Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

ERRORES DEL SISTEMA


Nota



La gente se cansa, se harta de tanta maniobra política. Repudia, porque le irritan, los pactos postelectorales, al postergar el voto mayoritario; exige la reforma de la ley electoral con la introducción de la segunda vuelta; y rechaza la partitocracia, porque los partidos políticos absorben todo el poder y controlan y deciden todo el sistema, anulando la soberanía y la voluntad decisoria de la ciudadanía.

Esta realidad, dice F. Rubiales, en notable artículo, “debe denominarse "Partitocracia" y no "Democracia". La democracia es el gobierno del pueblo, mientras que la partitocracia es el gobierno de los partidos políticos. España tiene una "Partitocracia" pura: partidos políticos ultrapoderosos que se apoderan del Estado e infiltran los poderes básicos, prevalencia del partido sobre el ciudadano, ocupación o control, por los partidos, de la sociedad civil y de las grandes instituciones que necesitan ser libres. En Partitocracia, son los partidos y no los ciudadanos los que en realidad eligen a los representantes democráticos. En España (y en otros muchos países aparentemente democráticos), esa usurpación del derecho ciudadano al voto se consigue por medio de las listas cerradas y bloqueadas, elaboradas por los partidos, que son en realidad los que eligen, mientras que el ciudadano no puede elegir a las personas que lo representan, sino a los partidos que deben o no ocupar el gobierno”. Y todos satisfechos, unos, porque “se mantienen fieles a sus raíces leninistas, otros, porque han copiado de la izquierda el feroz autoritarismo interno”.

En España, la democracia no funciona. La abstención sube y la participación baja. Hay, ciertamente, un grupo de fieles que están conformes y contentos, incluso con un reparto territorial compuesto de mayorías yuxtapuestas; el “aquí han ganado los míos” es un síntoma gravísimo de dañina distancia afectiva, muy peligrosa; está en juego la necesaria presencia de la política nacional.

Crece la distancia entre los políticos y el pueblo, no se olvide que el silencio encierra también su discurso, dirigido a quien tenga oídos para oír y entender. Lo absurdo se debe eliminar mediante una respetuosa convención constitucional; eso de que “el perdedor de votos, gana poder” es totalmente reprochable. La legitimidad del sistema se deteriora con esas acciones contrarias al sentido común. El que los partidos actúen a su arbitrio, al margen de los dictados ciudadanos, es significativamente nocivo para la democracia. Se empeñaron en un proceso con ETA, en la cesión ante ANV y en una reforma estatutaria no solicitada ni mucho menos exigida por el pueblo español; y, ahora, en el asunto de Navarra, vuelven a lo mismo. Habría que preservar de su ambición la integridad de esta región; y prevenir el peligro que se cierne sobre el régimen foral, pero, con estos personajillos de la inmadurez y la ambigüedad, que no creen en España y sólo les mueve su interés, cabe poco resquicio para la esperanza.

Se empeñan en obrar y gobernar de espaladas al ciudadano, con la mirada más en el pasado que en el futuro. La gente se siente traicionada y aún así, le da su voto a quien gobierna con eficacia, vela por sus intereses cotidianos, atiende sus deseos y sus necesidades, como se ha volcado Madrid con respecto a la M-30, a las líneas del Metro, al trabajo, a la vivienda y hasta en la mejora de su emisión televisiva. Eso es estar en consonancia con lo que quiere y necesita el pueblo, al que se sirve y no se olvida; es marcarse una inteligente estrategia y esforzarse en cumplir y facilitar la vida civil. De ahí, que no se entienda, cómo el electorado no ha dado carpetazo a ese desastroso proyecto político que nos rige.

Es preciso restituir su soberanía al pueblo, emprender la reformas de la Ley y de las listas cerradas y, sobre todo, asentar el principio de servicio y respeto a las exigencias populares y al binestar común.



Camilo Valverde



   
Sábado, 9 de Junio 2007
Artículo leído 1587 veces




Comentarios:

1.Publicado por CARLOS ESPARZA TORRES el 12/06/2007 17:48
Ese objetivo, que compartimos muchos españoles, está aún muy lejos. Porque los partidos no quieren perder el poder que poco a poco han ido robando a l@s ciudadanos.

Nosotros coincidimos con ustedes en ese frente, somos un partido político, pero un partido de personas, no de políticos.

Tal vez algún día.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros