Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El Estado actual de España es la continuación natural y sin traumas del Estado Franquista


Nota



El Estado existente en España es cualquier cosa menos un Estado democrático, de cuyos vicios y contradicciones ha emergido una España al borde del fracaso, miserable e injusta, que pudo haber sido grande. La causa principal del gran drama de España es que el actual Estado es una dictadura de partidos y de políticos sin controles ni frenos, continuación natural y sin traumas del viejo Estado Franquista.

Desde la distancia, sin las pasiones y entusiasmos de los años 70, se percibe claramente que tras la muerte del dictador no llego la democracia sino la regeneración de un autoritarismo que tenía ya rasgos cadavéricos. Todo aquella "transformación" fue producto de la cosmética porque jamás se educó al ciudadano para que fuera demócrata y el viejo autoritarismo siguió vigente, al igual que la verticalidad y la ausencia del ciudadano. Se fabricó con pintura de camuflaje un sistema al que llamaron democracia pero que carecía de los atributos básicos de una democracia auténtica, sin separación de poderes, sin protagonismo ciudadano, sin sociedad civil, sin controles suficientes al poder de los partidos, sin unas leyes justas asumidas por todos, sin representación real de los ciudadanos en el Estado y sin respeto a la verdad y la transparencia, que son la espina dorsal de las democracias. Siguieron en sus puestos los mismos jueces, los mismos altos funcionarios del Estado y los mismos generales y mandos. No hubo depuración alguna, ni revisión alguna de sus actuaciones, ni castigo para nadie, ni atisbo de democracia real, solo un lamentable y bajo autoritarismo camaleónico, recubierto con piel de oveja.

El antifranquismo quería depuración y renovación de los jueces, militares, familias políticas y mandos policiales, pero no la hubo y en su lugar el rey, que había jurado los principios del Movimiento Nacional, convenció a los partidos, con la ayuda inestimable de Adolfo Suárez, de que "cambiara todo para que todo siguiera igual", aplicando de manera magistral el principio de Lampedusa.

Contemplar el actual Estado español como el continuador natural del Franquismo es la única manera de entender la corrupción existente, la impunidad de la casta dominante, la falta de controles al poder político, la represión policial de los humildes que se rebelan, de los desahuciados y de los pobres, la injusticia reinante, la corrupción, los impuestos abusivos, el blanqueo de dinero, el desprecio a los principios democráticos, la baja calidad de la educación y el vergonzante interés de los que mandan por embrutecer y aborregar a una ciudadanía que carece de derechos suficientes. Cuando los estados se construyen sobre la falsedad y el engaño, los valores suelen hundirse y la corrupción y el abuso florecen. Es lo que ha ocurrido en esta España, convertida hoy en una pocilga fabricada sobre la mentira.

Los ladrones y rufianes no son castigados si pertenecen a las élites del sistema, como ocurría en el pasado, mientras que al ladrón que roba por hambre se le aplica la ley con rigor y saña. De los miles de sinvergüenzas que han saqueado España en las últimas décadas, apenas media docena de chivos expiatorios están en prisión, mientras que las cárceles españolas rebosan de desgraciados que han robado un jamón, han sido pillados con unos gramos de droga o han desafiado el poder de la casta.

Ahora, desde la perspectiva histórica, se descubre con claridad meridiana que el Franquismo no murió con Franco sino que fue renovado, camuflado y rejuvenecido con la contribución traidora de partidos políticos como el socialista, el comunista y los nacionalismos, que se unieron a la derecha en aquella lamentable e indigna operación cosmética.

A medida que crece la disensión, la protesta y el rechazo de los ciudadanos al poder político en España, emerge el Franquismo encubierto y se hacen visibles los brotes de autoritarismo. El proyecto de ley de "seguridad" de Fernández Díaz es un programa de represión autoritaria que conduce a limitar la libertad de prensa y de expresión. Es sólo un ejemplo pero hay otros muchos, como el refuerzo de la policía, el control de los jueces y la supresión de la Justicia gratuita.

La denominada "operación Araña" desarrollada por mandos de la Guardia Civil y que consiste en detener a una serie de individuos que escriben barbaridades en sus cuentas de Twitter y Facebook, es otro ejemplo de que la represión está ahí mismo, agazapada, y que saldrá a flote cuando el poder se sienta realmente en peligro.

En la España actual no se respeta ninguna de las normas básicas de la democracia: no existe separación de poderes, no existe una justicia igual para todos, ni imperio de la ley, ni elecciones realmente libres, ni una prensa capaz de informar con veracidad y de fiscalizar con la verdad a los grandes poderes, ni una sociedad civil fuerte e independiente capaz de servir de contrapeso al poder, ni castigo para los corruptos y los malvados con poder, ni controles suficientes que limiten el poder de los partidos políticos y de los políticos profesionales, ni democracia interna en los partidos, ni decencia en las instituciones públicas.

Pero si se observa con lupa, se descubre que el Estado español conserva, convenientemente ocultos y tapados, todos los vicios y dramas del autoritarismo del que procede.

Pronto, si la rebeldía ciudadana contra la injusticia, la corrupción y el abuso sigue en aumento, la masa de españoles que ignora que lo viejo sigue incrustado en el alma de lo nuevo descubrirá la verdad y todos veremos a los viejos fantasmas represores y autoritarios, hoy escondidos en la hipocresía, salir a las calles a reprimir sin caretas.


- -
Miércoles, 21 de Enero 2015
Artículo leído 1149 veces




Comentarios:

1.Publicado por SALVADOR el 21/01/2015 13:12
Es la continuacion del Estado franquista con una diferencia que antes no se les votaba y ahora si se les vota, por lo que ellos creen que estan legitimados para hacer todas las tropelias que quieran. Con el sistema franquista que era un sistema impuesto tenian un freno , pero ahora con los votos ya no los frena nadie . de ahi su prepotencia y su soberbia.

2.Publicado por Manu el 21/01/2015 16:12
Exactamente Salvador. Antes Franco les ponia cierto freno, pero ahora se han quitado la careta y ya roban, estafan, saquean y arruinan sin el mas minimo pudor.Pero nos lo tenemos merecido.por cobardes.

3.Publicado por Francisco Javier el 21/01/2015 20:40
Es cierto que el PP es la continuadora del franquismo sociológico.Pero acusar a las formaciones políticas de izquierdad es injusto.Simplemente el Psoe y el PP no podían hacer más.La política la marca la sociedad y no los políticos.Cuando los ciudadanos pierdan el miedo que aún tienen a los poderes fácticos entonces comenzará a cambiar el tema.

4.Publicado por vanlop el 21/01/2015 21:12
El regimen surgido de la transición es la continuación del franquismo, de lo peor del franquismo, de los sinvergüenzas, que durante el régimen se aguantaron y con el nuevo régimen decretaron barra libre. Mientras que los bueno del régimen, que también lo tuvo, se olvidó.

Estoy leyendo El Poder, un libro que recomendó alguien en el blog. En él se ve como se van apoderando del poder y como van llevándose lo que pueden. Como comenzaron por bancos pequeños hasta llegar al premio gordo que fue Banesto.

Y todos venían del franquismo. L a diferencia es que ellos se montaron en el régimen, mientras que la gente honrada se marchó a su casa.

Estoy traduciendo un artículo sobre políticos y según me quede se lo mandaré a D. Francisco por si le parece bien publicarlo.

En ese artículo se dan algunas claves de lo que nos pasa.

5.Publicado por javierito el 23/01/2015 20:21
Sr Rubiales, este es uno de los artículos con los que más de acuerdo estoy: al régimen, que no Sistema, que tenemos instalado en España, solo se le puede denominar como Neofranquista, ya que fueron los franquistas los que llevaron a cabo su plan de evolución tranquila del régimen. Se nos quiere convencer que los capitostes de la dictadura franquista son los que montaron una democracia. De risa.

Se le ha olvidado reseñar que los presuntos demócratas opositores a Franco traicionaron, todos, al número 1 de la oposición pacífica a la dictadura e incansable luchador por las libertades ciudadanas, a don Antonio García-Trevijano. Eso da una muestra de su catadura.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros