Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El gratuito acorrala a la vieja prensa escrita (2)


Nota



El gratuito acorrala a la vieja prensa escrita (2)
Lo único que mantuvieron e, incluso, incrementaron, esos medios durante la caída fue el poder y la influencia, lo que tuvo un nocivo efecto en los consejos de administración porque el poder creciente y el brillo social renovados fueron el espejismo que les impidio ver el cáncer que crecía en las entrañas del viejo negocio. No se dieron cuenta o no quisieron admitir que el poder creciente, la influencia y el brillo social no eran producto del éxito informativo sino de las nuevas maniobras desplegadas ante la opinión pública y de las complicidades con políticos y grandes empresarios.

Mientras tanto, a lo largo de todo el proceso, las redacciones, verdaderos santuarios del negocio, se desmoralizaron y vieron como el valor de la información perdía enteros, al mismo tiempo que becarios y profesionales mal pagados e insatisfechos comenzaron a penetrar como torrentes en ámbitos que antes habían sido exclusivos de profesionales veteranos: comentarios, análisis, reportajes, ruedas de prensa, entrevistas y hasta editoriales. El amarillismo comenzó a contaminar la información, que era cada vez menos contrastada, y el noble y democrático periodismo de investigación fue poco a poco sustituido por "dossiers" filtrados, elaborados por gabinetes y lobbyes no con criterios periodísticos sino con fines vengativos y de ajuste de cuentas.

Durante años pudo disimularse la crisis, sobre todo gracias a dos factores truculentos: por un lado, las tiradas se mantuvieron artificialmente altas gracias a las promociones, mientras que por otro se captaba publicidad a cambio de poder, influencia e impunidad informativa.

Los errores se acumulaban y cada día eran mayores los daños causados por una política que desvirtuaba la esencia del producto informativo, que carecía de alcance estratégico y que alimentaba el suicidio. Era evidente que los lectores compraban el periódico más interesados en el DVD, en el libro o la cristalería que en la oferta informativa del medio, pero nadie lo reconocía. También era evidente que el dinero entraba disfrazado de publicidad, pero no era producto de estrategias de publicidad o de marketing sino pago de impunidades o producto de componendas y de tráfico de poder e influencias.

Algunas empresas editoriales aprovecharon su complicidad con los poderes para hacer negocios inmobiliarios con sus viejas sedes o para diversificar su actividad empresarial, incursionando en terrenos donde existían ventajas, oportunidades e información privilegiada. Esas maniobras producían más dinero y potenciaban el espejismo, pero el negocio tradicional, el de la información, continuaba su peligroso declive.

Por eso, cuando aparecieron nuevos productos como los blogs y periódicos digitales, cuando Internet se reveló como un especio independiente para informarse o cuando irrumpieron los gratuitos en el mercado, la crisis de la prensa tradicional se agudizó porque los ciudadanos recibieron esos nuevos medios con los brazos abiertos, porque ya habían roto antes sus vínculos de complicidad con la vieja prensa.

El divorcio entre prensa tradicional y ciudadanos es toda una tragedia para la democracia y para el equilibrio de la sociedad, que sigue necesitando esa prensa para cumplir aquellas funciones que motivaron su nacimiento: informar verazmente, crear opinión, entretener y controlar desde la independencia y el sentido crítico, a los grandes poderes, sobre todo al Estado.

Pero el mayor problema para la prensa escrita hoy es cómo recuperar el terreno perdido, si es que de verdad quiere recuperarlo, algo dudoso si se tienen en cuenta factores como la difícil ruptura de los pactos de hierro suscritos entre la vieja prensa y los poderes, el gran descrédito acumulado, la falta de credibilidad de esos medios y el desprestigio del periodista, antes considerado como el héroe democrático buscador incansable de la verdad y hostigador incomodo de los poderosos, y visto ahora como el villano que se ha hecho cómplice del poder y que ha entregado su independencia, su ética y su servicio a los ciudadanos y a la sociedad civil a cambio de poder, dinero y brillo social.

Fin

Franky  
Miércoles, 9 de Noviembre 2005
Artículo leído 1716 veces



Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros