Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El uso de los símbolos de la nación dignifica al ciudadano


Nota



El uso de los símbolos de la nación dignifica al ciudadano
Hace justo 20 años que empecé a utilizar la bandera de España en mi solapa y tengo unos pasadores con la bandera que me pongo en las grandes ocasiones. Además, tengo una corbata con rayas rojas y amarillas que mis amigos, para mortificarme, dicen que es "la bandera catalana".

Agradezco a la derecha que por fin se haya atrevido a recomendar el uso de los símbolos patrios. Han tardado demasiado y me he sentido muy solo asistiendo a cócteles y cenas con la banderita española en la solapa. A mi me hubiera gustado que hubiera sido la izquierda la primera en abrazar esos símbolos, pero la izquierda está tan deteriorada que ya sólo piensa en el poder.

Los imbéciles pensaban que era un signo "facha" y algunos hasta se atrevían a decirlo. Yo siempre les respondía: "He vivido en Estados Unidos, México y otros países y he aprendido allí a sentir orgullo por mis símbolos patrios". Si era amigo le agregaba: "Tu, como eres un cateto que no has salido de España, no sabes que los demócratas de muchos países suelen sentir orgullo ante su bandera".

Una noche, en una cena que celebrábamos dentro de un foro de debate, en Sevilla, coincidí en la misma mesa con el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y el hombre no dejaba de mirar mis pasadores con la bandera española. Cada vez que miraba adoptaba una expresión extraña, no se si de asco o de rabia.

Otra noche, también en la cena de un foro, esta vez en Cádiz, coincidí en la mesa con Javier Arenas. Miró la bandera de mi solapa y dijo: "¿Cómo llevas eso? Le respondí: "Tu también deberías llevarla". Respondió "Es cierto".

Cuento todo esto porque lucir mi bandera durante 20 años sin tener una gota de sangre facha en las venas ha sido todo un calvario y porque veo ahora con satisfacción que nuestros políticos empiezan a cambiar y a valorar los símbolos.

En junio de 2007 publique en este mismo blog un artículo en el que defendía la tesis de que el partido que defendiera los símbolos ganaría las próximas elecciones. Creo que es interesante releerlo.

El próximo día 12 de octubre saldré a la calle con mi banderita de españa, por cierto, ya un poco deteriorada y con el metal medio oxidado por los años. ¡Ojalá no olvide cambiarla por una más grande y reluciente!.


   
Jueves, 11 de Octubre 2007
Artículo leído 2626 veces




Comentarios:

1.Publicado por Romero el 11/10/2007 10:36
Pues tildar de catetos a todos los que no tenemos ni la más remota gana de lucir una bandera en nuestro cuerpo, sea en la forma que sea ( corbata, pañuelo, camiseta, cinturón...) es casi como tildar de cateto a todo el que no haga ostento de una marca de cualquier prenda que lleve.
Siempre pensé que el que luce marcas es porque quiere que se le vea porque no tiene seguridad de que la calidad se note y necesita que la gente se lo vea. Quizás lucir símbolos patrios en las prendas sea un reflejo del complejo de muchos, que necesitan enseñar a los cuatro vientos algo que se siente y no tiene porqué exteriorizarse para acrecentarlo.
Yo soy del Betis y de una cofradía sevillana y no voy como Lopera a todas partes, con su pin del Betis y del Gran Poder, para que todo el mundo lo vea.
Las cosas se sienten y el que no se las pone encima no tiene porqué ser un cateto, como dice.
Quizás para mí el cateto sea usted.
(No tengo ningún interés en copiar orgullos nacionales de otros países).

2.Publicado por Doctor Malo el 11/10/2007 10:39
Estoy totalmente de acuerdo con este editorial en que sería bonito que en España lucir una bandera española no fuera asociado con el fascismo, y fuera un acto de lo más natural.Yo creo que hay dos razones principales para que esto no sea así. En primer lugar, la bandera actual se parece demasiado a la de la dictadura, con lo que aún se asocia inconscientemente su imagen con la idea de España como "Una Grande Libre". Para muchos españoles que, como yo, consideramos que la gran virtud de españa está en su variedad, y que soñamos con una España orgullosa de ser la unión de pueblos distintos que se respetan, esta idea nos resulta poco agradable.
En segundo lugar, y esto es lo más preocupante, tras la dictadura la derecha de la "España única" se apropió de estos símbolos, ayudando así a que esta imagen de la bandera rojigualba como símbolo "facha" se haya mantenido. En segundo lugar, lo que ha fallado por parte de los sectores no-centralistas (no diré progresistas porque también los hay que dicen serlo y son ultranacionalistas de la España única) es ofrecer una visión alternativa de "convivencia" con los símbolos nacionales de las llamadas "comunidades históricas", frente a la de "sustitución" ofrecida por los más centralistas.
Me gustaría que algún día se pudiera colgar con naturalidad una bandera española en un balcón de Catalunya sin que nadie lo tomara como una provocación. De la misma manera que en Catalunya es de lo más natural colgar una "senyera" por Sant Jordi, sin que ello implique un nacionalismo radical ni reivindicaciones independentistas: es simplemente un símbolo de identidad. En mi opinión, estaría bien que se pudiera alternar una con la otra, al estilo de Suiza, donde pordoquier lucen las banderas de la confederación y del cantón correspondiente. Pero Suiza nunca ha sido un país centralista, aunque no tenga nada de progresista. Sin embargo, hemos de admitir que desde el punto de vista estético puede resultar algo aburrido, con tanto color de la corona de aragón... quizás por eso prefiero la tricolor, que incluye almenos el lila de la corona de castilla ;-)
En todo caso, en mis delirios de convivencia yo votaría por una bandera que tuviera también el azul de Galicia y Asturias, algo de verde-blanco por Euskadi y Andalucía... Aunque quizás entonces les daría un soponcio a los más conservadores al ver como símbolo de su país una bandera Gay...

3.Publicado por Juan A. Sánchez el 11/10/2007 14:30
Sinceramente, no comprendo estos dos comentarios. En cualquier país democrático y civilizado del mundo se usan con naturalidad los simbolos nacionales -porque son los de todos- y no pasa nada, y aquí, se tacha de fascista a quien lo lleve, aunque sea en la solapa, y sin embargo se alaba el abuso, en algunos casos hasta la nnausea, de las enseñas regionales. Hace unos días unos amigos han vuelto de un viaje a Roma, y allí hay un monumento a Victor Manuel II, rey de la unificación de Italia, con guardia permanente del ejercito y banderas italiana por doquier, todo costeado y mantenido por la República italiana como garante de la unidad del país. Nótese que una República mantiene como símbolo nacional la estatua de un monarca. Todo esto en España es impensable, por desgracia.

Soy español y andaluz, orgulloso de serlo, y siento un profundo respeto por mis símbolos. Siempre me han gustado ver las banderas ondeando en los edificios públicos, aunque no haya sentido necesidad de portarlos, cada vez lo voy sintiendo más, será por el ambiento enrarecido que está "in crecendo" a este respecto.

Hace poco Rosa Díez vino a Huelva a dar una conferencia invitada por el diario El Mundo, y de las cosas que dijo me impactó la defensa que hizo de la bandera de España, que ella reconocía que nunca antes había sentido tanta necesidad de ella. Pero como ella decía, es el símbolo de nuestra convivencia, de nuestras libertades, de 30 años de democracia y merece la pena valorarla.

Lo único que temo es que sea sólo la derecha -por Mariano Rajoy "and company"- los que están saliendo en defensa de los símbolos nacionales ¡que son de todos!, me da miedo pensar que de nuevo la derecha se apropie de ellos y que la izquierda sea tan idiota e ignorante que se los deje arrebatar.

Es más, creo que me voy a comprar también una bandera española y otra andaluza para lucirlas en mi balcón el 12 de octubre y el 28 de febrero respectivamente, así como unas insignias de solapa para las ocasiones.

PD: para el "Doctor Malo". Sólo decirle que no es cierto que el pendón de Castilla fuera morado, eso es un error histórico. Era rojo granate, como la bandera da Leon o de Sevilla. Es más, cuando en tiempos de Carlos III -que me corrija algún historiador si me equivoco- se eligieron esos colores, se hizo porque eran los que representaban a toda España. Rojos eran los colores de los pendones navarro ¡y castellano!, y amarillo el de aragón, que además tiene el rojo incorporado en esas cuatro bandas horizontales. Toda España estuvo ligada a esas coronas históricas, por eso tomaron sus colores característicos para confeccionar una enseña nacional que representara a todos, porque de alguna forma esos tres reinos representaban a la totalidad de España.

Es más, como curiosidad añadiré, que a principios del siglo XX, entre los andalucistas que dieron forma definitiva a los símbolos andaluces -de los que me siento igualmente orgulloso- se estuvo barajando la posibilidad que la bandera de Andalucía fuera roja y blanca en lugar de los colores Verde y Blanco que se tuvo finalmente.

4.Publicado por ninguno el 11/10/2007 15:25
Efectivamente, los que asocian la bandera de España con el fascismo son UNA PANDA DE CATETOS.
La bandera de españa existe desde los tiempos de Carlos III, mucho antes de que la ideología fascista surgiera en la Italia de Mussolini o en la Alemania nazi.
Aquí quien se apropió de los símbolos nacionales fue Franco. Bueno, no sólo los símbolos, yo diría que de la exclusividad del sentimiento de ser buen español. Para ser buen español había que comulgar con los principios de Movimiento, tal y como hoy en día, según los nacionalistas, para ser buen vasco hay que ser nacionalista, o para ser un escritor catalán que merezca respeto, hay que escribir sólo en catalán. Esta característica es típica del nacionalismo, ya sea el de Franco, el de Ibarretxe o el de Carod Rovira.
Si asociamos la bandera de España con Franco, sencillamente le estaremos dando la razón al caudillo (y mira que lleva tiempo enterrao, el tío), y además le estaremos dando una buena patada a los libros de historia, y además, estaremos haciendo sencillamente el ridículo. Lo mismo ocurre con otros símbolos que el régimen dictatorial se apropió, tales como el yugo y las flechas, que ahora pretenden retirar, cuando hay edificios donde aparecen que llevan más de 500 años en pie.
Precisamente la bandera de España es la que hoy en día representa mejor los valores de las libertades y la democracia. Señores, que ustedes cobrarán una pensión porque existe una nación que se llama España. Y si se quedan en paro, cobran porque existe una nación que se llama España. Y si les tienen que hacer un trasplante de hígado, se lo hacen gratis porque existe una nación que se llama España. Los que atacan la bandera son los mismos que atacan a la nación, es decir, atacan nuestros derechos. Defenderla es defender nuestros derechos. ¿Es tan difícil entender esto?

5.Publicado por Doctor Malo el 11/10/2007 17:48
Tal vez se me haya mal interpretado, pero quisiera dejar claro que no es que esté en contra de que la gente luzca banderas, de donde sea, al contrario!. Todo lo que sea dar color a la vida es positivo. Lo que no me gusta es con qué intenciones algunos están instando a su uso, como una demostración de "unidad" mal entendida como uniformidad. Eso es lo que me asusta y hace que cada vez desconfíe más de estos símbolos. Seré un cateto, pero es así. Es la ley de acción y reacción.
Finalmente precisar que no es porque España sea una nación que tenemos paro, una sanidad pública o un sistema de pensiones, sino gracias a que es un Estado que recauda y gestiona impuestos. El concepto de nación, por mucho que esté en la constitución, es algo muy ambiguo, y puramente sentimental, que no presta ningún servicio social. Es un sentimiento y, como tal, cada uno lo vive y lo siente como le parece. Me conformaría con que la mitad de los que exigen a bombo y platillo respeto por los símbolos de España lo tuvieran por los símbolos (y lenguas) de las naciones (o como se las quiera llamar) que forman parte de ella. Sin esto difícilmente se lleguen a asimilar estos símbolos con sentimientos positivos. Lo que yo pido es una convivencia sana, nada más. No creo que nadie pueda sentirse ofendido por ello.
Por lo demás, gracias por la precisión histórica sobre los colores de las banderas, no se acuesta uno sin aprender algo nuevo.

6.Publicado por Romero el 11/10/2007 19:29
A Juan A. Sánchez le pediría que alcarase por qué no está de acuerdo con mi comentario, puesto que dice que no está conforme con los dos comentarios anteriores al suyo y sólo argumenta la oposición al de Doctor Malo.
Y yo, que no asocio bandera española con fascismo pero sí me parece una catetada lucir prendas llenas de marcas y símbolos no soy ninguna cateta, sr. Ninguno.

7.Publicado por Juan A. Sánchez el 11/10/2007 21:13
Estimado Romero

En lo que no estoy deacuerdo con usted es en el desprecio que se deduce en sus palabras hacia los que sienten la necesidad de mostrar cualquier símbolo identificativo, en este caso una bandera que es de todos. Perdón por olvidar mencionarte en mi anterior mensaje y decirte por que estoy en desacuerdo contigo. Espero que sólo sea un malentendido.

En cuanto al segundo mensaje de Doctor Malo, me parece estupendo tu deseo que puedan convivir los simbolos nacionales con los autonómicos. Vuelvo a reiterar mi cariño y afecto tanto a los de España como a los de Andalucía. Pero desgraciadamente cuatro locos que sólo se representan a sí mismos están empeñados en que esto no sea así y están emponzoñando la convivencia en este país. Y lo más grave, estos grupos se están queriendo apoderar de ellos como en otros tiempos el franquismo se adueñó de los símbolos de Todos los Españoles, como bien dice "Ninguno" Esa es mi mayor preocupación.

Un saludo a todos.

8.Publicado por ninguno el 12/10/2007 00:01
Señor Doctor Malo y resto de amigos:

Si hay grupos minoritarios que pretenden hacer un uso de la bandera con "malas intenciones", y usted entra al trapo y pasa a mirar con recelo dicho símbolo, (lo que usted llama "ley de accion y reaccion"), sencillamente les estará dando la razón. Es decir, su razonamiento es: "como estos son unos fachas y lucen mucho la bandera, entonces a mí la bandera no me gusta". Si es así, y corríjame si me equivoco, me parece un razonamiento absurdo, fruto del resentimiento instintivo, y no de una meditación sosegada y tranquila.
Si admitimos que tenemos prestaciones sociales porque existe un Estado que recauda y gestiona impuestos, entonces no se puede negar que los que no creen en ese Estado y centran toda su política en su desmembramiento (los nacionalistas y sus amigos), suponen una amenaza para la continuidad de dichas prestaciones, o al menos de una forma igualitaria y justa. Pues bien, la bandera de España es el símbolo de la nación y de ese Estado. Precisamente es a ellos a los que no les gusta la bandera, ¿le sorprende? a mi no.
Si yo pido respeto a los símbolos de España, lo hago porque veo amenazados los valores que representan. En españa se pueden lucir banderas de Comunidades Autónomas, de clubes de fútbol, estandartes de cofradías, banderas piratas, de la Segunda República, de la Unión Europea, de partidos políticos, hasta se ven camisetas de Che, y no pasa nada. Pero ojo, si es la bandera de nuestro país, ahí están el enfrentamiento y la polémica, y siempre se trata de los mismos: los nacionalistas que no creen ni en el Estado ni en la Nación (el que garantiza nuestros derechos), y los acomplejados de pacotilla que, por omisión o ignorancia son cómplices de ese ataque frontal a los valores de la democracia y la convivencia.

9.Publicado por ninguno el 12/10/2007 00:43
Apreciada Romero:

Si como bien dices no asocias bandera de España con fascismo, no entiendo por qué te sientes aludida por mi frase:

"los que asocian la bandera de España con el fascismo son UNA PANDA DE CATETOS"

De verdad que no lo entiendo.

Con respecto a lo que comentas sobre lucir prendas con marcas y símbolos, creo que una cosa es llevar un cocodrilo para hacer alarde de cierta posición económica y social, y otra muy distinta llevar la bandera de tu país porque uno lo siente con orgullo y respeto, reconociendo nuestras lenguas, nuestra diversidad, sintiendo orgullo o incluso rabia (por qué no) por nuestras hazañas (que hay muchas) y errores (también hay muchos, quizá mas). No sé, me da que lo de ser español es un sentimiento más profundo y respetable que lo de las marcas de vestir, para mi no tiene nada que ver.

10.Publicado por Doctor Malo el 12/10/2007 10:35
Apreciado ninguno, veo que no me ha entendido. En este asunto de las banderas no se trata de razonamientos. Lo que usted dice de "como estos son unos fachas y lucen mucho la bandera, entonces a mí la bandera no me gusta" es un sentimiento de simple autodefensa, no un razonamiento. Es ilógico e injusto, pero es así. De la misma manera que es ilógico e injusto que porque alguien defienda su derecho a hablar en una lengua materna del Estado que no sea el castellano le consideren un desmembrador de España. Lo que está pasando en este país es que desde los dos bandos no se hace otra cosa que exaltar los ánimos y crear tensiones. Si hoy sale usted a la calle con su bandera, cómo le distinguiré de los muchos fachas -y en este caso sin duda lo son- que salgan en respuesta al llamamiento del Sr. Rajoy? He aquí el problema. El resultado será que el Sr. Rajoy y sus amigos podrán ponerse la medallita de haber "adoctrinado" a uno más. No será cierto, pero con eso ya les basta para que aún nos bombardeen con más mentiras sobre la balcanización de España y demás, que son las que nos han llevado a este nivel de tensión.
Por todo ello, creo que esta es una época en que los moderados deberíamos aparcar los símbolos, tanto nacionales como autonómicos. Si la bandera hay que sacarla "contra" algo, mal vamos. Deberían ser un signo de alegría. Como dije en mi primer comentario, a mí me gustan las "senyeres" por Sant Jordi, y no mencioné "la diada" porque entonces se marchitan con una excesiva carga política.
En fin, no puedo hablar por los vascos, pero le puedo asegurar que la mayoría de los catalanes no tenemos la más mínima intención de separarnos de España, de momento. Eso sí, cada vez que Rajoy, Aznar o la Espe abren la boca nos crece un independentista más. No olvide que si ERC está donde está es sólo y únicamente gracias a Aznar y sus proclamas apocalípticas y retrógradas. Es la ley de acción y reacción.

11.Publicado por F. Rubiales el 12/10/2007 10:40
Respuesta al Sr. Romero:

Nunca le he tildado de "cateto". Lea el texto y verá que sólo me atrevo a llamar catetos a "mis amigos". A usted, que no tengo el gusto de conocerle, no puedo aplicarle ese término sino agradecerle que lea Voto en Blanco y que participe en el debate enriquecedor que podemos contemplar en esta página.

Un codial saludo.

Francisco Rubiales

12.Publicado por Manuel Lissén el 13/10/2007 11:43
Estoy de acuerdo en que el concepto de nación es ambiguo (no hay más que ver lo que dice el diccionario) y quizás por ello invite a la discusión, pero no por ello me parece un concepto discutible. La discusión en torno al propio concepto es política y por tanto interesada, ya que no se discuten las acepciones de la palabra, sino lo que dice la Constitución. Si de verdad quisiera cortarse con ese discurso artificial y tanta polémica inducida en torno a las nacionalidades y las banderas, debería dejarse un espacio libre del pisoteo político para que fueran los mismos ciudadanos los que se expresaran tranquilamente, y eso no es posible cuando toda la polémica del 12-O ha venido como consecuencia de un gesto del PP que a mi juicio ha sido torpemente calculado e intencionadamente manipulado por los medios y los demás partidos.

Creo que el gesto de Franky es de categoría y ojalá algún día pueda hacer lo mismo con total tranquilidad. Lamentablemente, pertenezco a una generación con carencias históricas y algunos achaques progres con difícil curación. Quizás el más grave de esos achaques es que se nos ha mimado y no se nos han impuesto restricciones a casi nada y, como consecuencia, una vez nos hemos hecho adultos, no somos capaces de mantener una discusión sin acabar hablando cada uno de nuestras apetencias o, por el contrario, esquivando la polémica con hipocresía.

La discusión en torno a la bandera es especialmente llamativa en este sentido, porque al final se reduce a una cuestión de afectos personales, prejuicios y opiniones excluyentes. Me parecería que eludir esa discusión sería ceder el terreno ante esa corriente particularista que pretende deglutir toda manifestación pública de sentimientos colectivos como cura a los abusos de los particularismos en política y por eso me gusta que se hable aquí de la bandera, y me gustaría saber por qué se ha hablado de sacar la bandera en un día tan polémico como el 12 de Octubre (cosa que me parece respetable, ojo, sólo que pienso que la fecha arrastra una serie de connotaciones históricas peyorativas) y se equipara el "día de la bandera" con el 28F andaluz, cuando, de hecho, el equivalente nacional es el 6 de Diciembre.

A pesar de que la Constitución tiene muchas cosas que no me gustan, el 6 de Diciembre no es sólo la fecha de la aprobación de nuestra Carta Magna y la cumbre de la transición española, es, también, la fecha del pueblo español. Ese día sí que sacaré la bandera con todo el orgullo del mundo.

Un saludo.

13.Publicado por fmreina el 14/10/2007 01:09
Pues las amenazas del socialista Blanco de que "habrá lio" parece que surten efecto.
En ciertos pueblos de Málaga se tiene miedo a sacar la bandera roja y gualda. Incluso en ayuntamientos de alcalde pepero. Por lo que se deduce que donde se ve ondear la roja igualda el nivel de libertad y valentia es mayor.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros