Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El 'Voto en Blanco' es el voto ciudadano limpio y regenerador


Nota

Para votar en blanco hay que introducir el sobre vacio en la urna.

Votar en blanco es la única manera de censurar a los políticos en una democracia, la forma más elocuente de hacerles saber verdades fundamentales que han olvidado desde su arrogancia y descaro: que nosotros pagamos sus sueldos y que sólo el ciudadano tiene el auténtico poder y la soberanía en democracia.



El 'Voto en Blanco' es el voto ciudadano limpio y regenerador
Por si quedaba alguna duda, la actual campaña electoral está dejando claro que la política española es una inmensa y corrupta fábrica de embutidos, plagada de mentiras oficiales, hipocresias, corruptelas, amantes ocultos y morosos municipales, todo un mundo presidido por un gobierno que pactaba con los terroristas, mientras, hipócritamente, firmaba con el gobierno de Aznar un pacto para exterminarlos.

En una situación de tan profundo deterioro político y democrático como la que vive España, el voto en blanco, además de ser un voto de castigo a una clase política inepta y podrida, se convierte también en un voto a favor de los ciudadanos y de la regeneración del sistema.

Aunque la ley electoral española desprecia y margina el Voto en Blanco, seguramente porque es el único que representa la censura en las urnas a los políticos, una lluvia de votos en blanco en las próximas elecciones lanzaría a los políticos españoles un claro mensaje de rechazo y una advertencia para que entiendan que, en democracia, el único poder legítimo es el que emana del ciudadano y que marginar a los ciudadanos equivale a violar la democracia.

El voto en blanco está reconocido en todas las democracias como una opción que tienen los ciudadanos para votar rechazando a los políticos y a sus comportamientos y programas, sin rechazar la democracia. Es un voto de censura que los expertos consideran cívico, racional y altamente responsable, pero que los políticos, desde su arrogancia, marginan.

Votar a un partido u otro, sin que esos partidos no lo merecen o hayan reconocido y pedido perdón por haber degenerado la democracia, siempre es apoyar la situación vigente y prolongarla. Sin embargo, votar en blanco representa una censura a nuestros políticos y partidos, sin cuestionar la democracia.

Nada resulta más odioso y ofensivo para un político que el voto en blanco. Prueba de ello es que la ley electoral española lo margina y devalúa, hasta permitir el esperpento de que si todos los ciudadanos de un pueblo o una autonomía votasen en blanco, excepto uno, para ese único voto serían toda la representación y todos los puestos de concejales o diputados, algo más demencial que absurdo.

La democracia española se ha tornado tan imperfecta, arrogante y anticiudadana que se permite el lujo de ignorar el único voto cívico de censura existente en democracia.

Votar en blanco, en las presentes circunstancias, representa hacer saber a los políticos quien manda en realidad dentro de un sistema democrático. Pero también significa rechazar la corrupción, condenar los enfrentamientos cainitas entre políticos y partidos, el abuso de poder, la degeneración de la democracia y, sobre todo, la enorme traición que ha representado la transformación clandestina de nuestra democracia en una vulgar oligocracia de partidos, perpetrada por nuestros políticos profesionales en los últimos años.


   
Sábado, 26 de Mayo 2007
Artículo leído 1713 veces




Comentarios:

1.Publicado por rlx el 26/05/2007 17:06
Comparto el fondo de vuestras reivindicaciones pero no las formas.

Yo exigiría también un cambio en el sistema: la supresión de la disciplina de partido y la obligatoriedad de listas abiertas. ¿Por qué todos los miembros de un partido votan como uno sólo? ¿Alguien se cree que todos los miembros del PP estuvieron a favor de la guerra de Irak? ¿Alguien se cree que todos los miembros del PSOE estuvieron a favor de la decisión sobre el caso de De Juana Chaos?.

La democracia debe representar al pueblo, con todas sus variantes, pues para eso cada escaño representa a una parte de la población.

No pensamos todos como borregos, por ello, hasta que no se elimine la disciplina de partido y las listas abiertas, que me permitan elegir a quien yo quiera para que me represente libremente (por su afinidad ideológica) no pienso votar y os animo a hacer lo mismo.

Os animo a exigir una verdadera democracia y a no votar hasta conseguirlo.

Saludos.

2.Publicado por canalsu el 26/05/2007 19:41
Habría que cambiar la ley electoral, pues, para que el voto en blanco no esté devaluado, para que ejerza las consecuencias de la importancia que se le atribuye. Si no es así, vale tanto como una abstención, nada.

Como usted bien dice, el voto en blanco debería ser un voto de censura, el problema es que es muy dudoso, en la política actual, encontrar destinatarios del voto en blanco con el espíritu cívico suficiente para, racional y éticamente, darse por aludidos. Algo así como tener vergüenza.

Después de lo ocurrido con las últimas abstenciones y aunque no sea lo mismo, nada haría más feliz a un político actual que tener que "trabajar justo lo necesario" para conseguir el chollo con un sólo voto frente al 99% en blanco. Créame que siento no compartir su optimismo o confianza respecto al voto en blanco, aunque no soy experto, tengo la sensación de que el problema proviene de algo que está más en blanco aún, el compromiso social, nuestra sociedad indolente o aturdida. Vete tu a saber.

3.Publicado por jmares el 26/05/2007 23:15
al 2, canalsu

Dice usted que mientras no cambie la ley electoral el voto en blanco, vale tanto como la abstención, nada. Yo añadiría, siguiendo el razonamiento: y tanto como el voto a cualquier lista electoral, NADA.

Pero en realidad creo que ambas opciones valen más que votar esas listas, salvo que el elector tenga alguna confianza en el conjunto de los candidatos y sea tan bienintencionado que crea todavia en este régimen corrupto hasta las cachas.

Por mi parte, sugiero una ABSTENCION ACTIVA. Les remito a una entrada en mi blog:http://malvasiablog.blogspot.com/2007/05/votar-importa-menos.html

saludos cordiales de un abstencionario,

4.Publicado por canalsu el 27/05/2007 00:12
Estoy completamente de acuerdo con usted en que nuestro voto no vale absolutamente para nada… para nada que merezca la pena al ciudadano

5.Publicado por ROBLEDO el 27/05/2007 03:13
Vivi con intensa emoción aquel magnifico periodo que venimos denominando como la transición. Voté en las eleccones de 1.978 al PARTIDO SOCIALISTA ESPAÑOL(P.S.E), desaparecido despues de aquellas elecciones.Mi voto fué uno de los, creo, 311 votos que consiguió el PSE en aquellos comicios.
Desde aquella ocasión mi voto en las elecciones, tanto generales como autonomicas o municipales, es un VOTO EN BLANCO, pero no por rechazo a ningun politico,si no, simplemente por que desafortunadamente no encuentro Partido Politico al que votar y creanme que lo deseo vivamente.

6.Publicado por Medina Azcárate el 28/05/2007 09:59
Queridos foro-fos:

..Lo que a mí no me entra en la cabeza es que se hable de tanta corrupción como nunca ha habido en este país,.. que haya tanto consenso unánime a querer cortar de una vez con tanta miseria del que hace trampas en el sistema,... Y LUEGO SE SIGA VOTANDO LO MISMO!!!!.

Yo estaba convencido que estas iban a ser las elecciones del castigo,.. de la oportunidad a nuevas formas de pensar (..se lleguen a equivocar o no luego).

..Pero de verdad que me quedo perplejo con todo. PSOE y PP se siguen repartiendo el pastel, .la "Fórmula 1" da más vtos que nunca en Valencia y Oviedo, ..ANV (HB) con casi 20 alcaldías y 250 concejales,...

(¿Este país sabe lo que quiere?).

Un abrazo muy fuerte a todos.

7.Publicado por Martinez el 26/02/2008 19:56
Mi opinión es que si de alguna manera todos aquellos que quisieran como yo reivindicar que son de un partido político pero no de una gestión política, votáramos con la papeleta del partido y otra en blanco para anular el voto y si esto fuese de una manera importante no se silenciaria la cuestión de estar dando el voto al partido y a la vez estar castigando la gestión de esté anulando ese voto.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros