Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

El PP y el PSOE son cajeros automáticos


Nota

Las elecciones se acercan y el ciudadano, si quiere ser libre, no puede perder de vista la gran verdad de la España presente: Ni el PP es la derecha, ni el PSOE es la izquierda. Uno y otro solo son cajeros automáticos.

El deterioro de los partidos políticos españoles es brutal. Los nuevos que han llegado (Podemos y Ciudadanos) no mejoran el panorama porque han adoptado los vicios de los viejos partidos con una facilidad frustrante. Sin espíritu de servicio, sin respeto a la democracia, divorciados de los ciudadanos y sin valores, se han convertido en maquinarias recaudadoras y acaparadoras de poder, dinero y privilegios, en organizaciones sin frenos ni controles, cada día más acostumbradas a transitar por las rutas de la opresión, la corrupción y el delito.
---



El PP y el PSOE son cajeros automáticos
¿Para que sirven a los ciudadanos y a la nación partidos y políticos de esa hechura? Ansolutamente para nada. Es más, la existencia de partidos políticos y de políticos profesionales deteriora las naciones, empeora la convivencia y agrava la mayoría de los problemas. Las sociedades, en manos de los políticos, son cada día más corruptas, injustas e ineptas.

El proceso de deterioro de la sociedad, impulsado por unas clases dirigentes que se han apoderado del Estado tras haber perdido los valores humanos y democráticos, está avanzando, mientras la regeneración cada día es impulsada por un grupo más reducido de ciudadanos pensantes, libres y conscientes.

La batalla por el progreso la están perdiendo los ciudadanos y la están ganando unas clases poderosas que están dividiendo el mundo en dos bloques separados: por un lado las enormes masas desculturizadas, depauperadas y llenas de inseguridad y miedo; por otro unas minorías que cada día viven mejor, acumulando poder, riqueza y privilegios.

El foso que separa a ricos y pobres, a poderosos y débiles es cada día más ancho.

El mundo que construyen los poderosos es cada día mas desigual, injusto y detestable.

La causa del desastre es evidente: los partidos políticos se han deteriorado sin parar y, tras haber logrado apoderarse del Estado, monopolizar el poder y modelar la democracia a su antojo, son cada día más el mayor obstáculo para que la Humanidad progrese y los ciudadanos alcancen la libertad, la virtud y el autogobierno, que son los rasgos fundamentales de la madurez de la raza humana.

Las élites, a las que también llaman el "stablishment" o los verdaderos dueños del poder son la peor plaga del mundo. Está integrada por personas ambiciosas e implacables que han decidido dominar a sus semejantes y dotarse ellos de poder y riqueza sin límites.

Y lo están consiguiendo como nunca antes lo habían conseguido a lo largo de la Historia. Los ricos de hoy son más ricos que nunca antes en el pasado y los poderosos del presente tienen más poderes y menos controles y frenos que nunca antes, mientras el pueblo nunca fue tan cobarde ni estuvo tan sometido y asustado como en nuestros tiempos.

Francisco Rubiales


- -
Domingo, 15 de Mayo 2016
Artículo leído 2367 veces




Comentarios:

1.Publicado por Manu el 15/05/2016 09:33
Y curiosamente esta situación de desigualdad y gran brecha que están provocando las castas dominantes no deja de ser una incongruencia y contradicción. Cuando hoy dia se dispone de unos medios tecnológicos que en principio son más eficaces para adquirir conocimientos y cultura resulta que la masa anda idiotizada y esclavizada al servicio de los cada vez más potentes dueños del poder mundial. La tecnologia y avances científicos deberian de servir para que se mejorara en todos los aspectos del bienestar humano y sin embargo se está produciendo lo contrario. Es para estudiarlo.

2.Publicado por SALVADOR el 15/05/2016 10:41
Al finalizar la II Guerra Mundial y ganarla los aliados , se le plantea al pueblo alemán la encrucijada de : o seguir con el régimen partidocrático que alzó a Hitler, sin separación de poderes ni representación, o elaboran una constitución que consagre esos principios. Eligieron continuar con el régimen anterior con un lavado de cara que limpiara las manifestaciones expresamente nazis.

Para posibilitar una ruptura con el régimen nazi, era preciso que el pueblo alemán afrontara lo ocurrido durante el nazismo y asumiera la responsabilidad moral -terrible- de haber apoyado a Hitler.

Pero el pueblo alemán eligió no afrontar su pasado, no romper con él. Todo el entramado político alemán en los años 50 y 60 estaba formado por cuadros políticos y militares nazis, que protegían sus propios intereses con la ley y con la burocracia.

Exactamente lo mismo cabe decir del pueblo italiano y del pueblo español. Tampoco quisieron afrontar su pasado y reconocer el apoyo dado por sus pueblos a los regímenes fascistas.

Franco, en el caso español, apenas tuvo oposición durante 40 años. Una vez fallecido, el pueblo español, no quiso afrontar su pasado ni romper con él. Fue Franco quien designó a su sucesor y el título que debía ostentar: Juan Carlos de Borbón y el título elegido fue el de Rey. Fue éste sucesor el que designó al jefe de la Falange, el Secretario General del Movimiento Nacional (Adolfo Suarez) como Presidente del Gobierno.

El pueblo español incorporó el franquismo en su régimen político ya que estaba enraizado en el cuerpo social en el régimen actual y vuelve a ser cómplice, como el pueblo alemán de un régimen corrupto, del que solo se puede salir deslegitimándolo con la abstención primero y abriendo un proceso constituyente después, para aprobar una constitución con representación y separación de poderes.

Solo han pasado 41 años desde la muerte de Franco. Quizás sea preciso esperar otros 30, PARA QUE LA MALA CONCIENCIA DEL PUEBLO ESPAÑOL CRITIQUE EL APOYO QUE BRINDÓ AL REGIMEN DE FRANCO .

3.Publicado por Carlos Rodriguez Hurtado. el 15/05/2016 11:26
El problema de nuestro sistema político es que se hizo sin contar con el pueblo y eso, tarde o temprano, tiene sus consecuencias, que se traducen en un distanciamiento del pueblo y sus instituciones.

A cualquier observador no le debe pasar desapercibido que el Estado actúa contra el pueblo como si éste fuera menor de edad y su única función consistiera en obeceder y aceptar todo aquello que le viene impuesto desde el Estado como si éste actuara como un ente divino.

El Estado está configurado de tal forma que no parece atender a los deseos de la sociedad sino más bien hace que la sociedad atienda a los suyos. Nadie ni nada puede poner coto ni delimitar tanto su dimensión como su intervención ¿Quien regula al Estado? Absolutamente nadie, el Estado actúa como un verdadero Dios ante el que la sociedad se debe inclinar y obedecer.

El Estado es el verdadero artifice del desmoronamiento de nuestro sistema pues sus hijos, los partidos políticos estatalizados, son la segunda causa del problema al no contar con el necesario vinculo del pueblo para la elección de sus candidatos, obra magna de la imagineria que eligió el sistema electoral donde esa vinculación entre candidato y elector carecían de sentido, sencillamente porque el sistema ni se hizo para el pueblo ni por el pueblo ni con el pueblo, nuestro sistema sigue pensando desde su primera constitución que el ciudadano es un elemento perturbador e inestable para el sistema político y por lo tanto hacia que apartarlo, eso sí, se le otorga el benevolente favor de dejarlo votar una vez cada vuatro años cuidándose mucho de que ni elija a su candidato ni sepa lo que vote.

El problema se agrava cuando ni Estado ni partidos tiene ese vinculo imprescindible con el ciudadano para que la democracia sea tal y para que puedan surtir efectos las demandas sociales, ya que estas emanan del pueblo para después llegar a sus representantes y volver al pueblo hechas ley o en forma de políticas públicas, es decir, que se cumpla el procedimiento legitimador de las normas. En nuestro sistema esto es imposible y por eso salen leyes que nada tienen que ver con las demandas sociales. Leyes tan feudales como la ley hipotecaria que ampara más a los bancos que a los estafados ciudadanos. Una prueba de que el Estado solo se entiende con los poderes financieros y económicos y para quienes legisla es el asunto de las preferentes o las claúsulas suelo tumbado en Estraburgo y de nuevo el Estado en boca del ministro Montoro sale en su ayuda para decir que ese dinero que ha de devolverse a los ciudadanos será Hacienda quien se lo quede por computar como beneficio declarable.

Otro ejemplo vomitivo de la complicidad del Estado y los grandes poderes fácticos es el fracaso de la gran revolución de las energias renovables donde eramos pioneros mundiales y donde el Estado ha puesto toda la carne en el asador para que sigamos dependiendo de las eléctricas cuando todo el mundo apuesta por las renovables por su calidad y por el precio. Esto le costará al Estado un dineral por la cantidad de demandas que le caeran pero ya se sabe que quien paga siempre es el mismo: El ciudadano.

Estos son algunos ejemplos de lo que es un Estado, su constitución y sus instituciones diseñado sin la participación del pueblo, sin que el pueblo pueda decidir en nada aunque todo le afecte. Y esto es con lo que hay que acabar porque un Estado con estas instituciones, todas salpicadas por la corrupción, acaba también con la democracia, un sistema que no deja de ser un mal menor y a veces un mal mayor cuando ese propio Estado adoctrina a una masa de ciudadanos hasta convertirlos en rebaño y hacer de ellos lo que le venga bien a sus intereses, esto ya lo estyamos viendo en Cataluña donde las instituciones usando de manera sectaria las instituciones adoctrinan a una gran parte de la pobnlación para la obtención de unos fines. Es el fin del hombre libre, del individuo es la llegada de ese monstruo que tan bien describe Tocqueville en ese texto de "La democracia en America" y es la perversión del ser humano por obra y gracia del Estado liberticida que acaba haciendo de las personas animales, y lo que es peor, animales de compañia.

4.Publicado por Carlos Rodriguez Hurtado. el 15/05/2016 11:30
Escribir desde el teléfono es complicado . Pido disculpas.

5.Publicado por Ciudadano el 15/05/2016 12:12
El sistema en si puede ser mejor o peor, pero lo esencial es "sus mandatarios", ya que si son buenas personas no pueden hacer lo contrario a sus principios, es lo que ocurre siempre, la corrupción acaba con todo lo que pasa por sus manos.

¿Tenemos personas verdaderamente sanas para formar un estado sano?, aunque ello lleve sacrificio y austeridad por el mal hecho anteriormente. Sin lugar a dudas deben existir, pero abandonadas en todo lo posible.

6.Publicado por vanlop el 15/05/2016 13:41

Salvador

No sé si la desnazificaciçón en Alemania fue algo efectivo o fue una farsa, lo que sí tengo claro es que llevan cuarenta años machacándonos con lo malo que era el régimen y lo bueno que este. En estos momentos salvo los que se sienten de "derecha extrema", cuatro gatos, nadie se atreve a decir que el franquismo tuvo cosas buenas y no digamos los menores de cincuenta años, que sólo han conocido lo que tenemos.

Todo estado se basa en una serie de organismos con sus funcionarios, que son los que lo mantienen y esas estructuras básicas son iguales para cualquier estado y con cualquier régimen, por tanto las estructuras básicas de la república siguieron con el franquismo y evolucionaron y han continuado con este régimen evolucionando con el paso del tiempo.

En todo régimen existen dos clases de personas: los que sirven y los que se sirven. Lo que durante el franquismo sirvieron, se fueron a sus casas y los que estaban para servirse, formaron la llamada democracia. Y en el nuevo régimen siguieron medrando y enriqueciéndose y se ocuparon de adaptar las leyes para que este enriquecimiento fuera lo más rápido posible.

En estos momentos en el sistema hay pocos con vocación de servicio y hay pocos, no porque la gente no tenga voluntad de ayudar, sino porque la casta impide que asciendan los "tontos" que quieren servir al pueblo.

A esta alturas, tras cuarenta años de despropósitos, conducidos por unos gobernantes cada vez más mediocres, cuando no tontos directamente y ambiciosos en grado sumo, hablar del franquismo como causante de nuestros males, suena a propaganda del régimen y además desvía la atención sobre las causas del deterioro que tenemos y sus posibles soluciones.

Carlos

Han tenido cuarenta años para tener el régimen blindado sin que nadie tenga la menor posibilidad de introducir alguna mejora siquiera.

La mejor forma de mantenerse en el poder es convertir al pueblo en niños permanentes, de esta forma la gente sólo piensa en sus juegos y mientras no falte pan, todo está bien. Creo que fue Tocqueville el que habló de esta tendencia del estado a convertir a las personas en niños.

Ciudadano

Hecha la ley hecha la trampa. Si no hay gobernantes virtuosos no importa lo perfectas que sean las leyes, ya encontrarán la forma de saltarlas. Y al contrario, con gobernantes virtuosos, con unas leyes malas el país puede funcionar muy bien.

Respecto al artículo, se me ocurre que durante estos cuarenta años lo que han hecho ha sido suavizar las voluntades, de forma que todos deseamos actuar pero nadie actúa y cuando alguien lo intenta, se le dirige hacia la esterilidad. El gran problema es que además de inmorales, los gobernantes han caído también en eso, de forma que dejan deslizar el tiempo sin actuar, porque el que actúa puede meter la pata y caer en el escalafón, mientras que el que se limita a esperar, va subiendo de forma lenta pero segura.

Hace unos días les enlacé un artículo al respecto. D. Mariano es el ejemplo perfecto de esto. No hace nada, ni siquiera ha derogado las leyes zapaterinas, que para lo único que sirven es para gastar dinero y enfrentar a la gente. Pero eso supondría problemas con los del psoe, de modo que nada de problemas. Vean la única ley que ha sacado, la tímida reforma educativa y la polémica que tiene, que ni los suyos acatan la ley.

D. Mariano se puede presentar a las elecciones con un índice de fracasos mínimo, porque la inacción no produce fracasos, produce el fracaso, pero a largo plazo y en este sistema, todo lo que se a a diez años vista, es irrelevante.

Me sorprendía la insistencia de todos de no querer hablar con el Sr Rajoy, aquel articulo lo explica: es necesario completar la ingeniería social y redefinir cómo va a ser España y eso requiere tomar decisiones y elaborar leyes que van a sentar mal a mucha gente. El presidente en funciones no quiere saber nada de eso, no quiere cometer errores. Por otra parte esas actuaciones van a ofender al votante del pp especialmente, por tanto tendrán que ser otros los que se mojen, pero como político no puede retirarse, ha de esperar a que los votos lo echen y no parece que sea el caso a tenor de las encuestas. Además, él mismo se rodeó de inútiles y en estos momentos no existe en el partido nadie capaz de ganar unas elecciones. También por eso es el todos contra Rajoy.

Pero todo está dicho desde hace más de doscientos años. No hay nada nuevo o bien Tocqueville era un genio absoluto.

7.Publicado por SALVADOR el 15/05/2016 23:53
http://vozpopuli.com/actualidad/81882-boris-johnson-desata-la-polemica-al-comparar-la-union-europea-con-el-proyecto-de-adolf-hitler

Boris Johnson desata la polémica al comparar la Unión Europea con el proyecto de Adolf Hitler
"Napoleón, Hitler y otras personas lo han intentado y siempre acaba trágicamente. La UE hace lo mismo, aunque con distinto método", ha dicho.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros