Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El decepcionante Mariano: La crisis del PP se pudre


Nota



www.lakodormiz
www.lakodormiz
Incapaz de democratizar a su partido, ni de abrir un debate ilusionante, ni de amalgamar a un partido que se disgrega, Mariano Rajoy, impulsado más por la rabia que por la razón, ha estimulado la ruptura del Partido Popular al lanzarse a la yugular de Esperanza Aguirre e invitarla a que se marche. Durante demasiados días ha permanecido en silencio, sin abrir puentes, sin introducir ideas sugestivas en el debate, dejando que la situación empeore y confiado en el falso principio de que el tiempo lo cura todo.

Sin embargo, no es cierto que el tiempo lo cura todo. A veces, cuando dejas que las cosas se arreglen solas, lo que ocurre es que se pudren y el olor a podrido termina destruyéndote. Es lo que le está pasando a Mariano Rajoy, indeciso, paralizado, mermado, dubitativo y con su liderazgo en el PP cada día más podrido.

No se atreve a sustituir al pobre Ángel Acebes, que debíó haber dimitido con Zaplana, porque teme que el nombre de su sustituto "in pectore", Gallardón, alimente el fuego que ya arde vigoroso en su partido. No se atreve a oponerse al PSOE porque ha pactado con su equipo una política de oposición distinta, más suave y sin ataduras. No se atreve a enfrentarse abiertamente a Esperanza Aguirre porque le teme. Ni siquiera es capaz de reconocer que el equipo que ha nombrado, con Soraya de número tres, le ha creado enemistades internas en el partido que él no puede controlar en estos momentos.

Mientras tanto, el partido se le pudre y, como fruta madura, está cayendo en manos de los barones, de Arenas, de Camps y de Valcarcel. También le teme a las baronías, pero no se atreve a neutralizar al trio andaluz-valenciano-murciano, del que depende su futuro. Alguien le ha advertido que la derecha española no puede permitirse el lujo de ser un partido de barones porque la historia ha demostrado que siempre que ha fallado la autoridad centralizada, la derecha ha estallado y ha terminado diluida en un océano de rencillas, venganzas y miserias.

El liderazgo de Rajoy merma y retrocede cada día más, ante las risas de los socialistas, que ya se ven cuatro años más en la Moncloa y avanzando en el mapa autonómico.

El panorama mediático todavía hace más grave la crisis de la derecha. Los medios del PSOE no paran de animar la batalla interna del PP para devaluar ante los ciudadanos la acción opositora de la derecha, mientras que el ruido anti Rajoy y anti Gallardón de la COPE y de El Mundo se eleva cada día más y es ya un grito.

Los votantes y simpatizantes del PP están ya impacientes porque quieren ver una oposición nítida y solvente y sienten asco al ver al PP y al PSOE apuñalando al unísono a Montesquieu y repartiéndose los despojos del Poder Judicial. Algunos empiezan ya a sentirse frustrados y a decir algo terrible: que para hacer componendas y para guardar silencio ante la ignominia, ellos no han votado al PP. Y, con dureza y frustración, agregan que las siglas PP empiezan a significar ya "Partido de Perdedores" y que, por lo visto, no fue ZP el único que engaño a sus votantes en la pasada campaña electoral.

A Rajoy puede pasarle como le pasó a Alfonso Guerra, el cual, en contra de la opinión de los expertos, decidió no hacer nada cuando la crisis de su hermano Juan y el tiempo, en lugar de curar el problema, lo pudrió tanto que hasta el propio Alfonso, envuelto en el hedor del descrédito y de la corrupción, tuvo que dimitir.

Pero lo más grave y triste de todo esto es que Rajoy, aunque lo sabe, porque no es tonto, tampoco se atreve a admitir que su partido está enfermo y que necesita con urgencia un tratamiento de choque basado en una profunda renovación de personas y de ideas. Sin esa renovación, el PP seguirá siendo, cada día más, un partido perdedor, un pelele en manos del astuto Zapatero, una opción política en declive destinada a alimentar las filas de UPyD y de otras opciones que, sin duda, surgirán cuando el olor a cadaver se haga más intenso.


   FRM
Domingo, 20 de Abril 2008
Artículo leído 7744 veces




Comentarios:

1.Publicado por El Cateto el 20/04/2008 11:09
Se supone que un dirigente es alguien que hace que la gente vaya detrás de él, no que va detrás de la gente.
O sea que no se puede ir detrás de las encuestas.
Bueno, se puede ser un demagogo, tener apoyo de las televisiones y otra propaganda y alzarse con el poder, pero desde Lenin, pasando por Hitler, el peronismo argentino y el socialismo zapateril eso trae terribles consecuencias a la población a medio plazo.
Aquí en Málaga el paro parece que se contagía como un resfriado.

2.Publicado por Rosebud el 20/04/2008 12:21
El horizonte proyecta la abolición de este régimen corrupto, chupador, criminal neonazi, traidor a España y sus habitantes.

A ello nos dirigimos sin pausa ni remedio, todo lo que no sea eso es agua de borrajas coloreada con discusiones de Bizancio como las que tienen ahora en el PP.

El panorama se ha despejado completamente, el enemigo ya no tiene dónde esconderse ni de quién disfrazarce, su diana nos invita con claridad a perforar el centro.

La Historia no ha conocido esta Revolución tan grande y profunda que asombrará al mundo. Todo intento de manipular a los revolucionarios, millones de personas en breve, fracasará por el propio peso de las cosas, el signo de los tiempos y el arrojo de los valientes que luchan por sus vidas y la de sus hijos.

Viriatos, Agustinas, Cronweles, Robespierres, Leninnes, Marxs, Torrijos, Esparteros y demás antecesores, serán niños de teta comparado con los hispanos de estos años.

Que el enemigo rece lo que sepa, pasará a la historia con el más negro de los epitafios.

3.Publicado por ah el 20/04/2008 15:28
domingo 20 de abril de 2008
La descarada provocación de Rajoy. Por Federico Jiménez Losantos
Etiquetas: Opinión, Vayase señor Rajoy

Todavía no salgo de mi asombro viendo la pública afrenta de Rajoy a su partido, que por lo visto cree de su propiedad. Es verdad que a quien Mariano busca provocar no como un presidente, ni siquiera como un militante, sino como un navajero de barrio es a Esperanza Aguirre, en la evidente estrategia del Gobierno y su pandilla mediática para triturar cualquier alternativa al zapaterismo, pero ni creo que logre que Esperanza pierda los nervios ni tampoco creo que pueda olvidar el PP, al menos la gran mayoría de sus militantes y los diez millones largos de votantes el comportamiento rajoyesco, que si no fuera tan grosero resultaría penoso y hasta miserable. Nunca pensé que Rajoy pudiera comportarse tan aviesamente y debo pedir públicamente disculpas a todos aquellos a los que que influí o convencí para que lo votaran en las últimas elecciones. Yo fui, si no el primer engañado, uno de tantos votantes del PP que creyó de buena fe en su discurso, pero si persuadí a algún indeciso de que, por razones morales, lo votara como Presidente del Gobierno, le ruego me perdone. Llevo muchos años viendo en primera fila el circo político nacional pero nunca el espectáculo de que un oso torpón resultara serpiente.

Que no estamos ante un calentón verbal o ante una frase desafortunada que se presta a diversas interpretaciones lo demuestran muchas cosas. La primera, que el mitin fue deliberadamente manipulado para transformar una reunión con los militantes de una comarca humillada –según Camps- por el trasvase del Ebro a Barcelona en un acto de afirmación personal de Rajoy, rodeado de barones regionales del partido, y centrado en atacar no sólo a Esperanza Aguirre sino a todos los que no se plieguen a tan esmirriado caudillismo. Lo deliberado de esa provocación a los liberales y conservadores del PP que, según el Amo, deben irse al partido liberal o al conservador, lo muestra una doble ocultación. Primero, en que tira la piedra europea escondiendo la mano española y trata de escudarse en Merkel y Sarkozy, una democristiana y un liberal-conservador, como si alguien en el PP propusiera abandonar la alianza con la alemana o el francés o como si éstos dos hubieran hecho algo parecido para ganar las elecciones.

Después, en un ataque al liberalismo tan caricaturesco que avergonzaría al mismísimo Llamazares pero que responde perfectamente a la zafiedad ideológica de los Arriolalobos, va y dice que que hay que ayudar a los que lo necesitan o no han tenido suerte, como si los liberales defendieran otra cosa y como si Esperanza Aguirre no presidiera la comunidad que más ayuda social ha dispensado a los necesitados en toda España, como por otra parte se hartó de decirle –ya se ve que sin creerse nada- el propio Rajoy a Zapatero en televisión. ¿Cuándo miente Rajoy? ¿Cuando defendía Aguirre o cuando la ataca? ¿O acaso, como le dijo él a Zapatero, miente siempre, con descaro, premeditación y alevosía?

Más estúpido y grotesco, es decir, más presuntamente arriolesco, si Rajoy no es ya su propio autoideólogo pepiñoide, es que presuma de que el PP reúne a liberales, conservadores y socialdemócratas, dejando en piadoso olvido a los democristianos –tal vez por ocultar el arma del crimen- y, de paso, dejando también en evidencia a García Escudero, que hace tres días dijo que en el PP no había socialdemócratas, que todos son liberales y conservadores. La piada y la marianada se basan en una tergiversación digna del PRISOE: Urdaci le preguntó a Esperanza Aguirre si los socialdemócratas –en referencia al PSOE- se sentían más a gusto teniendo enfrente a Rajoy que a ella. Y Esperanza dijo que no le extrañaba. Lo aclaró aún más algunas horas después, cuando dijo que era normal que los socialdemócratas la apreciasen poco, y que le daba un euro, bueno, un céntimo de euro por cada socialdemócrata que encontrase en su equipo. Podía haber dicho que los socialdemócratas están mejor en UPyD o en el PSOE, pero no lo dijo. En cambio, Rajoy sí ha dicho que los liberales pueden irse al partido liberal y los conservadores al conservador, dos partidos que no existen en España fuera del PP; pero no ha dicho que los socialdemócratas, si no están a gusto en el PP, podrían irse al partido socialista o a la internacional socialista o socialdemócrata, que sí que existen en España y en Europa. Del privilegio de exclusión rajoyesco sólo se salvan, curiosamente, los que ideológicamente coincidirían más con el PSOE, con PRISA y con el archirrepetido empeño de ambos en diseñar una “derecha moderna”, es decir, cómoda, blandita y a su gusto, complementaria pero no alternativa.

La reinvención de la socialdemocracia y la autoexclusión de conservadores y liberales devolvería al PP a los tiempos de la primitiva UCD, con una mayoría de "azules" cuya ideología se limitaba a un franquismo disciplinado y, por tanto, disuelto, pero que conservaba la costumbre de la adhesión inquebrantable al Caudillo, ayer militar y hoy electoral, ayer Franco, hoy el Rey y, de la mano de ambos, Suárez. La terrible diferencia es que aquella UCD, como la propia AP, iba de la dictadura a la democracia. Este PP de Rajoy parece ir del liberalismo conservador al Movimiento Organización.

Rajoy, nunca solo sino con sus barones de secano o de regadío y con el respaldo de todos los medios de comunicación que piden su continuidad al frente del PP, que no son, desde luego, un periódico y una radio que hayan apoyado al PP, sino toda la prensa, radio y televisión que ha triturado al PP todos estos años, pretende sin duda provocar a Esperanza Aguirre para que presente su candidatura a la presidencia del PP a toda prisa y en donde cree que no puede ganar: en el congreso búlgaro de Valencia. Sería la primera victoria de Mariano, hecho inédito y memorable, luego dudoso, pero sobre todo supondría un golpe de mano de la Izquierda en el Poder y la Derecha de alquiler para que la Oposición se rindiese a ZP y al cambio de régimen. Ahora van a vendernos a Mariano como el Centro; pronto, como el Bautista que abre el camino de Gallardón, ese Barrabás disfrazado de Mesías. Y luego, que viva México. En fin, yo espero que Aguirre mantenga la calma, que haga lo que tenga que hacer cuando crea que debe hacerlo, pero no que haga lo que quieran y cuando lo digan los enemigos del PP. Ojalá pronto quede claro, dentro y fuera del partido, quién es Anás y quién Caifás; y quién es Poncio Pilatos, el que, mientras la Derecha se hunde, se lava las manos.

Libertad Digital

4.Publicado por tr el 20/04/2008 21:14
EL MARIANISMO Y DEMÁS PARAPETOS DEL RÉGIMEN

Rajoy se atribuye el incremento en 400.000 del número de votos al PP. Cierto es que ha perdido las elecciones, pero da a entender que la culpa debe ser de Zaplana, al que seguirán Acebes y otros. Ha dejado caer en una entrevista que el apoyo del PP a la intervención en Iraq obedeció a un error. Quiere un “equipo propio”, pues por lo visto el que ha tenido hasta hace poco no lo era.
Está naciendo el marianismo.
¿Qué significa el marianismo? Significa ante todo la reconducción del PP al guión básico del Reino, de donde le sacó la soberbia de Aznar, ese verso suelto que rompió alocadamente los consensos fundamentales, internacionales e internos, en que se sustenta el régimen borbónico. Significa el “enterado” y la aceptación incondicional del golpe de timón del 11-M. Significa el acatamiento disciplinado del papel de oposición perpetua que el régimen reserva al PP. Significa la rienda suelta a las apetencias de los barones autonómicos peperos, ansiosos de insertarse en el naciente esquema confederal.
Rajoy no es un “maricomplejines que se deja engañar”. Es un artero politicastro que, obediente al rol que le ha asignado la Corona, finge que es engañado por Zapatero para mejor engañar a muchos españoles ingenuos.
Lo que se arremolina electoralmente en torno al PP es heteróclito. Incluye a quienes se interesan más por la pervivencia de la moral católica y los privilegios de la Iglesia que por el porvenir de España. Hay también sectores acomodados de las clases medias cuyo dios es el mercado y que perciben en toda intervención del Estado un “nefando totalitarismo opresor del Individuo”. Está una mayoría popular de sentimiento español que se aferra de forma desesperada a la retórica constitucional sobre la “indisoluble unidad de la nación española” y ha confiado hasta hoy en el PP como garante de esa unidad. Y hay finalmente un creciente sector que ha votado instrumentalmente al PP, tapándose la nariz, “para echar a Zapatero”. Los dos últimos sectores se sumen hoy en la frustración.
Entre esos sectores aflora una doble percepción: la más amplia es la de que Rajoy es incapaz de ganar unas elecciones. Otro sector, más restringido, extiende al propio PP la incapacidad de ofrecer una salida a la crisis nacional.
Y he aquí que un sector de la derecha mediática interviene en esa crisis para encauzarla en beneficio del régimen y, por supuesto, en beneficio de sus negocios. En un primer movimiento, hurga en la cuestión del liderazgo. Carga contra Rajoy, el perdedor, y empuja la alternativa de la triunfadora Esperanza Aguirre. La Thatcher española: una amalgama de conservadurismo político y feroz liberalismo económico que posiblemente ha saltado a la palestra de farol. Por si falla esa salida, y sin excluir un clamor postrero por el regreso de Aznar, ese sector mediático atiende desde hoy mismo a la segunda percepción y potencia publicitariamente al partido de Rosa Diez, la Unión de Progreso y Democracia, como antes lo hizo con Ciudadanos.
La UPyD ha improvisado un discurso dirigido a paralizar a los españoles con ilusiones en una impracticable regeneración del régimen. De entrada, se dedica a enmascarar la naturaleza del mismo y la de los grandes partidos que lo apuntalan. Así, afirma el programa de la UPyD: “Defendemos el Estado de las Autonomías, pero no tenemos el más mínimo complejo en corregir sus disfuncionalidades”. Según ese programa son “disfuncionalidades” del Estado de las Autonomías el sistema electoral que prima la representación de los nacionalistas fraccionarios, la entrega a los mismos de competencias decisivas como la educación, la erradicación de la lengua española en sus feudos, el Cupo Vasco, la Aportación Navarra y el sistema de privilegio instaurado por el Estatuto de Cataluña, etc. En realidad, todos estos extremos son completamente funcionales al pacto entre la Corona y los nacionalistas anti-españoles que cimenta el Estado de las Autonomías. Y encima la Sra. Diez quiere hacernos creer que resolverá esos problemas con el mantra de la unidad del PSOE y el PP, a los que llama “partidos nacionales”.
Seguir hablando de defensa de la Constitución del 78, aunque sea postulando su reforma, es perverso e inmoral. Además, es utopismo demagógico. El régimen tiene una dinámica centrífuga ineluctable, agazapada desde un principio en la propia Constitución, en la que participan todos sus aparatos, cada uno con su función. El PSOE se ubica en el cogollo del régimen, del brazo del Borbón y Botín. Los partidarios de la “España constitucional” son guardaflancos charlatanescos del régimen: de primera categoría (PP), de segunda (UPyD) y de tercera (lo que queda de Ciudadanos).
El combate contra la anti-España social-separatista comienza por el combate contra la rémora de la seudo-España constitucional y sus ruedas de carro regeneracionistas. Es un combate por la reconstrucción nacional en el marco de una república española única e indivisible.

Secretaría General del
Partido Nacional Republicano
Abril 2008

www.tercerarepublica.org

5.Publicado por siria el 21/04/2008 01:03
Marianico tendria que haberse largado en cuanto perdio las elecciones... saludos

6.Publicado por VOLTAIRE-VIGO el 21/04/2008 01:13

SE EQUIVOCA RAJOY

VOLTAIRE-VIGO
http:lacorrupciónquenosinvade.blogst.com

Posiblemente Mariano Rajoy seria un buen Presidente de Gobierno, desde la óptica del partido conservador que preside, para ANDAR POR CASA, ya que al igual que Zapatero, ambos carecen de “madera” de ESTADISTA. Independientemente de la fama de “pachan” y vago que tiene, el siempre ejerció de GALLEGO, a “partidiña” na tasca cos amigos despois de comer, el purito y la pachorra, valen para eso, PARA ANDAR POR CASA y gobernar un pueblo, mas o menos pequeño, donde la cercanía de la partida en la “tasca” gusta a los lugareños, que le pueden pedirle algún favor en persona.

Se equivoco cuando acepto que AZNAR LO DISIGNARA A DEDO, como buen gallego, al saberse ya por entonces que no era la persona adecuada. Tenía que haber dicho aquello de “TEÑO QUE PENSALO” Y decir ¡¡no!! Pienso que me interesa más Presidir la Xunta de Galicia. Ya que de todos era sabido que el ego personal del Presidente saliente, le impedía ver la posibilidad de designar un ganador, un candidato con peso, un BUEN ESTADISTA, ya que de gobernar, este dejaría en entredicho el papel jugado por el anterior Presidente.(A pesar de la nefasta segunda legislatura del Sr. Aznar) Siempre ocurre así en todos los partidos, cuando el líder se va, deja en el cargo al menos adecuado, para que le recuerden a el, como el mejor. (Es algo ya considerado como normal, en esta DEDO-CRACIA que padecemos)

Se volvió a equivocar, cuando el mismo que le designo A DEDO, le impuso su anterior equipo humano, con personas con tan mala prensa como Zamplana, Aceves etc.etc. Tampoco ahí supo actuar como buen gallego y decir, si yo soy el máximo responsable, el equipo, lo elijo yo con unos “galleguiños” de mi tierra. Pero al igual que el mediocre que lo colocan en el puesto sin merecerlo, este TRAGO CON TODO lo que le impuso quien le REGALO el cargo. Resultado: Fue como una marioneta en manos y voz, de los elementos que componían el ala más dura y reaccionaria del Partido Popular. La noche electoral, en el balcón de la calle Génova, ante su soledad y circunstancias, sintieron pena por el, hasta sus mas poderosos adversarios

Se equivoca nuevamente, cuando todo el mundo, tanto en su partido como el resto de ciudadanos del país, dos días después de no haber superado en votos y escaños al NEFASTO Y FILIBUSTERO-ZAPATERO, esperaban su dimisión, y se sale con otra tremenda metedura de pata, al asegurar, que NO DIMITE POR EL BIEN DE ESPAÑA??? Como en los tiempos del Cid Campeador… ¿Quién sería el asesor…? Seguramente algún amigo de confianza de su alargada sombra, de los últimos cuatro años, que todos conocemos.

Y todo esto para cerrar el paso, al líder mas natural y emblemático que para bien o para mal, hoy por hoy tiene el Partido Popular, el actual alcalde de Madrid, RUIZ GALLARDON, enemigo declarado entre bastidores del “benefactor por intereses” de Rajoy.
La ultima “pataleta” de Rajoy, cual “NIÑO GRANDE” es, creerse ahora que los “pajaritos maman” y que puede imponer el equipo que no impuso en su momento… Tal y como esta el convento… Con los BUITRES REVOLOTEANDO sobre su cadáver.

Nuevamente se equivoca, la única “ESPERANZA” que le queda, es volver a sus “partidiñas” despois de comer, na tasca do sue pueblo en Galicia. ¡¡Que además, es lo que realmente le gusta, ejercer de gallego!! Xa cho dixen eu carallo, debió decirle Don Manuel en la noche electoral.

Quen lle mandaría a el, querer resolver os problemas do mundo, para iso xa temos o Zapateiro, REMENDON. (Nunca mejor dicho)

Listas abiertas y doble vuelta electoral, mientras tanto…

¡¡VOTA EN BLANCO!!


7.Publicado por UN CULÉ el 21/04/2008 01:16
La diferencia entre un lider democrático y uno autocrático se sustenta en que, el primero va delante y el pueblo les sigue y, el segundo va detrás de su pueblo fustigandolo con el látigo.

Los dos hacen que su pueblo vaya hacia adelante pero mientras el primero va recibiendo adhesiones, el segundo va cosechando dimisiones y abandonos.

Rajoy está demostrando adolecer de caracter democrático al mostrar su malestar porque alguién en el partido le haga sombra (en este caso posiblemente "Espe").

Un lider, democrata convencido, acepta todas las opciones y lucha hasta imponer (si es posible) sus convicciones, aceptando la derrota en caso de que ésta se produzca, algo que parece no se da en la persona de D. Mariano.

No puedo juzgar a D. Mariano porque no lo conozco suficiente y, posiblemente, vea o lea versiones interesadas de sus manifestaciones, pero da la imagen de no ser un lider autentico y por el contrario se ve con cierta inseguridad y escaso dominio del partido.

Deseo lo mejor para el Sr. Rajoy y para su partido así que ¡ohjalá me equivoque!.

8.Publicado por Hannah el 21/04/2008 12:26
Sólo dos cosas, una recogida y una mía:

La recogida, que me parece muy interesante, por el fondo que plantea, es:

¿Si se marchan del Partido Popular liberales y conaservadores, quienes quedarán?

La mía: Leo constantemente que Rajoy está pediendo liderazgo. No puedo más que preguntarme: ¿Pero, lo tuvo alguna vez?

Un cordial saludo.

Carmen Moreno Martín
alias Hannah

9.Publicado por ... el 21/04/2008 12:34
Respuestas:

1.- Los amigos de los nazis, que también se pueden llamar liberales y conservadores a si mismos, las etiquetas son gratis.

2.- Lo importante no es discernir sobre liderazgos y averiguaciones detectivescas, sino constatar la destrucción de ese instrumento político al servicio de los españoles-hasta ahora- llamado PP, , traicionando a sus afiliados, votantes y demás, al enseñar que han estado mintiendo como bellacos y como los mismos nazis.

La alternativa política en España queda al margen de la política oficial y en manos de sus ciudadanos desnudos de dirigentes por el momento.

Que no nos pase ná.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros