mercaderes, o es completamente intransigente al exigir completa devoción, sectarismo que no tendría nada que envidiar a las sectas más delirantes de nuestros tiempos. Si se quiere ver las cosas como son, y no adornadas con explicaciones complejas en que cualquier cosa puede ser entendida con cualquier cosa, decir que se es católico y socialista es lo mismo que decir que se es negro y del Ku Klux Klan, o ser judío y nazi.

A menudo aquellos católicos quienes dicen ser socialistas, en realidad no son tan católicos, discrepando con la religión en sus puntos mas relevantes, tales como la naturaleza y la misión del papa y los cardenales, y que no hay otro camino para la salvación sino el que traza la iglesia por medio de sus sacramentos. El supuesto cristianismo que dicen abrazar, no seria sino una helenización humanista, que tiene que ver más con el paganismo que con la verdadera naturaleza cristiana. Pero en política se suele encontrar un arreglo para todo, a fin de conciliar las prácticas y los conceptos más antagónicos, ya que no solo se puede ser demócrata y cristiano, sino además, creer en la teología de la liberación. Quien sabe, quizás más adelante tendremos el partido democrático-liberal neo-conservador humanista y cristiano, algo así como una triple vuelta de espalda en el aire y al vació.

7.Publicado por Albatros el 02/02/2008 21:38


El artículo del Sr. Rubiales plantea con valentía el debate al que estamos asistiendo, estos días con especial virulencia, sobre las posiciones del Gobierno y las tesis de la Jerarquía Católica. Quizás interesa menos la confrontación en términos de poder y sí, desde un punto de vista más ideológico, la dialéctica de las directrices políticas y las del Mensaje cristiano. El crisol del Evangelio puede servir para cualquier ideología política y desde él carece de sentido la clasificación en derechas e izquierdas.Los parámetros son otros: bondad-maldad, verdad-mentira, justicia-injusticia. La posición que se adopte en función de estas realidades es la que fijará el indicador ético de la acción política cualquiera que sea su signo.

A la Iglesia española quizás no le venga nada mal estos debates porque el crisol del Evangelio es para todos...

8.Publicado por albarellos el 05/02/2008 12:18
Creo en un Estado Laico en la que se defiende una educación laica.
pero debemos conservar y sobre todo respetar la religión que nos une, que nos viene dada,que está en la Historia de nuestro pueblo y que con toda sinceridad, a mi ,y creo que a nadie, le ha hecho daño físico,psiquico o moral.
Hablo en el S XXI -pasemos las páginas de la Santa inquisición,las guerras santas,los rosa cruces,los diezmos y otros.
la sociedad progresista cada vez más diluye la falacia obsesiva derecha-izquierda
y avanza hacia políticas transversales.














 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros