Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El PP quiere una 'interesada' y 'parcial' reforma de la Ley Electoral


Nota

Rajoy ha afirmado que la reforma de la Ley Electoral será una "prioridad básica" de su programa de gobierno. Pero el PP está interesado sólo en las reformas que le benefician, no en las que benefician al ciudadano y convertirían al sistema político español en una verdadera democracia.



El PP quiere una 'interesada' y 'parcial' reforma de la Ley Electoral
Al PP le duele ser la fuerza mayoritaria en muchas ciudades y regiones y, sin embargo, verse apartado del poder por las alianzas de los perdedores. Le duele tanto que ahora pretende reformar la poco democrática Ley Electoral española para que gobierne la lista más votada y para que no pueda gobernarse con menos del 30 por ciento de los votos, unas reformas que cerrarían el paso a esos partidos políticos pequeños que poseen un poder desproporcionado en una España cuya democracia está secuestrada por los partidos.

Sin embargo, el PP ignora otras reformas mucho más importantes de la Ley Electoral que la sociedad española necesita para ser realmente democrática. Las ignoran porque no benefician al PP, porque quienes necesitan esas reformas son el ciudadano y la democracia misma.

Nos referimos a las listas cerradas y bloqueadas, que arrebatan al ciudadano su derecho a elegir a sus representantes, elegidos en realidad por las poderosas élites de los partidos políticos. Nos referimos también a la necesidad de4 potenciar la relación entre los electores y sus representantes, hoy inexistentes porque los partidos políticos han suplantado al ciudadano y son los que controlan a los representantes del pueblo. Nos referimos a hacer del referendum un recurso obligatorio para las grandes decisiones. Nos referimos a incrementar las mayorías necesarias para aprobar o cambiar leyes fundamentales, como los estatutos, elevándolas hasta los dos tercios, como recomiendan los estudiosos y expertos en pensamiento político, lo que evitaría experiencias tan antidemocráticas y tramposas como la aprobación de los recientes estatutos de Cataluña y Andalucía con apenas un tercio de los votos, toda una burla al sistema democrático ante la que nuestros políticos profesionales, ególatras y arrogantes, ni siquiera se ruborizan.

Pero las reformas que benefician al ciudadano no le interesan al PP, ni al PSOE, ni a los demás partidos, porque debilitan esa "Partitocracia" que les permite dominar a la sociedad sin obstáculos, acumular privilegios y atiborrarse de poder y de ventajas, sin que el ciudadano pueda hacer nada por controlarlos o por regenerar el sistema que ellos han corrompido.

De hecho, la reforma que pretende el PP, justa porque erradica la vergüenza de un país chantajeado por partidos nacionalistas minúsculos que apenas tienen unos cientos de miles de votos, también refuerza la partitocracia y aleja todavía más el sistema de los ciudadanos porque debilita la única competencia que subsiste, la de unos partidos con otros.

Nos parece bien que nuestros alcaldes se elijan de manera directa, o que se premie a la lista más votada, o que se instaure la doble vuelta, pero exigimos que también se afronten las otras reformas que demanda la ciudadanía, las que permiten el retorno del ciudadano exiliado a la democracia, las que purifican el sistema español y le acercan a una democracia que hoy se ve lejana, secuestrada y pervertida por la insaciable hambre de poder de los partidos políticos.

Es cierto que el poder desproporcionado de los partidos pequeños en España es un escándalo. Todos los partidos nacionalistas juntos ni siquiera suman el 8 por ciento de los votos, pero la deficiente ley electoral permite que ese 8 por ciento se imponga muchas veces a la voluntad del 92 por ciento restante de españoles. Pero no es menos cierto que hay muchas otras muchas reformas, tanto de la Ley Electoral como de la Constitución más urgentes e importantes para inyectar democracia a un sistema que ya no es democrático:

+ Listas abiertas. Nada de una papeleta cerrada con un logotipo en lo alto. Nadie va a su supermercado de confianza y se trae un carro entero cuyo contenido ha sido decidido por el dueño. Vamos echando al carrito, cosa a cosa,lo que más nos gusta. Eso es elegir.

+ 50% de electos en circunscripciones pequeñas (comarcas, municipios grandes). Hay que conocer a nuestros representantes. ¿Dónde van cuando se ponen enfermos? ¿A qué colegio van sus hijos? ¿Cuántos inmigrantes viven en su barrio? ¿Qué ingresos tienen? Si no tienen puntos en común con nosotros no pueden representarnos.

+ Voto más proporcional en el resto de electos (50%). Quitar el inmenso poder que hoy tienen las minorías territoriales frente a otras opciones nacionales (IU, Ciudadanos...)

+ Controlar las connivencias partidos-grupos de comunicación. Igual que ocurre con las donaciones. Una persona puede donar 100 euros a un partido, pero no 100.000 (estaría comprando algo). De igual manera un periodista puede opinar, pero un grupo completo debe ser más o menos imparcial (que lo controle la Junta Electoral). Si no es así, está comprando algo (sobran ejemplos)

+ Resucitar a Montesquieu, que ha sido asesinado por nuestros partidos políticos, y garantizar que los poderes básicos del Estado (Ejecutivo, Judicial y Legislativo) operen con independencia y controlándose mutuamente.

+ Más poder civil a la sociedad, que los políticos abandonen con urgencia los espacios que han ocupado, sin deber hacerlo, en la sociedad civil (universidades, cajas de ahorros, sindicatos, etc.); etc...

+ Que los diputados y senadores puedan votar en conciencia.

+ Que los ciudadanos puedan convocar un referendum mediante un número accesible de firmas.

+ Que los políticos pierdan la impunidad práctica que disfrutan y estén obligados a rendir cuentas a quien realmente tiene la soberanía, que es el ciudadano.

+ Que la sociedad civil pueda ejercer el control efectivo de los políticos y de la acción de gobierno a través de comités independientes de ciudadanos elegidos directamente por la ciudadanía.

etc., etc.


   
Jueves, 19 de Julio 2007
Artículo leído 1201 veces




Comentarios:

1.Publicado por Hartos de ZPorky el 19/07/2007 08:55

2.Publicado por Bagañete el 20/07/2007 10:30
Estupendo artículo, suscribo en su totalidad el contenido y aunque es un trabajo pesado y muy, muy lento hay que seguir solicitándolo. ES NUESTRO DERECHO Y NUESTRO DEBER PARA LAS GENERACIONES FUTURAS.

3.Publicado por LOLAYLO el 22/07/2007 18:06
Plas, plas, Plas, (aplausos) para el autor del articulo, totalmete de acuerdo en todo lo que se ha escrito, el día que se cumplan todas (o gran parte) de estas condiciones me plantearé si vuelvo al sistema y dejo de estar exiliado de él.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros