Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Enterremos al PA sin lágrimas, pero salvemos el Andalucismo


Nota

Acaban de anunciar la muerte del Partido Andalucista (PA), una formación política merecedora de un entierro sin lágrimas por haber traicionado a los andaluces. El partido nació despertando en su pueblo ilusión y esperanza, pero pronto dilapidó su capital político porque, infectado de ambiciones personales y ávido de poder y dinero, prefirió la pelea interna y se convirtió en cómplice del régimen socialista andaluz, de sus corrupciones y fracasos.

Pero el verdadero problema es ¿Que va a pasar ahora con el Andalucismo, que es una filosofía noble y necesaria para el desgraciado pueblo andaluz, con retraso endémico, mal gobernado y asiduo en la cola del progreso de Europa?

Andalucía no necesita sentimientos y declaraciones de amor, sino una revolución de hombres y mujeres libres, que limpie su estructura política de corrupción y que genere ciudadanía y regeneración. La muerte del PA se debe, precisamente, a que nunca supo encarnar el verdadero andalucismo y a que en lugar de defender la dignidad y el futuro de Andalucía y de su pueblo, prefirió ser un partido parásito.
---



El PA merece un entierro sin lágrimas porque ha cometido casi todos los pecados que puede cometer un partido político en democracia: personalismo, adicción a las luchas intestinas, complicidad con los corruptos y los que abusan del poder, traición al pueblo que decía amar y representar y, sobre todo, haber cruzado decenas de veces la línea roja prohibida, anteponiendo sus propios intereses y los de sus líderes al bien común y al interés general. Sea, pues, enterrado, sin lápida ni cruz, porque como mucho merece un epitafio cruel que diga: "Aquí yace un partido que pudo gobernar y sacar a los andaluces del foso, pero que optó por la traición, el egoísmo y la corrupción".

El PA ha sido un partido hábil en las tareas de frustrar las esperanzas y quemar las ideas y las personas porque muchas iniciativas hermosas se quedaron en la cuneta y muchas personas honradas y de buena voluntad que se acercaron al partido fueron desaprovechadas y achicharradas.

Ha sido su fundador, Alejandro Rojas Marcos, el que, arropado por los históricos del partido, excepto el ex alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, que cumple prisión, ha expresado su deseo imposible de una "muerte digna" para un partido que desaparece no por convicción sino porque se arrastra por las elecciones de derrota en derrota y porque ha sido tristemente abandonado por su propio pueblo.

El riesgo es que al enterrar al PA enterremos también el andalucismo, precisamente cuando es mas necesario que nunca.

Algunos miembros del PA, sentimentaloides y con ideología débil, pensaron que el andalucismo era "sentir a Andalucía" o "hablar, sentir, cantar y bailar en andaluz", o, como mucho, gritar muchas veces "Viva Andalucía Libre", pero muy pocos entendieron que el andalucismo obligaba a ser ejemplares, a defender Andalucía con uñas y dientes para preservarla de los grandes vicios que han podrido la Andalucía del presente, como la corrupción, el abuso de poder, la injusticia y el asesinato de la democracia. El drama que ha llevado al PA hasta la tumba fue que en lugar de ser andalucistas y amar a su tierra siendo decentes, ejemplares, demócratas y libres, sus dirigentes, sedientos de poder, renunciaron a los grandes valores y apuntalaron el régimen que condenó a Andalucía al retraso y a la decadencia moral, cultural y política.

Un partido sin prestigio, al que pocos votan y que carece de solvencia y de espíritu ganador es un cadáver que conviene enterrar. Eso no lo duda nadie, pero ¿Que pasará con el Andalucismo?

Aunque el sentimiento andalucista nunca estuvo encarnado en el PA, si estaba presente, al menos, en sus discursos y proclamas. El PA no era andalucista, pero por lo menos decía que lo era y mantenía viva la llama andalucista, aunque sin que apenas proyectara luz y calor.

El Andalucismo no es un sentimiento lírico ni una poesía para sentimentales y nostálgicos sino una auténtica filosofía de progreso y una poderosa energía regeneracionista que busca el desarrollo integral de Andalucía, a la sombra de la verdadera democracia y el respeto a los grandes valores. Para entenderlo mejor, cabría afirmar que el Andalucísmo es justo lo contrario de lo que ha hecho el PA a lo largo de su Historia.

Si el PA hubiera optado por la honradez y la decencia en lugar de sucumbir a la ambición de poder y de dinero, no habría muerto, ni habría sido tan vergonzosamente abandonado por ese pueblo andaluz al que quería representar. Si en lugar de aliarse con los socialistas, prestándoles sus votos y sus cuadros para que mantuviera vivo su "régimen", si hubiera sabido ser una alternativa democrática y limpia para el gobierno de Andalucía, no solo no habría muerto sino que quizás fuera hoy el partido hegemónico en esta vieja y maltratada tierra del sur.

Los andaluces, cansados del espectáculo grotesco de un partido que cambiaba de nombre y de criterios cada dos o tres años, cuyos líderes se peleaban entre sí y que justificaba, con una frivolidad inaudita, su complicidad con el régimen socialista, olvidando que ellos nacieron para instalar la decencia y la democracia en la tierra andaluza, han terminado por abandonarlos y dejar que, derrota tras derrota en las urnas, se extingan como una vela sin cera.

Quizás para que renazca el Andalucismo había que enterrar al PA. Tal vez un grupo de andaluces demócratas y honrados, sin ninguna responsabilidad en la agonía del PA, tome el relevo y haga renacer un Andalucismo decente y victorioso, consciente de que sólo triunfará si apuesta por la verdadera democracia, si se aleja de la corrupción y de los corruptos, si cultiva y promueve los valores y si consigue inyectar energía y entusiasmo a una ciudadanía andaluza cansada de fracasos, de llevar encima los estigmas de la corrupción, el atraso y la vagancia y si se propone construir en Andalucía una verdadera democracia de hombres y mujeres libres, algo que hoy, por desgracia, no existe en rincón alguno de la nación española.

- -
Miércoles, 2 de Septiembre 2015
Artículo leído 707 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 02/09/2015 09:29
Recuerdo como el partido socialista andaluz, que así se llamaba al principio, sacó mayoría en variaos ayuntamientos importantes, lo que le hubiera permitido gobernar en ellos, pero los cambió por Sevilla. Lo curioso es que se haya mantenido tantos años después de aquello.

Nunca me pareció un partido serio. Como dice, los personalismos siempre se mostraron por encima de todo. Sea, pues, un entierro sin lágrimas.

No me gusta el andalucismo, como no me gusta el catalanismo o el castellanismo, no me gustan los ismos, tiene un componente excluyente y de pueblo elegido. Ni los andaluces, ni los castellanos, ni los catalanes, ni nadie, son pueblos elegidos para nada. De lo que se trata es de practicar la virtud ciudadana y la honradez y como dicen las teorías económicas, el procurar el bienestar individual, pensando también en el bien de los demás, procura el bienestar de toda la sociedad. Apliquemos esta teoría económica a la cuestión social y también económica y seamos honrados y buenas personas para nuestro bien moral y el de la sociedad. No se necesita ninguna ideología especial.

En definitiva, aplicar lo que venimos dicendo en el blog desde hace tanto y dejarnos de personalismos y corporativismos partidistas.

2.Publicado por Josesmegol el 03/09/2015 23:32
Yo soy de Granada y no quiero saber nada de andalucismo.

3.Publicado por El Catetoa el 09/09/2015 23:59
Andalucia es un invento decimonónico que se hizo para cargarse el Reino de Granada, y evitar que la pujante Málaga en la industria y Granada en la Agricultura prosperasen.
El tren que de Málaga unía a Granada a través de Alhama de Granada sólo llegó a Ventas de Zafarraya.
Todavía la vía que une Almeria con Málaga no se ha acabado.
Andalucia sólo ha beneficiado a los latifundistas y a los corruptos del PER y otros vagos.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros