Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El clientelismo es la pestilencia de la democracia


Nota



El clientelismo es la pestilencia de la democracia
El clientelismo es un mal que destruye la democracia desde dentro, atacando sus recintos más sagrados, que son la voluntad popular y el libre albedrío. Opera como un “gusano” barrenador que destruye las defensas del sistema, como el más eficaz y sutil ácido que corroe la democracia.

El poder, cuando es corrupto y tiránico, más que en la fuerza de sus ejércitos y servicios de seguridad, se funda en la complicidad de los individuos que colaboran en todos sus maniobras ilícitas y delitos para poder participar en todas sus rapiñas. La maquinaria del clientelismo se fundamenta en el principio de que el poder tiene que conservarse en manos amigas para poder servirse de él. Todas las energías del sistema se ponen, entonces, al servicio no de la alternancia, ni de la renovación, sino de la conservación del poder y de la fuerza en las mismas manos. La democracia queda así suplantada por una oligarquía corrupta e indecente.

En un principio, los cómplices del poder no son muchos, pero cada uno de ellos cuenta con la complicidad de otros muchos que establecen con ellos la misma relación clientelar. El número se eleva porque cada cómplice se procura sus propios cómplices y así se construye la pirámide del clientelismo, integrada por cómplices, alcahuetes, corruptos y sinvergüenzas, todos unidos por el interés, por los privilegios. El dinero fluye por la pirámide engrasando sus mecanismos y en la gran orgía corrupta participan miles de capilares y terminales, incluyendo a colocados, enchufados, privilegiados, delegados, representantes, asesores, colocados y otros muchos.

En teoría, un gobierno que practique el clientelismo con suficiente ambición y osadía, utilizando en beneficio propio los enormes recursos del Estado, podría cerrar a la oposición el acceso al poder y garantizarse así eternamente la reelección. Lo más grave del clientelismo es que opera como un cáncer, destruyendo el sistema desde la legalidad porque sus desmanes no suelen estar tipificados como delito.

Esa pirámide clientelar del poder y de la esclavitud es el más insigne monumento a la servidumbre y la corrupción humana.


   
Domingo, 25 de Mayo 2008
Artículo leído 3164 veces




Comentarios:

1.Publicado por ciudadana el 25/05/2008 10:39
No podría haber descrito usted con más claridad lo hoy por hoy es el funcionamiento de partidos políticos (y sindicatos mayoritarios) en España. Y claro, con esa mentalidad cucarachera nos va como nos va.

Si las personas que se dedican a la política tienen que pasar por todos los aros del partido para no se expulsados. Si cuando muestran su opinión propia son ninguneados. Si solo llegan arriba los más sumisos. Si manipulan la información a su antojo a través de los periodistas afines ,y a su vez éstos son los que consiguen trabajos en tv, radio o periódicos . Si manipulan al poder judicial, sin ser éste independiente. Si todo esto ocurre así, la política y todo el ejercito de políticos existentes no son de ninguna utilidad a los ciudadanos. Personalmente no veo el porque se haya de estar manteniendo esta “farsa democrática” por más tiempo.

Hasta que no surjan generaciones de hombres honestos , dispuestos a estar "equis" tiempo sirviendo a la sociedad a la que pertenecen, por amor al servicio, por amor a sus semejantes. Toda esta farsa mal llamada democracia, seguirá siendo una mala interpretación (por no decir una pesadilla) , con actores de tercera categoría, a los que hoy por hoy, una minoría de ciudadanos hemos calado, pero poco a poco será consciente de ello la mayoría de la sociedad.

La verdad , creo que la diferencia entre una dictadura de partidos , como es hoy por hoy nuestra mal llamada democracia, y una dictadura militar, es muy poca.
Incluso, en una dictadura militar la corrupción es menor, ya que es menor el número de personas que acceden a los cargos públicos. La libertad de expresión es nula en ambas, ya que si en la dictadura militar es brutal y por la fuerza, en la dictadura de partidos es sutil y a través de la manipulación y la servidumbre . Pero en ambos casos la consigna es: “Estás conmigo o contra mí”. En ambos casos no se defiende, ni se trabaja por el bien del ciudadano sino por el bien de los que ostentan el poder.
El miedo existe en ambos casos, si bien en la dictadura militar el miedo es a perder la vida, o ser encarcelado. En una dictadura de partidos el miedo es más sutil, es el miedo a que se cierren todas las puertas laborales y/o sociales. Luego, no hay libertad de expresión en ninguno de los casos. Y en ambos casos los ciudadanos son tratados como rebaños, a los que se engaña y manipula para que sirvan al enriquecimiento, por las buenas o las malas, de los poderosos de turno.

Siempre me he preguntado qué pasaría si los ciudadanos no acudiesen en masa a las urnas a votar, hasta no tener claro que la gente que se presenta tiene conciencia, inteligencia y ganas de trabajar por la sociedad a la que dicen representar , es decir por una verdadera democracia. Hasta que la política vuelva a ser (si es que alguna vez lo fue), un acto de noble servicio , que acoja solo a hombres honestos e inteligentes, que prestan sus servicios durante equis tiempo, en aras de conseguir una sociedad más justa y avanzada.

Como dijo Machado: “Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.”

Buenos días.


2.Publicado por F. Rubiales el 25/05/2008 12:40
Ciudadana:

Muy agradecido por su estupendo comentario.

F. Rubiales

3.Publicado por ciudadana el 25/05/2008 13:15
Señor Rubiales:

Gracias a usted. Es un gran honor su mención, pero sobretodo es un lujo, y una necesidad actual, contar con un periodista de su categoría profesional.

Ciudadana

4.Publicado por EFE el 25/05/2008 19:00
Es muy difícil llegar al poder para servir a los ciudadanos. Entra en juego el egoísmo innato del ser humano. Para que lleguen esas "generaciones futuras" realmente "humanas" de donde salgan políticos que sirvan a la sociedad por un tiempo limitado y en beneficio de todos, a la vista de la humanidad actual quizá deban pasar siglos, si no milenios. Quizá nuestra especie no esté destinada a ello, y siempre sea una minoría la que tome conciencia de la realidad, mientras que la gran mayoría será masa manipulable.

5.Publicado por NADIE el 25/05/2008 19:54
A ciudadana:
Las dictaduras militares no son menos corruptas que la que soportamos. ¿Tenemos mala "memoria histórica"? Gozan de absoluta impunidad y opera la "ley de la obediencia" con mayor eficacia, incluso, que la "discriminación negativa" en el PSOE. En nuestra democracia corrompida parece necesario, al menos, guardar algunas formas. Esperpentos morales como Idi Amín, Teodoro Ngema o el gran líder coreano, sólo resultan posibles en una tiranía. La multiplicación de funcionarios-clientes durante el régimen de Hitler era comparable a cualquier democracia moderna. ¿Cuántos millones de militantes tenía el PCUS?
Por muy obedientes a los partidos que sean los medios de nuesto imperfecto sistema, no se puede negar que existen profesionales independientes. Algunos buscamos y encontramos los trabajos de los que creemos que están al servicio de la verdad y no del poder. Pero es un pensamiento muy peligroso suponer que por ello somos un grupo de esclarecidos, iniciados en una verdad que lo demás no quieren ver. En su cuento de hadas en el que los ciudadanos sólo votan a políticos honrados, bien preparados, inteligentes y dotados de fuerte empatía, se está olvidando el fundamento de la "democracia real", por ejemplo, la nuestra: la voluntad popular (por definición, absolutamente irracional) es la fuente de legitimidad del poder. Después de todo, podría ser peor.

6.Publicado por F. Rubiales el 25/05/2008 20:04
NADIE:

He disfrutado leyendo su comentario, de veras. Además, me ha enriquecido.

Un cordial saludo.

F. Rubiales

7.Publicado por ciudadana el 25/05/2008 21:29
Nadie, dice usted:

."..se está olvidando el fundamento de la "democracia real", por ejemplo, la nuestra: la voluntad popular (por definición, absolutamente irracional) es la fuente de legitimidad del poder. Después de todo, podría ser peor. "

Y yo le pregunto:

¿Cree usted de verdad que la nuestra es una "democracia real" o simplemente el poder de siempre disfrazado de bondades?.
Al pueblo se nos ha dicho : “Elija usted entre el partido tal y el partido cual y esté contento , porque vive en una democracia. Fíjese que si no acepta esto , vendrá la dictadura militar.”
Evidentemente , el pueblo, elegimos esto a una dictadura militar. (Yo no he dicho en mi comentario en ningún momento que desee ese mal mayor). Pero eso no quiere decir que comulguemos eternamente con ruedas de molino, que no sepamos que clase de personajes viven a nuestra costa muy democráticamente. Y que en nombre de la supuesta democracia, estén haciendo y deshaciendo sin contar con nosotros, el pueblo . Pueblo que, por cierto, vive más asfixiado que nunca por lo impuestos para mantener a tanto caradura.
Cuando digo esto no quiero decir que deseo una dictadura ¡qué va!, digo que deseo una democracia mejor y una sociedad más justa, y que esto no se parece en absoluto a lo que el pueblo necesitamos.

Estoy de acuerdo en que podría ser peor, podría ser una dictadura militar, es decir, podría ser la imposición del poder por la fuerza bruta. Podríamos no poder siquiera comunicarnos usted y yo en estos momentos sin que nos detuvieran . (Por cierto ,ninguno de los dos damos el nombre real, por algo será ¿no?.

Pero aún estoy segura de que lo peor está por venir. El control del ciudadano, a través de los medios de comunicación e Internet solo ha hecho que empezar. Dentro de poco el control de todos nuestros movimientos, a través de e-mail, Internet , teléfono o el simple salir al super va a estar perfectamente controlado y supervisado. Nada se va a escapar a nuestros generosos políticos democráticos. Y a través de la educación y la televisión acabarán por hacernos dóciles y sumisos al cien por cien.

Por supuesto que yo seguiré reclamando un mundo mejor, no porque viva en un cuento de hadas, que no es mi caso, sino porque reclamar un mundo mejor y hombres honestos en los cargos públicos es un deber social.

8.Publicado por NADIE el 25/05/2008 23:53
Amiga Ciudadana: Es evidente que es obligación de todo ciudadano reclamar un mundo mejor. Aunque siempre habrá "idiotas", en el sentido clásico griego, despreocupados por la sociedad, apolíticos. Y es un fin muy deseable lograr una clase política honrada. Pero tenga en cuenta que esa contraposíción entre democracia corrupta y democracia decente, puede compararse con la que aquella izquierda, afortunadamente extinguida, proponía entre el "socialismo real" (soviético) y la verdadera sociedad soñada por Marx. Quizás en ese sentido pueda explicarse mi expresión "democracia real". Fenómenos tan esperanzadores como UPyD, partido al que he votado, serán fácilmente corrompibles por efecto de su mismo crecimiento. Esa pureza primigenia de la que legítimamente pueden presumir, en qué quedará cuando se convierta en un partido de gobierno, dotado de un aparato poderoso y eficaz. No quiero ser agorero. Votaré a UPyD mientras allí permanezcan personas como Rosa, Savater y Martínez Gorriarán. Pero qué sucederá después. La democracia real. En el mejor de los casos, puesto que usted y yo podremos seguir hablando. Mi nombre real no lo he eludido por miedo, puesto que soy nadie, sino por pudor. Si continúa nuestro diálogo, me llamaré Gabriel.
Gracias señor Rubiales, por su comentario. El único problema es que me ha llenado de vanidad. Un saludo a los dos

9.Publicado por Berrio Millan el 08/08/2008 01:36
Aquí en Colombia pasa lo mismo con el Presidente Alvaro Uribe a quien el 90% de los colombianos lo adora y lo postulan para un tercer periodo presidencial.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros