Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

ELIMINACIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN LOS AYUNTAMIENTOS


Nota



La situación económica actual obliga a revisar el modelo democrático y la eficacia de nuestras instituciones, pero, sobre todo, la necesidad de reducir el ámbito de implantación de los partidos políticos. La agenda marcada por los mercados para reducir el deficit y hacer disminuir la deuda no parece haber hecho girar las miradas del gobierno sobre algunas instituciones que podrían facilmente ser gobernadas por otras entidades distintas a los partidos políticos y que supondrían un espectacular ahorro a las arcas públicas y por consiguiente una fuente inagotable de recursos para la reducción del deficit.

En primer lugar, hay instituciones en las que son totalmente prescindibles los partidos políticos, incluso diría que sería
obligatorio su abandono, su eliminación y su sustitución por otras entidades de mayor legitimidad como son las Asociaciones de Vecinos. En lo que a la legitimidad respecta, las AAVV tienen legitimidad en primer grado pués sus representantes son directamente elegidos por sus vecinos, sin mediación alguna, como ocurre en los partidos políticos y en elección totalmente abierta, además de la no menos importante adscripciòn del vecino a la zona o distrito de donde es elegido, muy al contrario de la oferta de los partidos donde el candidato ni es conocido ni aparece por el distrito porque suele ser impuesto por el partido en listas cerradas.

Quizás el aspecto más importante sea la desideologización de las AAVV y la ausencia de una red clientelar como ocurre en los partidos, lo cual en el caso de los partidos impide que sus políticas públicas vayan dirigidas al ciudadano y sí por el contrario a salvaguardar los intereses de esa red clientelar, haciendo que las políticas públicas acaben siendo contrarias a los intereses reales de los ciudadanos, de los barrios y en definitiva del interés general. Suelen acabar en obras faraónicas que nadie reclamaba y suelen tambien olvidar las verdaderas prioridades de los ciudadanos.

Si entrar más a fondo, la eliminación o sustitución de los partidos políticos, cuya pésima gestión al frente de los ayuntamientos ha quedado más que demostrada por el elevado endeudamiento, el despilfarro y el coste que ha supuesto para los ciudadanos, sería una medida que conllevaría a un sistema democrático basado en la legitimidad democrática directa sin la mediación de entidad alguna.

Los politicos se han definido como intermediarios entre la administración y el ciudadano, una intermediación con un elevado coste que hay que erradicar y que debemos hacer saber de su viabilidad. Las AAVV eliminan esa intermediación.

Un ayuntamiento cuya composición sería hasta el escalafón más alto, administrativamente hablando, ocupado exclusivamente por funcionarios por oposición y un Consejo vecinal compuesto por cada uno de los representantes de las AAVV de la ciudad, uno por distrito, que tendrían la función de dirigir la politica municipal con un mínimo de cargos públicos, puesto que los ayuntamientos deben funcionar en su parte administrativa de forma mecánica y organizada por funcionarios, haría de los ayuntamientos unos entes de mayor transparencia, de más agilidad, de menor politización en cuanto a políticas que sólo deben contemplar la necesidad o la prioridad de las mismas en relación a factores sociales y de equipamiento.

El ahorro al eliminar a los pésimos gestores que han demostrado ser los partidos políticos al frente de los Ayuntamientos con todo el despilfarro y corrupción que arrastran supondria un espaldarazo en la política de reducción de deficit público, la supervivencia de los propios ayuntamientos, la vuelta de la legitimidad democrática y la racionalidad económica al sector público. El problema es que ésta medida afecta a la casta política y son muchos los que llevan media vida viviendo al cobijo del presupuesto con el consiguiente coste para el ciudadano, coste añadido a una nefasta gestión es el argumento perfecto para su urgente eliminación.

Si el problema tiene como origen los partidos políticos, es hora de ir pensando en eliminarlos de algunas instituciones por el enorme daño producido y tomar las riendas por parte de los ciudadanos organizados en las AAVV, sería un gran paso para la salida de la crisis y un mejor nivel de democracia.

Carlos RH

- -
Jueves, 19 de Enero 2012
Artículo leído 1017 veces




Comentarios:

1.Publicado por LIGUR el 19/01/2012 09:00
La crisis, como todas las situaciones de penuria y escasez agudIza el ingenio y surgen medidas y hasta soluciones. La actual no es una excepción. El somnoliento ciudadano es consciente que sus esfuerzos no han sido bien gestionados y no solo se han diluido sino que los futuros beneficios están hipotecados. ¿Ha sido un mentecato? Tal vez solo un comodón incauto incapaz de percatarse del valor de buenos gestores y pensó que de eso estaban formados los partidos políticos.

Los ayuntamientos son uno de los temas que el ciudadano tiene entre cejas. Es consciente que sobran en número y personal. Es vox populi que la reunificación de ayuntamientos en zonas rurales representaría un ahorro inmediato. Revisar las remuneraciones de alcaldes, concejales y “familiares” es un paso inmediato, las medias jornadas deben ser más numerosas.

La intervención de AA.VV. es una excelente idea que podría dar sus primeros pasos en pequeños ayuntamientos y observar si el vecino se desprende de su comodidad y ofrece su tiempo y esfuerzo a la comunidad. Puede que a la vista de ahorro significativo de dinero lo haga.

Cuando vemos noticias como hoy, que el señor Griñán da órdenes de no contabilizar más facturas da pié a pensar que esa C.A está en quiebra y suspende pagos. Ante cosas así el ciudadano debe cuestionarse si él y sus hijos pueden vivir en una sociedad así o es el momento de tomar el toro por los cuernos y pensar en hablar directamente con los vecinos y contratar gestores cualificados y decir ¡hasta aquí hemos llegado! a una más que amplia y tremendamente cara administración rica en figurines con carné político y pésimos gestores.

El vendaval de la crisis se llevará muchos cachivaches innecesarios luego llegará la calma y con ella, seguro, brotes verdes. Para eso el ciudadano debe mojarse y decidir él mismo. Y sobre todo, debe aprender a administrar su industria y no ser solo un "mandao".

LIGUR

¡¡¡ SOBRAN POLITICOS, FALTAN GESTORES Y AMBOS DEBEN LLEVAR FECHA DE CADUCIDAD !!!

2.Publicado por un rayo les parta el 19/01/2012 09:38
Sr Carlos RH disiento absolutamente.

No de eliminar a los "politicos" de la gestión municipal opción estaimprescindible.
Sino de que sus sustitutos sean las AAVV

Yo no sé que AAVV conoce ud. pero las que yo conozco en mi area, no les confiaría ni la correa del perro para que me lo sacaran a mear.

En Andalucía por lo menos, los psociosindicachorizos pueden colgarse una medalla terrible, y es el haber "trufado" a casi todos los colectivos ciudadanos
con sus sarnosos lameculos, y las AAVV no solo no son la excepción sino uno
de sus mayores logros.

No sé en otras latitudes.

3.Publicado por un rayo les parta el 19/01/2012 09:38
Sr Carlos RH disiento absolutamente.

No de eliminar a los "politicos" de la gestión municipal opción estaimprescindible.
Sino de que sus sustitutos sean las AAVV

Yo no sé que AAVV conoce ud. pero las que yo conozco en mi area, no les confiaría ni la correa del perro para que me lo sacaran a mear.

En Andalucía por lo menos, los psociosindicachorizos pueden colgarse una medalla terrible, y es el haber "trufado" a casi todos los colectivos ciudadanos
con sus sarnosos lameculos, y las AAVV no solo no son la excepción sino uno
de sus mayores logros.

No sé en otras latitudes.

4.Publicado por Carlos RH el 19/01/2012 09:49
La eliminación de los partidos políticos los ayuntamientos es tan urgente como necesaria. No se puede seguir gobernado por entidades cuyo medio es el depilfarro como norma y su fin es servir al su red clientelar sin contar con el ciudadano como objetivo prioritario. Para ello y tratandose de unademocracia donde la legitimidad es fundamental, nada mejor que las entidades más legitimadas en elámbito municipal que las Asociaciones de Vecinos cuyos representantes lo son por mediode la legitimidad directa y por su cercanía al tratarse de residentes en la misma circunscripción o distrito que sus votantes.

Pero otra de las ventajas es que a cada distrito corresponde un representante vecinal elegido por sus vecinos abiertamente y sin tener que ser presentado en un pack ideológico como los partidos, a los que normalmente ni conocemos ni porsupuesto pertencen al distrito.

Además esto de no pertenecer al mismo partido sino que cada representante es elegido por los vecinos del distrito en base a otros méritos hace de ellos que una vez reunidos en el Consejo vecinal que dirigirá el Ayuntamiento se puedan fiscalizar mutuamente, llegar a acuerdos y priorizar políticas públicas con destino a las verdaderas necesidades de los ciudadanos.

Todo ello supone un menor riesgo de corrupción pues niexiste la jerarquización de los partidos y sobre todo no te debes al partido sino a tus vecinos que te votan directamente y te obligan a ello, lo cual hace que ni servilismo ni sumisión partidista para mantener el cargo aparezcan en este tipo de gobiernos, evitando el despotismo y el nepotismo y haciendo que estos representantes sean verdaderos servidores de sus ciudadanos.

Es un proyecto viable y urgente, pero tropieza con un gran problema: Lo tienen que decidir los políticos y suponemos que eso de autoeliminarse del chollo será dificil pero como ciudadanos estamos en la obligación de requerirlo continuamente, no podemos seguir gobernados por asociaciones como los partidos que se han demostrado perfectamente despilfarradores y corruptas y que no sirven al principio de prioridad de los objetivos de los municipios.

El tema es muy sencillo, eliminación de los partidos y sustitución por las Asociaciones que ya existen, tal y como se hizo en una tarde con la eliminación de la Dirección General de la Guardia Civil y la Policia, aquello que parecia imposible y se hizo en una tarde. Al igual que aquello esto se puede hacer en una mañana, los ayuntamientos funcionan con funcionarios hasta la escala administrativa más alta y con un Consejo vecinal que no necesariamente tienen que estar todos los dias reunidos.

Ni asesores, ni escoltas, ni choferes, ni coches, ni tarjetas Visa para restaurantes, ni teléfonos moviles, ni subidas del 85%, ni dietas, ni uso fraudulento del dinero de los ciudadanos para mariscadas ni para ira la peluqueria con el coche oficial. En un dia se acaba con todo eso. Y no digamos con las adjudicaciones de contratos inflados que son una verdadera estafa para el ciudadano que acaba pagandolos de su bolsillo. Atajar la corrupción y el despilfarro pasa por echar a los despilfarradores y a los corruptos.

5.Publicado por Citizen el 21/01/2012 11:47
La única solución para acabar con esta Pseudodemocrácia, es cortar de raiz toda subvención o inyección de dinero público a los partidos políticos.misión imposible ya que los que deberán firmar ese Decreto (ellos mismos ) no van a tirar piedras a su propio tejado y bajarse del burro. Que los partidos vivan exclusivamente de las cúotas de sus afiliados y de las aportaciones voluntarias y no de fondos públicos. En 24 horas se acababa con todo esto. y que las elecciones fuesen eso:elecciones (donde se pueda elegir libremente a nuestros representantes y no votaciones para mantener en el sillón a los que siguen haciendo méritos en su partido.¡¡¡ Que vergüenza de polítiquillos!!!!

6.Publicado por beni-beni el 21/01/2012 12:08
Los partidos políticos como lo que son, no están de sobra en cualquier actividad pública ( que cada persona se afílie a cada uno según su gusto, capricho o ideología ).Lo que es vergonzoso, está fuera de lugar y lo que mantiene en sus puestos a tanto político corrupto e impune, es que lo sufraguemos todos los contribuyentes ( p. e.:si tu quieres pertencer a un club de ocio, te pagas tus cuotas y punto ). Ni un euro más a estas a estas asociaciones.Veremos que pronto se les acaba el chollo y que pronto la ciudadanía recupera la dignidad que esta carroña nos ha usurpado.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros