Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El periodismo será la fuerza decisiva del siglo XXI


Nota

Aunque muchos periódicos que fueron poderosos y boyantes en el pasado estén hoy en crisis, los periodistas son ya la fuerza decisiva en el siglo XXI, en el que las batallas por el poder y las ideas se desarrollan en el escenario de la opinión pública. Pero el crecimiento del valor periodístico afecta no solo los periodistas profesionales, sino también los millones de periodistas amateurs que, provistos de teléfonos móviles, cámaras, ordenadores y deseos de influir, cubren la información y opinan cada día en Internet.
---



El periodismo será la fuerza decisiva del siglo XXI
El periodista, en este siglo XXI convulso, será la fuerza decisiva. Tanto los empresarios como los políticos y el establishment en pleno procurarán ganarlos para su causa y el periodista sentirá que es tentado, presionado y forzado, como si el futuro dependiera de cómo sean sus historias, noticias y opiniones. Verá cómo la profesión se desgaja y se rompe en dos bandos: el de los periodistas de élite, bien pagados, influyentes y próximos al poder, y el de los abandonados a su suerte, desempleados, con trabajos precarios y peor pagados. Antes de que se de cuenta descubrirá que estará trabajando no “en” un medio, institución o empresa, sino “para” fuerzas e intereses que muchas veces ni siquiera conoce. Algún día tomará conciencia de que, si no se rebela, el periodismo será cada día más basura.

Todos, ya sean tiranos, populistas, radicales o demócratas, tirarán del periodista para incorporarlo a su causa. Una batalla crucial de la profesión se librará en torno a la ética. Unos dirán que ser periodista significa únicamente saber contar historias de manera atractiva, mientras otros defenderán que periodismo no es escribir al dictado o someter la inteligencia y la libertad a los intereses del poder, sino publicar lo que alguien no quiere que publiques, cuestionar la realidad con rigor y sentido crítico, buscar los porqués, investigar en busca del núcleo de la verdad y actuar como contrapoder en un mundo cada vez más desequilibrado.

La democracia únicamente exige al periodista que difunda la verdad con independencia, justo para que no termine siendo un cómplice del discurso hegemónico o muleta de poderes sin control.

Pero el periodismo está tan secuestrado en el océano mediático aliado al poder y tan prisionero de las estructuras laborales que le resulta imposible rebelarse y recuperar su fidelidad a la democracia y al ciudadano. Cualquier regeneración del periodismo tendrá que nacer y propagarse al margen de los medios sometidos, probablemente en ese periodismo rabiosamente libre que resiste en la independencia crítica o en ese otro sin control y osado, que florece en Internet.

El periodismo con mayúsculas, el que informa de lo que ocurre, descubre historias originales, investiga en busca de la verdad, vigila al poder y analiza con independencia y libertad, es tan grandioso que tal vez gane la batalla, a pesar de que para conseguirlo tenga que doblegar a los poderes más imponentes y blindados del planeta.

En un futuro que ya se toca, el verdadero competidor del periodista ya no es otro periodista, sino el protagonista de la historia. Políticos, famosos, empresas y cada día más ciudadanos se comunican directamente con el público, ignorando muchas veces al periodista, que está dejando de ser el exclusivo intermediario.

El periodismo de ese futuro ya es presente. Es el de toda la vida: informamos con independencia y libertad, contamos historias, analizamos la actualidad para explicar lo que pasa y por qué pasa, siempre con verdad y rigor. Pero hay dos retos de gran importancia que habrá que superar: la adaptación a los nuevos soportes multiplataforma, redes sociales y periodismo digital y, sobre todo, la elección de la fidelidad, que tendrá que optar entre el gran poder que controla el mundo o la democracia de los ciudadanos.

En el presente, ya no son los medios de comunicación tradicionales los primeros demandantes de periodistas, sino los partidos políticos y las agencias especializadas en asesorar. El poder, en todas sus facetas, desde la política a la empresarial, sin olvidar los lobbies, se ha convertido en el gran patrón de periodistas, a los que usa para presentar sus ideas y propuestas de manera atractiva, pero también para manipular, mentir y destruir las ideas y la reputación del adversario.

Los grandes centros de poder, incluyendo a los partidos políticos y las grandes empresas, funcionan cada día más dividiendo su "comunicación" en tres grandes sectores: el think tank que genera las ideas, el aparato de elaboración y difusión, encargado de preparar esas ideas para que sean fácilmente asimiladas por a sociedad y los clientes prioritarios, y los aparatos de destrucción, también denominados "picadoras de carne", cuya misión es desacreditar al adversario, sus ideas, productos y propuestas.

No estamos hablando de un mundo futuro, sino de una realidad presente que, por el momento, funciona rodeado de cierta bruma que lo mantiene escondido, pero que pronto será plenamente visible.

Publicar que un trozo de rata ha aparecido en una hamburguesa de determinada marca o que un dirigente político adversario es pederasta son informaciones con efectos demoledores, capaces de cambiar el panorama político, el mercado y hasta el mundo que habitamos.

Esa labor de manipulación y destrucción es la que asusta a muchos pensadores modernos y les induce a considerar el periodismo también como una terrible amenaza.

Francisco Rubiales


- -
Martes, 18 de Julio 2017
Artículo leído 887 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 18/07/2017 11:20

Nada que objetar a lo que dice, sólo intentar ampliar alguna cosa.

Disponemos de los medios, cualquier persona con un teléfono puede hacer periodismo y de hecho cada vez se hace más. Pero ese periodismo no gusta al poder. No gusta ver a unos policías matar a alguien sin motivo, aparente. No guata que alguien publique los chanchullos de un poderoso.

Eso antes se controlaba, con un poco dinero se evitaban ciertas noticias, eso en el caso de la prensa seria, en la menos seria hasta se publicaban noticias favorables. Luego vino la crisis de los medios, empezando por los periódicos vegetales, que optaron por convertirse en la voz de su amo y por último la radio y la Tv. ahora todos los medios son la voz de su amo, se el que sea.

Queda internet con algunos periódicos digitales que por tener poca audiencia, se permiten decir algunas cosas y los blogs, especialmente los comentarios, donde se dicen muchas verdades. El problema es el exceso, para llegar a algo jugoso tienes que leer miles de tonterías y al final, lo jugoso, se pierde. Por eso se permiten los blogs y los comentarios, pero dentro de poco, también serán censurados.

Y no podemos olvidar las películas y las series, que no tienen ningún empacho en hacer propaganda descarada, tal vez porque la audiencia cada vez es menos crítica y cada vez se traga más cosas.

Aprovechemos mientras dure.

2.Publicado por pasmao el 18/07/2017 12:21
Buenos días Don Francisco

Extraordinario artículo.

El principal problema del peridismo del futuro será si la gente tiene verdadero interés por estar informada o no.

Antes se consideraba que si uno detentaba una posición con cierta responsabilidad, o simplemente quería ser un buen ciudadano debñia de estar informado, y la gente buscaba estar informada.

Ahora se considera que es de idiotas o de frikies. A lo mas quien es el gran cocinero de.. o el último fichaje de.. Hace poco una individua pensaba que la Pasionaria era una Virgen, y lo decía sin asomo de rubor.

El periódico El País triunfó porque existía una clase capáz de leerlo y de interesarse en sus noticias, independientemente de la sarta de mentiras que se publicaran ahí. Lo grotesco es que se ha hundido por promocionar una educación ínfima que incapacita al personal para digerir los truños que se cuentan.

Ahora el que quiere estar infirmado lo está, y mucho mejor que antes, la pena es que no sómos muchos.

Un caso arquetípico es el 11M.

Es un caso de libro de manipulación periodística, para justificar una verdad judicial que es una auténtica mentira, pero el personal cómo tiene la ilusión de que derribaron a un gobierno facha que los quería engañar son incapaces de admitir que les mintieron cómo a niños de jardín de infancia.

El 11M y la capacidad del personal para tragarse un mentira infumable sólo porque les caía mal Aznar ha sido una de mis grandes decepciones.

Cómo ha contado VANLOP es muy posible que incluso blogs cómo este y similares acaben siendo censurados.

Y aunque sea terrible es también un síntoma de que este tipo de periodismo y comentarios les hacen daño. Si no para que. Así que por mi no habrá problema en seguir dando por saco mientras se pueda y después también.

un saludo cordial

3.Publicado por Anro Libertché el 18/07/2017 14:16
LOS MEDIOS Y PERIODISTAS DEBERIAN SER PORTAVOCES DE LOS CIUDADANOS, Y DE NINGUNA MANERA DE LOS PODERES ESTABLECIDOS.

Buena parte de medios y periodistas de este país, vienen protagonizando programas de debates políticos, en radio, tv, foros y otros similares. A veces, dan la impresión antes de comenzar, que asistiremos a un show de discusiones, diatribas, y descalificaciones ad hominen, con acentos y sofismas en la intención de zaherir, complementados con esperpentos soflamas, devaluando el más puro arte literario escénicos valleinclanista.

Reunidos en banda izquierda y derecha, nuestros comunicadores y profesionales de la información y noticia, acostumbran a llevar preparados, sus argumentos con “cartucheras desabrochadas y pistolas cargadas”. La espontaneidad brilla por su ausencia. Pedantes unos y sectarios otros a la vista de los telespectadores y ciudadanos, demuestran su falta de espontaneidad, con deshonestas actitudes de bufones subyugados a los intereses partidistas, que con oportunismo sutil, y a veces descarado pretenden defender, bien por desdén, o por otros intereses, ideológicos,económicos, espurios y periodísticos.

Personajes que más que informar, ser objetivos, éticos y profesionales, se erigen en protagonistas egocéntricos de la noticia, con frivolidad pasmosa y sorprendente. Y lo que es más grave y perverso, se empeñan en convencernos y adoctrinarnos, según sus ideas y criterios desde posiciones subjetivas e ideológicas, insinuando y determinando lo que debemos votar, apoyar o aplaudir por el mero hecho, de comunicar desde cualquier medio importante con supuesta gran audiencia y/o cuota share.

O sea insidiosos, bascosos e irascibles, elementos de logomaquias, y tergiversadores de información y noticias, sin fundamentos que se sostenga con papanatismos exacerbados y panegíricos discursos dirigidos a los amos que les pagan y manipulan. Y así no va, en cuanto a la ausencia de periodismo auténticamente independiente, objetivo y de investigación, con garantías y fuentes solventes, que posibiliten la información veraz, y realistas que los ciudadanos libres pensantes, exentos de vinculación a ningún partidismo.
Lo más paradójico, no son sus aseveraciones para conformar y afirmar dando solidez y cuerpo a las noticias y las informaciones, sino las farsantes imposturas para darle rango de ciertos oficialismos. Portadas, editoriales, cabeceras y columnistas de páginas, cuyos contenidos, solo aportan, especulaciones y noticias vacuas, carentes de valor e interés para los lectores y ciudadanos en general, más preocupados por los asuntos cotidianos laborales y económicos que les incumben, que las noticias de los distintos portavoces de partidos y gobiernos u otras Instituciones puedan comunicar.

Al igual que la casta política, los periodistas y medios en nuestro país, salvando las excepciones de rigor, se han convertidos en meros vasallos, voceras, correvediles y panfletarios del poder establecido, manteniendo las equidistancias, las indiferencias y alejados de las noticias e informaciones que emanan de los ciudadanos, sociedad civil, y otras sensibilidades sociales, en definitiva de los acontecimientos y problemas que afectan verdaderamente a los ciudadanos y contribuyentes.

Por ello, el rechazo y desprecio para tantos mediocres, medios, periodistas y políticos, vacuos, tríleros, mastuerzos, y felones que son plaga bíblica, más insoportable que una marabunta de ratas salidas de las cloacas.

SE HACE NECESARIO Y URGENTE, MEDIOS Y PERIODISTAS MAS SERIOS, OBJETIVOS LIBRES E INDEPENDEINTES, QUE CONTROLE TODO TIPO DE PODER, AL SERVICIO CIUDADANO.

No vale despertarse con noticias de políticas insustanciales, para comunicar lo que gobiernos partidos e Instituciones del poder establecido quieren comunicar por intereses electoralistas o por otros intereses políticos económicos y sociales. Los ciudadanos demandan, noticias e informaciones que supongan cambios, reformas y mejoras en el bienestar social de todos. Toda crítica dirigida a los poderes, y a sus personajes, no solo es saludable e higiénica para cualquier democracia verdaderamente representativa, sino que tiene que servir con total objetividad, a los intereses de los ciudadanos.

El denominado 4º poder, como son los medios, no puede ser otro poder del sistema y del Estableshiment, sino el auténtico poder de los ciudadanos, como dueños únicos y exclusivos de la nación y del Estado. El periodismo subyugado, vendido, y ególatra de culto y adoración a los poderes, al igual que periodistas, y personajes oportunistas, no solo sobran, sino que tienen que ser desenmascarados, con la fuerza de la verdad, la razón, y la justa ecuanimidad, por ser dañino y pernicioso a los intereses colectivos de todos los ciudadanos.

Atte un saludo.

.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros