Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

ESPAÑA, UN ALBAÑAL


Nota

(CUANDO LA HISTERIA ES LA PANTALLA EN LA QUE SE PROYECTA LA HISTORIA)



ESPAÑA, UN ALBAÑAL
Al paso que vamos, dentro de poco, muy poco tiempo (así que, ahora mismo y desde estas líneas torcidas, animo a los empresarios españoles más emprendedores a que se espabilen, la sugerencia no caiga en saco roto y no se duerman en los laureles, quiero decir, a que se pongan las pilas cuanto antes y lleven a cabo la idea que les cedo –sin renunciar, eso sí, a los derechos de autor o copyright-), en todos los hogares patrios habrá, porque harán falta, un mínimo de media docena de kits de supervivencia (compuestos cada uno de ellos por pinzas almohadilladas para las narices, tapones de cera para los oídos y gafas opacas para los ojos –para los miembros de la unidad familiar y las posibles visitas-). Dará tanto asco, tanta grima, tantas náuseas lo que se vea, oiga y huela, que el kit se hará imprescindible, indispensable.

Si, como predica el dicho, el pesimista es un optimista bien informado, aunque la realidad que dibuja y pinta servidor es clara y manifiestamente hiperbólica, la basura, la inmundicia, la porquería y la saciante suciedad existente en esta sociedad no es ni apócrifa ni inventada.

Parafraseando uno de los títulos de don Pedro Calderón de la Barca (“En la vida todo es verdad y todo mentira”, 1659) y los cuatro versos finales de un poema, “Humoradas”, de Ramón de Campoamor, que conforman una cuarteta (“En este mundo traidor / nada es verdad, ni es mentira; / todo es según el color / del cristal con que se mira”), cabe argüir que en la inmensa cloaca que parece ser últimamente nuestra querida piel de toro puesta a secar al sol, que hoy vuelve a calentar lo suyo, y no ha dejado de llamarse España (Dios quiera que acabe pronto el suplicio del hedor –servidor lo impetra mirando por la salud física y mental de quienes somos ciudadanos de dicho Estado-) poca es, porque escasea, la excelencia y mucha, porque abunda hasta abrumar, la cochambre, la indecencia, la morralla.

Los mire por donde los mire, desocupado lector, los mil y un casos de corrupción y/o deshonor que usted puede echarse a los ojos cada mañana (si lee, como intenta hacer el abajo firmante y rubricante, entre cuatro y seis periódicos de papel –los digitales los deja para la tarde-) convierten a nuestro país en un morbo o malsano interés diuturno, duradero, perdurable por el tufo, en la ruindad personificada. No obstante lo predicado por Jonathan Swift (“Un hombre nunca debe avergonzarse por reconocer que se equivocó; pues es tanto como decir que hoy es más sabio de lo que fue ayer”), muchos “espabilados” patrios tienen, amén de altas calidades y cantidades de cara y cuajo y un morro como para ir pisándoselo al andar, una inopia de luces y una ausencia total de vergüenza para subastar y adjudicar al mejor postor en esos mercados de la mierda, con perdón, que son los pueblos y ciudades españolas (cuyos olores he tenido que tragarme para poder opinar) sus lamparones, mancillas o vilezas.

Hay que ser muy deficitario intelectualmente hablando (tanto o más que quienes están acostumbrados a comulgar con aspas o palas de los modernos aerogeneradores), o sea, tener unas tragaderas inusitadas, ciclópeas, o carecer de un mínimo de escrúpulos, para salir a esas palestras paletas (que son los escaparates de los citados vertederos en los que –unos más, otros menos- se han convertido los diversos mass media) y, sin que se les escape un atisbo de ventosidad o pizca de regüeldo, jactarse al pregonar cómo conquistaron u hollaron los “menosochomiles” abisales/abismales de la “precipiciada” y precipitada historia de su histeria, cuyos pormenores más menudos nadie (con dos dedos de frente) se enorgullecería de propalar a los cuatro vientos ni por las cuatro esquinas de este albañal (cada día más pestilente) que semeja España.

Servidor se ha guardado los nombres de los protagonistas de tales affaires en el coleto, porque se dice el pecado, pero no el pecador, y a cualquier persona bien informada los elididos o suprimidos no se les escapan.

E. S. O., un andoba de Cornago

   
Viernes, 11 de Mayo 2007
Artículo leído 1331 veces






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros