Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

'El Partido'


Nota



'El Partido'
No es cierto, como algunos dicen, que en Andalucía se refieran al PSOE como "la pesoe". La verdad es que el PSOE, en Andalucía y en otras muchas tierras de España, es denominado, cada día más intensamente, "El Partido", la misma denominación que tenía el Partido Comunista (PCE) en tiempos del general Franco.

Llamar "el Partido" al PSOE no es un accidente, sino el resultado de un largo y complejo proceso cuyo objetivo ha sido la conquista del poder. Según los estrategas, la mejor forma de que un partido político consiga ese ansiado poder es universalizándolo, despojándolo de calificativos y de atributos, sobre todo ideológicos, que disgregan y que generan más rechazo que aceptación.

Así, siempre en esa línea de desarme ideológico y universalización, la "S" de "socialista" se la quitó Felipe González cuando renunció al marxismo; la "O" de "obrero" se le cayó sola, empujada por la Historia y por la modernización y el enriquecimiento de España y de los propios militantes socialistas; la "E" de "español" se la ha quitado José Luis Rodríguez Zapatero con sus pactos y acuerdos "preferenciales" con nacionalistas, independentistas y hasta etarras, fuerzas todas ellas interesadas en despedazar España y desgajar algunos territorios como el País Vasco, incluida Navarra, Galicia, Cataluña y, más tarde, Baleares y Valencia.

Si se analiza concienzudamente el "zapaterismo" en acción, durante sus casi cuatro años de gobierno, se deduce claramente que su principal línea ha sido, precisamente, "diluir" con suavidad y talante la "E" del PSOE, alejándolo de España y convirtiéndolo en un partido sin patria, capaz de ser "digerido" por la ralea nacionalista extrema y por los anticonstitucionalistas entre los que ZP ha reclutado a sus aliados y socios de gobierno.

Después de Zapatero, al PSOE sólo le queda la "P" de partido, tras haber perdido, sucesivamente, la "S" de socialista, la "O" de obrero y la "E" de español.

El PSOE, para regocijo de sus dirigentes, estrategas y marketinianos, cuyo objetivo único es el poder, ya es "El Partido", un conglomerado de poder tan flexible, descafeinado, desideologizado y desarmado de rigidez, principios y valores que puede admitir como militante o aliado a cualquier miembro de la nutrida y variopinta fauna española, desde un Otegui o un Ternera hasta un De Juana Chaos, sin olvidarse de nobles, millonarios, empresarios ambiciosos, científicos, especuladores, intelectuales de cualquier ideología (o de ninguna), corruptos, ladrones inmobiliarios, nacionalistas, fanáticos, totalitarios y hasta mucha gente honrada.

Zapatero, que pretendía pasar a la historia como el campeón de la paz, tras firmar un acuerdo con ETA que convierta a los viejos terroristas en "políticos", probablemente pase a la historia como el "liquidador" de la "E" de España y el artífice de un partido tan "light" y moderno que es capaz de admitir en su seno, como militante, aliado o asociado, a cualquier persona que lo desee, siempre que no busque en él ideas, etiquetas, principios o líneas rígidas de actuación, sino únicamente poder, influencia, privilegios, dinero, puestos de trabajo u otras ventajas.

Sin la "E" de España, todos se sienten invitados al festín de ZP: galleguistas, independentistas vascos y catalanes, gente violenta de pistola fácil y hasta los herederos de los antiguos moriscos, que se sienten ahora legitimados para reclamar "Al Andalus".

Sin la "E" de España, este país quizás se convierta en un conjunto de países desunidos, en un verdadero infierno, en todo lo contrario de lo que es la democracia, a la que los sabios definen como "un sistema de leyes y una cultura para la convivencia en paz y armonía, dentro de una nación". Sin embargo, "El Partido" se sentirá a gusto y triunfante porque podrá cobijar e integrar a todos bajo su "poder" y ganará una elección tras otra, enviando a Rajoy, a su PP y a cualquier otro partido de oposición, caducos defensores de letras disgregadoras como la "E" de España, la "L" de libertad, la "P" de "principios" o la "D" de "democracia", al aislamiento y a las cavernas de la desmoralizante y reiterada derrota electoral.

FR

   
Lunes, 16 de Julio 2007
Artículo leído 2035 veces




Comentarios:

1.Publicado por Butzer el 16/07/2007 14:48
Yo abogaría por añadirle una Z, Partido Zocialista.

2.Publicado por Marco el 21/07/2007 19:44
De tanto repetir lo de los pactos con ETA a lo mejor os lo acabais creyendo.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros