Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El PP le toma gusto al aislamiento


Nota



El PP le toma gusto al aislamiento
El Partido popular empieza a sentirse a gusto "aislado" en la política española, a juzgar por las opiniones de los expertos y estrategas al servicio del partido, según los cuales la política de "todos contra el PP", impulsada por Zapatero, les beneficia.

Los estrategas populares sostienen que la soledad del PP empieza a ser electoralmente beneficiosa porque está despertando el sentimiento de "protección al débil" en la sociedad española y se está volviendo en contra de los que la impulsaron y patrocinaron, especialmente de Zapatero, su más entusiasta defensor.

"Los socialistas también se han dado cuenta ya que el aislamiento y el acoso nos benefician y están haciendo esfuerzos desesperados por incorporarnos a su estrategia frente al terrorismo o a cualquier otro de sus proyectos políticos", me comenta un alto dirigente andaluz del PP.

Otro síntoma de que el PSOE está imprimiendo un giro a su estrategia y un urgente "marcha atrás" en su intento de aislar al PP y dejarle sólo en la política española, para impedirle que pueda alcanzar el poder, es que los dirigentes socialistas acusan ahora al PP de querer aislarse, cuando han sido ellos los que llevan dos años aislándolo.

El electorado español empieza a percibir que España está política dividida en dos bandos: en una parte el Partido Popular y en la otra todos los demás, lo cual es bueno para el "solitario", que empieza a adquirir perfiles de héroe acosado, y peligroso para el paquete de "los demás", cuya imagen tiene a ser la de los pandilleros y matones que abusan del "débil".

Las sociedades suelen reaccionar siempre en política amparando al débil frente al fuerte. Ese es un principio archiconocido en marketing político. El mejor ejemplo en España de ese fenómeno quizas fuera el ocurrido en pleno "escándalo Guerra", en tiempos del Felipismo, cuando la popularidad de Alfonso Guerra, acosado por los excesos de su hermano Juan en la Delegación del Gobierno de Andalucía, aumentó en lugar de hundirse, impulsada por una fuerte corriente de apoyo popular.

Lo mismo está ocurriendo con el PP, al que muchos ciudadanos ven como un "baluarte" antiterrorista frente a la permisividad y el "pasteleo" de los demás partidos, capaces de pactar entre ellos a pesar de que les separan enormes diferencias ideológicas y hasta diferentes conceptos del Estado y de la unidad de España.


   
Domingo, 21 de Enero 2007
Artículo leído 1171 veces




Comentarios:

1.Publicado por Clandestino el 21/01/2007 21:40
Ningún partido debe sentirse a gusto en el aislamiento, ni aislando a otros. La misión que justifica su existencia y mantenimiento, es servir al pueblo desde cualquier posición que le toque vivir, en distintos momentos, defendiendo las reivindicaciones del mayor número posible de ciudadanos y desde el mas escrupulosos respeto a la legalidad democrática.

El PSOE basa sus ataques en un argumento tan ingenuo como pueril: el convencimiento de que el conjunto ciudadano es tan infantil como ellos mismos. Lo que les lleva al desprecio de una gran masa adulta, sensata y reflexiva de la sociedad española que no alimenta su ideología con los "eslóganes" de los Goebels modernos vivientes del márqueting político, reduciendo su eficacia a los pesoistas de "molde", cuya cerrilidad en forma de anteojeras les impide ver el vacío ideológico del partido, tragándose todo lo que les echen sin pararse a reflexionar sobre ello.

Otro tanto le puede estar ocurriendo al PP. Aunque sus activos más que ideológicos se sustentan en procurar un equilibrio social y económico de cierta holgura sostenido en valores y principios que favorecen una estabilidad que garantiza la confianza del mercado, en el respeto a la legalidad, aunque, al igual que ocurre con los pesoistas, lejos de un proyecto de implantación democrática; puede estar cayendo en el mismo error de menospreciar la autonomía política e intelectual de esa misma masa ciudadana que también desprecia el PSOE, y que son los que pueden decidir una victoria o una derrota electoral. Claramente sus fieles cerriles mas que de "molde", son de intereses.

Ambos se equivocan en sus estrategias y razonamientos. Ni el primero engaña a nadie, ni al segundo se la da un "cariño paternalista por su soledad". Ambos descalifican las críticas del ciudadano “acusándolo de militancia en el partido contrario”. Ocurrió con las numerosas críticas a Aznar, por nuestra implicación en el conflicto de Iraq, y ocurre con las críticas a las “cosas” que hacen e imponen esta gente que ni son políticos, ni hacen políticas, ni sé como llamarlos.

Nadie cree a un puñado de líderes minoritarios que son aposentados en el lujo de la "mansión del Estado", que, aún sin haber sido elegidos para ello, el partido del gobierno ha tenido a bien compartir con ellos, como única opción de poder gobernar, y estos encantados de recibir beneficios que jamás tendrían en la oposición, se aferran a su parte proporcional de poltrona y poder, pagando al casero con fidelidad servil, reconvirtiéndose y pasando de representar políticas del interés nacional o de su electorado, a levantamanos del PSOE, omitiendo, junto a ellos, sus responsabilidades con la legalidad del Estado de Derecho, dando por hecho que siendo todos contra uno, legitimaban su condición de desertores de los pactos de gobierno, establecidos, y que dieron tan buenos resultados para el Estado y tan malos para los criminales y sus adláteres. Dando por hecho que el sayón sí hace al monje.

Por otro lado quién puede caer en tan necio ardid de justificar su acoso al PP acusándolo de no unirse a los "demócratas", “contra el terrorismo”, cuando todos ellos, desde que empieza la legislatura, justifican, arropan, amparan y promocionan a terroristas y asesinos, llegando a darles cobertura logística, desde dependencias policiales, protegiéndoles de iniciativas judiciales. Algunos de estos partidos “demócratas” , a cubierto y amamantados por el Estado de todos, que, sin ocultar su condición radical de antiespañoles, tampoco se preocupan en disimular que sus únicos méritos políticos son reivindicar lo mismo que los asesinos. Que su lucha contra el terror se basa en darles lo que ambos exigen. Quién puede caer en tan necio ardid, cuando solo basta con querer ver y oír para estar totalmente seguros que el PP es el único partido que ha acorralado, y se mantiene dispuesto a acorralar, a los asesinos por medios legales y policiales, como única forma posible de erradicar a los únicos que perturban la paz. El más patético y ridículo cinismo, como techo de las políticas del Estado, pregonadas y justificadas, sin argumentar pero sin cesar, por sus poderosos voceros.

Al PP no le hace falta hacer nada. Nadie le da ni un ápice de favor, ni se lo pueden quitar. La mentira es cuestión de tiempo. En política no suele durar mucho. El PP se ha rezagado en el hábitat natural de un Estado cívico, cuya convivencia se basa en las garantías legales. El PSOE, en su fantasía de iluminados, se fue a formar su ejército mercenario y, sumado al poder del Estado, atacar y arrasarlo. Igual que el iluminado Bush en Iraq, se topó con la realidad y todo el poder de su peso específico. Su ridícula torpeza y obstinada terquedad le impide tomar lección de sus continuados errores. Esto es reconocido y aceptado, de forma natural, por una mayoría de ciudadanos, con o sin ideologías o simpatías políticas, que percibe con claridad las maniobras del gobierno, preñadas con el esperma de todos los sectores regañados con la lealtad y la legalidad.

Nadie presta un apoyo extra al PP, solo está en el mismo lugar donde se comparte el ideal de convivencia de millones de ciudadanos respetables, sean del signo que sean. No se repudia al socialismo, solo se percibe que el PSOE no lo es. Desprecia esos espacios y reniega de ese ideal de convivencia elegido por muchos millones de ciudadanos. En su lugar degenera en vulgar recolector de votos, sin importarles negociarlos en el “mercado negro”, aunque sean fruto del crimen, del veneno, del rencor y el odio, de la desestabilización y división ciudadana, y persiguiendo cualquier referente que los destaque como su desgracia, sin dudar en prostituir la democracia y todos los principios y valores, que la sustentan, junto a los colectivos usuarios y garantes de los mismos, para poder legitimarse así mismos además de poder justificar su invitación a compartir y mangonear el Estado, a los que, desde la ilegalidad, lo combaten.


Saludos





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros